mujeres Archives | CVCLAVOZ

All posts in “mujeres”

Mujeres y libros 1

Mujeres y libros

Yo seré la última. Nadia Murad.

Sabactani. Eliana Valzura

No hay silencio que no termine. Ingrid Betancourt.

Estupor y temblores. Amélie Nothomb.

El cuento de la criada. Margaret Atwood.

Chicas bailarinas. Margaret Atwood.

La vejez. Simone de Beauvoir.

Memorias de una joven formal. Simone de Beauvoir.

Mi vida junto a Pablo Neruda. Matilde Urrutia

El corazón del tártaro. Rosa Montero.

La ridícula idea de no volver a verte. Rosa Montero.

La casa de los espíritus. Isabel Allende.

La lista que precede es una parte de los muchos libros leídos que han sido escritos por mujeres. Me faltan obras de Simone Weil, Marguerite Duras, Angeles Mastretta, Alejandra Pizarnik, María Luisa Bombal, Malala Yousafsay, entre otras.

No tengo la más mínima pretensión de presumir de lo que leo. Por lo demás, tal cosa no tendría mucho sentido en un universo de personas que carecen del hábito de leer libros “no cristianos”.

Intento nada más señalar el valor que tiene leer libros escritos por mujeres. Creo que es difícil que los hombres puedan retratar más vívidamente lo que sienten y piensan las mujeres acerca de ellas mismas y de ellos. Es verdad: hay algunos autores que se han acercado algo. Algo.

La lista que presento incluye relatos autobiográficos o ficciones que desde diversos puntos de vista y en distintos escenarios revelan mucho más de lo que nos gustaría admitir.

Mujeres que se  han atrevido y que han considerado imprescindible revelar un hecho común: el maltrato de los hombres hacia las mujeres.

Con diversos matices, desde lo más sutil hasta lo simplemente horroroso, estos relatos retratan el daño que los hombres han causado a las mujeres por milenios.

El efecto que semejante conducta hacia las mujeres tiene en la historia de la humanidad difícilmente puede ser relevado aquí.

Entiendo que vivimos en una cultura que busca imponer criterios acerca de cómo se deben definir y describir los asuntos llamados de género. No es éste el interés de estas pocas líneas. Hay enorme cantidad de otras plataformas donde se puede llevar a cabo tal discusión.

Aquí no se trata más que de una propuesta de lecturas para que los hombres que leen esta nota comiencen a ver cosas sobre las cuales probablemente no han pensado nunca. Me parece poco posible comprender solo por mí mismo lo que es ser y lo que siente una mujer.

Podríamos asomarnos y mirar lo que dicen en sus libros.

Acerca de las mujeres líderes en la iglesia 2

Acerca de las mujeres líderes en la iglesia

El tema de mujeres que enseñen o prediquen en la iglesia ha sido de mucho debate en los medios cristianos. Las denominaciones más conservadoras e incluso algunas sin denominación están en contra de mujeres en los roles de liderazgo.

Conozco una mujer que me ha causado gran admiración y respeto, la Pastora Lucy Cosme de República Dominicana. Ella ha hecho mucho bien. Ha hecho mucho por los niños y tiene su iglesia donde esos niños que ella ha recogido, cantan o forman parte del personal que labora en ese lindo lugar.

En la Biblia en realidad no se menciona directamente que una mujer estuviese predicando pero, hoy día, los estudios bíblicos de mujeres, dan mucha sabiduría y son excelente manera de crecer en el conocimiento de la religión para todas las que participan.

También podemos ver que ha habido auge de lo que llaman coaches, que significa entrenadores. Tienen blogs o videos online donde aconsejan acerca de diferentes temas relacionados con el diario vivir o con las relaciones interpersonales.

Siempre se ha sentido cierto rechazo a que las mujeres sean líderes en las iglesias. En el Nuevo Testamento en la Biblia, se menciona a Junia como apóstol y sin embargo hay debates de si era mujer u hombre. Pero, Pablo la reconoció como dispuesta a sufrir por el Evangelio, y al mencionarla junto a Andrónico llegamos a la conclusión de que éste era su esposo.

Anna, mencionada en Lucas 2:37-38 fue una profetiza que no se apartaba del templo de Jerusalén.

Abigail también es mencionada como mujer fuerte y valiente que profetizó cuando dio directivas a David.

Al serle dado el título de profetisa, significa que tenía autoridad espiritual en su comunidad.

En la Biblia había lugar para mujeres líderes proféticos en la sociedad israelí y judía. Pero la verdad es que hoy día muchos se sienten ofendidos con la idea de mujeres líderes. ¿Qué opinas tú?

Protestas pendientes 3

Protestas pendientes

Quizá una de las cosas que más resiento en mi vida entre los creyentes es aquella de percibir lo que no se ve en su palabra y en su acción pública, aquello que se detecta – con un poco de trabajo inteligente – entrelíneas.

La resiento porque me trae siempre disgustos. Hay personas que me han dicho muchas veces por qué no dejo de martirizarme con cosas que nunca van a cambiar, o por qué me enfoco en el mundo de los creyentes cuando podría hacer aportes mucho mejor recibidos en otros ámbitos, o que si acaso estoy buscando la iglesia perfecta y, por cierto, que esa es la razón de por qué estas palabras siempre quedan en algún rincón simpático de este sitio, lejos de devocionales, consejos de autoayuda psicológica y financiera y de los grandes trovadores y conferencistas que electrizan a la multitud en los eventos masivos.

Y, no sé. No voy a endilgarles las razones de por qué sigo por estos rumbos. Así que aquí les dejo más cuestiones para pensar:

Algunos de los grandes medios de comunicación fueron profundamente impresionados por la inmensa demostración pública que los creyentes llevaron a cabo en las principales ciudades para pronunciarse en contra de una ley de legalización del aborto en el país donde vivo. Por supuesto, un loable y digno esfuerzo. Pero quisiera levantar algunas incómodas preguntas:

¿Por qué nuestro pueblo no realiza manifestaciones de esa magnitud para protestar contra la corrupción y la maldad en las esferas del poder? ¿Para protestar enérgicamente contra el asesinato de mujeres que sigue siendo una de las causas principales de muerte violenta en éste y otros países? ¿Para señalar directamente en la cara de los grandes poderes económicos la pobreza insultante que se manifiesta sólo a algunos kilómetros de sus lujosas mansiones y fastuosas celebraciones?

¿Por qué sus profesionales, técnicos y trabajadores especializados que asisten todos los domingos al culto no son movilizados para proponer y llevar a cabo proyectos orientados a mejorar aspectos sustanciales de la salud, de la educación, de los asentamientos urbanos, de la infraestructura, de la cultura, de la acción social?

¿Por qué sus cada vez más numerosos medios de comunicación no se convierten en pronunciación, denuncia, instancias de diálogo, canales de pacificación y consulta que permitan reducir la elevada temperatura del humor social?

No lo sé. Tal vez están demasiado ocupados en la evangelización y la consiguiente edificación de los creyentes…

Versículos bíblicos para mujeres 4

Versículos bíblicos para mujeres

Una mujer que desea ser exitosa en todas las áreas de su vida debe aprender a poner a Dios en primer lugar. Si deja que otras cosas ocupen ese puesto, se verá sumida en una falsa idea de felicidad, y pronto se dará cuenta de lo vacía que es su vida. Es por eso que la Biblia aconseja que toda persona, varones y mujeres, deben confiar en Dios y practicar las enseñanzas que dejó en su Palabra.

Proverbios 11:16 (PDT)

«Una mujer honesta se gana el respeto; los violentos sólo ganan dinero.»

Proverbios 14:1 (TLA)

«La mujer sabia une a su familia; la mujer tonta la desbarata.»

Proverbios 19:13 (NTV)

«El hijo necio es una calamidad para su padre; una esposa que busca pleitos es tan molesta como una gotera continua.»

Proverbios 21:19 (NBD)

«Más vale habitar en el desierto que con mujer pendenciera y de mal genio.»

Proverbios 31:10-31 (PDT)

“Una mujer ejemplar, ¿quién la encontrará? ¡Vale mucho más que las piedras preciosas! Su esposo confía totalmente en ella, ¡y cómo no le habrá de beneficiar! Le hace bien a su esposo toda su vida; nunca le traerá problemas. Ella recoge lana y lino, y trabaja feliz con sus manos. Es como un barco de un lugar lejano que de todas partes trae provisiones a la casa. Se levanta bien temprano en la mañana, da de comer a su familia y a las criadas. Va a ver un terreno, lo compra y usa el dinero que ha ganado para plantar un viñedo. Ella trabaja muy duro, fuertemente, y es capaz de hacer todo su trabajo. Comprueba que sus negocios marchan bien y trabaja hasta tarde en la noche. Ella hace sus propias telas y teje su propia ropa. Siempre tiene algo que dar a los pobres y ayuda a los necesitados. Ella no teme por su familia cuando nieva porque a todos los tiene bien abrigados. Hace sábanas para las camas y usa ropa fina. La gente respeta a su marido porque es uno de los líderes de la región. Hace y vende ropa de lino; suministra cinturones a los comerciantes. Es alabada por la gente y todos la respetan; espera el futuro con confianza. Habla con sabiduría y enseña a la gente a ser amorosa y amable. Jamás es perezosa; cuida que todo marche bien en la casa. Sus hijos hablan bien de ella, y su esposo la alaba y dice: “Hay muchas mujeres buenas, pero tú eres la mejor de todas”. La gracia y la belleza son engañosas, pero la mujer que respeta al Señor es digna de alabanza. Que se le dé el reconocimiento que merece; y se le felicite en público por todo el bien que ha hecho.»

Cantares 4:7 (NBD)

«Toda tú eres bella, amada mía; no hay en ti defecto alguno.»

1 Timoteo 2:9-15 (NTV)

«Y quiero que las mujeres se vistan de una manera modesta. Deberían llevar ropa decente y apropiada y no llamar la atención con la manera en que se arreglan el cabello ni con accesorios de oro ni con perlas ni ropa costosa. Pues las mujeres que pretenden ser dedicadas a Dios deberían hacerse atractivas por las cosas buenas que hacen.»

Tito 2:3-5 (PDT)

«De igual manera, enseña a las ancianas a vivir de una manera que muestre reverencia y respeto a Dios. Diles que no hablen mal de los demás y que no sean esclavas del vino. Deben enseñar el bien para que aconsejen a las más jóvenes a amar cada una a su esposo y a sus hijos. Las jóvenes deben aprender de ellas a tener buen juicio y un corazón puro, a cuidar la casa, a ser amables y a estar dispuestas a servir a su esposo. Así nadie podrá criticar el mensaje que Dios nos dio.»

1 Pedro 3:3-4 (TLA)

«Que el adorno de ustedes no sea de cosas externas, como peinados exagerados, o con joyas de oro y vestidos lujosos. La belleza no depende de las apariencias, sino de lo que hay en el corazón. Así que, sean ustedes personas tranquilas y amables. Esta belleza nunca desaparece, y es muy valiosa delante de Dios.»

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Lecturas y relecturas 5

Lecturas y relecturas

Termino de leer, por segunda vez, No hay silencio que no termine, en el que Ingrid Betancourt describe íntimamente los seis años y medio que estuvo secuestrada por las FARC en la selva colombiana. Es un texto de unas setecientas páginas en las que, de primera mano, recorremos los lugares por donde transitaron y vivieron captores y cautivos y conocemos el proceso de lucha, aprendizaje y esperanza que Betancourt experimenta en todos esos años. Una lectura indispensable para comprender algunos pasajes oscuros y violentos de la historia de Colombia.
Simultáneamente completé la lectura de El cuento de la criada, de Margaret Atwood, un relato que nos sumerge en un futuro imaginario controlado por personajes que han llevado la religión a un grado de locura y arbitrio inimaginables, donde las mujeres son las principales víctimas. Leí que ha sido llevada a la televisión como una serie que está disponible en el sitio misterseries.com/series/9514
La historia de Ingrid Betancourt es real y ocurrió en el pasado. La trama de la novela de Margaret Atwood es una ficción y ocurre en un futuro no muy lejano. Pero ambas reflejan la locura del poder, el control y la opresión, particularmente en contra de las mujeres.
Comencé la relectura de Diario mínimo y De la estupidez a la locura, de Umberto Eco. Hay una conexión interesante entre estos dos textos: ambos son artículos para revistas. El primero reedita publicaciones desde 1959 hasta 1962 y el segundo desde el año 2000 hasta el 2015. Hay entre los primeros y los últimos una distancia de 56 años.
En Diario mínimo se nota una fuerte sensibilidad filosófica con un lenguaje rico y complejo y se advierte ya la potente pero sutil ironía de su critica social. De la estupidez… refleja la madurez y la experiencia en su comunicación con la sociedad líquida; de hecho introduce el libro haciendo referencia a Zygmunt Baumann y Carlo Bordoni, quienes acuñaron el concepto. El primer texto trata con el pasado; el segundo, con el presente. En ambos se percibe una mirada aguda y certera a la realidad. Umberto Eco escribió varias novelas, la más conocida entre ellas El nombre de la rosa, llevada al cine y estrenada en 1986. En la ficción y en la realidad nos confronta con la bondad y la maldad de que somos capaces los seres humanos.
Lecturas recomendadas. Indispensables, si quieren…

(Este artículo ha sido escrito especialmente para la radio cristiana CVCLAVOZ)

Ni uno más 6

Ni uno más

Treinta mujeres asesinadas en treinta días. Durante abril una mujer fue violada, asesinada, quemada, abusada cada veinticuatro horas en el país donde vivo.
No hay palabras para responder a quienes le echan la culpa a la herencia cultural, a la Biblia o a las condiciones sociales y a los perturbados que critican que las chicas se exhiban en las redes sociales y que “provoquen” a los hombres. No recuerdo alguna otra época donde tanta estupidez, tanta hipocresía y tanta cobardía se haya concitado para intentar explicar lo inexplicable: Están matando a las mujeres. Toda persona buena comprenderá la gravedad de esta declaración.
Atraeré seguro mala prensa con la siguiente afirmación pero dada la urgencia de una inexistente acción directa de los cristianos vale la pena el riesgo: Frente a esta real masacre social, secretamente amparada por oscuros intereses en la policía, la justicia y el sistema político, ¿es posible que gente cristiana todavía piense que es relevante preguntarse sobre el baile o la vida en cielo?
¿No lucimos aterradoramente ausentes y descolocados?
Hace unas semanas tuve un breve pero intenso debate con presentadores de un medio cristiano sobre esta inquietante cuestión: más horrible que la presencia del mal es la ausencia del bien. Hace unos días planteé la siguiente cuestión a la presentadora de un programa de radio cristiana: “Hay un grupo de gente que dice que tiene la mente de Cristo, que su misión en la tierra es la redención de las personas, que dice que el libro que sustenta su fe es la palabra auténtica de Dios y que ella es la portadora de ese mensaje formidable. Te pregunto: Teniendo en cuenta esto que está pasando aquí hoy, este verdadero genocidio de mujeres, ¿qué gente es la que supuestamente debería estar presente en la palestra social con palabra y acción responsable para promover la detención de esta maldad?” Mi amiga calla un momento y entonces responde: “Nosotros”.
Ni una menos ha sido el lema que propone detener estos feminicidios. Como un sobrio y dramático complemento a esta potente declaración, tal vez valga éste: Ni uno más. Ni un violador más en la calle. Ni un tratante de personas amparado en la mafia del poder. Ni un asesino más suelto. Ni un delincuente sexual más sin juicio y castigo efectivo. Ni un asesinato más.

(Este artículo ha sido escrito especialmente para la radio cristiana CVCLAVOZ)

Informe de coyuntura Nº 20 7

Informe de coyuntura Nº 20

El alma no tiene sosiego de vivir ni consuelo de sentir. Todos los temblores de la piel y del cuerpo no tienen vocero designado por defecto. Hay tumulto de idas y vueltas, un desparramo de angustias y un borbollón de ansias que no tienen canal oficial. Se hace insufrible hasta el más mínimo respiro.
El cuerpo que se va enemistando día a día de la mente y que retrocede naturalmente hasta su última estación. El dolor de los achaques recurrentes de los cuales uno no tenía memoria antes de los cincuenta años. El ritual de levantarse de a poquito, convocando despacio la estructura de los huesos para coordinar la vertical y esperar que pase el agite de los latidos.
La pregunta recurrente para saberse querido o desechado, para entender si todavía por este rumbo vamos bien o estamos derrapando miserablemente. El círculo de los afectos que se achica y reduce consistentemente los compromisos de la noche y del fin de semana. El frío que se instala entre la piel y el esqueleto. Ensayar el cotidiano oficio de mantener distancia de cualquier desborde del sentimiento y la emoción.
La creciente decepción del sistema social. La ciudad poluta, los ruidos, los policías que te cobran por darte protección, la verdura que vale tres pesos en la chacra y que se vende a treinta en la góndola, los pitutos, los curros, los testaferros, los papeles de Panamá, los asesinos de mujeres, los perros abandonados, los homeless hopeless, la gente que pregunta leseras a los gurús mientras el mundo se desangra en las calles, la pelea por trepar en la escalera del éxito “cristiano”, el camello que no pasa por el ojo de la aguja, la ubicua obscenidad de la violencia, el odio y la mentira.
Los libros que te salvan cada noche con su universo paralelo, con su silencio prudente, con su olor de papel y fantasía. Las películas que te hacen pensar y las otras que anestesian por un rato el rigor de la conciencia. Alguna foto que evoca la esperanza que había en la vida antes y que se enfermó de desconsuelo.
Por último y no por eso menos importante, la discreta bendición del río, el helecho, la reverberación del sol a la tarde, la neblina en la cima de las montañas, la profusión de los árboles, las nubes y el viento, el aire, el agua transparente.

(Este artículo ha sido escrito para la radio cristiana CVCLAVOZ)

7 cosas que los hombres no soportan de las mujeres 8

7 cosas que los hombres no soportan de las mujeres

1- Que no entiendan que ellos se pongan mal si su equipo deportivo pierde.

A las mujeres no nos preocupa tanto cómo va el juego, pero para los hombres el resultado final puede cambiar su humor ¡hasta por una semana completa! Esto se debe al compromiso y el sentido de pertenencia que tienen con su equipo.

2- Que se burlen de su juego de vídeo o del hecho de que se apasionen jugándolo.

Para los hombres que juegan todas las noches un tiempo determinado de su juego de vídeo, ese tiempo es sagrado y su vídeo juego es de respetar.

3- Los mensajes indirectos o poco claros.

Las mujeres tendemos a lanzar indirectas o queremos que entiendan las frases “subliminales” que les enviamos. Pero los hombres son claros y directos. Les gustan las cosas concretas. Si es si es sí, y si es no es no. Cuando de indirectas se trata, no las captan y no les gustan.

4- Detestan las mujeres a dieta.

Ellos no soportan que una mujer no disfrute de la comida. Y a ellos, que queman muchas más calorías que nosotras, por lo general les gustan comidas ricas en grasas o condimentos. Las hamburguesas, las pizzas… por tanto, acompáñalo pero con moderación. Pero trata de no mencionar la palabra “dieta”. Simplemente ya comiste “suficiente”.

5- El desorden.

Aunque hay hombres muy desordenados, porque estuvieron acostumbrados a que en su casa todo se lo recogían. Pero cuando un hombre es ordenado, se le hace imposible vivir con una mujer desordenada.

6- El planificar a largo plazo.

La mayoría de los hombres pueden pensar en el aquí y ahora; y si acaso pueden planificar un viaje o una fiesta con meses de antelación. Pero planificar con anticipación de años les parece absurdo.  A las mujeres nos encanta planificar. A ellos… no tanto y menos si el tiempo para que ocurra el evento es mucho. “¡No sabemos qué pueda pasar de aquí a allá!” Te dirán.

7- La impuntualidad o la demora.

No hay cosa que irrite más a un hombre que una mujer le diga que va a estar lista en cinco minutos y se demora 30. Y aunque hay algunos que son un poco impuntuales con su horario, a la mayoría le gusta llegar a tiempo o son flexibles hasta cierto punto. Las mujeres generalmente, no todas, somos un poco más flexibles en cuanto al tiempo y a la espera.

Hay muchas cosas de los hombres que las mujeres tampoco soportamos… al fin y al cabo Dios nos hizo hombre y mujer. Somos diferentes. De lo contrario… sería muy aburrido, ¿no es cierto?

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Las mujeres en las ciencias 9

Las mujeres en las ciencias

¿Sabías que fueron mujeres quienes descubrieron una serie de inventos científicos que cambiaron el mundo?

Estamos acostumbrados a ver nombres de hombres en los descubrimientos científicos y en todo aquello que involucre innovación, pero la verdad es que hay muchas mujeres que se han destacado a lo largo de la historia por sus inventos.

1- Los medicamentos anti hongos fueron creados por Elizabeth Lee Hazen y Rachel Fuller Brown norte americanas de Mississippi y Massachussetts respectivamente. Específicamente el llamado Nystatin que sirve para tratar diversas infecciones por hongos y ha salvado a millones de personas.

2- La física austríaca Lisa Meitner descubrió nuevos isótopos y concluyó que al bombardear uranio con neutrones, podía existir una reacción en cadena de enorme potencial. Su informe fue muy importante y podría haber sido usado en una bomba que estuvo en manos alemanas cuando la guerra mundial en 1939.

3- La vacuna contra la tos ferina fue creada por dos mujeres. Pearl Kendrick y Grace Eldering, norte americanas quienes trabajaron día y noche para curar esa infección respiratoria que ocasionó la muerte de miles de niños en una época. Un aporte invaluable.

4- En el campo de la radioactividad o rayos x tenemos a Maria Sklodowska, mejor conocida como Marie Curie quien descubrió dos nuevos elementos químicos radiactivos, el polonio y el radio. Ella investigó la radiactividad como uso para fines medicinales y su genialidad ¡la hizo merecedora de dos Premios Nobel!

5- Rosalind Franklin una biofísica inglesa estuvo involucrada en el descubrimientos de las estructuras moleculares del ARN y ADN entre otros, siendo este último el descubrimiento más importante pues fue lo que ayudó a entender cómo se traspasa la información genética de padres a hijos y ahora se utiliza para establecer culpables en escenarios de crímenes, incluso ha servido para liberar a presos que han sido encerrados sin ser los culpables. ¡Extraordinaria manera de impactar al mundo!

Hay muchos casos más de mujeres en las ciencias, pero estos fueron algunos de los que encontré en las redes y les comparto. Una información maravillosa, para debatir a quienes piensan que las mujeres solo somos muñequitas o amas de casa. Tenemos la capacidad de destacarnos en todos los campos. Sí señor. Somos una maravillosa y extraordinaria creación Divina. Nuestro Padre nos ama y nos dio todas las capacidades… Solo nos toca atrevernos a desarrollarlas.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Eres bonita! (¡Te odio!) 10

¡Eres bonita! (¡Te odio!)

Hace algún tiempo tenía que asistir a un evento social con una amiga; pero ella cambió de parecer a última hora y tuve que ir sola. Al día siguiente le pregunté por qué no había asistido, a lo cual ella dijo: “Todas las que iban a ir son muy bonitas“.
Ante esta inesperada respuesta, le dije que no entendía por qué eso podría considerarse una razón válida para no asistir. Ella respondió: “Cuando veo a otras mujeres más bonitas que yo, siento que soy un sapo en medio de princesas. Es horrible porque me siento mal conmigo misma y no soporto ver que otras sean más hermosas. ¡Dios es tan injusto porque no me hizo como ellas!”.
Luego cuando vio las fotos del evento, no dejaba de señalar lo bellas que se veían las demás, pero entre sus halagos se podía distinguir un atisbo de envidia.

Nadie halaga sinceramente.

Este no es un caso aislado. Al igual que mi amiga, la mayoría de mujeres tiende a sentirse un poco intimidadas ante la presencia de alguien a quienes ellas consideran mejores. Es por ello que suelen recurrir a los falsos halagos para tratar de ocultar sus verdaderos sentimientos. Al otro extremo se encuentran las que tratan de menospreciar a quienes consideren como una posible amenaza. Especialmente si creen que ella les quitará a su pareja y usurpará su lugar.

El verdadero problema.

Nuestras inseguridades no deben afectar nuestra relación y percepción de los demás. Cuando tienes el autoestima alta, conoces tu verdadero valor, estás segura de tus capacidades y fortalezas, entonces no tienes por qué sentirte inferior. Nuestra percepción de la belleza cambia con el paso del tiempo, y lo único que perdura es lo que somos por dentro. Envejecer no es opcional. Aún no se inventa una fórmula para mantenerse joven por siempre; así que, es momento de aceptar la realidad y vivir en armonía con las mujeres que nos rodean.

Un reto para las mujeres:

Demuestra tu confianza y halaga sinceramente a otra mujer. No pienses que ya recibe muchos cumplidos de parte de los hombres o que no necesita elevar su autoestima. Solo hazlo. Trata a las demás de la forma que quieras ser tratada, pero no lo hagas solo por ese motivo. Hazlo porque ya es momento de marcar la diferencia y ser una mujer de valor.

¿Te atreves?

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

3 mujeres valientes de la Biblia 11

3 mujeres valientes de la Biblia

En la Biblia hay muchas historias de personajes que hicieron grandes proezas. Algunos de ellos son más conocidos que otros; sin embargo, las lecciones de vida que nos dejaron, nos acompañarán siempre. Las mujeres que se mencionan a continuación no se caracterizan por aparecer en largos capítulos de la Biblia, sino por el legado que dejaron:

1. Loida y Eunice (2 Timoteo 1):

Esta madre y abuela, respectivamente, demostraron que el mejor regalo que se puede dejar a los hijos es la fe. Ellas fueron un ejemplo de fe sincera hacia Timoteo, del cual incluso Pablo dio referencia.
Si bien no se tiene mucha referencia de ellas, su valentía y perseverancia se reflejó en la vida de Timoteo, quien más adelante se convertiría en uno de los personajes bíblicos más sobresalientes.

2. Abigail (1 Samuel 25):

Ella fue un gran ejemplo de mujer sabia. No sólo sabía mantener la paz en su hogar, sino que también supo salvar la vida de su esposo Nabal. Ésta y otras cualidades hicieron que posteriormente se convierta en la esposa del Rey David.

3. Jael (Jueces 4):

La astucia de Jael llevó a los israelitas a la victoria. De ella podemos aprender que no debemos dudar de las promesas de Dios, porque sino, Él usará a otra persona en nuestro lugar. Además, en esa historia aparece Deborah, otra mujer excepcional.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

El reino de los cielos es semejante... 12

El reino de los cielos es semejante…

A la mirada de mi nieta Antonia, llenita de luz, que me llega por el video que mi hija me envía por WhatsApp; a la hojita que me sigue los pasos en la vereda llevada por el viento otoñal; a los helechos de Los Añiques en los que reverberan miles de gotitas luminosas tocadas por el sol después de la lluvia; a la tarde en que me sumergí de tal manera en la lectura de “Los tiradores de rifle” cuando tenía diez años que entré en las imágenes de la lectura y no supe más nada de la terraza ni el sillón de mimbre; al tío Carlos que se aparece en mis sueños de tanto en tanto y quisiera creer que está vivo como en 1958 cuando me enseñó a leer.

A las manos que se extienden hacia los pobres, los refugiados, los desamparados, los indocumentados, hacia los desheredados del cielo y de la tierra; a la maestra que todos los días camina diez kilómetros a pie en la Patagonia para llegar a enseñar en una escuela rural; a la poesía que escribí a la lágrima negra que corrió por la mejilla de mi amiga que perdió a a su marido hace un año; a la fotografía que tomó el Iván de un rayo que cayó en medio de la pampa cordobesa; al perro que en la estación del tren esperó durante años todas las tardes a su amo que ya estaba muerto.

A la niña pakistaní que lucha por el derecho de las niñas a ir a la escuela y que fue baleada por sus enemigos; a las mujeres que marcharon en todo el país para decir “Ni una menos” y se levantaron contra la violencia de los hombres; al agua silenciosa del río y la montaña que se erguía frente a mí a la hora de la tarde en esos bellos días cuando viví en la sierra; a los refugiados que esperan un lugar en el mundo porque su tierra se incendió de guerra y de odio.

Porque el reino de los cielos es semejante a toda la vida y a todas las cosas que hizo Dios y que se extienden por toda la realidad sin fronteras, sin etiquetas, sin letreros…

Send this to a friend