Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Todos enfrentamos distintas pruebas, unas más grandes que otras y muchas veces, cuando no entendemos su propósito empezamos a murmurar y renegar contra Dios, pero, ¿Sabías que necesitas luchas para poder volar?

Un hombre que vivía en la ciudad estaba visitando a un amigo que criaba abejas. Un día de primavera los dos salieron para ver las abejas jóvenes, que entonces estaban saliendo de los huevos de la celda; cada una estaba encasquillada en una celda de cera hexagonal, con bastante miel para llegar a ser una abeja madura. Cuando se terminaba la miel en la celda, las abejas salían para ocupar su lugar en la vida de la colmena.

Primero, la abeja abría un agujerito en la capa fina de la cera del techo de la celda, y luego empezaba su lucha por salir. Y ¡qué lucha! No recibía ayuda alguna, y todas, sin excepción tenían que hacer tremendos esfuerzos.

El visitante hizo notar esto, sugiriendo que sería más fácil si el colmenero, con su cuchillo, abriera la celda para que la abeja pudiera salir sin tanto esfuerzo.

Decidieron probar la sugerencia, pero cuando la abeja salió sin la lucha acostumbrada no pudo volar y acabó muriendo.

Luego el colmenero explicó que las alas de la abeja joven están unidas por una leve membrana, y que durante la lucha por salir de la celda, ésta se rompía y le permitía salir volando.

Cuando el visitante regresaba a su casa pensó: Y aquí yo he estado murmurando por unas pocas pruebas, cuando Dios estaba procurando que con ellas mi alma pudiera volar.

Las luchas nos fortalecen

Cada prueba, cada obstáculo que se nos presenta nos sirve para ir perfeccionando nuestro carácter, quitando aquellas cosas que nos impiden crecer y llegar a ser la persona que Dios quiere que seamos.

Seguramente alguna vez has deseado tener una vida más sencilla, sin tanta lucha ni problemas, pero si haces un análisis de cómo eras antes de una circunstancia adversa y cómo eres después de ella, estoy segura que no eres la misma persona, probablemente  creciste, maduraste, aprendiste algo.

Amados hermanos, cuando tengan que enfrentar cualquier tipo de problemas, considérenlo como un tiempo para alegrarse mucho porque ustedes saben que, siempre que se pone a prueba la fe, la constancia tiene una oportunidad para desarrollarse. Así que dejen que crezca, pues una vez que su constancia se haya desarrollado plenamente, serán perfectos y completos, y no les faltará nada.

Santiago 1:2-4 (NTV)

¿Cansado de las pruebas?

No es fácil enfrentar las pruebas y quizás muchas veces luchas distintas batallas al mismo tiempo. Sin embargo, Dios siempre está dispuesto a darte de su paz, fortaleza y sabiduría si lo buscas; dile cómo te sientes, los que necesitas, entrégale tus cargas y descansa en Él. 

Ya no te quejes por las pruebas, por el contrario enfréntalas seguro de que Dios tiene un propósito para ti y que saldrás de ellas siendo mejor. Recuerda que necesitas luchas si quieres volar.


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

9
11
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta