rendir Archives | CVCLAVOZ

All posts in “rendir”

Alinearse a la voluntad de Dios

“Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.” Hebreos 13:20-21 (RVR1960).

Como hijos de Dios, somos conscientes de que debemos buscar la voluntad de Dios, y de hecho hemos escuchado muchas veces que tenemos que hacerlo; sin embargo, suele suceder que no sabemos por dónde empezar o no nos percatamos que en realidad no le hemos dado el control de nuestras vidas al Señor.

Cuando tenemos que tomar decisiones, son la mente y el corazón quienes entran en conflicto; si la persona es emocional tiende a dejarse guiar por lo que le dicta el corazón, y en el otro lado, si uno es racional, en sus decisiones lo que influirá será la lógica. Lo ideal, sin embargo, es hallar un equilibrio entre ambos, y qué mejor que alinearlos a la voluntad de Dios.

Son los momentos difíciles los que nos ayudan a evaluar cuánto realmente hemos entregado de nuestras vidas al Señor, ¿Es Él quien nos dirige? ¿Buscamos dirección en todo momento? ¿Hay algún área que no quieres soltar?

Como dice en Hebreos, debemos permitir que el Señor haga en nosotros lo que es agradable delante de Él; para ello, es necesario que estructuras mentales sean derribadas y que el corazón deje los impulsos.

Si quieres llegar a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo, debes rendir cada área de tu vida a Dios, sin reservas y sin condiciones.

“a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;” Efesios 4:12-13 (RVR1960).

Por Cesia Serna
 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Hasta cuándo podré soportar?

¿Cuántas veces nos ha tocado enfrentar grandes problemas que no sólo nos afecta a nosotros sino también a nuestros seres más cercanos? ¿Cuál ha sido tu actitud frente a ellos?   

No vamos a negar que hubo momentos en nuestra vida donde lo único que queríamos era rendirnos de una vez por todas, porque por más que nos hayamos esforzado para conseguir nuestros objetivos, no había resultados que podían demostrar lo contrario. Y por supuesto, la salida más fácil siempre fue pensar en darse por vencido antes que vencer.   

No hay duda que una total frustración nos invade al no ver cambios, y uno se pregunta: ¿Hasta cuándo podré soportar? ¿Me rindo o sigo luchando?

Rendirse siempre será la salida más sencilla y rápida, pero tu y yo somos hijos de Dios y nacimos para vencer, por lo tanto, pensar en rendirse es negar el poder y el amor de Dios sobre nuestras vidas.

¿Hay alguna situación que te aterra enfrentar? Si es así, no dudes en correr a los brazos de tu Padre celestial. ¿A quién más podrás recurrir sino a Él? ¿Quién podrá interesarse en tus problemas más que Dios?

Podemos recurrir a personas cercanas a nosotros, quienes podrían ser de mucha ayuda en el momento, pero finalmente quien se lleva toda carga y derrama su paz sobre nuestras vidas, es Dios. Él te conoce desde el vientre de tu madre ¿Cómo podría equivocarse?

Santiago 1:6-7 (RVR1960) Dice:

“Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor.”

Una oración de fe, puede mover montañas (llámese a estas: deudas, enfermedades, conflictos familiares, etc.) En Mateo 8:7-10, menciona cómo Jesús fue conmovido por las palabras del centurión romano, que incluso se humilló delante de Él, a pesar de su importante cargo ¿Quién sería capaz de hacerlo? Pues este personaje nos dio una gran lección de fe. Observa lo que dice:

“(…) Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra, y mi criado sanará. Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace. Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe.”

Sin importar la situación que te toque enfrentar, hoy te animo a doblar tus rodillas y con un corazón sincero te acerques ante tu padre, Él esta dispuesto a escuchar tu clamor.

“Clama a Mí, y Yo te responderé y te revelaré cosas grandes e inaccesibles, que tú no conoces” Jeremías 33:3-5 (NBLA)

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Intenta de nuevo

“Nadie podrá derrotarte jamás, porque yo te ayudaré, así como ayudé a Moisés. Nunca te fallaré ni te abandonaré.” Josué 1:5 (TLA)

Qué difícil es seguir creyendo cuando no hay respuesta de parte de Dios y cuando ves que las cosas empeoran. Qué impotencia da cuando seguimos luchando sin ver un cambio positivo o con la incertidumbre de no saber qué sucederá. Parece que todo está perdido cuando no vemos resultados o cuando hay una amenaza de empeorar la situación.

En 1 Reyes, los capítulos 18 y 19, la Biblia relata la victoria del profeta Elías sobre los 450 profetas de Baal, pero inmediatamente después de vencer a esas personas recibe una amenaza de Jezabel, esposa del rey Acab, quien le mandó a decir a Elías que lo iba a matar.

Ante esta amenaza el profeta Elías huyó y no pudiendo más con la situación le dijo a Dios: «¡Estoy harto, Señor! Quítame la vida, pues no soy mejor que mis antepasados». 1 Reyes 19:4 (NVI)

¿Te sientes así? ¿Crees que todo está perdido?

Hoy sólo quiero recordarte que eres un hijo de Dios, por lo tanto, no te rindas ni huyas de tus problemas como Elías. El dolor, las pruebas, el sufrimiento son parte de tu vida, pero tranquilo, Jesús dijo: “Yo he vencido al mundo” (Juan 16:33)

Por muy grandes o complicadas que sean tus dificultades, no olvides que para Dios no hay nada imposible, que Él está contigo y que no te abandonará en medio de esa crisis. Dios te ayudará a vivir para Él y salir victorioso.

Tampoco culpes a Dios por tus problemas como lo hizo Elías, “Ya basta Señor”, como si Dios tuviera la culpa de las cosas que enfrentamos, cuando en realidad somos nosotros mismo quienes nos involucramos en problemas por nuestras decisiones.

El Señor dice: “Vuelvan a obedecerme, y yo les daré poder. Si en verdad confían en mí, manténganse en calma y quedarán a salvo.” Isaías 30:15 (TLA)

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡No es la solución!

“Con gemidos, Saúl le dijo a su escudero: «Toma tu espada y mátame antes de que estos filisteos paganos lleguen para atravesarme, burlarse de mí y torturarme» (…) Entonces Saúl tomó su propia espada y se echó sobre ella.” 1 Samuel 31:4 (NTV)

Cuando los problemas o la tristeza parecen superar tus fuerzas, recuerda que en Dios hay esperanza, jamás pienses que la muerte puede ser una solución porque esa es una mentira de satanás, nunca fue o será una salida, es todo lo contrario porque es la entrada a un sufrimiento eterno. Lamentablemente el rey Saúl se equivocó y dejándose llevar por el miedo decidió quitarse la vida, olvidó que tenía un Dios Poderoso. Él es tu esperanza en medio del tiempo de la tormenta, si confías te dará una salida; recuerda que eres muy valioso para Dios,  quien te dio la vida y solamente Él puede decidir sobre tu existencia en esta tierra ¡Decide vivir!

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Chariot Tracking Code

Send this to a friend