La redención sexual puede darse cuando se encuentra la verdadera raíz del problema. La atracción hacia una persona del mismo sexo es un síntoma de un problema en la identidad sexual. Una vez que entendamos eso, podremos tratar a las personas homosexuales de la misma forma que Jesús lo haría.

“En Cristo Jesús hay transformación.” Samuel Martínez

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.