noticia Archives | CVCLAVOZ

All posts in “noticia”

¡Puedes soportarlo!

¿Alguna vez recibiste una mala noticia? ¿Cuál fue tu reacción? No siempre es fácil lidiar con ello, pero la palabra de Dios en Juan 16:33 nos menciona: “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.”

Las pruebas vienen de la noche a la mañana sin que las hayamos planificado ni recibido anticipadamente un anuncio, pero lo cierto es que no seremos abandonados por nuestro Padre Celestial en medio de todas ellas.

Hace poco me enteré que un familiar mío tuvo un accidente automovilístico, quizá para mí fue como si un balde de agua fría hubiera corrido por todo mi cuerpo, porque al no tener un diagnóstico exacto, mi mente empezó a imaginar de todo y hasta lo peor: pero en ese momento recordé este pasaje que para muchos es una esperanza en medio de la prueba:

“Ustedes no han pasado por ninguna tentación que otros no hayan tenido. Y pueden confiar en Dios, pues él no va a permitir que sufran más tentaciones de las que pueden soportar. Además, cuando vengan las tentaciones, Dios mismo les mostrará cómo vencerlas, y así podrán resistir.” 1 Corintios 10:13 (TLA)

Si hoy estas atravesando por circunstancias que escapan de tus manos, no le reclames a Dios el porqué de ello, quizá ahora no lo entiendas pero debes saber que las situaciones conflictivas son más fáciles de soportar cuando tenemos conocimiento de que algo bueno resultará de ellas.

El problema es que nuestra idea de lo bueno en comparación a la de Dios es totalmente limitada y diferente. Pero como sus pensamientos están por encima de los nuestros, lo mejor que podemos hacer es confiar en Él, e  incluso si esas pruebas nos causan dolor, sufrimiento o dificultad, no debemos dejar de hacerlo, ya que finalmente nos ayudarán para bien.

Y aunque nos cuesta ver el lado positivo a todo lo que nos ocurre, vale la pena detenerse por un momento para analizar y extraer lo bueno de todo lo tediosa que pueda ser la situación;  porque el bien final del cual el Señor está ocupándose es hacernos cada vez más semejantes a su hijo Jesucristo, y las pruebas que experimentamos son una de las herramientas que Él utiliza en este proceso.

¿Quieres seguir escalando peldaños en esta vida? Necesitas vencer obstáculos que te ayudarán a levantarte con mayor fuerza y no volver a tropezar con los mismos errores.

Así que cuando te encuentres atravesando por ciertas pruebas, más allá de que tus emociones quieran tomar el control, considera cada adversidad como necesaria para que Dios pueda lograr un propósito específico en tu vida, no se trata de un castigo, sino de un propósito. Él nos conoce a la perfección y sabe dónde necesitamos corrección para parecernos cada día más a nuestro Salvador.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Y, ¿te has bautizado?

El bautizo es un acto público de amor (así como el matrimonio) en el que se manifiesta la decisión de amar y la entrega a nuestro Señor.

Antiguamente, aquellos que escuchaban el mensaje de Dios se bautizaban inmediatamente porque creían en Él. ¿Crees en Jesús y lo que hizo por ti? Si la respuesta es afirmativa, entonces, no dudes en dar este paso de fe. La Biblia nos muestra un valioso ejemplo:

“El pasaje de la Escritura que leía era el siguiente:

«Como oveja fue llevado al matadero. Y, como cordero en silencio ante sus trasquiladores, no abrió su boca. Fue humillado y no le hicieron justicia.
¿Quién puede hablar de sus descendientes? Pues su vida fue quitada de la tierra».

El eunuco le preguntó a Felipe: «Dime, ¿hablaba el profeta acerca de sí mismo o de alguien más?». Entonces, comenzando con esa misma porción de la Escritura, Felipe le habló de la Buena Noticia acerca de Jesús.

Mientras iban juntos, llegaron a un lugar donde había agua, y el eunuco dijo: «¡Mira, allí hay agua! ¿Qué impide que yo sea bautizado?».

Hechos 8:32-36 (NTV)

Este pasaje de la Biblia nos muestra la conversión de un hombre que iba por el camino y se encontró con Felipe, quién le predicó la Palabra del Señor; después de haber escuchado las buenas noticias de la salvación, se preguntó: ¿Qué impide que yo sea bautizado?

Si eres alguien que ama a Jesús, crees en Él y quieres seguir sus pasos, entonces, ¿qué estás esperando? Recuerda que es un paso que debes decidir darlo por ti mismo, porque solamente dependerá de ti seguir sus pasos.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Profetas como poetas

He aquí la mano del Señor no es muy corta para salvar ni es su oído muy pesado para oír; pero sus iniquidades fueron separadoras entre ustedes, y entre ustedes y Dios, y sus pecados han causado que El esconda su rostro de ustedes para no oír.

(Isaías 59:1-2, traducción aproximada de una versión en inglés de la Tanakh)

Dios está disponible para salvar, para escuchar lo que le tengan que decir, pero su maldad los ha separado de Dios y ha escondido su cara de sus maldades.

(Isaías 59:1-2, versión periodística)

Muchos otros y muy bellos ejemplos se pueden citar para mostrar la riqueza de la versión poética de la profecía. Tanto la cantidad como la riqueza de las palabras dejan ver la enorme diferencia entre la versión periodística informativa de las palabras de Dios y la poesía.

Sería bueno que nos preguntemos por qué los profetas usaron profusamente el género poético para significar su mensaje sobre el pensamiento y el sentimiento de Dios.

¿Será que Dios habla mejor en poesía? ¿Será que esa forma del habla causa una huella mucho más profunda que la de una frase periodística informativa?

Una analogía que puede servirnos es la permanencia de la noticia y la del poema. La noticia cumple su objetivo al describir los hechos objetivos. Mañana o pasado, como dice Hugh Grant en Notting Hill, servirá para “envolver pescado”. Tal vez sea interesante pensar que esta imagen es aplicable ¡no sólo al papel de diario!

La poesía, por la manera en que dice las cosas, se extiende en el tiempo y puede ilustrar diversos momentos, distintos estados de ánimo. Incluso puede documentar realidades muy separadas en el tiempo. Eso permite leer a los profetas en clave contemporánea.

El diplomático y poeta Paul Claudel escribió: Oh poeta, tú nada explicas, pero gracias a ti todas las cosas se vuelven explicables. Nos preguntamos, de paso: ¿es posible que los poetas sean mejores diplomáticos que los ingenieros?

Para la gente que no aprecia la poesía su texto puede resultar incomprensible. Pero hay otras personas que habitan en el mundo, hay otras sensibilidades que advierten el sentido del verso.

Es interesante que en la traducción RVR1960 se pierde el hecho, percibido en la traducción de la Tanakh, que las maldades humanas separan a las personas no sólo de Dios sino que levantan muros entre ellas mismas.

El traductor interpretó dos conceptos claves como un simple redundancia. Parece ser que le faltó algo de piel poética…

Libertad para los cristianos en Corea del Norte

Fue un verdadero encuentro histórico entre nuestro presidente Donald Trump y el líder de Corea del Norte Kim Jong Un en Singapur. Ha sido la gran noticia. El tema principal por supuesto fue el compromiso de desnuclearización de los norcoreanos pero la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos de ese país también fue tratada y de hecho, minimizada por la prensa. En especial el tema de los derechos humanos y la situación de los cristianos en el país. Ya sabemos que están siendo perseguidos por su fe.

Cuando le preguntaron a Trump acerca de eso específicamente, de los cristianos en ese país, dijo que trataron el asunto fuertemente y mencionó el trabajo de Franklin Graham el hijo de Billy Graham, con quien tiene la costumbre de orar y pedir consejería en la Casa Blanca. Dijo que Franklin Graham pasa mucho tiempo en Corea del Norte y que iba a haber cambios.

Les invito a que sigamos orando por el regreso de la libertad religiosa en ese país y por que se liberen a más de cincuenta mil cristianos que están detenidos allí en campos de prisioneros y centros de detención.

Con el favor de Dios, veremos cambios para bien de nuestros hermanos creyentes y podremos respirar aires de paz mundial.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El estado de las cosas

En un portal de noticias vi hace unos días el video de un grupo extremista islámico que muestra el degollamiento de varios prisioneros. Aún no me sobrepongo al horror que me produjo, tanto que a ratos aún me arrepiento de haberlo mirado. Pensé que se convertiría en una noticia que coparía las primeras planas y los titulares de los medios de comunicación. Pero la masa noticiosa está dominada por la cotidiana revisión de los problemas económicos, los escándalos de la farándula y las notas policiales. Hemos visto tanta ficción de violencia en el cine y en las series de televisión que ya no nos sorprende algo tan brutal. La costumbre de los efectos especiales nos ha consumido la posibilidad de asombro. Sin embargo, no eran trucos cinematográficos; fueron verdaderos asesinatos en línea con una elaborada producción profesional.
No he podido sacarme de la mente esas escenas atroces. Y me viene una desesperanza enorme. El horror no parece tener fecha de extinción. No proviene de las fuerzas naturales o de las máquinas. Es la mano humana en su máxima expresión de violencia. Es el corolario de toda la locura política, militar, económica y cultural que embarga nuestra civilización. Las luces del bien se van apagando irreductiblemente y parece cernirse sobre nosotros una era oscura y doliente.
La sal de la tierra y la luz del mundo parecen haberse haberse desvanecido hace mucho y es como si el deterioro de todas las cosas ya estuviera presente en estado absoluto entre nosotros. Pero no me malinterpreten. No intento sumar estos pensamientos al discurso de los últimos tiempos. Tengo otra lectura. Hago parte del “dictamen de minoría” que supone que hay mucho por delante antes del fin de todas las cosas, aunque no tengo la arrogancia de afirmar que lo que pienso es infalible ni defiendo mi posición con versículos selectos.
Pienso más bien en nuestra misión tan inconclusa. En nuestra ausencia feroz en todos los estamentos de la sociedad humana. En nuestro encogimiento social. En nuestros intereses tan egocéntricos y nuestros internos proyectos institucionales.
La vida pasa y se va deshaciendo frente a nosotros. Se va escapando como agua entre los dedos. No hay auxilio. No hay cambio. No hay una revolución a la vista que inaugure un tiempo de paz y justicia. Nos consolamos con nuestros planes y nuestros proyectos evangelísticos mientras la esperanza va desapareciendo lo mismo que la fe y el amor.

Chariot Tracking Code

Send this to a friend