El deseo de toda pareja es formar un hogar estable y tener una familia feliz. La mayoría de las veces este deseo puede frustrarse por varias razones y practicas nocivas o patrones negativos aprendidos de generaciones pasadas. En esta conversación la pastora contesta preguntas complicadas sobre como enderezar lo torcido y aumentar nuestras bendiciones generacionales.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.