Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog
La disciplina tiene diferentes significados. Por ejemplo, puede referirse al castigo y la corrección que viene cuando hacemos algo malo. Asimismo puede ser el autocontrol y el cumplimiento de un objetivo. En la Biblia encontramos que la disciplina en general tiene un propósito y está ligado a nuestra relación con Dios.

En los siguientes versículos bíblicos veremos que la disciplina contribuye al bienestar de la persona, tanto espiritual como física y material. Por esa razón no debemos rechazarla, sino verla como una bendición.

Versículos bíblicos para tener más disciplina

Si tú haces lo bueno yo te aceptaré, pero si haces lo malo, entonces el pecado te estará esperando para atacarte; te quiere dominar pero tú debes dominarlo a él.

Génesis 4:7 (PDT)

El que ama la disciplina, ama el conocimiento; el ignorante detesta que lo corrijan.

Proverbios 12:1 (PDT)

El que desea tener sin trabajar, al final no consigue nada; ¡trabaja, y todo lo tendrás!

Proverbios 13:4 (TLA)

Despreciar la disciplina es no apreciarse uno mismo; obedecer la corrección es poseer entendimiento.

Proverbios 15:32 (RVC)

Una persona sin control propio es como una ciudad con las murallas destruidas.

Proverbios 25:28 (NTV)

Y no adopten las costumbres de este mundo, sino transfórmense por medio de la renovación de su mente, para que comprueben cuál es la voluntad de Dios, lo que es bueno, agradable y perfecto.

Romanos 12:2 (RVC)

Ustedes saben que, en una carrera, no todos ganan el premio, sino uno solo. Pues nuestra vida como seguidores de Cristo es como una carrera, así que vivamos bien para llevarnos el premio. Los que se preparan para competir en un deporte, dejan de hacer todo lo que pueda perjudicarlos. ¡Y lo hacen para ganarse un premio que no dura mucho! Nosotros, en cambio, lo hacemos para recibir un premio que dura para siempre. Yo me esfuerzo por recibirlo. Así que no lucho sin un propósito. Al contrario, vivo con mucha disciplina y trato de dominarme a mí mismo. Pues si anuncio a otros la buena noticia, no quiero que al final Dios me descalifique a mí.

1 Corintios 9:24-27 (TLA)

Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor y timidez sino de poder, amor y autodisciplina.

2 Timoteo 1:7 (NTV)

En cambio, el Espíritu produce amor, alegría, paz, tolerancia, amabilidad, bondad, lealtad, humildad y dominio de sí mismo. Ninguna ley existe en contra de todas estas cosas.

Gálatas 5:21-23 (BLPH)

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

2
1
0
1
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta