Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

La mayoría de nosotros nos hacemos problemas con la retribución. Pero es un problema porque nosotros lo convertimos en problema. En realidad, cuando nos regalan algo o nos halagan con un detalle, sentimos que tenemos que retribuir. Y si no tenemos la misma capacidad económica que quien nos hizo el regalo, sentimos que lo que vamos a dar no es suficiente.

Con esa manera de pensar pueden ocurrir dos cosas: nos sentimos que dimos poco y cargamos con ese peso en nuestra mente y corazón, o decidimos no dar nada, porque preferimos no dar algo que no es valioso. ¡No hay que hacerse tanto problema!

Mostrar nuestro agradecimiento es más que suficiente. Pero si queremos retribuir, no pensemos en el valor de las cosas. Hay personas que de pronto aprecian más algo hecho por ti (como un postre, un pan de frutas o una porción de una comida rica) que algo material. Es otra excelente manera de retribuir sin hacernos problema.

El problema de retribución invitando a casa

La mayoría nos inhibimos de invitar a alguien a casa porque siempre pensamos que la de otros es mejor que la nuestra. Es otro problema que nos hacemos en cuanto a la retribución. Hay quienes no invitan a su casa, porque sienten que les pueden criticar. Otros porque les gusta tener cierta distancia y no les gusta que invadan su privacidad. Cada persona es un universo de diferencias con otros. Hay aquellos a quienes les gusta hacer un tour de su casa y quienes lo detestan.

Cada ser humano es distinto y debemos aprender a vivir con esas diferencias. Aceptarnos y respetarnos tal cual somos. Pero es muy cierto que la mayoría, cuando se trata de detalles y regalos, nos hacemos problemas con la retribución. Queremos quedar bien, queremos agradar a la otra persona. Pero es muy probable que si no los conocemos bien, nunca sabremos si realmente les gustó lo que les dimos o si van a hacer buen uso de ese regalito.

Si te agradó este tema, te invito a escuchar el podcast debajo; y deja tu opinión al respecto, por favor.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta