generosidad Archives | CVCLAVOZ

All posts in “generosidad”

Ver más allá 1

Ver más allá

En una ocasión me encontraba angustiada porque mi situación económica estaba en crisis, debía pagar algunas cuentas pero no disponía de lo suficiente. Mi padre se había enfermado y me correspondía colaborar con el sustento del hogar, además de las responsabilidades que tenía que cubrir con mis estudios; parecía que el dinero no era nada. Mientras iba a mi trabajo con esta aflicción, observé una pareja de ancianos sacar bolsas de basura de los contenedores, seleccionando a un lado las hojas, botellas desechables y otros. Obviamente ellos no tenían la posibilidad de buscar empleo, por lo que, seguramente, vender estos desechos serían sus ingresos del día.

¿Cuántas veces te has sentido triste o angustiado por una dificultad? Cambiar de mirada hacia otros me permitió abrir mis ojos y observar que mi problema en realidad era demasiado pequeño a lado de ellos. A pesar de la situación económica ajustada que me encontraba, incluso podía apoyar a aquellos ancianos con alimentación.

Es posible que en estos momentos estés sufriendo por un problema, si fuera el caso, te invito a desviar tu mirada, deja de mirarte a ti y observa tú alrededor, busca personas necesitadas, están en los hospitales, en las cárceles  o en la misma calle por donde te encuentras. Verás que en realidad deberías estar agradecido por todo lo que Dios te ha brindado, porque tienes más de lo que imaginas, incluso podrías brindar una mano.

Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? 1 Juan 3:17

Una forma de identificar “el amor” en tu vida, es la compasión y misericordia que tienes para el afligido y necesitado. En esta oportunidad te animo a ser generoso a pesar de lo que estés enfrentando, recuerda que lo que siembres vas a cosechar, si deseas recibir bendición, debes dar primero.

No olvides que ¡Dios bendice al dador alegre!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

The remain of the day 2

The remain of the day

La imposibilidad del amor sin condiciones, sin querellas, sin reproches, sin resentimientos, sin preguntas, sin la inevitable pulsión del yo. Un poco de consideración, un poco de respeto, una pizca de generosidad, un tiempo de silencio, un pacto de no agresión, una moratoria, a ratos cierta compasión y por qué no algunos olvidos.
Más misericordia que verdad incontestable, más obras que excelentes razones, más interés que mera curiosidad, más paciencia que irritación, más compañía que solo intensa comunión.
Información sobre la naturaleza de algunas cosas, como la reverberación del sol en el verano a la hora de la tarde, o respecto de la tristeza fundamental de las tardes de invierno en La Coruña 5044 hace cuarenta y dos años o sobre por qué uno se casa a los veinte años sin entender nada de lo que está pasando, sólo que hay que hacerlo aunque todavía no termina de cerrarse la mollera.
Respuesta a las consultas silenciosas del cuerpo que desconoce su nueva realidad, que cada vez admite menos y exige más, o a los requerimientos de la noche que no ceja en su empeño por no pasar desapercibida y que niega el absoluto imperativo del descanso o a los secretos cuestionamientos de la conciencia que se pregunta mil veces sobre la diversidad de los caminos elegidos.
Hacinar el esqueleto cada mañana para carpe diem, erguido y tenaz en comenzar los artilugios de la rutina, repasar los asuntos perentorios del trabajo y los costos sociales de ser el caballero que habla, que escribe para el agrado y el desagrado de la invisible audiencia.
Porque las responsabilidades ya no son un asunto preferente; a esta edad ya se jugaron todas las cartas, o casi todas, y no hay nada nuevo que agregar a un curriculum vitae que se quedó demodé y ya las jóvenes almas ocupan toda la plaza, alzan sus flameantes banderas y cantan sus himnos de triunfo.
Nosotros, nosotros no tenemos más que viejos estandartes, mil recuerdos de gloria, una mirada un poco cínica, un pesimismo subyacente, varios libros por leer, remordimientos que ya no se quieren reconocer, luces tenues del alma que se va apagando sin remedio.
Nunca un aire acondicionado y una llave del lavaplatos que por fin funcionen bien fueron asuntos tan importantes en la vida como en este anochecer…

Vueltas y vueltas 3

Vueltas y vueltas

Carlos era un adolescente que vivía solo, porque su familia se había ido al exterior a buscar una mejor vida. En su trabajo era explotado por ser menor de edad y a veces permanecía con hambre porque no disponía del dinero suficiente. Una señora que conocía su situación se compadeció de él, y cada vez que lo veía le invitaba alimento y lo necesario para que pueda estar bien.

Ha pasado bastante tiempo y este adolescente se ha convertido en un hombre profesional, el cual, con mucho agradecimiento y amor, apoya a aquella señora que ahora es una ancianita.

“El alma generosa será prosperada; Y el que saciare, él también será saciado.” Proverbios 11:25 (RVR 1960)

La palabra del Señor menciona que la persona generosa será prosperada, y aquel que ha sido dadivoso también recibirá generosidad. Lo que sucede es que el mundo gira constantemente, por lo que podemos ver los cambios con el tiempo y los frutos recibidos de nuestra cosecha, sean estos buenos o malos.

En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.” Hechos 20:35 (RVR 1960)

Hemos aprendido del Señor Jesús que debemos ayudar a los necesitados, porque será más dichoso o bendecido el que da, que aquel que recibe.

Recuerda que el mundo da vueltas y vuelvas, por este motivo te animo a ser generoso, después es posible que precises el apoyo de la persona que en este momento está necesitando tu ayuda.

¡Mira a las personas que te necesitan como una oportunidad para sembrar buenos frutos!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Esta niña quería comprar un regalo para su abuelo, pero el dinero no le alcanzó 4

Esta niña quería comprar un regalo para su abuelo, pero el dinero no le alcanzó

“Cadena de favores” así titula este cortometraje en el que podemos ver cuan importante es ser generosos con aquellos que lo necesitan, ya que puede que algún día necesitemos de su ayuda.

“En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.” Hechos 20:35

Un gesto de amor 5

Un gesto de amor

Un antiguo socio de Marco y su esposa habían decidido volver a Japón, pero esta vez como misioneros independientes, con sustento propio porque habían llegado a comprender la necesidad que tenían muchas personas en ese país de escuchar el evangelio y de recibir a Jesús en su corazón como su Salvador.

Mientras compartían una rica merienda en su hogar, Camila, la esposa de Marco, le pidió que les diera cien dólares para iniciar su ministerio. Aunque este monto significaba para él un gran recorte en su presupuesto y más porque recién había empezado a trabajar, decidió hacerlo porque sabía que estaba haciendo lo correcto.

Dos días después, el administrador del complejo de apartamentos, quien les había alquilado el suyo pocas semanas atrás, se encontró con Marco y le preguntó:

– ¿Quieren algunos muebles?

-¡Claro que sí! -dijo Marcos, con una sonrisa en sus labios, pues tenían poco más que sus maletas para poner en el apartamento.

El administrador les entregó un bonito sofá, una mesa de esquina, una mesita para café, lámparas, una cama doble, un tocador con espejo y dos cómodas laterales. Había decidido alquilarles el departamento amoblado sin cobrarles ningún monto adicional. Consideraron este favor como un verdadero regalo de Dios.

Este hecho de la vida real, es un claro ejemplo del amor y la fidelidad incondicional de Dios, porque Él siempre recompensa a quien brinda ayuda a alguien más necesitado.

Este día te animo a ayudar de alguna manera a un niño que vive en la calle, a un anciano, una viuda, un huérfano, un enfermo, un misionero; no con la intensión de recibir algo a cambio, sino porque no hay mayor satisfacción que el haber ayudado a una persona en necesidad.

No te niegues a hacer el bien a quien es debido, cuando tuvieres poder para hacerlo. Proverbios 3:27 (RVR1960)

¡Ayuda a una persona a superar sus dificultades y te sorprenderás de la manera cómo Dios retribuye ese gesto de amor!

 
El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Resistir a la tentación? 6

¿Resistir a la tentación?

Todos somos tentados.

Hasta se habla de la tentación como algo tan normal que parecería que algunos se olvidaron que deberían hacer con ella.
Muchos, refugiados en que “Jesús también fue tentado” dejan que la tentación venga tan cerca que se hace imposible retroceder.

Yo no sé cual es tu tentación, quizá tengas más debilidad por el sexo opuesto, más facilidad en caer en la mentira. Tal vez miras a otra persona y no a la que está a tu lado; tienes o has tenido algún tipo de adicción.

Sé que en tu mente todas estas cosas parecen ser más grandes que tú mismo y que en definitiva ni vale la pena pelear porque terminarán ganando la batalla.

Pero tengo buenas noticias para ti: “Las tentaciones que enfrentan en su vida, no son distintas de las que otros atraviesan. Y Dios es fiel; no permitirá que la tentación sea mayor de lo que puedan soportar. Cuando sean tentados, él les mostrará una salida, para que puedan resistir.” Eso es lo que dice la Biblia acerca de la tentación en tu vida.

¿Cuántas veces hemos escuchado que a la tentación hay que resistir y huir de ella?
Es cierto, ése es el primer paso; pero  también tengo una mala noticia: ¡VOLVERÁ!

La tentación te acecha, te espera, y se hace ver una y otra vez en los momentos que estás desprevenido. Si piensas que ya ganaste con solamente resistir, lamento tener que ser yo la que te diga algo diferente a lo que siempre escuchaste, lamento ser yo la que te diga que eso no te llevará a la victoria.

La tentación no es resistir nada más, sino elegirlo a Él por sobre la tentación.

Si yo tuviera una cartera/billetera llena, y tú tienes la tuya. ¿Cambiarías esa cartera/billetera por la que yo tengo en mis manos, sin saber que hay en ella?

Después de unos minutos de pensar, eliges entregarla y cambiarla por aquella que no sabes lo que tiene, pero parece estar llena de sueños e ilusiones de un futuro placentero.  ¡Y cuando la abres te encuentras que esta vacía!

-Esa es la imagen del pecado. Siempre tiene un sabor amargo al final.

Así que la próxima vez que estés pasando por una tentación, que sientes que no puedes resistir, o que estás resistiendo hace tiempo pero no sales victorioso, recuerda que la única forma de obtener esa victoria es ELEGIR.

La elección no solamente de no hacer lo malo, sino de hacer lo correcto.
La elección de aquel que te dio todo y que venció la tentación, por encima de esa cartera vacía.

 

Él pone bananas en su puerta todos los días. Casi lloro cuando me di cuenta del porqué 11

Él pone bananas en su puerta todos los días. Casi lloro cuando me di cuenta del porqué

Un joven vive cada día haciendo cosas buenas para los demás, sin pedir nada a cambio. Es testigo de la felicidad. Alcanza una comprensión más profunda. Se siente el amor. Recibe lo que el dinero no puede comprar. Un mundo más hermoso.

Él le da a los necesitados. Él se preocupa de sus vecinos. él se asegura de solucionar problemas que nadie más haría, y pensarás que todo fue por nada.

Hasta que veas el final.

Recibir no lo es todo 12

Recibir no lo es todo

El verdadero amor es el que da no el que pide algo a cambio.

Damos muchas veces esperando una respuesta o algo que se nos retribuya, sin embargo cuando se nos da algo a nosotros no queremos dar nada a cambio, y esto demuestra que hay en nuestros corazones.

Disfruta de este video con la realización y producción de YesHeis.

 

Send this to a friend