Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Al leer en la Biblia la historia de José que fue vendido por sus propios hermanos, vemos la maldad e injusticia que cometieron con él. Generalmente nos identificamos más con la vida de este joven que con la actitud de sus hermanos. Pero, ¿No será que nosotros también llegamos a actuar como ellos de alguna manera? Me gustaría que analizáramos la vida de los hermanos de José en esta situación. 

El favorito de papá 

Y viendo sus hermanos que su padre lo amaba más que a todos sus hermanos, le aborrecían, y no podían hablarle pacíficamente.

Génesis 37:4 (RVR 1960)

Jacob amaba más a José que a sus otros hijos, porque lo tuvo en su vejez; esta situación provocó que sus hermanos lo odiaran. El favoritismo hacia un hijo puede llegar a producir inseguridad y competitividad entre sus pares. Es muy probable que ellos se sintieran rechazados por su padre, situación que produjo una herida. En consecuencia, ese dolor empezó a salir a través de palabras hirientes con el propósito de lastimar con la misma intensidad con la  que fueron heridos. 

De hecho Jesús nos dice: “[…] Porque de la abundancia del corazón habla la boca” Mateo 12:34 (RVR 1960). No puede salir algo bueno si uno está herido. Lo que abundaba en el corazón de los hermanos de José provocaba que ellos le hablaran ásperamente. ¿Notaste que hay personas que todo el tiempo hablan mal de las personas o se enfocan solamente en los defectos? Eso refleja que hay heridas no resueltas. 

Conspiración contra el preferido de papá 

Cuando los hermanos de José lo vieron acercarse, lo reconocieron desde lejos. Mientras llegaba, tramaron un plan para matarlo.

Génesis 37:18 (NTV). 

Si las heridas en una persona se mantienen abiertas por mucho tiempo, estas afectan internamente provocando deterioro en la salud; al mismo tiempo, puede exteriorizarse con palabras hirientes e ir al extremo de producir daño físico a las personas que la rodean.

Los hermanos de José tomaron la decisión de lastimar, fueron llevados por el deseo de venganza pensando que ahí terminaría todo su sufrimiento. Sin embargo no fue así, ya que vivieron muchos años con el peso de la culpa de haber vendido a su hermano. 

¿Cuántas veces uno llega a lastimar a sus seres queridos, sobre todo, a los más vulnerables? Es la herida no sanada la que lleva a dañar a los demás. Por esta razón pon un alto a esta situación, no dejes que el dolor que sientes te consuma y te lleve a destruir a los demás.

Dios comprende el dolor que sientes y desea sanar tu herida para que puedas vivir en libertad. Acércate al Señor y deja que Él te de un corazón nuevo.


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

8
6
3
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta