Julissa y Daniel Calveti unen sus voces, en esta bella canción que propicia un encuentro genuino con Dios. «Este tema nace como el anhelo de poder experimentar el poder sobrenatural del Espíritu Santo sobre nuestras vidas y generaciones, de la misma manera que lo experimentaron aquellos 120 que esperaron la promesa del Espíritu Santo en aquel Aposento Alto, que como resultado produjo un despertar», expresó Julissa, agregando que desea ver y experimentar ese despertar una vez más.

La composición del tema estuvo a cargo de Julissa junto a Daniel Calveti, Jacobo Ramos y Carlos Manuel Agosto. El talentoso Jaime Arroyo realizó los arreglos musicales y la producción, en colaboración con Mike Rivera, esposo y manager de Julia.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.