abandono Archives | CVCLAVOZ

All posts in “abandono”

Mi esposa me abandonó, ¿qué hago?

En la mayoría de casos de los matrimonios que fallan, el error más grande es la negligencia. Usualmente, si un esposo o una esposa decide no continuar luchando por el matrimonio es porque han pasado por muchas situaciones donde el amor se fue descuidando. Si descuidas tu relación con Dios, es muy fácil descuidar tu relación con tu pareja.

Alex Campos comparte con nosotros la razón por la que no se debe descuidar la relación matrimonial.

Te va a costar

Hoy quiero hablar del rechazo, sé que a nadie le gusta la palabra y mucho menos el sentimiento y sin embargo casi todos hemos experimentado su aguijón.

Hablemos de Juan el Bautista, la biblia dice que era un profeta como ningún otro. Juan el Bautista decía las cosas sin filtros, usaba términos como generación de víboras, y motivaba al arrepentimiento sincero de los religiosos de su tiempo (S. Mateo 3:1-7). En otras palabras Juan el Bautista era un arriesgado por Dios, cumplió con el propósito para el cual había nacido y estaba claro en su identidad.

Tal era el respeto que recibía que el mismo Jesús dijo de él: “De cierto les digo que, entre los que nacen de mujer, no ha surgido nadie mayor que Juan el Bautista…” (Mateo 11:11)

Sin embargo a Juan el Bautista le costó ser un fiel seguidor de la palabra de Dios.

Su muerte queda registrada como resultado directo de esa fidelidad.

“Tiempo atrás, Juan el Bautista le había dicho a Herodes: «¡Lo que has hecho no está bien! Herodías es la esposa de tu hermano Filipo, y tú se la quitaste para casarte con ella».

 Entonces Herodes se enojó contra Juan, y ordenó que lo arrestaran, lo encadenaran y lo pusieran en la cárcel. Herodes quería matar a Juan. Pero no se atrevía a matarlo porque le tenía miedo a la gente, pues muchos creían que Juan era un profeta.

Cuando Herodes celebró su cumpleaños, la hija de Herodías bailó delante de los invitados. 7 A Herodes le gustó mucho el baile de la muchacha. Por eso prometió darle lo que ella le pidiera. 8 Herodías escuchó eso, y convenció a su hija de que le pidiera a Herodes la cabeza de Juan el Bautista.

Al oír esto, Herodes se puso muy triste, pues había prometido darle todo lo que ella le pidiera, y no podía romper una promesa hecha delante de sus invitados. Así que no tuvo más remedio, y ordenó a sus sirvientes que le dieran a la muchacha lo que pedía. Entonces los sirvientes fueron a la cárcel y le cortaron la cabeza a Juan, 11 la pusieron en un plato, y se la llevaron a la muchacha. Ella se la entregó a su madre”. (Mateo 14:4-11)

La historia de Juan el Bautista refleja claramente que seguir el evangelio cuesta. Seguir a Cristo no será siempre la opción mas popular, ni la más celebrada. Te va a costar.

Te costará sentarte solo durante el almuerzo porque tus compañeros saben que no celebras los chistes subidos de color, los chismes ni las criticas destructivas. Te costará pasar sola unos cuantos viernes en la tarde sin citas románticas porque muchos saben que te estás guardando para el matrimonio y ellos no quieren algo serio por el momento. En general te costará. Pero nunca te costará tanto como le costó a Jesús.

El rechazo es inevitable. Pero este tipo de rechazo tiene su recompensa, la palabra de Dios nos dice en Apocalipsis 21:7-9, “El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo”.

¡Qué enorme privilegio!

Te va a costar seguir a Cristo, tendrás que vencer el rechazo pero hay una herencia magnífica reservada para ti.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Solo pero acompañado

“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia” Isaías 41:10 (RVR 1960).

Algunas circunstancias de la vida pueden hacernos sentir el sabor amargo de la soledad en toda su intensidad. Ya sea que se trate del abandono por parte de un ser querido, una dolorosa pérdida o bien porque un hijo se fue de la casa, de cualquier manera nos sentimos invadidos por el sentimiento de soledad.

Así le pasó al apóstol Pablo, un gran líder, lleno de la presencia de Dios, pero justamente el día que tenía que presentarse ante el juez, él necesitaba más del apoyo de sus amigos; en cambio todos lo desampararon. ¡Cuántas veces nos hemos sentido así, con un gran sentimiento de soledad que nos produce angustia! Pero a pesar de esto, Pablo se aferró a Dios, al punto de afirmar: “En mi primera defensa ninguno estuvo a mi lado, sino que todos me desampararon; no les sea tomado en cuenta. Pero el Señor estuvo a mi lado, y me dio fuerzas (…) 2 Timoteo 4:16-17 (RVR 1960) En esos tiempos, en los cuales, la soledad se hace presente pretendiendo consumirnos, debemos recordar que Dios está con nosotros, Él no nos desampara, además de ello nos da fuerzas para seguir el camino que tenemos por delante.

Por Neyda Cruz


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Yo te amo!

“Ya que eres precioso a mis ojos, digno de honra, y yo te amo, daré a otros hombres en lugar tuyo, y a otros pueblos por tu vida.” Isaías 43:8 LBL

Un día que nuestra niña estaba delicada de salud, observé a mi esposo como la llenaba de besos, le expresaba con sus palabras cuanto la amaba, le daba sus medicamentos y no se separaba de ella. Esto me recordó que Dios nos ama de forma parecida, cuando nos sentimos mal, Él está junto a nosotros en todo tiempo, pero también cuando experimentamos dolor, enfermedad o rechazo. Dios te dice: “yo te amo” Es posible que muchos te hayan fallado, pero Dios nunca te abandonará y su deseo es que te levantes, que salgas en victoria de toda situación que hoy te provoca dolor. Entrega al Señor toda tu carga, su promesa es que Él te sostendrá y que no dejará para siempre caído al justo. Salmos 55:22 (RVA) “Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo.” Cree esta afirmación y camina contento y feliz porque el Todopoderoso te Ama y cuida de ti desde ahora y para siempre.

Por Danitza Luna

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Soy madre soltera, ¿qué puedo hacer?

Criar hijos es una ardua tarea y lo es aún más cuando no se cuenta con el apoyo de una pareja. El abandono del padre impacta profundamente la vida de la mujer y, sobre todo, de los hijos. Ante esta clase de situaciones, ¿qué se puede hacer? El pastor Danilo Montero aconseja a todas aquellas mujeres que han quedado como cabeza de su familia y deben criar a sus hijos solas.

El dolor de la distancia

¿Cuántos padres expresan dolor por el abandono de sus hijos? ¿Cuántas mujeres u hombres enfrentan el sufrimiento por la separación de la persona que aman? Y es que cuando se ama, la distancia siempre trae sufrimiento.

¿Te has  alejado de alguien que te ama?

Es posible que te sientas tranquilo, pero no imaginas el sufrimiento que tus padres, tu esposa/o,   novia/o están sintiendo por tu ausencia; por lo cual, deberías considerar volver, recuerda que nunca se sabe lo que uno tiene hasta que lo pierde.

“!!Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! !!Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!” Mateo 23:37 (RVR1960)

Si has enfrentado el dolor de la separación por una persona que amas, entonces comprendes el dolor que siente el Señor cuando te alejas de su presencia ¿Cuántas veces Él ha intentado cobijarte bajo sus brazos, pero tú no quisiste? Así como la gallina junta a sus polluelos para protegerlos y cuidarlos bajo sus alas, así te busca el Señor.

Entonces dijo así el Señor: Si vuelves, yo te restauraré, en mi presencia estarás.” Jeremías 15:19 (LBLA)

El Señor te ama y está esperando tu regreso. Recuerda que la separación trae dolor y lo propio sucede con Dios; Él siente tu ausencia y te busca. En este momento te animo a tomar la decisión de volver, Él sanará tus heridas y te ayudará a llevar tus cargas.

¡Sólo en su presencia recibirás plenitud de gozo!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Al principio Estos Carteles son Tristes, Pero cuando los voltean un hermoso cambio se produce

Un video realmente notable. Estas personas van del dolor, la traición y opresión a ser redimidos, amados, y lleno de alegría. ¿Qué pasó? ellos perdonaron.
Todos tenemos a alguien que perdonar. Todos hemos sido perdonados. Toma un par de minutos y ve este video sobre el perdón. Hay pocas cosas tan poderosas.

El perdón no significa que nunca sucedió, o que apruebas lo que te han hecho. Pero el perdón libera el poder que otros tienen sobre ti, para poder seguir adelante y sanar.

¿Ves Esta Caja? Ahí Es Donde Abandonan a Los Bebés. Pero Es Lo Más Extraordinario Que Verás Esta Semana.

En Seúl, Corea del Sur, cientos de recién nacidos no deseados son abandonados en las calles cada año. Es por eso que Lee Jon-Rak y su esposa, decidieron hacer algo de ello. Mira esta extraordinaria historia de amor.

Salmos 82:3,4
Defended al débil y al huérfano; haced justicia al afligido y al menesteroso.

Salmos 146:9
El SEÑOR protege a los extranjeros, sostiene al huérfano y a la viuda, pero trastorna el camino de los impíos.

 

Si quieres ayudar, puedes entrar a  www.KindRedImage.org

Respetando las canas

Carlos  era un hombre de de 80 años,  su cabello blanco como la nieve. Su cuerpo un poco  encorvado y sus manos lucían temblorosas. Fácilmente se podía apreciar en su rostro las huellas inequívocas del paso del tiempo.

Luego de haber perdido a su compañera de toda la vida, decidió irse a vivir a la casa de su hija y así compartir mas tiempo con sus dos nietos.

Carlos ya no controlaba bien sus movimientos por lo que frecuentemente se le caían las cosas de la mano.  Esto le trajo muchos disgustos con su hija, quien le pedía y a veces acaloradamente que tuviera mas cuidado.

Durante un almuerzo, Carlos dejó caer un plato del juego de porcelana fina, ese que se guarda solo para las grandes ocasiones. Su hija estalló en ira y decidió que de ahora en más, le daría platos de plástico, ya que no era capaz de cuidar los buenos.  Con mucha tristeza, Carlos comprendió que estaba causando muchas molestias a la familia y al no poder irse a vivir a otro lado, decidió poner cierta distancia.  Cada día comía en absoluta soledad, en una mesa aparte y con su vajilla de plástico.

Uno de sus nietos le preguntó a su mamá: ¿por que el abuelo come solo en la cocina? La madre le respondió: él ya está muy viejo, come allí para no molestar. El niño volvió a preguntar: ¿cuando ustedes sean viejos, van a comer solos en la cocina?

 Los padres se miraron por un momento y en dicho instante comprendieron el mal ejemplo que le estaban dando a sus hijos. Carmen siguió pensando en esto y vinieron a su mente, recuerdos de su infancia. Cuantas cosas de la casa, ella había roto, sin embargo su padre y a pesar de sus errores, siempre mostraba una actitud paciente y comprensiva.  Carmen, entendió que la relación con su padre, valía mucho mas que un plato de porcelana fina.  Entonces no esperó mas, fue a buscar, lo abrazó y desde ese día, su papá siempre compartió su mesa.

Quizás solo te parezca una historia, y es verdad eso es, pero a veces se parece a la realidad de algunas familias.

Cuantas veces olvidamos lo que nuestros padres hicieron por nosotros cuando dependíamos de ellos para todo. Pero ahora en que los roles se han intercambiado, les hacemos sentir que molestan, perdemos la paciencia con facilidad y hasta nos burlamos de las historias que una y otra vez nos cuentan.  No queremos pasar tiempo con ellos, porque nos aburren o nos molestan.

Sin embargo, Dios nos exhorta a honrar padre y madre. Él valora el honrar a los padres, lo suficiente como para incluirlo dentro de los 10 Mandamientos (Éxodo 20:12) y nuevamente en el Nuevo Testamento: “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa, para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.” Efesios 6:1-3

No esperes a que tus padres dejen de existir en este mundo, porque por más lágrimas que derrames ya no podrás abrazarlos más, ya no podrás escuchar más las historias que ellos querían contarte. Si tus padres están vivos búscalos, abrázalos diles cuanto los amas y pasa más tiempo con ellos, porque no sabes cuando ya no estarán más contigo.

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Chariot Tracking Code

Send this to a friend