Jesús no solo usó el sarcasmo, también tenía un extraordinario sentido del humor. Él es Dios y también fue hombre, con todos nuestros sentimientos. Por eso podemos tener una relación con Él, porque Él vivió lo que nosotros vivimos y sentimos.

“Jesús fue un humano real, con emociones reales.” Elluz Peraza

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.