Muchas veces pensamos que Dios se impresiona con nuestro talento o las acciones religiosas que hacemos diariamente. Tenemos la idea de que la salvación se logra a través de los sacrificios; pero, en verdad, la Biblia nos enseña que Dios prefiere un corazón humillado y contrito ante Él.

En este episodio, Alex Campos nos enseña cómo hacer para que nuestra adoración y devoción sea agradable para Dios.

Mira el vídeo completo, aquí:

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.