CVCLAVOZ Estaciones Cristianas Archives | CVCLAVOZ

All posts in “CVCLAVOZ Estaciones Cristianas”

El peso del pecado

Un hombre humilde iba cargando un bulto de papas sobre la espalda y fue interrogado:

 – ¿Cómo sabe usted que es salvo?

El hombre siguió caminando y luego dejó caer el bulto. Entonces dijo:

 – ¿Cómo me doy cuenta de que se me cayó el bulto? No he mirado atrás.
– No – respondió el hombre – pero lo puede saber porque ya no siente el peso.
– ¡Exactamente! – Contestó –  Por esta misma razón sé que soy salvo, pues he perdido la carga de pecado.

¿Sientes que estás llevando una carga sobre tus espaldas?

Tristemente hoy una gran cantidad de personas vive cargando enormes bultos llenos de pecado, tristeza, decepción, amargura, etc. estas cargas no sólo retrasan sino que alejan al hombre de su verdadero propósito en la tierra y lo llevan a la muerte espiritual.

Quizás nuestras debilidades humanas nos han llevado a caer en pecado y con ello a tomar un bulto de autocompasión y miseria, pero ante este panorama tan triste y desolador debemos tener presente estas palabras que encierran grandes verdades: ARREPENTIMIENTO, MISERICORDIA, PERDÓN y sobre todo JESUCRISTO.

Romanos 5:20 dice: “(…), pero mientras más pecaba la gente, más abundaba la gracia maravillosa de Dios” (NTV), la gracia de Dios y su misericordia hoy te dan esa posibilidad para decidir si sueltas ese bulto que llevas y experimentas la verdadera libertad o simplemente pasas de largo con tu carga encima.

¡Eres tú quien decide!

Tenemos el enorme privilegio de contar con un Padre que nos  ama sin medida y que está dispuesto a librarnos de nuestras cargas, “¡Oh Señor, eres tan bueno, estás tan dispuesto a perdonar, tan lleno de amor inagotable para los que piden tu ayuda!” Salmos 86:5  (NTV).

Si continúas llevando ese bulto no llegarás muy lejos pero sí saldrás lastimado, hoy te invito a dejar caer esa carga y correr a los brazos de Dios.

Puedes experimentar libertad y descanso si tomas la decisión de soltar las cargas que estás llevando.

Por Judith Quisbert.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Dios todo lo ve

“Pues el Señor Dios es nuestro sol y nuestro escudo; él nos da gracia y gloria. El Señor no negará ningún bien a quienes hacen lo que es correcto.” Salmos 84:11 (NTV)

Tenemos un Dios maravilloso, que tiene en cuenta cada uno de los aspectos de nuestras vidas, por ello nos proporciona todo aquello que necesitamos para que podamos andar por Sus caminos y hacer frente a las dificultades. Dios concede nuestras peticiones cuando vivimos conforme a Su voluntad, haciendo lo correcto. Pero, ¿cómo sabemos que es correcto? Cuando comparamos nuestra vida con la Palabra de Dios, podremos ver claramente que cosas le agradan y cuales lo ofenden. Por lo tanto, haz lo correcto con la seguridad de que Dios te bendecirá.

Por Cesia Serna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Déjate Querer

Algunas personas se caracterizan por ser frías y solitarias, a pesar de tener amigos rechazan las muestras de afecto como recibir detalles, favores, expresiones de cariño o simplemente palabras de aprecio.

Esta frialdad es preocupante debido a que podrían encerrarse en un mundo de soledad, no tienen el interés de conocer personas y crear un vínculo de amistad; además sus actitudes reflejan un mecanismo de defensa con el que tratan de protegerse de ser lastimados.

Alguien dijo una vez: “aquello que aparentemente rechazamos es precisamente lo que más necesitamos” Al ocultar nuestros sentimientos y ser fríos con otros, pensamos que evitamos el daño, sin embargo, es posible que estemos impidiendo el paso a bendiciones o beneficios que podríamos recibir al amar y dar amor.

“!!Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados!!! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!” Mateo 23:37 (RVR1960)

El Señor hace un reclamo a sus hijos y dice: ¡Déjate amar! Así como la gallina junta a sus polluelos para abrazarlos y protegerlos bajo sus alas, de la misma manera Dios desea cuidarnos y darnos afecto, pero muchas veces lo rechazamos.

Todos tenemos la necesidad de pertenecer a un grupo, de amar y ser amados, por lo que la soledad únicamente produce un gran dolor emocional. Por tanto, si eres una persona que se resiste a recibir afecto, te animo a arriesgarte y rodearte de amigos o personas que aprecias, además de permitirle al Señor sanarte y amarte como un padre.

Por otro lado, si conoces a alguien que presenta una actitud de frialdad, no te distancies de esa persona, aunque te haya tratado mal, sus actitudes simplemente reflejan el estado de su corazón. Te animo a buscarlo y darle muestras de afecto que es lo que más necesita, te aseguro que en algún momento el hielo se romperá y ¡salvarás una vida!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

De qué sirve tener todo y perder la vida

Podemos tener dinero, cosas materiales, títulos y todos los lujos del mundo, pero si Cristo no está en nuestro corazón, nuestra vida no tiene sentido ni tendrá un final feliz.

“Jesús dijo: ¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero, si pierde la vida?” Marcos 8:36 (DHH)

Salomón, un hombre lleno de sabiduría, expresó lo siguiente: “Todo lo que quise lo hice mío; no me negué ningún placer. Hasta descubrí que me daba gran satisfacción trabajar mucho, la recompensa de toda mi labor; pero al observar todo lo que había logrado con tanto esfuerzo, vi que nada tenía sentido; era como perseguir el viento. No había absolutamente nada que valiera la pena en ninguna parte”. Eclesiastés 2:10-11 (NTV)

Es hora de reflexionar y hacernos la siguiente  pregunta: ¿Me esfuerzo por obedecer a Dios y descansar en sus promesas o mi preocupación es por la vida física y cosas materiales?

Nuestro Señor Jesucristo fue claro al decir que “todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará.”(Marcos 8:35). Si haz recibido mediante la fe a Jesús en tu corazón, estarás seguro que nada tiene más alto valor que obedecer a Dios.

Recuerda que el Señor conoce tu corazón y tú sabes cómo estás delante de Él. Te animo a apartar un tiempo este día para estar a cuentas con Dios, sé sincero con Él y pídele perdón.

“Yo conozco tus obras… Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete. He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo”. Apocalipsis 3:15-20 (RVR1960)

No olvides que todo aquél que se arrepiente y vive en obediencia a la palabra de Dios pasa de muerte a vida eterna.

Oremos:

“Señor, me acerco a ti porque sé que te necesito, perdóname por darle más importancia a las cosas de este mundo y restarle valor a las cosas celestiales. Hoy decido renunciar a todo aquello que me aleja de ti y empezar a seguirte en obediencia. Gracias por tu misericordia y amor. Amén.”

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Todo por el todo!

“Ve y reúne a todos los judíos que se hallan en Susa, y ayunad por mí, y no comáis ni bebáis en tres días, noche y día; yo también con mis doncellas ayunaré igualmente, y entonces entraré a ver al rey, aunque no sea conforme a la ley; y si perezco, que perezca.” Ester 4:16 (RVR1960)

La historia de Ester revela la sabiduría eterna sobre nuestro propio futuro y destino. En este relato Dios nos muestra cómo Él obró mediante una joven para salvar al pueblo Judío de la aniquilación total planeada por un líder extremadamente poderoso.

Tal vez no estaba en los planes de Ester atravesar por situaciones desafiantes que incluso atentaran contra su vida misma, quizá jamás pensó en convertirse en la reina de Persia, pero de lo que si estaba segura era de darlo todo por el todo y dejando atrás sus sueños decidió arriesgarse para que su pueblo fuera liberado del complot que había sido planificado en su contra.

La disposición de Ester fue determinante para toda una nación que en el silencio clamaba por ayuda, por lo que  la valentía de esta mujer fue bendecida con una gran posición.

Si hoy te encuentras en la encrucijada de si vale la pena abandonar la zona de confort y arriesgar incluso tu vida por una gran necesidad que Dios te ha mostrado en estos días, no acalles esa voz que retumba en tu mente y corazón, sólo déjate usar por Aquél que no olvidará la obra de tus manos. “Pues Dios no es injusto. No olvidará con cuánto esfuerzo han trabajado para él y cómo han demostrado su amor por él sirviendo a otros creyentes como todavía lo hacen.” Hebreos 6:10 (NTV).

¿Recuerdas a Abraham? Estuvo dispuesto a sacrificar a su hijo por obediencia a Dios. Moisés dejó la comodidad de su casa por obedecer a su creador y ser un instrumento suyo para rescatar a Israel de manos de los egipcios. Esteban y Pablo no dudaron en entregar su vida a causa del evangelio. Ahora te pregunto y a la vez me pregunto si estamos dispuestos a hacer todo por amor a Dios, por amor a nuestra gente y aun por aquellos que necesitan de Él.

¿Te gustaría hacer historia y provocar cambios en esta generación?, ¿Estás dispuesto a contagiar a otros del amor de Dios?, entonces aprende a arriesgarte y ten por seguro que en ese proceso la presencia de Dios no te abandonará.

¡No permitas que pequeños grandes gigantes quieran detenerte!

“Desde que Juan el Bautista comenzó a predicar hasta ahora, el reino de Dios avanza a pesar de sus enemigos. Sólo la gente valiente y decidida logra formar parte de él.” Mateo 11:12 (TLA)

Por Ruth Mamani.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Mantente alerta!

“¡Estén alerta! Cuídense de su gran enemigo, el diablo, porque anda al acecho como un león rugiente, buscando a quién devorar.” 1 Pedro 5:8 (NTV)

¿Alguna vez viste a un león hambriento? Es así que satanás se encuentra hoy en día, como un depredador de almas. Pero fiel es Dios que en su palabra nos da a conocer los métodos que nuestro adversario utiliza para nuestra destrucción y gracias a eso “no estamos en ignorancia de sus trampas”. Si conoces las estrategias de nuestro enemigo, será más fácil vencerlo, pero no te confíes; porque a pesar de que sus ataques sean los mismos, él está atento a quienes bajan la guardia. ¡Mantente vigilante!

Por Ruth Mamani

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Someterme yo?

El sometimiento es aceptar la autoridad o la voluntad de otra persona, generalmente sin oponer resistencia; es por esto que nos cuesta aceptarlo,  ya que por naturaleza a los seres humanos no nos gusta someternos a nadie.

La palabra de Dios dice en Santiago 4:7 “Someteos, pues, a Dios;…” Él es nuestra autoridad principal y para estar sujetos a él, siendo sumisos a su dirección, nuestro orgullo debe ser dejado de lado. Debemos ser humildes y renunciar a nosotros mismos para dar paso a la buena voluntad de Dios.

Nuestro mejor modelo es Jesús, en Filipenses 2:8 dice que Él “se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”. Se despojó a sí mismo para que la voluntad de Dios pudiera cumplirse a través de su vida, muerte y resurrección. ¿Cómo logró ser obediente? Tenía una relación estrecha con el Padre Celestial.

Hay ocasiones en las que estamos enojados con un ser querido, y nuestro orgullo puede hacer que no queramos reconciliarnos, pero ¿qué dice la Palabra?  “soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.” Colosenses 3:13 Si ponemos en sumisión nuestro enojo el resultado será que perdonaremos y nos libraremos del peso de rencor. Así también si queremos pagar mal con mal a alguien la palabra dice: “No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres.” Romanos 12:17 Es mejor dejar que Dios se encargue de quien nos ha hecho mal porque sabe cómo defendernos y así podríamos dar muchos más ejemplos.

¿Estás pasando algún problema y no sabes cómo actuar? Acude a Dios y pon a disposición de su Palabra tus decisiones, porque al final los beneficiados siempre somos nosotros, pues el Señor nos ama y quiere lo mejor para nuestra vida.

La sumisión nunca es atrayente pero vale la pena someternos a Dios, pues su amor es la garantía de que todo es para nuestro bien.

¡Seamos obedientes!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

El amor hace brillar

“El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor.  El amor no se deleita en la maldad, sino que se regocija con la verdad.” 1 Corintios 13:4-6 (NVI)

A menudo sucede que cuando advertimos a otra persona de su error, no nos hace caso o vemos que no hace nada por cambiar. Esta actitud puede traernos enojo y solemos encapricharnos en querer cambiar al otro por la fuerza. Si bien esto aplica a cualquier relación, tiene especial importancia en el matrimonio, en cuanto al hecho de reconocer que no podemos cambiar a nuestro cónyuge a nuestro antojo. Es importante que en un matrimonio haya buena comunicación, caracterizada por el amor y la comprensión, dejando de lado todo disgusto. Nuestra responsabilidad como esposos es dar amor, perdonar, estar agradecidos con Dios y rendidos a Él. Esto hará que nuestro enojo se vaya desvaneciendo y nuestra vida espiritual crezca. Es Dios quien realmente cambia las vidas, no nosotros, por lo tanto no luches en cambiar a tu pareja, sino busca desarrollar tu relación con tu Padre que es Todopoderoso y Él se encargará del resto.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Un buen líder

Josué fue inicialmente el asistente de Moisés, luego se convirtió en líder de Israel con la única misión de conquistar la tierra prometida y lo logró. ¿Cuál fue su secreto para obtener la victoria en cada batalla?

Josué 24:31 dice: “Y sirvió Israel a Jehová todo el tiempo de Josué, y todo el tiempo de los ancianos que sobrevivieron a Josué y que sabían todas las obras que Jehová había hecho por Israel.” Versión Reina-Valera 1960

El éxito real no estaba en las batallas ganadas o en los muros derribados, sino en haber entendido la importancia de servir y obedecer a Dios en todo lo que Él mandaba. La conquista de la tierra prometida fue una consecuencia a esa actitud.

Hoy en día recordamos a Josué como ejemplo de liderazgo y fidelidad, pero su mayor legado fue la consagración del pueblo de Dios a través de su ejemplo.

Sin embargo, no todo fue fácil desde el principio. Recordemos a los 12 espías que Moisés envió a explorar la tierra de Canaán. De ese grupo sólo Josué y Caleb dieron un informe favorable ya que la tierra que Dios les había prometido era increíblemente buena, pero los 10 restantes desmotivaron al pueblo.

Como sabemos, al final Israel decidió creer más a los 10 espías negativos e incluso trataron de apedrear a los que estaban a favor de Josué y Caleb, por esa razón Dios decidió castigarlos haciendo que dieran vueltas en el desierto por 40 años.

No hay duda de que un líder puede motivar o desmotivar, levantar o derribar, impulsar o retrasar, multiplicar o dividir a un grupo.

Todos en algún momento nos convertiremos en la guía de alguien más: padres, maestros, jefes en una empresa, directores de algún proyecto, líderes de ministerio, pastores, soldados con rango e incluso siempre hay uno que sobre sale en un grupo de amigos. El detalle está en la actitud que vayamos a tomar en ese momento: con nuestras palabras podríamos destruir a las personas que nos rodean o podríamos levantarlas e impulsarlas hacia adelante.

¿Recuerdas cuál fue el éxito del liderazgo de Josué?, imita esa actitud y verás frutos de victoria en tu vida.

Josué 24:15 dice: “… pero yo y mi casa serviremos a Jehová.” Versión Reina-Valera 1960

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Tengo perdón?

“Al que disimula el pecado, no le irá bien; pero el que lo confiesa y lo deja, será perdonado.” Proverbios 28:13 (DHH).

Nada puede esconderse de Dios, todo cuanto hacemos es visible a sus ojos. Si aún continúas cometiendo faltas deshonrosas e injustas manchando tu vida de maldad, tienes la oportunidad de arrepentirte y confesar tus pecados al Señor. Por amor a ti,  Él está dispuesto a perdonarte para otorgarte un nuevo comienzo. ¿Estás listo para disfrutar la nueva vida que Dios quiere darte?

Por Giovana Aleman

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Contra corriente

Posiblemente nunca hayas escuchado el nombre de Chiune Sugihara,  un hombre de origen japonés, quien se desempeñó como cónsul de su país en 1940 en Lituania.

Durante la II Guerra Mundial, tropas alemanas invadieron Polonia, lo que hizo que  judíos polacos  huyeran a Lituania, país en el que encontraron protección temporal. Sin embargo, los refugiados polacos necesitaban alejarse más. En su búsqueda encontraron dos islas holandesas en las que podrían estar seguros. Para llegar a ellas necesitaban pasar  por Japón, ya que se encontraban al otro lado de este país.

Por este motivo, cientos de refugiados llegaban al consulado japonés para solicitar visa. Cuando Chiune pidió permiso a su gobierno para otorgar los permisos se le ordenó que sólo concediera este beneficio a las personas con visas a otros destinos. Condición con la que no contaban los refugiados.

Chiune Sugihara y su esposa consideraron las opciones que tenían. Si negaban las visas esas personas morirían y si las otorgaban perdería su carrera. Entre ambas opciones, obedecer al gobierno o a su conciencia, optaron por ser fieles a sus convicciones y hacer lo que consideraron correcto. Por este motivo y hasta que fueron obligados a abandonar  Lituania,  pasaban 18 horas diarias extendiendo visas y cada día entregaban la cantidad que normalmente habrían hecho en un mes. Chiune fue obligado a renunciar a su cargo con deshonra pero su logro no tiene precio alguno ya que se calcula que salvaron más de 6.000 vidas.

Muchas veces preferimos ceder ante las presiones de los amigos, la familia, la sociedad, de un jefe o cualquier otra persona antes que defender nuestras convicciones y hacer lo que es correcto.

En un mundo donde todo se ha vuelto relativo y hasta la vida ha perdido su valor, se necesita gente de carácter firme, fiel a sus creencias, que sea capaz de pararse frente a los demás y defender sus convicciones.

Se necesitan valientes, capaces de ir contra la corriente y hacer lo que Dios manda. No es fácil pero no estamos solos.

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas” Josué 1:9 (RVR1960)

Esta promesa sigue vigente, Dios nunca nos abandonará y nuestra victoria está asegurada pero debemos esforzarnos y ser valientes.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿A quién le cuento?

“Mi corazón te ha oído decir: «Ven y conversa conmigo». Y mi corazón responde: «Aquí vengo, Señor»” Salmos 27:8 (NTV).

Cuando pasamos por tiempos difíciles tenemos la necesidad de ser escuchados y así desahogar nuestras penas y tristezas en largas conversaciones con amigos o personas de confianza; Dios quiere ser ese Amigo y Padre que necesitas para contarle todo lo que llevas dentro. De tal manera podrás dejar ante Él cualquier carga, lo que te aflige, lo que representa un peso para tu vida y entonces Él te dará el verdadero descanso y la paz que tanto necesitas.

Por Judith Quisbert

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend