novios Archives | CVCLAVOZ

All posts in “novios”

10 versículos bíblicos para leer con tu pareja

Dios instituyó el matrimonio y por lo tanto, la Biblia es el mejor libro para aprender sobre las relaciones amorosas. Por lo cual, las parejas deben tener un tiempo en donde puedan leer la Biblia juntos, reflexionar sobre la lectura y examinar qué pueden aplicar en su vida. Esto no solo es para el crecimiento de su relación, sino también para su madurez personal y espiritual. Estos son algunos de los versículos que pueden estudiar juntos:

Acerca de los roles en el matrimonio y el respeto mutuo:

Efesios 5:22-33 (RVA-2015)

«Las casadas estén sujetas a sus propios esposos como al Señor, porque el esposo es cabeza de la esposa así como Cristo es cabeza de la iglesia, y él mismo es salvador de su cuerpo. Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, de igual manera las esposas lo estén a sus esposos en todo.
Esposos, amen a sus esposas así como también Cristo amó a la iglesia y se entregó a sí mismo por ella, a fin de santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua con la palabra, para presentársela a sí mismo una iglesia gloriosa que no tenga mancha ni arruga ni cosa semejante sino que sea santa y sin falta. De igual manera, los esposos deben amar a sus esposas como a sus propios cuerpos. El que ama a su esposa, a sí mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás a su propio cuerpo; más bien, lo sustenta y lo cuida tal como Cristo a la iglesia, porque somos miembros de su cuerpo.
Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carneGrande es este misterio, pero lo digo respecto de Cristo y de la iglesia. Por tanto, cada uno de ustedes ame a su esposa como a sí mismo, y la esposa respete a su esposo.»

Con respecto a poner a Dios en el primer lugar de su relación:

Mateo 6:31-34 (RVA-2015)

«Por tanto, no se afanen diciendo: ‘¿Qué comeremos?’ o ‘¿Qué beberemos?’ o ‘¿Con qué nos cubriremos?’. Porque los gentiles buscan todas estas cosas, pero el Padre de ustedes que está en los cielos sabe que tienen necesidad de todas estas cosas. Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. Así que, no se afanen por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su propio afán. Basta a cada día su propio mal.»

Sobre la crianza de hijos y la disciplina de Dios:

Proverbios 3:11-12 (RVA-2015)

«No deseches, hijo mío, la disciplina del Señor ni te resientas por su reprensión; porque el SEÑOR disciplina al que ama, como el padre al hijo a quien quiere.»

Con respecto a la apariencia y las intenciones del corazón:

1 Pedro 3:3-4 (RVA-2015)

«Su adorno no sea el exterior, con arreglos ostentosos del cabello y adornos de oro ni en vestir ropa lujosa; sino que sea la persona interior del corazón en lo incorruptible de un espíritu tierno y tranquilo. Esto es de gran valor delante de Dios.»

Acerca de las deudas y el amor a otros:

Romanos 13:8 (RVA-2015)

«No deban a nadie nada salvo el amarse unos a otros, porque el que ama al prójimo ha cumplido la ley.»

Sobre las discusiones y el perdón:

Efesios 4:31-32 (RVA-2015)

«Quítense de ustedes toda amargura, enojo, ira, gritos y calumnia, junto con toda maldad. Más bien, sean bondadosos y misericordiosos los unos con los otros, perdonándose unos a otros como Dios también los perdonó a ustedes en Cristo.»

Cómo el amor de Dios para con nosotros debe ser un ejemplo para amar a la pareja:

1 Juan 4:9-11 (RVA-2015)

«En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros: en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo para que vivamos por él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo en expiación por nuestros pecados. Amados, ya que Dios nos amó así, también nosotros debemos amarnos unos a otros.»

Acerca de la fidelidad hacia la pareja:

Hebreos 13:4 (NTV)

«Honren el matrimonio, y los casados manténganse fieles el uno al otro. Con toda seguridad, Dios juzgará a los que cometen inmoralidades sexuales y a los que cometen adulterio.»

Sobre las acciones y la gratitud:

Colosenses 3:17 (RVA-2015)

«Y todo lo que hagan, sea de palabra o de hecho, háganlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.»

Con respecto a la unidad en la relación:

Eclesiastés 4:12 (TLA)

«Una sola persona puede ser vencida, pero dos ya pueden defenderse; y si tres unen sus fuerzas, ya no es fácil derrotarlas.»

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Mi novio no es cristiano y me trata mal. ¿Qué puedo hacer?

Pregunta de nuestra audiencia:

«Tengo un novio que no es cristiano y me trata mal. ¿Qué puedo hacer?»

Una relación abusiva evoluciona para mal. Comienza con algo pequeño y cuando pasa el tiempo puede llegar a ser incluso fatal. Si tu novio no te trata bien, te pide perdón y luego vuelve a lo mismo, estás en un círculo vicioso que no terminará hasta que tú le pongas un final. (Para aprender a distinguir otras señales de violencia en una relación, leer ¿Estás en una relación abusiva y no lo sabes?)

Tu novio no te respeta ni te trata como debería porque no tiene a Jesús en su vida. Dios nos da amor para amarlo a Él, a nosotros mismos y a los demás; y esto se refleja en todas las áreas. Seguir fielmente a Cristo nos hace mejores personas, ciudadanos, amigos y parejas. Esto se debe a que un verdadero cristiano sigue los principios que se encuentran en la Biblia y procura hacer el bien a sus semejantes.

Si llevo a mi novio a la iglesia, ¿cambiará?

No, asistir a la iglesia no cambiará a tu novio. El único que puede hacer eso es Dios a través del Espíritu Santo (Juan 16:7-11). Tu novio puede ir a la iglesia y convertirse en cristiano, pero si no tiene una verdadera relación con Jesús, su vida seguirá igual y su trato hacia ti tampoco cambiará.

¿Puedo mantener mi relación de noviazgo con él?

En la Biblia encontramos que la relación entre una pareja es como la de Jesús y la iglesia (Efesios 5:22-33). Jesús no solo ama a la iglesia, sino que estuvo dispuesto a sacrificarse por ella. El comportamiento de Jesús hacia la iglesia es un modelo para las parejas que quieren tener éxito. Es por esta razón que un verdadero creyente no puede estar en una relación sentimental con alguien que no comparte la misma fe.

puedes continuar tu relación con tu novio, pero no debes. Dios tiene un plan especial para tu vida y eso incluye a una persona que pueda estar a tu lado para amarte, apoyarte y animarte, y con quien puedas pasar el resto de tu vida. Los planes de Dios siempre son perfectos (Jeremías 29:11) y al continuar una relación que sabes que está mal, perderás las bendiciones que Él tiene preparadas para ti.

La elección está en tus manos, pero recuerda que no hay nada mejor que confiarle tu futuro a Dios.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

25 preguntas para crecer espiritualmente con tu cónyuge

Marcos 10:6-8 dice: «Pero desde el principio de la creación, Dios los hizo hombre y mujer. Por esta causa el hombre dejará a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer; y serán los dos una sola carne. Así que, ya no son más dos sino una sola carne.» (RVA-2015)

La última parte de este pasaje que dice «ya no son más dos sino una sola carne» y no solamente se refiere a la parte física, sino también en la espiritual. Cuando Dios es el centro de un matrimonio, ambas personas se ayudan a crecer y a mejorar en todos los ámbitos de la vida, especialmente en el área espiritual. Gálatas 6:2 señala que debemos ayudar a otros en su recorrido como cristianos, y ¡qué mejor que hacerlo con el cónyuge!

Una manera de fortalecer la relación y crecer espiritualmente al mismo tiempo es examinando nuestros corazones a través de la comunicación. Las preguntas sirven para revelar las verdaderas intenciones del corazón y evaluar nuestras acciones, de manera que nos ayuden a madurar espiritualmente y como matrimonio.

1. ¿A qué Dios nos está llamando individualmente y como pareja?

2. ¿Cómo hemos visto a Dios actuar en nuestros problemas?

3. Cuando vayamos al cielo, ¿qué pregunta queremos hacerle a Dios?

4. ¿Qué podemos aprender de las parejas mencionada en la Biblia?

5. ¿En qué hemos cambiado desde que nos casamos o conocimos a Dios?

6. ¿Qué versículo o pasaje bíblico queremos tener presente esta semana?

7. ¿Hay alguna adicción o secreto que no hemos confesado ante Dios?

8. ¿Tenemos un tiempo para adorar a Dios como pareja? Si no es así, ¿qué nos impide hacerlo?

9. ¿Hay algo que nos apasione hacer, pero que no hemos hecho hasta ahora?

10. ¿Cómo podemos servir mejor a Dios como pareja?

11. Según Gálatas 5:22-23, ¿cuál es el fruto del Espíritu que nos falta desarrollar?

12. ¿Hemos aplicado Efesios 5:22-25 de manera correcta en nuestro matrimonio?

13. ¿Nuestra vida espiritual ha crecido gracias a nuestro matrimonio?, ¿por qué?

14. ¿Hace cuánto que no pasamos un tiempo a solas?

15. ¿Cuál es nuestro libro favorito de la Biblia que leemos juntos?

16. Según 1 Corintios 7:3-5, es importante que los casados tengan relaciones sexuales. ¿De qué manera vivimos nuestra sexualidad?

17. ¿Cómo tomamos las decisiones en el hogar?

18. ¿Buscamos material que nos ayude en nuestra vida matrimonial (por ejemplo: libros, conferencias, consejería, etc.)?

19. ¿Hemos perdonado todos los errores de nuestra pareja o hay algo que debemos solucionar?

20. De todas las características del amor mencionadas en 1 Corintios 13:4-7, ¿cuál es la que más practicamos? y ¿cuál es la que más nos cuesta practicar?

21. ¿Qué podemos aprender de los errores que cometieron algunas parejas en la Biblia?

22. ¿De qué manera nos inspiramos mutuamente a seguir a Dios?

23. ¿Tenemos un tiempo para orar juntos por nuestro matrimonio?

24. ¿Estamos siendo un buen ejemplo para otras parejas? Si no es así, ¿qué podemos hacer para cambiar?

25. Si Dios evaluara nuestro matrimonio, ¿qué puntaje creemos que le pondría?

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Comunicación entre pareja: Qué hacer y qué no

Se dice mucho de la comunicación entre pareja. Para muchos, es un factor que determina la estabilidad de la relación. Pero para otros, la comunicación es el resultado de la conexión emocional que tienen ambas partes. Cualquiera sea el caso, es innegable el hecho que la comunicación es importante en cualquier relación humana, esto incluye a las relaciones amorosas. Si uno desde comunicarse efectivamente con su pareja debe tener presente lo siguiente:

Qué hacer

Calmarse

Dejarse llevar por las emociones del momento ha probado ser algo terrible. Cegados por la ira, muchos dicen palabras que luego se arrepienten o canalizan su cólera a través de la violencia física. Para evitar todo tipo de malas consecuencias, lo mejor es tomarse un tiempo para alejarse de la situación y calmarse. (Lee más en el artículo: Controla tu ira en 6 pasos) En las relaciones amorosas, es necesario que ambos estén tranquilos y calmados para que puedan dialogar sobre cualquier tema. De esta forma, la conversación no se volverá en una competencia de quién grita más.

Expresarse

Una cosa es calmarse, y otra muy diferente es no expresar los sentimientos. Hay personas que en lugar de decir qué les molesta, se quedan calladas y permiten que sus quejas colmen el vaso. Es decir, no se defienden ante las ofensas y no les dan importancia, hasta que un día no pueden más y sus emociones explosionan de manera negativa. Por tal motivo las parejas deben tener confianza para decirse aquello que sienten, pero con respeto y amor. La forma como se expresan a menudo tiene más impacto que lo que se dice en sí.

No salir a la defensiva

Una práctica muy recomendada por los expertos es cambiar las frases que las parejas se dicen. Por ejemplo, es común que cuando exista una queja o algo que hace la pareja y que al otro no le gusta, lo primero que diga es: “tú…” (“Tú nunca quieres hacer ejercicio”, “tú no eres cariñoso conmigo”, “tú siempre me criticas”, etc) Sin embargo, los estudiosos recomiendan empezar las oraciones por “yo…” o “nosotros…” (“yo estaría feliz si pudiera hacer ejercicios contigo“, “nosotros podríamos ser más cariñosos,”  “yo no me siento a gusto cuando me criticas”, etc). Esto ayuda a que la pareja entienda cómo se siente el otro y vea que no está siendo acusado.

Qué no hacer

Criticar

Cuando uno dice algo -por más que sea verdad- con un tono acusatorio o de crítica, jamás será bien aceptado por la otra persona. Por tal motivo es algo que definitivamente se debe evitar en la comunicación en pareja. Si hay un tema que necesita aclararse, lo mejor es pensar bien y elegir con cuidado lo que se va a decir. Además es importante cuidar el lenguaje corporal y el tono de voz.

Despreciar

El control de poder es uno de los detonantes de las discusiones, y despreciar es una forma de decir que uno tiene vale más que el otro. Despreciar incluye el uso de adjetivos calificativos despectivos, insultos, burla, muecas desagradables o hacer algo que al otro le disgusta a propósito.

Evadir

Esto implica poner muros para impedir la buena comunicación o rehusarse a conversar. Cuando uno de los dos necesita un tiempo para calmarse, es bueno que se lo diga el otro, en lugar de quedarse callado y negarse a hablar. Evadir los problemas es una bomba de tiempo que explosionará en el momento menos esperado; y por tal razón, es una práctica que no se debe hacer.

Salir a la defensiva

El primer impulso que tenemos cuando alguien nos ataca es defendernos; sin embargo, en las relaciones de pareja lo que hace es avivar la discusión. Proverbios 15:1 (NTV) dice: “La respuesta apacible desvía el enojo, pero las palabras ásperas encienden los ánimos”. Este versículo explica que de nuestra respuesta ante la crítica o la ofensa depende si una discusión se termina o agranda. Así que en lugar de salir a la defensiva es mejor utilizar palabras que devuelvan la conversación a un tono calmado.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Harris, V. (2012). 9 Important Communication Skills for Every Relationship [Pdf] (pp. 1-3). Gainesville: Family Youth and Community Sciences Department. Retrieved from https://ifas.ufl.edu/media/smartcouplesifasufledu/docs/pdfs/9-Important-Communication-Skills-for-Every-Relationship.pdf

Mis ingresos son mayores que los de mi esposo…

Son pocas las familias que pueden mantenerse con el sueldo de uno de los cónyuges. Vivimos en tiempos en donde es más común que ambos esposos trabajen para sostener su hogar. Y la cantidad de dinero que ambos ganan pueden representar un problema en la relación.

Según los informes, hoy en día hay más mujeres que ganan más dinero que sus parejas y esto se debe a que en las universidades hay más estudiantes mujeres que varones.1 Sin embargo, este hecho no es algo que estén dispuestas a aceptar ante la sociedad.

Un estudio de Census Bureau de los Estados Unidos reveló que cuando la mujer gana más que su esposo, ambos mienten sobre la verdadera cifra de sus ingresos. Ellos incrementan la cifra del sueldo del esposo en un 2.9% y disminuyen la de la esposa en un 1.5%. Marta Murray-Close, coautora de la investigación, asegura que sus descubrimientos «sugieren que las normas y expectativas sociales no se han puesto al día con el trabajo contemporáneo y los acuerdos familiares.»2 Pero una cosa es que las parejas mientan sobre el verdadero monto de sus ingresos y otra muy diferente es ser infieles a causa del dinero.

Una investigación realizada por la Universidad Cornell concluyó que cuando los ingresos de los varones son menores que los de sus cónyuges, están más propensos a ser infieles. Los investigadores realizaron un estudio en parejas de 18 a 28 años, y aquellos varones que son completamente dependientes de sus parejas tienen cinco veces más probabilidad de serles infieles. Sin embargo, De acuerdo a sus descubrimientos, «para las mujeres, ganar menos dinero que un hombre no es una amenaza, es el status quo» y por lo tanto no son más propensas a engañar a sus parejas y ellos ganan más que ellas. Pero que el varón gane más también incrementa la probabilidad de infidelidad.

El sociólogo Christin Munsch, afirma que «en un extremo del espectro, ganar menos dinero que una pareja femenina puede amenazar la identidad de género de los hombres al cuestionar la noción tradicional de que los hombres son los que ganan el pan (…) En el otro extremo del espectro, los hombres que ganan mucho más dinero que sus parejas pueden estar en trabajos que ofrecen más oportunidades para ser infieles, como largas horas de trabajo, viajes y mayores ingresos que hacen que sea más fácil ocultarlo.»3

En conclusión, el dinero que cada uno de los cónyuges aporta al hogar sí puede representar un problema para el matrimonio. No obstante, si ambos están dispuestos a hacer que su relación funcione, deben tomarse un tiempo para conversar y ser honestos sobre las finanzas. Incluso si sus puntos de vista son diferentes, a través de la comunicación pueden llegar a un acuerdo, de modo que ambos estén cómodos con respecto a los ingresos del otro. Después de todo, el matrimonio no es una competencia, sino un trabajo en equipo.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Hartwell-Walker, Ed.D., M. (2016). When Women Earn More Than Men. Recuperado el 18 de octubre de 2018, de https://psychcentral.com/lib/when-women-earn-more-than-men/
2Kann, D. (2018). A study shows that when a wife out-earns her husband, she downplays her income while he exaggerates his. Recuperado el 18 de octubre de 2018, de https://edition.cnn.com/2018/07/20/health/husbands-wives-exaggerate-earnings-study-trnd/index.html
3American Sociological Association. (2010). Men more likely to cheat if they are economically dependent on their female partners, study finds. Recuperado el 18 de octubre de 2018, de https://www.sciencedaily.com/releases/2010/08/100816095617.htm

¿Por qué tengo problemas de comunicación con mi pareja?

Los expertos en relaciones amorosas señalan que la comunicación efectiva es una de las claves para la estabilidad y durabilidad de una relación. Sin embargo, los reportes también señalan que la mala comunicación es una de las causales más comunes de divorcio y separación.

Estudiosos de la Universidad de Ilorin de Nigeria1 analizaron a 600 parejas para determinar cuáles son las causas más frecuentes por las cuales tenían discusiones. La investigación reveló que llegar tarde a casa regularmente, utilizar un áspero tono de voz durante una conversación y traer temas pasados a colación, son los detonantes más usuales de peleas. Por otra parte, según otro estudio, “el control y el poder están altamente asociados con los temas que las parejas discuten. De hecho, los problemas de control y de poder son la base de mayoría de conflictos.”2 Estas dos investigaciones ponen en evidencia que, al parecer, la comunicación en sí no es la raíz de los problemas, sino la falta de conexión.

Ph.D. Steven Stosny3 sostiene que cuando las parejas están conectadas, esto se refleja en su manera de comunicarse. Pero cuando están desconectadas, su comunicación es pobre y no hay ejercicio que solucione esto. “La comunicación en las relaciones amorosas es una función de la conexión emocional”, afirma Stosny. Esto quiere decir que cuando las personas no están conectadas emocionalmente, ninguna técnica resolverá sus problemas de comunicación. Lo que usualmente resulta de los intentos fallidos por comunicarse bien es ver quién manipula a quién, lo que no es lo que se busca con la comunicación.

Por lo tanto, para remediar el problema de comunicación con la pareja, Stosny recomienda que primero se resuelva la conexión emocional. Esto se logra al demostrar compasión y amor. Una buena forma de lograrlo es recordar qué es lo que aman de la otra persona. También ayudar que, en lugar de imponer sus propios puntos de vista, cada uno se tome el tiempo de preocuparse por los sentimientos del otro, intente ver las cosas a través de su perspectiva. Puede que esta no sea el remedio inmediato que se espera, pero con mucha paciencia y esfuerzo, la conexión emocional con la pareja puede reconstruirse, y por consiguiente, también la comunicación.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Esere, M., Yeyeodu, A., & Oladun, C. (2014). Obstacles and Suggested Solutions to Effective Communication in Marriage as Expressed by Married Adults in Kogi State, Nigeria. Procedia - Social And Behavioral Sciences, 114, 584-592. doi: 10.1016/j.sbspro.2013.12.751
2Harris, V. (2012). 9 Important Communication Skills for Every Relationship [Pdf] (pp. 1-3). Gainesville: Family Youth and Community Sciences Department. Recuperado el 27 de septiembre de 2018, de https://ifas.ufl.edu/media/smartcouplesifasufledu/docs/pdfs/9-Important-Communication-Skills-for-Every-Relationship.pdf
3Stosny, S. (2010). Marriage Problems: How Communication Techniques Can Make Them Worse. Recuperado el 27 de septiembre de 2018, de https://www.psychologytoday.com/us/blog/anger-in-the-age-entitlement/201002/marriage-problems-how-communication-techniques-can-make

¿Terminas y vuelves con tu pareja?

Las parejas terminan su relación de enamoramiento o noviazgo por diversos motivos. Para algunos, esa ruptura representa el final definitivo y no vuelven a juntarse nunca más. Sin embargo, para otros, la ruptura es una especie de pausa que les ayuda a poner sus sentimientos en orden, para que vuelvan a estar junto un tiempo después. Determinar si una ruptura es la mejor o peor decisión varía de acuerdo a cada caso, pero algo en que sí los expertos están de acuerdo es que el patrón de terminar, volver, terminar y volver afecta la salud mental de los individuos.

Según unos investigadores de la Universidad de Missouri, terminar y volver con la pareja está relacionado “con un aumento en los síntomas de angustia psicológica” y además está asociado con tasas más altas de abuso, comunicación deficiente y niveles de compromiso más bajos. Para llegar a esta conclusión, los estudiosos analizaron a más de 500 participantes que estaban en una relación de enamoramiento o noviazgo. Se analizó el comportamiento de estos individuos a lo largo de sus vidas amorosas y cómo éstas afectaban su salud y estabilidad mental. El grupo de parejas que caían en el patrón de terminar y volver juntos estaban más propensos a la depresión y la ansiedad.

Anteriormente, otras investigaciones habían descubierto que recuperarse de una ruptura amorosa es como superar una adicción. Si una pareja termina y vuelve, no tiene un cierre apropiado, lo cual explicaría por qué se genera depresión y ansiedad. Este patrón es como caer en un círculo vicioso de adicción. Para evitar y salir de este problema, los expertos recomiendan tomar “los pasos necesarios para mantener sus relaciones o terminarlas de manera segura”. Esto es con el fin de comenzar un proceso de sanidad y cierre, en caso de que la relación termine definitivamente; o restaurar la relación y formalizarla, en caso de que decidan continuar juntos.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Monk, J., Ogolsky, B., & Oswald, R. (2018). Coming Out and Getting Back In: Relationship Cycling and Distress in Same- and Different-Sex Relationships. Family Relations. doi: 10.1111/fare.12336

Remedios para un corazón roto

Duele cuando alguien te parte el corazón. Si tuviera que describir un corazón partido, diría que es como si alguien agarrara el cuchillo más afilado que hay y lo apuñalara repetidamente en el corazón, mientras se te forma un gran nudo en tu garganta. Los momentos felices que compartiste con esa persona se repiten en tu cabeza, como tu canción favorita, y te das cuenta que esos recuerdos serán lo único que quedarán de esa persona. Quizás te puedes relacionar con ese sentir. Por más doloroso que sea un corazón partido, el dolor sanará un día. Si eres una de esas personas que recientemente ha experimentado estos síntomas, tengo cuatro remedios garantizados para ayudarte recuperar.

Ora

David, el salmista, siempre le decía a Dios cómo se sentía sin retener nada. Respetaba Dios, ante todo, pero no le mentía a Dios sobre sus sentimientos. Hubo momentos en que admitió que sentía como si Dios lo hubiera abandonado. Se enfrentó a mucho dolor, pero hizo lo correcto al llevar esas cargas a Dios. Una de las otras lecciones que podremos aprender de David es que él no olvidaba alabar a Dios y darle el honor, incluso cuando no se sentía muy bendecido. Él se dio cuenta que Dios se lo merece todo, a pesar de todos los desafíos que le sucedían en su vida.

Deja las canciones románticas con mensajes tristes y escucha canciones de alabanza 

Este consejo puede sonar extraño, pero aquí está el por qué deberías escuchar música de adoración en lugar de canciones tristes:

  1. Las canciones tristes solo aumentarán las posibilidades de deprimirte. No hay nada incorrecto con sentirte emocional, definitivamente debes dejar que tus sentimientos salgan, pero si escuchas ese estilo de música, solo le agregará sal a tu herida. Esas canciones permiten que te pierdas en ese círculo de desesperación y dificultará tu recuperación.
  2. Las canciones de adoración que hablan de la soledad, estar cansado, y la alabanza te recordará que Dios te ama. Debido a ese amor, Dios será tu compañía, te dará la fuerza que perdiste y no te dejará ir. Estas canciones te darán la esperanza de que las cosas sucedan por una razón, y puedes confiar en Dios con esa razón.

Canciones que recomiendo: 

  • I Won’t Let You Go por Switchfoot
  • Tu Amor Me Inundó por Evan Craft
  • Even When It Hurts (Praise Song) por Hillsong
  • Tu Eres Para Mí por Kari Jobe

Rodéate de personas en quienes confías 

A veces solo necesitas que alguien te escuche y que te diga palabras que te darán esperanza. Dios debería ser el primero al que acudas, luego ve y busca consuelo de otros que estén dispuestos a escuchar también. Las personas en las que pensante cuando dije “confías”, son bendiciones. Recuerda que son una bendición. Mira a los demás que están ahí para ti y concéntrate en ellos, no en los que no están ahí.

Lee versículos bíblicos inspiracionales 

Dios se comunica con nosotros a través de la Biblia. La Biblia contiene muchos sabios dichos y podemos encontrar consuelo si lo buscas. Aquí hay algunos: 

  • Salmo 34:18, “El Señor está cerca de los quebrantados de corazón, y salva a los de espíritu abatido.” (NVI)
  • Romanos 8:18, “De hecho, considero que en nada se comparan los sufrimientos actuales con la gloria que habrá de revelarse en nosotros.” (NVI)
  • Mateo 11:28-30, “Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma. Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana” (NVI)
  • Salmo 147:3, “restaura a los de corazón quebrantado y cubre con vendas sus heridas.” (NVI)
  • Juan 14:27, “La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.” (NVI)

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Quiénes son más románticos: los varones o las mujeres?

Cuando pensamos en el romanticismo, se suele creer que las mujeres son más propensas a creer en ese tipo de cosas. Son ellas a quienes se les ve suspirando por una película o una frase romántica. Mientras que a los varones se les considera más fríos, poco afectuosos y menos probables a creer en el amor romántico. Sin embargo, estudios demuestran que tal vez esta percepción sea incorrecta.

De acuerdo a una investigación publicada en Journal Of Social And Personal Relationships1, los varones son generalmente más románticos que las mujeres. Los estudiosos analizaron una serie de exámenes en 730 estudiantes de universidad; y los resultados evidenciaron que los varones son más propensos a creer en el amor a primera vista y que el amor puede vencer todos los obstáculos. También se demostró que ser románticos no tenía nada que ver con la masculinidad (en los varones), pero en el caso de las mujeres se encontró que mientras más femeninas eran, tenían mayor probabilidad de creer en el amor romántico.

Otro estudio publicado en The Journal Of Social Psychology2 reveló que los varones se enamoran más rápido que las mujeres. Según la investigación realizada en 172 participantes, los varones son los primeros en decir “te amo” en una relación. Los investigadores afirman que “estos resultados indican que las mujeres pueden no ser las mejores “tontas por amor” que la sociedad asume” y que, en cambio, ellas tienen una visión pragmática y cautelosa sobre el amor.

Según las dos investigaciones anteriormente mencionadas, los varones son más románticos que las mujeres, pero ¿por qué creemos lo contrario?

Esto se debe a que los varones y mujeres tienen diferentes formas de expresar sus sentimientos. Ambos demuestran amor mediante el afecto, pero lo hacen de distinta manera. Las mujeres expresan amor al adoptar menos conductas negativas o antagónicas, en tanto que los varones muestran amor al compartir actividades de ocio y trabajar en el hogar junto a sus parejas.3  Tal vez porque las mujeres son aparentemente más cariñosas que los varones, se crea que son más románticas que ellos. No obstante, según las investigaciones, esto parece ser falso.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Sprecher, S., & Metts, S. (1989). Development of the 'Romantic Beliefs Scale' and Examination of the Effects of Gender and Gender-Role Orientation. Journal Of Social And Personal Relationships, 6(4), 387-411. doi: 10.1177/0265407589064001
2Harrison, M., & Shortall, J. (2011). Women and Men in Love: Who Really Feels It and Says It First?. The Journal Of Social Psychology, 151(6), 727-736. doi: 10.1080/00224545.2010.522626
3Schoenfeld, E., Bredow, C., & Huston, T. (2012). Do Men and Women Show Love Differently in Marriage?. Personality And Social Psychology Bulletin, 38(11), 1396-1409. doi: 10.1177/0146167212450739

¿Realmente los opuestos se atraen?

“Los opuestos se atraen”, es una creencia popular que muchos piensan se aplica en el amor. Eso es en base a las miles de personas que afirman tener diferente personalidad que sus parejas. Mientras que a uno le gusta el día, el otro prefiere la noche; uno tiene un temperamento volátil, pero el otro es más tranquilo y calmado. Puede que una pareja tenga cosas en común, pero conforme pasa el tiempo, ambos afirman ser completamente distintos y que es esa distinción lo que los unió y crea un balance perfecto. Sin embargo, investigaciones en esta área han descubierto que esto podría no ser tan simple como parece.

Por ejemplo, un artículo en la revista Cognition1 plantea que las personas imitan las acciones de quienes son cercanos a ellos. En el estudio que realizaron, encontraron que los individuos tienden a emular a sus parejas. Esto es por la cercanía y el tiempo que pasan juntos. Lo cual significa que, aun si son diferentes, cuando pasa el tiempo se volverán más parecidos el uno al otro.

Por otra parte, un estudio concluyó que las personas que comparten similares características de estabilidad emocional tienen más satisfacción en sus relaciones.2 Sin embargo, ningún rasgo de personalidad en común puede predecir la estabilidad en una relación. En realidad, lo que da satisfacción en la relación es la percepción. Por ejemplo, si dos personas se perciben como  similares, tendrán relaciones más satisfactorias, aun así no tengan mucho en común.

Un grupo de investigadores descubrieron que las personas altamente evasivas se sienten más felices cuando tienen una pareja que es moderadamente parecida a ellas. No obstante, esos resultados tampoco son concluyentes, porque según otra investigación, las personas altamente ansiosas se sienten felices en una relación con una persona que se asemeja mucho o nada a ellas.3

En conclusión, ¿los opuestos realmente se atraen?

Esa es una pregunta que ni los estudiosos saben determinar con exactitud. Hay casos en que los opuestos sí funcionan mejor juntos, pero hay otros en los que no. De nada vale que sean distintos si no saben balancear sus diferencias. Tampoco sirve de provecho si ambos se parecen y no saben ponerse límites. Lo que en realidad vale es cómo manejan sus diferencias, si las utilizan para fortalecerse, y si hacen que sus puntos en común los una aun más.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Maister, L., & Tsakiris, M. (2016). Intimate imitation: Automatic motor imitation in romantic relationships. Cognition, 152, 108-113. doi: 10.1016/j.cognition.2016.03.018
2Eastwick, P., Finkel, E., & Eagly, A. (2011). When and why do ideal partner preferences affect the process of initiating and maintaining romantic relationships?. Journal Of Personality And Social Psychology, 101(5), 1012-1032. doi: 10.1037/a0024062
3Mehta, V. (2014). Do Opposites Really Attract? It's Complicated. Retrieved from https://www.psychologytoday.com/us/blog/head-games/201412/do-opposites-really-attract-its-complicated

10 preguntas para resolver un conflicto con tu pareja

Es natural que existan conflictos y discrepancias en una relación amorosa. Sin embargo, cómo se reacciona ante esta clase de situaciones y cómo se solucionan, son cruciales para la estabilidad de la pareja (para mayor información, leer ¿Muchas peleas = Pareja feliz?). Una discusión no resuelta y que se deja para después, puede causar problemas mayores a corto y largo plazo. Por lo tanto es importante remediar las disputas lo más pronto posible. Una manera de hacerlo es tomándose un tiempo a solas para reflexionar sobre lo ocurrido. Las siguientes preguntas te ayudarán a ver una manera distinta los conflictos y a hacer las paces con la persona a quien amas.

Sobre el conflicto

1. ¿Cómo se originó la pelea?

Detectar el verdadero origen de una discusión puede salvar tu relación. Por ejemplo, si discuten por algo que uno de los dos dijo, probablemente la otra persona se haya sentido herida por el tono con que se dijo y no por las palabras en sí. Una vez que identifiquen qué causa las discusiones, podrán trabajar en vencer ese problema específico.

2. ¿La discusión fue sobre un tema nuevo o frecuente?

Los conflictos nos solucionados pueden enterrarse, pero con el tiempo echan raíces y se hacen más grandes. Si tienen un problema el cual siempre posponen en solucionar, no lo hagan más. Si es un tema nuevo, procuren arreglarlo lo más pronto posible y arreglar cualquier tema pendiente.

3. ¿Cuál fue tu reacción?

Tus forma de actuar puede herir a tu pareja y/o agrandar el problema. Si reaccionas de forma violenta, si no quieres resolver el conflicto, si huyes, hieres a tu pareja o niegas tu culpabilidad, para la próxima considera ponerte un freno. Que tu amor por tu pareja sea más fuerte que tu temperamento.

Sobre tu pareja

4. ¿Supiste escuchar las razones de tu pareja?

La clave de una buena comunicación es escuchar y prestar atención (para aprender más, lee ¿Cómo realmente escuchar a alguien?) Si durante el altercado no escuchaste a tu pareja, conversen de nuevo y dale espacio para dar su versión de lo sucedido.

5. ¿Consideraste sus sentimientos?

Es probable que lo que dijiste haya sido basado en tu emoción del momento y que no hayas considerado los sentimientos de tu pareja. Quizá sea eso lo que causó otra herida más, pero estás a tiempo de remediarlo. La próxima vez ponte en el lugar de la otra persona y no digas algo que a ti no te gustaría escuchar.

6. ¿Qué es lo que más valoras de él o ella?

Esta pregunta es para identificar si el conflicto realmente vale la pena. Si el amor que se tienen es real, podrán superar cualquier problema que se les presente. Pero si están juntos por las razones equivocadas, es probable que cualquier simple obstáculo cause la ruptura de su relación. Por lo tanto es importante que recuerdes por qué estás con esa persona en primer lugar.

Sobre las consecuencias

8. ¿Cuáles crees que fueron tus errores, antes, durante y después de la discusión?

Analiza la situación con la cabeza fría. No intentes culpar a tu pareja, sino que también admite tus errores.

9. ¿Crees que este conflicto tiene solución? ¿por qué?

Quejarse y encontrar los errores es simple, pero lo difícil es proponer una solución. Para ser productivo en tu vida personal y en tu relación amorosa, aprende a ver soluciones y a plantear salidas.

10. ¿Cómo afectaría esta discusión en el futuro?

Piensa en un futuro cercano y lejano. ¿Realmente crees que vale la pena enojarse por una discusión así? ¿Piensas que lo mejor es buscar ayuda profesional para remediar esta solución? Tus decisiones hoy afectarán tu mañana. Si no quieres arrepentirte de nada, entonces toma decisiones sabias.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Frases que tu pareja quiere escuchar (y que siempre debes decir)

Expertos dicen que la clave para una relación amorosa estable es la comunicación. No se trata únicamente de decir lo que tu pareja quiere escuchar, sino de expresar tus sentimientos con el tono adecuado, en el tiempo correcto y con verdaderas intenciones. De lo contrario, el mensaje no será bien recibido y causará malos entendidos. Las frases románticas ayudan a fortalecer una relación, pero algunas de ellas deben decirse con más frecuencia que otras. Estas son algunas de ellas:

“Te amo.”

No des por hecho que tu pareja sabe de tu amor hacia él o ella. Di “te amo” cuando la situación lo requiera. No lo digas como un saludo o una formalidad que debes de cumplir, sino no parecerá cierto. En cambio, dilo cuando tus acciones y tus intenciones vayan acorde a tus palabras.

¿Quieres aprender el verdadero significado de esta frase? Lee el artículo ¿Cuándo decir “te amo”?

“Cuentas conmigo para lo que necesites.”

El apoyo mutuo es parte importante de una relación. Decir “cuentas conmigo para lo que necesites” demuestra que tu interés es genuino y que la otra persona no está sola. Puede parecer obvio, pero quizás esas palabras sean lo que tu pareja quiere oír de ti.

“Eres importante en mi vida.”

De las millones de personas en el mundo, elegiste a tu pareja por una razón. Expresa tu amor y dile cuán importante es en tu vida y que aprecias que comparta su vida contigo.

“Eres diferente a los (las) demás porque _________.”

Resalta qué es lo que hace especial a la persona que amas. Alaba sus virtudes y cada aspecto que te enamore. Eso hará que se sienta especial y amado (a).

“Aprecio y valoro cada cosa que haces.”

Desde compartir su tiempo contigo hasta sacar la basura, cada acto de tu pareja merece ser elogiado. No pierdas la oportunidad de mostrar agradecimiento por las cosas que él o ella hace por ti.

“Perdóname, por favor.”

El orgullo puede ser una muralla que se levanta entre ustedes. Por lo cual, asume tu responsabilidad y pide perdón cuando se necesite. Si un problema no se soluciona, puede hacerse más grande cada vez. Así que no permitas que su relación se arruine por la falta de perdón.

“Agradezco a Dios por ponerte en mi vida.”

Si Dios es el centro de su relación, su relación tiene garantía de ser duradera, estable y feliz. Por lo cual es importante que le agradezcan por la vida del otro y por permitir que estén juntos.

“Cada día me enamoro más de ti.”

Demuéstrale que estás a su lado por amor y no por costumbre. Cada día que pasan juntos debe ser una oportunidad para fortalecer su relación.

“¿Hay algo que debo mejorar?”

Tu pareja probablemente sea la persona que mejor te conoce. Preguntarle si hay algo que debes mejorar es una forma de decirle que estás dispuesto a crecer como individuo y en tu relación. Esta interrogante no es con el fin de crear discusiones o críticas, sino de probar tu compromiso y humildad.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Tienes que estudiarte Google Optimize… esta demasiado bueno https://analytics.google.com/analytics/web/#/siteopt-experiment/siteopt-detail/a6471350w12475245p13084714/_r.drilldown=analytics.gwoExperimentId:zRo-ycv4Th2hhjzYS6cdKg&createExperimentWizard.experimentId=zRo-ycv4Th2hhjzYS6cdKg/

Send this to a friend