Temer Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Temer”

El temor de Dios ¿es tenerle miedo?

“(…) Temed a Dios y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; adorad al que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.” Apocalipsis 14:7 (LBLA)

Quizá alguna vez pensaste que temer a Dios significaba vivir aterrorizado constantemente, así como cuando alguien te persigue. Pero en esta oportunidad quiero ayudarte a esclarecer este concepto que por mucho tiempo lo hemos malinterpretado.

Déjame decirte que la palabra temor significa reconocer la superioridad, el poder, la pureza y la posición de otra persona, por lo cual se le ofrece respeto. Eso es lo que debemos hacer con aquél que nos libró de la muerte y nos presentó justos delante de su Padre; porque temer a Dios te permitirá tener una relación íntima y cercana comunión con Él. No creas que nuestro Padre Celestial tiene un martillo listo para hacerte pedazos al más mínimo error que puedas cometer, no, Él no es así, por el contrario, su palabra dice que Él es amor, que su misericordia está día a día con nosotros; y al alabarlo y adorarlo, descubriremos que quiere aliviarnos de todas nuestras cargas, calmar todos nuestros temores, y darnos una verdadera paz. Ahora te pregunto: ¿Temes a Dios o le tienes miedo?

Por Ruth Mamani

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Él borrará tus pecados

“Yo, sí, yo solo, borraré tus pecados por amor a mí mismo y nunca volveré a pensar en ellos.” Isaías 43:25 (NTV)

Si tuvieras la oportunidad de volver al pasado ¿Qué te gustaría cambiar? Tal vez mucho o tal vez poco. Pero lo cierto es que a lo largo de nuestras vidas hemos cometido errores que tarde o temprano debemos asumirlos. Si hoy vives atormentado por los recuerdos de tu mal proceder, confiesa tus pecados y ten la certeza de que Dios te perdonará. Ya no vivas atado a tu pasado y permite que el experto transforme las cosas malas en buenas y verás cómo todo lo dañado comenzará una nueva vida con Él.

Por Rut Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Sombra de muerte

Los medios de comunicación como: la televisión, el periódico o las redes sociales, muestran claramente que la muerte se encuentra a la vuelta de la esquina. Todos los días se informan noticias sobre pérdidas humanas, ya sea por enfermedad, asesinato o suicidio.

Por lo tanto, es preciso reconocer a la muerte tal cual como la Biblia la presenta:

“Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo…” Salmos 23:4 (RVR 1960)

En esta porción bíblica, se compara a la muerte con una sombra. El Pastor David Logacho, manifiesta que de esta comparación se puede aprender algunas cosas sobre la muerte:

En primer lugar la sombra está presente pero es lo mismo que si no estuviera. No ocupa lugar en el espacio, puede entrar al agua y no se ahoga, al fuego y no se quema, puede ser pisoteada y golpeada, y ni se inmuta. Es como si no existiera.

En segundo lugar, la sombra nos sigue dondequiera que estemos en un día soleado. Igual es con la muerte, nos sigue dondequiera que estemos a la luz de la vida. Si no hubiera vida no habría muerte.

En tercer lugar, la sombra es inofensiva, los niños tienen miedo de la sombra, pero cuando crecen aprenden que es tranquila. Así es con la muerte, está presente, pero es inofensiva.

¿Alguna vez has tenido miedo a morir? Si pretendemos salir victoriosos ante la muerte, debemos mirarla como una sombra y así debe verla un cristiano.

“El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.” Isaías 9:2 (RVR1960)

Aunque nuestra vida esté en riesgo, no tendremos miedo si hemos permitido que la luz de Cristo resplandezca en nuestros corazones. Él tiene poder sobre la muerte, por tanto, seguiremos vivos si es la voluntad de Dios, por lo cual es como si la muerte no existiera, y aunque esté detrás de nosotros, continuará siendo inofensiva.

Te animo a entregar tu vida al Señor y si estás enfrentando una situación tormentosa, una enfermedad terminal o estás siendo amenazado y perseguido como David, te animo a repetir las palabras de este hombre de Dios: “No temeré mal alguno porque tú estarás conmigo”.

Recuerda que Dios te ama y tiene un propósito con tu vida.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Cómo funcionas?

Hace un tiempo mi padre compró un reloj que aparentaba encontrarse en mal estado porque la hora se retrasaba constantemente, motivo por el cual estuvimos a punto de botarlo hasta que le cambiaron las pilas, las cuales hicieron que funcionara perfectamente.

A veces un cristiano camina como un reloj sin energía o como un auto sin combustible en la vida cristiana, es por esto que en lugar de verlos con gozo se encuentran deprimidos, en lugar de tener paz están nerviosos, impacientes, capaces de atropellar al primero que se cruce en su camino, por lo cual uno puede dudar si realmente tienen a Cristo en su corazón ¿Qué necesitamos para llenar nuestra energía?

“Entonces respondió y me habló diciendo: Esta es palabra de Jehová a Zorobabel, que dice: No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos.” Zacarías 4:6

Un cristiano precisa el Espíritu de Dios para tener gozo, amor por otros y por uno mismo, paz, para ser fuerte y vencer las tentaciones o pruebas que se presenten, porque uno mismo no vencerá con su propia fuerza o con un ejército los conflictos, sino con el Espíritu del Señor.

