Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Mone era una ovejita muy traviesa que vivía en una granja, le encantaba salir sola y alejarse de su hogar sin considerar los peligros; su cuidador siempre debía caminar tras ella y en ocasiones la alcanzaba a cuadras de distancia. Pero un día, la pequeña oveja,  aprovechó la distracción de su pastor para escapar, se alejó demasiado y se perdió en lo profundo del bosque. Al darse cuenta el ovejero que ella no estaba, corrió a buscarla.

Al anochecer el pastor sentía frustración y tristeza por no encontrarla, hasta que su perro pudo rastrillar una cueva oculta donde milagrosamente halló a la ovejita. Mone estaba asustada y herida porque había sido atacada por un animal; entonces, su pastor la llevó en sus brazos y curó sus heridas. Esta experiencia le enseñó a la ovejita que la granja, y estar a lado de su protector, era el mejor lugar en el que podía encontrarse y, finalmente, dejó de escaparse y buscar nuevas aventuras.

Sin duda alguna, en este cuento podemos evidenciar la necedad de una ovejita y la preocupación de su pastor; de la misma manera que puede suceder entre nosotros y Dios. No olvidemos que el Señor muchas veces nos compara con sus ovejas: “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas”. Juan 10:10-11 (RVR 1960).

“Dios no se aleja de ti, eres tú quién se aleja de Dios”

Así mismo, muchas veces podemos desear el camino equivocado y pensar en arriesgarnos a salir de la protección del Señor; pero no debemos olvidar que así como Dios tiene un propósito para nosotros en este mundo, el enemigo tiene otro, que es matar y destruir.

Si en este momento estás alejado de Dios, aún tienes la posibilidad de volver a sus brazos; pero, si eres de los que están deseando seguir en dirección equivocada, recuerda que tu pastor te ama y sabe qué es lo mejor para ti, no esperes a que lleguen las consecuencias o que los planes del maligno se cumplan en tu vida, decídete por el camino  correcto.


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

10
8
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta