Cuando algún líder cristiano comete un error y se hace público, las personas tienden a señalar y criticar a los responsables; sin embargo, a menudo olvidan que ser cristiano no significa ser perfecto. Escucha más sobre este tema con Elluz Peraza.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.