adicciones Archives | CVCLAVOZ

All posts in “adicciones”

3 asuntos que separan a las familias

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Shebloski, B., Conger, K., & Widaman, K. (2005). Reciprocal links among differential parenting, perceived partiality, and self-worth: a three-wave longitudinal study. Journal Of Family Psychology, 19(4), 633-642. doi: 10.1037/0893-3200.19.4.633
2–Schneider, J. (2000). Effects of cybersex addiction on the family: Results of a survey. Sexual Addiction & Compulsivity, 7(1-2), 31-58. doi: 10.1080/10720160008400206
–Sugaya, N., Haraguchi, A., Ogai, Y., Senoo, E., Higuchi, S., & Umeno, M. et al. (2011). Family Dysfunction Differentially Affects Alcohol and Methamphetamine Dependence: A View from the Addiction Severity Index in Japan. International Journal Of Environmental Research And Public Health, 8(10), 3922-3937. doi: 10.3390/ijerph8103922
–The Treehouse Rehab. (2018). How Does Addiction Affect Family and Friends? Recuperado el 4 de marzo de 2019, de https://www.treehouserehab.org/addiction-affect-family-friends/
3Financial Times. (2017). Family disputes over inheritance surge 36% in 2016. Recuperado el 4 de marzo de 2019, de https://www.ft.com/content/da9eb0d8-872d-11e7-8bb1-5ba57d47eff7

¿Eres adicta a las compras?

Cuando comprar deja de ser una actividad para cubrir una carencia o necesidad y se convierte en sí en una necesidad, podemos hablar de adicción.

Es tan común que tiene un nombre. La adicción a las compras se conoce como oniomanía y se considera muy similar a las adicciones al juego y a la comida. Hay informes que dicen que afecta a diez de cada cien personas. Y mayoritariamente se da en mujeres.

La verdad es que ir de compras puede ser una experiencia agradable, pero cuando compras sin control y te metes en deudas con las tarjetas de crédito, es el momento de ir a ver a un especialista para que te ayude con esa adicción. Y es que cuando sales de compras, porque yo lo he comprobado, por ejemplo en la Navidad, el cerebro libera endorfinas y dopamina y por ello, se puede volver adictivo.

Hay casos en que puede ser difícil saber si tienes adicción a las compras, porque ¡hay tantas personas que adoran ir de compras! Y hacerlo de vez en cuando no significa que eres adicto.

Se sabe que es adicción cuando compras compulsivamente cosas que realmente no necesitas, muchas veces ni las usas. También cuando tienes miedo a ser descubierta. Cuando te sientes perdida sin una tarjeta de crédito o dinero. Cuando tienes que mentir acerca de los gastos, cuando no puedes ir acompañada de compras.

A veces se da la adicción porque funciona como una vía para salir de la depresión, y a veces puede ser falta de aceptación, baja autoestima.

En casos muy fuertes, cuando el adicto a las compras está sufriendo de depresión o un trastorno obsesivo- compulsivo, puede ser que un especialista prescriba medicamentos como parte del tratamiento. Ver un terapeuta es primordial para tratar la adicción a las compras. El objetivo es llegar a la raíz de la conducta adictiva para poder sanarla.

El tratamiento para la oniomanía también tiene que subsanar las consecuencias financieras del gasto excesivo. Es todo un trastorno que puede llevar incluso a problemas en el matrimonio.

La mayoría de los adictos a las compras tienden a terminar con grandes deudas y desarreglos financieros, así que el intercambio de experiencias y conseguir apoyo de la personas que entiendan la adicción podría ser efectivo también.

En la Biblia, nuestra guía para vivir en este mundo, lo dice:

“Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: «Nunca te dejaré; jamás te abandonaré.” – Hebreos 13:5 y por supuesto: “Los ricos son los amos de los pobres; los deudores son esclavos de sus acreedores.” – Proverbios 22:7

Y cierro con lo que siempre digo en mi programa de CVCLAVOZ los lunes a las 12 del día hora Miami: “TODO EN EXCESO ES MALO”.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Test: ¿Eres o no adicto a tu celular?

La nomofobia es la adicción comportamental que implica un alto temor a quedarse sin teléfono móvil. Esta nueva adicción se está haciendo más y más popular entre los jóvenes de hoy. Aunque parezca no tener mucha relevancia, la obsesión con los teléfonos celulares tiene consecuencias impactantes en el comportamiento y en la actividad cerebral.

Ana-Paula Correia y Caglar Yildrim, de la Universidad Estatal de Iowa, realizaron una investigación denominada Explorando las dimensiones de la nomofobia: Desarrollo y validación de un cuestionario auto informado, la cual fue publicada en la revista Computers in Human Behavior (vol. 49, pág. 130-137). En dicho artículo, Correia y Yildrim publicaron un test con 20 preguntas para que cualquier persona pueda evaluar y descubrir si es o no adicto a su teléfono móvil.

Cuestionario para determinar tu nivel de nomofobia

Para esta prueba debes tener a la mano un bolígrafo, papel, o algún material en el cual puedas registrar los números. A continuación, debes puntuar del 1 al 7 si estás de acuerdo o no con cada oración presentada a continuación. Si estás en completo desacuerdo, la puntuación es 1; si estás totalmente de acuerdo, el puntaje es 7; y si tu respuesta es neutral, entonces escribe el número 4. Los números que escribas determinan el grado de tu respuesta, así que puedes usar los números del 2 al 6 para expresar mejor tu posición frente a la frase.

  1. Me sentiría incómodo sin el constante acceso a la información a través de mi teléfono celular.
  2. Me sentiría enojado si no podría buscar información en mi celular cuando lo quisiera.
  3. Ser incapaz de recibir las noticias (ej: actualidad, clima, etc.) en mi celular me haría sentir nervioso.
  4. Estaría enojado si no pudiese usar mi celular y/o sus capacidades cuando lo quisiera.
  5. Quedarme sin batería en mi celular me asustaría.
  6. Si me quedara sin créditos o llegara a mi límite mensual de datos, entraría en pánico.
  7. Si no tuviera una señal de datos o no pudiera conectarme a Wi-Fi, entonces constantemente verificaría si tengo señal o si podría encontrar una red Wi-Fi.
  8. Si no pudiera usar mi celular, temería quedar varado en alguna parte.
  9. Si no pudiera revisar mi celular por un tiempo, sentiría el deseo de verificarlo.
  10. Si no tuviera mi celular conmigo, me sentiría ansioso porque no podría comunicarme al instante con mi familia y/o amigos.
  11. Si no tuviera mi celular conmigo, estaría preocupado porque mi familia y/o amigos no pudieron contactarme.
  12. Si no tuviera mi celular conmigo, me sentiría nervioso porque no sería capaz de recibir mensajes de texto y llamadas.
  13. Si no tuviera mi celular conmigo, estaría ansioso porque no podría mantenerme en contacto con mi familia y/o amigos.
  14. Si no tuviera mi celular conmigo, estaría nervioso porque no podría saber si alguien había tratado de contactarme.
  15. Si no tuviera mi celular conmigo, me sentiría ansioso porque mi constante la conexión con mi familia y mis amigos se rompería.
  16. Si no tuviera mi celular conmigo, estaría nervioso porque estaría desconectado de mi identidad en internet.
  17. Si no tuviera mi celular conmigo, me sentiría incómodo porque podría no mantenerse al día con las redes sociales.
  18. Si no tuviera mi celular conmigo, me sentiría incómodo porque no podría revisar mis notificaciones de actualizaciones de mis conexiones y redes en línea.
  19. Si no tuviera mi celular conmigo, me sentiría ansioso porque no podría revisar mis mensajes de correo electrónico.
  20. Si no tuviera mi celular conmigo, me sentiría raro porque no sabría qué hacer.

Resultado

Suma la calificación obtenida en cada punto y escribe el total. El siguiente cuadro te revelará tu nivel de nomofobia.

Puntuación Nivel de nomofobia
1 a 20 Ausente
21 a 59 Leve
60 a 99 Moderado
100 a 140 Severo

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Estamos todos predispuestos a las adicciones?

Según el científico del conocimiento de Texas, Brian Anderson, las personas luchando con adicciones de drogas o alcohol no son muy diferentes al resto de nosotros. En su artículo sorprendente titulado Dependencia de Drogas y Alcohol, su estudio muestra que el cerebro humano está programado para responder a cualquier tipo de recompensa: comida, drogas o cualquier cosa que ocasione placer, al generar una tendencia hacia buscar ese tipo de recompensas en el futuro. Según él, la gente que se hace adicta a las drogas puede ser más sensible a este tipo de comportamientos y menos capaces de suprimir sus efectos cautivadores. También dice que con más estudios, los expertos podrán aprender cómo refrenar los cerebros de las personas que luchan con adicciones para ayudarlos a tratar el uso adictivo de drogas y otras actividades.

En realidad hay sustancias que de por si no son malas, lo que las hace perjudiciales es el uso que hagamos de ellas. El abusar de las cantidades. Hay drogas legales como el alcohol, y tomarlo moderadamente no causa daño. Los daños surgen cuando bebemos y manejamos o cuando bebemos en exceso y dejamos de controlar nuestras emociones. Hay personas que se vuelven agresivas.

Muchas personas llegan a la bebida o droga buscando “olvidar problemas” y realmente lo que están haciendo es metiéndose en problemas peores.

La adicción es una enfermedad, pero también se cataloga como un síntoma que muestra la forma en que la persona se relaciona con el mundo. El carácter compulsivo forma los hábitos y son lo que la sociedad condena. Hay adicciones que de por si, por diversas razones la sociedad y las leyes condenan. Las leyes se hicieron para respetarlas, y debemos comenzar por aprender a respetar nuestro cuerpo como creación divina que es.

Como siempre digo, todos los excesos son malos. Y si no sabes si te puedes hacer adicto a algo o no, lo mejor es no hacer la prueba. Por otra parte el control de uno mismo, es algo que se practica y se fortalece con la práctica. Es lo que muchos llaman madurez. Hay personas que pueden tener muchos años de vida, pero no han madurado. No son fuertes en el auto control.

Hay muchos testimonios de personas que han dejado las adicciones al recibir a Jesús en sus vidas. Oren por las personas que conozcan con este tipo de enfermedad.

Se requiere de gran fuerza de voluntad y ya cuando es adicción, de excelente ayuda profesional. Si conoces a alguien que tiene una adicción, no te engañes pensando que tú lo (la) puedes cambiar o que va a cambiar porque te ama. Necesita recibir a Jesús, y necesita ayuda profesional. Y honestamente, necesita tener la disposición de hacer un cambio.

Si conoces a alguien que esté sufriendo de alguna adicción, nos puedes escribir a consejerí[email protected]  y te guiamos en la búsqueda de ayuda profesional según el caso.

Dios te bendiga.

 

 

Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Sabes a qué eres adicto?

Cuando escuchas la palabra adicción, ¿qué es lo primero que imaginas? Tal vez sea la imagen de un drogadicto o un ladrón; sin embargo, puedes ser adicto a algo y aún no te das cuenta. Las personas que tienen dependencia de algo en particular suelen negar que su adicción es un problema, pero hay muchas maneras en las que uno puede convertirse en esclavo de una cosa y esto no necesariamente está fuera de la ley. Por ejemplo, puede que no seas drogadicto ni hayas robado nada, pero puedes ser adicto al trabajo, a ver televisión, a ejercitarte, a la comida, a las redes sociales, entre otros.

La buena noticia es que siempre hay esperanza para quienes quieren superar los obstáculos en la vida. Para superar cualquier adicción, acude a Dios en oración y rodéate de personas que tengan experiencia tratando esta área. Éstas son algunas señales que te ayudarán a reconocer si eres dependiente de algo:

1. Cuando consideras que es importante:

El tiempo que uno le dedica a algo es igual al grado de importancia que tiene. Tener un pasatiempo o ser apasionado respecto a un tema, es muy diferente a ser adicto. La adicción convierte algo importante en una obsesión y lo coloca como prioridad sobre todo lo demás.

2. Cuando te produce sensación de bienestar:

No todas las cosas que nos producen bienestar son adicciones; sin embargo, las que sí son, tienden a provocar placer irreemplazable que crea una especie de necesidad de la cual es difícil desligarse.

3. Cuando pierdes el control del tiempo:

Las adicciones hacen que uno pierda más tiempo de lo planeado y que uno use frecuentemente la frase “sólo un poco más”. Esto resulta en el abandono de otras áreas de la vida con el fin de hacer más tiempo para dedicarle a esa adicción.

4. Cuando no puedes desligarte:

¿Crees que no eres adicto a algo? Entonces prueba con dejar de hacerlo por un tiempo. Si no lo logras, entonces tienes un problema de adicción. Cuando eres dependiente no puedes dejar algo con facilidad porque ya se ha adueñado de tu vida.

5. Cuando afecta tus relaciones personales:

Muchas veces, los demás notan las señales de adicción antes que la misma persona. Si alguien te ha advertido sobre esto, entonces es un indicio de que debes evaluar tu vida, pues, las adicciones destruyen relaciones conforme cobran relevancia.

6. Cuando evita que mejores en tu vida:

Si intentaste hacer cambios en tu vida pero no logras dejar atrás algo en concreto, entonces es un indicador de que eres dependiente de algo.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Cómo se inician las adicciones sexuales?

Las adicciones sexuales son uno de los más crecientes problemas en la sociedad. El consumo de la pornografía, la practica de la masturbación, y la prostitución son males que están destruyendo poco a poco al ser humano y a la familia.

La pornografía distorsiona la imagen de los seres humanos (las mujeres y los hombres son desvirtuados en emociones y físico) también distorsiona la realidad del acto sexual (duración, conexión, interacción). La practica de la masturbación fomenta la soledad y la desconexión y conlleva sentimientos de culpa que te roban autoridad espiritual. Y finalmente la prostitución degrada al ser humano y fomenta crímenes como la trata, el abuso sexual y la pedofilia. Toda adicción sexual destruye parte de tu ser, la salud emocional y sexual de tu matrimonio y marca tus generaciones para mal. Mientras el individuo esta envuelto en las adicciones sexuales es casi imposible lograr una verdadera comunión con Dios, y una vida íntegralmente plena. Es por esto que romper el silencio y buscar ayuda es imperativo.

En la actualidad las adiciones sexuales no están reservadas solo para hombres solteros, sino que también abarcan una gran cantidad de mujeres y niños. En Energía Total, Johanna y Camilo entrevistaron a la Sexóloga Danisa Suarez para responder las siguientes interrogantes ¿que es una adicción sexual y cómo se inicia? ¿Cómo prevenir que nuestros hijos caigan presa de este mal? (Encuentra aquí una lista de filtros para monitorear las imágenes y rendir cuentas, un compilado especial realizado por Cierralapuerta.org) ¿Cúales son algunas señales de que nuestro cónyuge puede estar luchando con adicciones sexuales?

Por supuesto nuestra invitada especial la Sexóloga Danisa Suarez nos contesta estas preguntas, y nos da respuestas de como salir de estas practicas nocivas que dañan la sexualidad, y nuestra relación con Dios.

(Espera la segunda parte de esta entrevista el próximo Lunes por Energía Total).

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

12 Pasos Para Romper Adicciones

“Las adicciones son un grave problema que afecta y puede llegar a lastimar o destruir no sólo a la persona adicta, sino a sus familiares, amistades, relaciones laborales y a su patrimonio.
Una esperanza comprobada para salir de esta esclavitud es el “Programa de los 12 pasos” cuyos fundamentos proponen la necesidad de reconocer el problema, dejar de negarlo y la incapacidad de superar el problema por sí mismo. !Pide ayuda, ingresa en un grupo y tómate de la mano de Dios”!

Escucha a Camilo y Johanna junto a la Psicoterapeuta Maria Antonieta Velazco explicando el proceso de los 12 pasos.  Recuerda que puedes escribir a nuestro correo si necesitas ayuda, nuestro correo electrónico es [email protected]

¡Relájate!

El estrés o tensión es parte inevitable de la vida de todos, no se puede huir de él ni se puede evitar y a menos que aprendamos a manejarlo y enfrentarlo seremos su blanco fácil.

Es una respuesta natural y necesaria; es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada.

El estrés es una función de las demandas que tenemos y de nuestra capacidad para satisfacerlas, sin embargo hay que saber controlarlo.  Conversando de manera relajada con Catalina Cáceres en El Antivirus -CVCLAVOZ, pude conocer algunos tipos de tensiones que nos destruyen y afectan nuestro diario vivir.   En ocasiones subestimamos sus nefastos resultados en nuestro organismo.

Hay varios tipos de estrés:

Post traumático: viene después de haber sufrido algún suceso aterrador por sus circunstancias físicas o emocionales, ya sea accidente de tránsito, maltrato físico o  desastre natural.

Estrés de trabajo: es el  conjunto de reacciones nocivas, tanto físicas como emocionales, que concurren cuando las exigencias del trabajo superan las capacidades, los recursos o las necesidades del trabajador. El estrés de trabajo puede conducir a la enfermedad psíquica y hasta física; no se debe confundir con retos.

Los factores estresantes como también se les llama, son las situaciones desencadenantes del estrés y pueden ser cualquier estímulo, externo o interno (ya sea físico, químico, acústico o somático o sociocultural) que de manera directa o indirecta, propicia desestabilización en el equilibrio dinámico del organismo.

Aquí los más frecuentes:

– Estímulos ambientales dañinos

– Percepciones de amenaza

– Alteración de las funciones fisiológicas (enfermedades, adicciones, etc.)

– Aislamiento y confinamiento

– Bloqueos en nuestros intereses

– Presión grupal

– Frustración

– No conseguir objetivos planeados

– Relaciones sociales  o familiares complicadas

– Divorcio

Aunque muchos no lo sepan los niños muy pequeños tienen preocupaciones y sienten estrés en alguna medida, el hecho de separarse de sus padres puede ocasionarles ansiedad. A medida que los niños crecen, las presiones académicas y sociales (en especial, la tarea de “encajar”) crean estrés.  Los padres deben tener en cuenta la manera en que hablan sobre estos problemas cuando sus hijos están cerca, porque los niños reconocerán la ansiedad de los padres y comenzarán a preocuparse. Los niños que ven imágenes perturbadoras por televisión o que escuchan hablar sobre desastres naturales, guerra y terrorismo pueden preocuparse por su propia seguridad y la de las personas que quieren. Hable con sus hijos acerca de lo que ven y escuchan, y controle lo que ven por televisión, de modo de ayudarlos a entender lo que sucede.

También debe tener en cuenta los factores agravantes, como una enfermedad, la muerte de un ser querido o un divorcio, que cuando se suman a las presiones cotidianas que los niños enfrentan, magnifican el estrés. Incluso el divorcio más cordial puede ser una experiencia difícil para los niños, debido a que su sistema básico de seguridad —su familia— atraviesa un cambio complicado. Los padres separados o divorciados nunca deben colocar a los hijos en una posición en la que deban elegir un lado, ni exponerlos a comentarios negativos sobre el otro cónyuge.

No siempre es fácil reconocer el estrés en los niños, los cambios a corto plazo en la conducta, como los cambios de humor, el mal comportamiento, el cambio en los patrones del sueño o el hecho de mojar la cama, pueden ser indicaciones. Algunos niños experimentan efectos físicos, que incluyen dolor de estómago y dolor de cabeza. Otros tienen problemas para concentrarse o terminar la tarea escolar; otros  se abstraen o pasan mucho tiempo solo. En la próxima edición presentaremos la conclusión, de manera que puedas vivir “relajadamente”.

Puedes ver todo lo que hacemos en El Antivirus cada semana apretando aquí: https://cvclavoz.com/shows/el-antivirus/chat-antivirus/

¡Lo mejor de la vida para ti y los tuyos!

 

Send this to a friend