Oportunidades Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Oportunidades”

La caja de los recuerdos 1

La caja de los recuerdos

Hace algún tiempo tuve que mudarme de casa de mis padres, pues estaba iniciando mi propio hogar. Mientras recogía y seleccionaba las cosas que llevaría conmigo, las que guardaría y las que iba desechar encontré una pequeña cajita de zapatos que estaba llena de tarjetas, cartas, fotos y todo aquello que durante años había guardado porque tenía un valor especial para mí.

Al revisar esa caja, volvía recordar sucesos importantes durante mi tiempo en el colegio y en la universidad,  reviví esos tiempos y experiencias.

Pero en la vida cristiana no es recomendable tener una caja de recuerdos porque podrían convertirse en un verdugo que hiere, atrapa y puede llegar a matar.

Cuando llegamos a Cristo lo hacemos con un pasado (vergonzoso, doloroso, desastroso, etc.) pero cuando Dios  interviene marca un antes y un después en nuestras vidas y nos dice: “…Ya no recuerdes el ayer, no pienses más en cosas del pasado.” Isaías 43:18 (DHH).

Quizás hasta este momento has estado llevando esa caja de recuerdos llena de malas experiencias, momentos dolorosos o tiempos vergonzosos y eso te atormenta tanto que te ha impedido avanzar y peor aún te ha alejado tanto de Dios que hoy estás perdido y no ves una oportunidad de retorno o salida.

Hoy quiero recordarte esta verdad: ¡En Dios existen los nuevos comienzos!

Así es, tienes la oportunidad de tener un nuevo inicio, pero antes debes soltar esa caja de los malos recuerdos porque Dios quiere darte nuevas experiencias maravillosas. Fija tu mirada en lo que está delante “No, amados hermanos, no lo he logrado, pero me concentro únicamente en esto: olvido el pasado y fijo la mirada en lo que tengo por delante,…” Filipenses 3:13-14 (NTV).

No recuerdes el pasado, mejor espera ver las maravillas que Dios puede hacer en tu vida.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Mañana lo haré 2

Mañana lo haré

Cecilia es una mujer que tiene por profesión el diseño y confección de prendas de vestir, volviéndose popular por los hermosos vestidos que realiza, por lo cual, diferentes mujeres la buscan. Sin embargo, a pesar de su fama ha perdido bastantes clientes por no cumplir sus compromisos, lamentablemente tiende a “postergar el trabajo” para el último momento.

Lo que hace Cecilia, se llama “procrastinación”, es la acción o el hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras más irrelevantes o agradables. Se puede interpretar con esta frase: “dejar para mañana lo que se debe hacer hoy”.

Por este mal hábito se pierden valiosas oportunidades. Por ejemplo: imagina que se está acercando un evento especial, por tanto, precisas un hermoso vestido o un traje ¿estarías seguro de ser el cliente de Cecilia? A pesar de los diseños maravillosos que realiza sería un riesgo solicitar su trabajo, debido a que podría retrasarse.

Generalmente este problema se presenta en la adolescencia pero, también en un menor porcentaje, en personas jóvenes y adultas. La realidad es que no hemos aprendido a manejar el tiempo. Esta actitud refleja nuestra inmadurez, y se puede observar no solamente en las responsabilidades que asumimos, sino en la entrega que tenemos al Señor.

!!Vamos ahora! los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos; cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece.” Santiago 4:13-14 (RVR 1960)

Muchas personas dicen: “mañana me acercaré a Dios, hoy debo disfrutar mi juventud o el tiempo que me queda” Aunque no parezca, este es un pensamiento inmaduro, porque nadie sabe cuándo será su final. La vida es corta, como la neblina que aparece por poco tiempo y luego desaparece; por tanto, quizá el día de mañana no tengas la oportunidad de entregarte al Señor para que cuide de ti.

En esta oportunidad te animo a ser responsable con tus compromisos, es decir, decide asumir primeramente tus responsabilidades, coloca prioridades en tu vida y que las personas vean en ti una persona en quien confiar. Por otro lado, si aún no has entregado tu vida a Cristo, recuerda que el tiempo es corto y Dios tiene una labor para ti, no la dejes para mañana.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Buenas y malas noticias 3

Buenas y malas noticias

La Biblia en el libro de Números en el capítulo 13, narra la vez que Moisés envió 12 espías a la tierra de Canaán para ver lo que allí había y lo que podrían enfrentar al tiempo de conquistarla.

Como sabemos los 12 regresaron, pero 10 de ellos dieron un informe enfocado en todos los obstáculos que allí enfrentarían y sólo 2, Josué y Caleb, llegaron asombrados por lo que vieron y la oportunidad que Dios les había dado.

Ambos informes eran correctos: Había gigantes, murallas grandes y guerreros que enfrentar, pero también era la oportunidad de obtener una gran recompensa. El problema estaba en el enfoque de los espías: 10 de ellos pesimistas y sólo 2 optimistas.

El pueblo tuvo que elegir qué actitud quería tomar frente a la información que los espías les habían proporcionado.

Números 14:1-4 dice: “Entonces toda la congregación gritó, y dio voces; y el pueblo lloró aquella noche. Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: !!Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos! ¿Y por qué nos trae Jehová a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa? ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto? Y decían el uno al otro: Designemos un capitán, y volvámonos a Egipto.”  Versión Reina-Valera 1960

Lamentablemente Israel se dejó influenciar por el enfoque negativo de los 10 espías y no por la oportunidad que tenían de entrar en la tierra prometida, pero sobre todo no creyeron en la promesa que Dios les había hecho.

Muchas veces escuchamos malas noticias y puede ser que sobreabunden en nuestro entorno, incluso todo lo que se dice podría ser verdad, pero enfrentar este tipo de circunstancias tiene un propósito: En el mundo siempre hay más voces pesimistas, pero como cristianos debemos aprender a reconocer quién tiene la última palabra.

Dios hizo varias promesas que están escritas en la Biblia y por si eso fuera poco Él tiene toda la intención de cumplirlas en la vida de sus hijos. Sólo necesitamos decidir qué es lo que vamos a creer: La voz pesimista de quienes dudan de Dios o la palabra que ya está escrita.

Hebreos 11:6 dice: “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.”

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

No tengo tiempo 4

No tengo tiempo

Los quehaceres que tenemos pueden ocupar la mayor parte de nuestro tiempo, de tal manera que no lo podemos aprovechar con las personas que amamos y que nos aman, como nuestros padres, hijos, hermanos, amigos e incluso con Dios.

¿Cuántas veces has mencionado que estás ocupado? Se pierden oportunidades valiosas por estar atareados, por lo que es preciso analizar si invertimos el tiempo en lo que es primordial para nuestra vida. La palabra muestra un claro ejemplo de nuestro diario vivir:

“Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa. Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra. Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude. Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.” Lucas 10: 38-42 (RVR 1960).

Marta, quien recibió en su casa a Jesús, estaba afanada por los quehaceres y cuando observó a su hermana sentada escuchando al Maestro, pidió que la reprendieran por no ayudarle; sin embargo, el Señor le respondió que lo principal era lo que María había escogido.

Es posible que estés olvidando lo que tiene mayor importancia en tu vida, esto no significa que lo que haces no es importante, pero existen cosas que tienen más valor, como escuchar a Dios, conocer el propósito de tu existencia y tu familia.

En esta oportunidad te animo a detenerte por un momento y pensar en lo que Dios quiere para ti, decide orar y estudiar la Palabra del Señor todos los días, aunque te encuentres demasiado ocupado. Aparta también otro tiempo para disfrutar con tu familia, porque más delante podrías arrepentirte de no haber hecho lo que era más importante.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Llega primero 5

Llega primero

A veces se pierden oportunidades grandiosas por descuido, podría ser: un empleo por llegar tarde a la entrevista, los mejores lugares en el cine porque  se adelantaron a nosotros,  perder el ingreso al partido de tu equipo favorito porque no comparaste las entradas con anticipación.

Es preciso comprender que así como nosotros anhelamos obtener oportunidades valiosas,  hay más gente que busca lo mismo y por lo tanto, perderemos muchísimo si nos descuidamos.

Este aspecto me recuerda a una historia:

Carla y Kathy eran amigas desde la infancia hasta que formaron sus hogares. Cuando Carla se enteró que Kathy se encontraba en serios conflictos, decidió presentarle a Jesús para que reciba consuelo y bendición, pero ella no quiso conocer a Dios.

Anteriormente Kathy había sido invitada a una secta, y por tanto, vivió una terrible experiencia: le hicieron bastantes prohibiciones y le pusieron reglas que no estaban en la Biblia,  le exigían más de lo ella tenía y cosas que el Señor jamás le hubiera pedido. Por esto fue que se decepcionó.

Carla conocía a su amiga desde la infancia, pero esperó demasiado tiempo para compartir la verdad y lamentablemente, alguien llegó primero.

Así nos lo ha mandado el Señor: Te he puesto por luz para las naciones,
a fin de que lleves mi salvación hasta los confines de la tierra
.” Hechos 13:47 (NVI)

La vida de un cristiano no termina con conocer a Jesús y aceptarlo como su salvador, ese es sólo el principio. El Señor manda que seamos luz, con la finalidad de que muchos puedan salvarse, y es lamentable que las personas que conocemos y nos rodean hace mucho tiempo, aún no sepan que existe salvación.

Recuerda que alguien puede llegar antes que tú, el enemigo no duerme, él desea que las personas se pierdan, por lo tanto, hará todo lo posible para que reciban el mensaje equivocado.

No pierdas las oportunidades que el Señor te da para compartir su Palabra. Empieza a obedecer el mandato del Señor y presenta el mensaje de Jesús a las personas que te rodean.

¡No esperes demasiado tiempo!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Hasta cuándo debo perdonar? 6

¿Hasta cuándo debo perdonar?

Es inevitable preguntarse cuántas veces se debe perdonar a alguien, en especial cuando esa persona nos ha fallado en varias oportunidades o nos ha herido. Esta misma pregunta se hizo Pedro:

“Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete?

Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.” Mateo 18:21-22

El número “siete” es el número de la perfección, por lo que Pedro consideraba que perdonar hasta siete veces era alcanzar el máximo de su espiritualidad. Pero Jesús le dijo: “No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete” se podría decir, hasta que la persona alcance la perfección, en todas las ocasiones y todas las veces que se nos pida.

“Mirad por vosotros mismos. Si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale. Y si siete veces al día pecare contra ti, y siete veces al día volviere a ti, diciendo: Me arrepiento; perdónale.” Lucas 17:3-4

Aunque una persona haya fallado incontables veces, Dios te pide que lo perdones si nuevamente viniera a pedirte perdón. No está mal que reprendas si te han lastimado o han hecho algo en tu contra, pero el propósito no debe ser generar un conflicto o división, al contrario, el objetivo es que  la persona se arrepienta, pida perdón y se proceda a la reconciliación.

¿Conoces una persona que te ha fallado constantemente? Es preciso que aprendas a perdonar como Cristo nos enseñó, “hasta que sea perfecto”. Si estás cansado de hacerlo recuerda que Dios mismo te perdona y da una nueva oportunidad siempre.

De igual forma,  podríamos pensar que  la gente que cae constantemente en sus debilidades no tiene oportunidad o posiblemente nos cansemos porque creemos no toman en serio el consejo que les brindamos, pero Dios le da la oportunidad de levantarse una y otra vez, ¿Cuánto más nosotros?

¡Es mejor obedecer a Dios antes que a nuestros propios sentimientos!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Dios ya conoce tus grietas 7

Dios ya conoce tus grietas

Hay una historia antigua, tal vez muy conocida por muchos, que cuenta que un cargador de agua de la India tenía dos grandes vasijas que colgaban a los extremos de un palo y que llevaba encima de los hombros. Una de las vasijas tenía varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba toda el agua al final del largo camino a pie, desde el arroyo hasta la casa de su patrón, pero cuando llegaba, la vasija rota solo tenía la mitad del agua.

Durante dos años completos esto fue así diariamente, desde luego la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, pues se sabía perfecta para los fines para los que fue creada. Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque solo podía hacer la mitad de todo lo que se suponía que era su obligación.

Después de dos años, la tinaja quebrada le habló al aguador diciéndole:
“Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo porque debido a mis grietas sólo puedes entregar la mitad de mi carga y sólo obtienes la mitad del valor que deberías recibir.”

El hombre, apesadumbrado, le dijo compasivamente:

“Cuando regresemos a la casa quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino.” Así lo hizo la tinaja. Y en efecto vio muchísimas flores hermosas a lo largo del trayecto, pero de todos modos se sintió apenada porque al final, sólo quedaba dentro de sí la mitad del agua que debía llevar.

– ¿Te diste cuenta de que las flores sólo crecen en tu lado del camino?- le preguntó el hombre-  Siempre he sabido de tus grietas y quise obtener ventaja de ello, sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde tú vas y todos los días tú las has regado. Por dos años yo he podido recoger estas flores para decorar la casa de mi patrón. Sin ser exactamente como eres, él no hubiera tenido esa belleza sobre su mesa.

Cada uno de nosotros tiene sus propias grietas, llámense defectos, traumas, heridas emocionales, frustraciones, complejos, fracasos que nos marcaron, etc. y muchas veces pensamos estas grietas nos descalifican y que Dios no puede usarnos, que no somos lo suficientemente buenos, que hay personas más capacitadas que podrían hacer mejores cosas que nosotros; pero en 1ª Corintios 1: 27, 28 encontramos un gran tesoro:

“sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es”

Dios no busca personas perfectas, Él ya conoce nuestras grietas, pero eso no le impide hacer grandes cosas nuestras vidas. No mires tus defectos y problemas como algo que te descalifica, sino como oportunidades para que Dios obre en tu vida y cumpla sus planes.

Con grietas y todo, Dios te ha incluido en sus planes, te ama de manera inimaginable, tu vida es un tesoro invaluable para Él.

Deja de menospreciarte y compararte con los demás porque tu vida es única e incomparable. Confía en Dios y prepárate para ver cómo tu lado del camino empieza a florecer.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Vanos remordimientos 8

Vanos remordimientos

Nadie puede mirar hacia el pasado sin encontrar cosas de las cuales arrepentirse; se escuchan lamentos de haber perdido oportunidades, de dejar  conflictos sin resolver,  por no realizar proyectos, metas o cumplir ciertos deseos, por lo que terminamos diciendo: “si tan sólo”.

“y al último de todos,  como a un abortivo,  me apareció a mí. Porque yo soy el más pequeño de los apóstoles,  que no soy digno de ser llamado apóstol,  porque perseguí a la iglesia de Dios. Pero por la gracia de Dios soy lo que soy;  y su gracia no ha sido en vano para conmigo,  antes he trabajado más que todos ellos;  pero no yo,  sino la gracia de Dios conmigo.1 Corintios 15:8-10.

El apóstol Pablo podía haber estado con Jesús desde el principio, podría haber tenido todas las facilidades y oportunidades; pero aborrecía el Evangelio, consideraba a Jesús un blasfemo, por lo que trató de exterminar a los cristianos. Sabía que había  desperdiciado mucho tiempo y  que otros se le adelantaron, pero tuvo la capacidad de seguir adelante y de decir “he trabajado más que ellos aunque no yo sino la gracia de Dios que está conmigo”.

Qué fácil le hubiera sido pasar el resto de su vida en vanos remordimientos acerca del pasado. Él mismo dice: “y por último se me apareció a mí que soy el más insignificante de los apóstoles porque perseguí a la iglesia”. Seguro que lamentaba amargamente todo lo que hizo pero no se pasó el resto de su vida lamentándose, sentado en un rincón y repitiendo “fui el último en entrar ¿Por qué lo hice? ¿Cómo puede haberlo rechazado?”

Si somos cristianos, lo que importa antes que nada, no es lo que hayamos sido, sino lo que ahora somos. “Por la gracia de Dios, soy lo que soy”.  No se puede cambiar el pasado, por tanto, si es un tema que nos aflige repitamos lo siguiente:

“No importa cual haya sido mi pasado “yo soy lo que soy” ¿Quién soy yo? Una persona que ha sido perdonada y reconciliada con Dios por medio de la sangre que su Hijo derramó en la cruz. Soy un hijo de Dios, adoptado en su familia y voy camino a la gloria.”

Lo que importa no es lo que fuiste, por tanto, si el enemigo te ataca recordándote el pasado, vuélvete y dile “todo lo que dices es verdad, yo fui así, pero ya no me interesa lo que fui, sino lo que soy  por la gracia de Dios.”

Si aún no has soltado el pasado, te animo a  ponerte de rodillas para pedirle perdón al Señor de lo que hayas hecho. Él te escucha, te conoce y entiende, por lo que no tienes que seguir ocultándote de Él, es tiempo de empezar de nuevo. ¡Ya no mires atrás, que hay mucho por hacer adelante!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Es difícil pero posible! 9

¡Es difícil pero posible!

Desde 1977 he estado expuesto a las ideas y pensamientos acerca de la Fe. Digo esto, porque  a la temprana edad de siete años, comencé a escuchar lo que cada quién podía decir sobre esta palabra de dos letras.  Las definiciones, las temáticas, los discursos o las opiniones son ilimitadas.  Su aplicación es muy diversa según la situación que haya producido la acción de confiar y depender.  Cada vez que estudiaba sobre  ella, era mayor el impacto que recibía cuando escuchaba de su efecto en la vida de las personas que la abrazaban y vivian día a día sin descuidarla. 

Definitivamente es un reto. Un desafio ejercer la invitación de Hebreos 11:6 “Porque a Dios no le gusta que no confiemos en él. Para ser amigos de Dios, hay que creer que él existe y que sabe premiar a los que buscan su amistad” (TLA).  Este artículo no es suficiente para explicar la sencillez de ejercer la Fe que a su vez es intrigante aplicarla.  Aquellos que han decidido abrazarla según la Palabra de Dios, tienen mucho que decir.  

Hoy, puedo manifestar que vale la pena pagar el precio de confiar y ser retado por ella.  La Fe ha llevado mi vida a otro nivel, y lo seguirá haciendo.  El proceso ha sido siempre transformador cada día.  En un principio intentaba desarrollarla basado en los testimonios y argumentos de las personas que me rodeaban en mi comunidad, escuela, trabajo, congregación o eventos eclesiásticos.  Según el tiempo avanzaba e iba creciendo físicamente e intelectualmente, descubrí que la Fe no dependía de mi conocimiento, mi  destreza o mi capacidad para producir resultados.

Muchas veces perdí grandes oportunidades de ver lo que la Fe produce, por intentar entender la manera cómo funcionaba.  Llegué a la conclusión que Fe, es la humilde reacción y respuesta con todo mi ser, mente, corazón y alma, a la invitación divina de CREER.  Tener la convicción  que lo que él ha dicho, será una realidad.  Pude hallar  el camino para disfrutar del favor ilimitado sobre todo lo que hago y haré.  Solamente es atender a la voluntad hablada y revelada del Padre Celestial.  

Cuando ejerzo la Fe, estoy diciéndole al mundo, he decidido confiar en Dios.  Quiero recibir de él lo mejor.  Su ayuda y consejo es superior al que pueda yo tener.  Es someterme a su perfecto plan y caminar bajo su dirección.  Tener la convicción que él me permitirá llegar al mejor destino que ha creado para mí.  Me fascina reflexionar en aquella palabra poderosa que el Señor Jesucristo de dijo al padre del hijo poseído por un espíritu maligno: ¿Cómo que si puedo?  “Para el que cree todo es posible” – Mc 9:23(NTV).  O sea, puertas abiertas y cielos inclinados llenos de gracia y bendición para toda persona que ha decidido aceptar como verdad lo que Dios ha establecido desde la formación de la humanidad.

Yo acepté el reto de ver la Fe obrando en mi vida,  y en los proyectos que me han confiado para exaltar el nombre de nuestro Rey.  Caminando sobre el fundamento de la Fe, he recibido salvación eterna, el perdón de mis pecados, nueva identidad, autoridad espiritual, poder para hablar, el privilegio de tener familia,  ser embajador del evangelio, y la insuperable sensación de ayudar y ver en otros los poderosos efectos del ejercicio de la Fe.  

Con la Fe, lo díficil será posible, no fácil.

Te espero cada día a las 22:00 U.T.C. en El Antivirus.   Puedes escuchar y puedes ver todo lo que hacemos  aquí: https://cvclavoz.com/shows/el-antivirus/chat-antivirus/

¡Lo mejor de la vida para ti y los tuyos!

El gran ciervo 10

El gran ciervo

Hace un tiempo leí una historia acerca de un grupo de cazadores fuertes y valientes de una aldea que esperaban ansiosos alguna señal del gran ciervo que había regresado por ese lugar.

Una mañana muy temprano se escuchó el gran grito de batalla y todos montaron sus poderosos caballos y acompañados de sus perros fueron en busca del gran ciervo. Su objetivo era capturarlo con vida porque se decía que quien lo hiciera podría dejar un legado de poder, sabiduría y riqueza indecible a las próximas generaciones.

Cruzaron el bosque, valles, colinas, desiertos y no podían alcanzar al gran ciervo. En un momento determinado uno de ellos vio que algo se movía a su derecha entre la niebla. Seguro de que era el gran ciervo salió a toda velocidad y se separó del grupo. Grande fue su decepción cuando logró alcanzar al animal y se percató de que sólo se trataba de una pequeña zorra.

Cuando quiso emprender el regreso no sabía dónde estaba ni cómo hallar a los otros, así que empezó a cabalgar hasta que cayó la noche y sin darse cuenta él y su caballo terminaron atrapados en un pantano sin poder moverse por el lodo.

El cazador había perdido su tiempo, energías, se había distanciado mucho de su meta y ahora se encontraba atrapado.

Muchos de nosotros empezamos el año como los cazadores ansiosos por atrapar al gran ciervo. Tenemos planes, expectativas, nos preparamos entusiastamente para ir tras el gran animal y en medio del camino nos perdemos. Todas las metas y objetivos que fijamos para el nuevo año quedan abandonados en el primer trimestre, semestre o quizás a las semanas de iniciado el año.

Quizás la zorra que te desvió fue una oportunidad que parecía más prometedora y que no fue más que una ilusión, posiblemente alguna herida del pasado te estancó en el lodo, la depresión nubló tu vista o las mil ocupaciones hicieron que pusieras tu tiempo y energías en lo urgente pero no de lo realmente importante.

Sin importar si lograste todas las metas que te propusiste para este año o si es que corriste tras una pequeña zorra que te desvió del camino, que este año que se inicia tu vista esté puesta en el gran ciervo.

Encomienda a Dios tus planes y objetivos, confía en su perfecta voluntad y verás cómo este nuevo año trae consigo 365 oportunidades para tu vida.

“Entrega al Señor todo lo que haces; confía en él, y él te ayudará” Salmos 37:5 (NTV)

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Un fracaso exitoso! 11

¡Un fracaso exitoso!

La historia es la evidencia registrada de lo que hicieron aquellos que vivieron antes que nosotros.  A la vez es la  referencia para saber si lo que hicieron aún tiene relevancia en la vida de hoy.  Los resultados de sus acciones pueden inspirarnos a mejorar lo que realizaron, incluyendo la enseñanza de las dificultades que enfrentaron cada día.

¿Por qué he decidido escribir sobre semejante tema,  y presentar un título que puede resultar incongruente o ilógico?   Bueno, tiene una razón y es la siguiente: “Me encuentro en una nueva etapa de mi vida.  Estoy re-inventándome camino  a las 4 décadas y media de vivir con satisfacciones, pero con sueños y proyectos incompletos.  Convencido me atrevo a afirmar que: “quién teme fracasar, pierde la oportunidad de triunfar”.  Mucho tiempo consideraba que era un fracasado de alto nivel y me atemorizaba la idea de ser éxito.  En múltiples ocasiones optaba por lo bueno en vez de los mejor; por lo mejor en vez de superior; o lo superior en vez de lo extraordinario.

Invertí demasiado tiempo alentando a mis decepciones y desastrosos resultados en decisiones importantes.  En diversas ocasiones me recriminaba por las oportunidades que dejé pasar por temor y en otras por mi negligencia o mediocridad.  A pesar que mi hoja de vida  pueda revelar que he sido privilegiado al lograr muchos escalones  en la carrera profesional y ministerial, por un extenso tiempo me auto-señalaba como un total “fiasco”.  Hoy, he llegado a la conclusión que mi fracaso ha sido todo un éxito.

Ahora veo la existencia terrenal desde otra perspectiva vivencial.  Un proceso donde puedo medir mis limitaciones y multiplicar mis capacidades.  Mis fortalezas y debilidades ya no compiten entre ellas, sino se complementan.  Me impulsan a ser un instrumento más versátil para producir mejores ideas sostenidas e impulsadas a otra dimensión de excelencia.  Resta utilizar cada fracaso que antes fue un obstáculo y ahora convertirlo en un exitoso escalón que me impulsará a ser el ser humano integral que este mundo necesita.

Queda de mi parte seguir ingeniando métodos  y fórmulas cada minuto para lograr que cualquier fracaso nuevo se convierta en un éxito futuro.

Deseo dedicarle algunas frases celebres sobre el fracaso y el éxito tomada de fuentes anónimas:

  • Nuestra mayor gloria no se basa en no haber fracasado nunca, sino en habernos levantado cada vez que caímos”-Confucio (filósofo chino).
  • Los que renuncian son más numerosos que los que fracasan”-Henry Ford (empresario norteamericano).
  • Una experiencia nunca es un fracaso, pues siempre viene a demostrar algo“-Thomas Alva Edison (inventor norteamericano).
  • No sé cuál es la clave del éxito, pero la clave del fracaso es intentar agradar a todo el mundo“-Bill Cosby (comediante norteamericano).
  •  “El triunfo no está en vencer siempre, sino en nunca desanimarse”-Napoleón Bonaparte (militar y político francés).
  • “Un fracasado es un hombre que ha cometido un error, pero que no es capaz de convertirlo en experiencia”-Elbert Hubbard (escritor norteamericano).
  • El éxito no es definitivo, el fracaso no es fatídico. Lo que cuenta es el valor para continuar“-Winston Churchill (líder británico)
  • En la vida hay algo peor que el fracaso: el no haber intentado nada –Franklin D. Roosevelt (político norteamericano).
  • El fracaso fortifica a los fuertes”-Antoine de Saint – Exupery (escritor francés).
  • No se sale adelante celebrando éxitos sino superando fracasos” –Orison S. Marden (autor norteamericano).
  • A veces el fracaso señala que es tiempo de cambiar la dirección“-John Maxwell (autor norteamericano).
  • Muy pocos aciertan antes de errar“-Séneca (filosofo romano)
  • Cuando alguien culpa a los demás por sus fracasos, sería bueno que también le atribuyera sus éxitos“-Howard W. Newton (autor norteamericano).
  • La mejor estructura no garantizará los resultados ni el rendimiento. Pero la estructura equivocada es una garantía de fracaso“-Peter Drucker (experto en gerencia  austríaco).
  • “Quién teme fracasar, pierde la oportunidad de triunfar”-Rafael Angel Pérez (comunicador social puertorriqueño)

Te espero cada día a las 22:00 U.T.C. (17 horas  / 5pm MIAMI) en El Antivirus.   Puedes escuchar y puedes ver todo lo que hacemos  aquí: https://cvclavoz.com/shows/el-antivirus/chat-antivirus/

¡Lo mejor de la vida para ti y los tuyos!

 

¡Sigue caminando! 12

¡Sigue caminando!

Cuando enfrentamos un desafío inesperado, nuestra actitud determinará el resultado que producirá en nuestra vida.

Tenemos dos opciones: 1) Aceptamos con valentía la realidad que tenemos frente a nosotros ó 2) Nos derrumbamos ante ese problema y nos dejamos acabar por la angustia.

La Palabra de Dios nos inspira con esta poderosa verdad…“Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa “. (Isaías 41:10)

A veces quienes leen mis artículos me preguntan si algunos de los temas que escribo cada semana en el blog de El Antivirus, han sido mi propia experiencia.  La respuesta es sí.  Por otro lado, escribo basado en las situaciones que muchos Antiviruyentes me comparten en las redes sociales o el correo electrónico del show de radio.  El tema de hoy presenta una invitación a seguir caminado sin importar que difícil pueda ser  lo que tenemos que resolver.  La actitud debe impulsarnos a continuar nuestra vida sin detenernos en el lamento, la histeria, el dolor, el enojo, la amargura, la inseguridad, la indecisión, la venganza, el reclamo, la murmuración y otras manifestaciones de nuestra naturaleza.  De más está pretender que podremos ocultar el cielo con la mano.

Durante nuestra existencia es inevitable que suframos por nuestras propias decisiones, la de otros o por acontecimientos que llegaron y nos cambiaron la manera de ver la vida.  Una enfermedad, un despido, una traición, un mal negocio, un(a) hijo(a) rebelde, una separación familiar, una muerte de un ser querido, un divorcio, un accidente,  pueden llevarnos a no desear seguir caminando, pero ánimo adelante y siga haciéndolo hasta que hayamos recuperado lo que nos corresponde.  Nunca olvidemos estas palabras que Jesús dijo: “También les aseguro: pidan y se les dará, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá. Porque el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abrirá”(Lucas 11:9-10).

He aquí cinco maneras en las que se debe hacer frente a los desafíos que usted puede que le parezca difícil. Estos te ayudarán a ser más fuerte según EMagazine Online:

 1. Ellos te obligan a crecer –Un obstáculo te hace buscar formas alternativas para obtener la misma cosa por hacer. Al igual que el agua encuentra un nuevo camino cuando se enfrente a un bloque, usted se enfrenta a un desafío. Tienes suerte de tener esta oportunidad que está garantizado para hacer que crezca a niveles muy diferentes.

2. Ellos aumentan sus habilidades de observación –Si bien estás en busca de caminos alternativos a causa de algún problema, te vuelves consciente de tus alrededores, y analizas a fondo todas las posibilidades. Esto, a su vez, te hace buscar nuevas vías, lo que aumenta tu observación aguda. Si mantienes este atributo, cada reto sin duda te hará más difícil.

3. Te hace más tolerante –Al igual que un producto de hierro perfecto pasa a través de crueles golpes de un martillo una y otra vez, y con cada golpe se vuelve más fuerte, por lo que te hace frente a los obstáculos consiguientes. Con todos los problemas que resolver con éxito, usted se convierte en mejores condiciones de tratar con los problemas que puedan surgir en el futuro.

4. Usted se conoce mejor a sí mismo –Un obstáculo obliga a cavar hondo, mirar hacia dentro, y pensar en lo que eres. En el proceso, hacer descubrimientos acerca de tu propio ser, y darte cuenta de que eres capaz de las acciones que usted nunca imaginó que volvería a ser.

5. Se expande tu visión –Si puedes aumentar después de haber sido desgarrado, puedes lograr cualquier cosa. Y después de haber sido desgarrado, puedes ser capaz de ver la vida de una manera nueva. Después de recuperar y descubrir que no hay luz por todas partes. Es esta capacidad de ver la luz en la oscuridad que le hace más difícil.  Así que adelante, no tengas miedo de enfrentarte a un reto. De hecho, te hace más fuerte cada vez que aceptas uno.

Te espero cada día a las 17 horas (5-8pm hora Miami) en El Antivirus.   Puedes escuchar y puedes ver todo lo que hacemos  aquí: https://cvclavoz.com/shows/el-antivirus/chat-antivirus/

¡Lo mejor de la vida para ti y los tuyos!  CVCLAVOZ

 

 

 

Send this to a friend