¡Sin Él cederemos constantemente a nuestras debilidades y no funcionaremos de la manera apropiada!

“Y despertó Jehová el espíritu de Zorobabel hijo de Salatiel, gobernador de Judá, y el espíritu de Josué hijo de Josadac, sumo sacerdote, y el espíritu de todo el resto del pueblo; y vinieron y trabajaron en la casa de Jehová de los ejércitos, su Dios.” Hageo 1:14

El pueblo de Dios perdió muchas bendiciones porque tenían el Espíritu dormido, y comenzaron a temer y a despertar cuando recibieron una dura palabra de parte del Señor. Si te has alejado de Dios o estás trabajando sin su Espíritu, no esperes recibir las consecuencias para empezar a funcionar bien, recuerda que un mandato del Señor es estar ferviente en Espíritu.

“En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor.” Romanos 12:11

En esta oportunidad te animo a pedirle a Dios que despierte tu Espíritu, y cambie tu vida, que haga de ti  un cristiano fuerte en Él, lleno de gozo, paz y amor, de tal manera que otras personas puedan acercarse a Cristo gracias a ti.

¡Despierta y no pierdas más bendiciones!

 
El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

No tengo esperanza

La Palabra de Dios da a conocer la historia de un hombre que buscaba a Jesús desesperadamente porque su hija se encontraba en un estado crítico.

Mientras él regresaba con Jesús, vinieron de su casa para decirle que no moleste más al maestro porque su hija había muerto, en otras palabras, que deje de clamar y pedir porque no había esperanza.

“Pasando otra vez Jesús en una barca a la otra orilla, se reunió alrededor de él una gran multitud; y él estaba junto al mar. Y vino uno de los principales de la sinagoga, llamado Jairo; y luego que le vio, se postró a sus pies, y le rogaba mucho, diciendo: Mi hija está agonizando; ven y pon las manos sobre ella para que sea salva, y vivirá. 

Fue, pues, con él; y le seguía una gran multitud, y le apretaban.” Marcos 5:21-24

“Mientras él aún hablaba, vinieron de casa del principal de la sinagoga, diciendo: Tu hija ha muerto; ¿para qué molestas más al Maestro? Pero Jesús, luego que oyó lo que se decía, dijo al principal de la sinagoga: No temas, cree solamente. Y no permitió que le siguiese nadie sino Pedro, Jacobo, y Juan hermano de Jacobo.

Y vino a casa del principal de la sinagoga, y vio el alboroto y a los que lloraban y lamentaban mucho. Y entrando, les dijo: ¿Por qué alborotáis y lloráis? La niña no está muerta, sino duerme. Y se burlaban de él. Mas él, echando fuera a todos, tomó al padre y a la madre de la niña, y a los que estaban con él, y entró donde estaba la niña.

Y tomando la mano de la niña, le dijo: Talita cumi; que traducido es: Niña, a ti te digo, levántate. Y luego la niña se levantó y andaba, pues tenía doce años. Y se espantaron grandemente.” Marcos 5:35-42

¿Cuál es la dificultad que estas enfrentado? Es posible que las personas que te rodean crean que no existe esperanza para ti, incluso que tú mismo pienses que tu problema no tiene solución y que estás perdiendo el tiempo buscando a Jesús; pero en este momento Él te dice: “No temas, cree solamente”

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Temes cumplir tu misión?

Muchos sentimos temor a lo desconocido, no solo en cuanto nuevos emprendimientos en nuestra vida, a nuevas experiencias o relaciones, tenemos cierto temor a lo nuevo y eso no permite que podamos llegar lejos y sobre todo cumplir la misión que Dios nos ha encomendado.

Si creíste que Dios solo te trajo a este mundo para que puedas conocerlo y experimentar su amor, su poder, etc, estás equivocado, también te trajo para hacer una labor muy importante que es llevar su mensaje de amor a quienes no lo conocen.

Tal vez nunca hiciste esa labor y te atemoriza el hablar con otras personas de Dios, el evangelizar fuera de una Iglesia, salir de esas cuatro paredes para alcanzar a esas personas olvidadas, tal vez el no ver el fruto de tu esfuerzo porque no sabes cómo van a reaccionar cuando les hables del amor de Dios.

Pero hoy te recuerdo esa Palabra que Dios da: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” Mateo 28:19-20 (RVR-1960)

No estarás solo cuando hagas esa gran labor, recuerda que donde llegue la Palabra de Dios también llegará la bendición y tus ojos verán las obras y los milagros que Dios puede hacer a través de ti.

Hoy te invito a usar esa Palabra de poder, no temer a nuevos desafíos y nuevas personas a las que deseas evangelizar, puedes llegar a nuevos niveles, solo debes atreverte a ser usado por Dios, no temas a lo nuevo que viene para ti, será bueno porque estás cumpliendo tu misión.

Estando respaldados por Dios no debemos temer a lo desconocido.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend