Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog
Contrario a lo que muchos piensan erróneamente, Dios no nos prometió una vida sin problemas, pero sí prometió acompañarnos durante ellos. Y, puesto que para todo queremos una fórmula, podemos encontrar recetas bíblicas para la alegría.

Confiar en Dios es la receta bíblica

Confiar en el Señor es una receta bíblica para la alegría, ya que tenemos la certeza de que Él nos defiende, nos protege y provee todas nuestras necesidades.

Recordemos la generosidad de Dios siempre. El gran amor que siente por nosotros, aunque no lo merezcamos. Nos ama tanto que nos está dando la oportunidad de ser salvos para pasar la eternidad junto a Él. Y podemos alegrarnos y cantarle y alabarlo por ello.

Pero alégrense todos los que en ti confían; den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes; en ti se regocijen los que aman tu nombre.

Salmos 5:11 (RVR1960)

El gozo o alegría no es igual que felicidad

Hay personas que confunden en la Biblia el gozo con la felicidad. Los pueden ver como sinónimos. La diferencia entre el gozo y la felicidad es que esta última es pasajera. Va y viene. Pero el gozo que tenemos en Dios y del que se habla en la Biblia es esa alegría que podemos tener aún en momentos de angustia o de problemas serios. Es la alegría permanente de sabernos amados por el creador de todo. Tenemos la receta bíblica para la alegría, confiar en Dios y en Su gran amor por nosotros. Cuando tenemos eso claro, podemos alegrarnos y cantarle y alabarlo por ello.

Me alegraré y me regocijaré en ti; cantaré a tu nombre, oh, Altísimo.

Salmos 9:2 (RVR 1960)

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

3
2
2
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta