Benjamín Parra examina Juan 3:16 y contraste el amor de Dios con el amor de los seres humanos.

De cómo las personas tienen una idea bastante egoísta del amor, a diferencia del amor que Dios muestra. Una mirada un poco provocativa. Una advertencia para no confundir amor con AMOR…

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.