Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Es tormentoso vivir con la culpa de algo que no hiciste. Las madres de niños con autismo y otras enfermedades, condiciones o trastornos pasan por largo tiempo por el proceso de la culpa. Ellas creen que hicieron algo malo durante o antes del embarazo y como resultado su hijo nació con problemas autistas.

Sentirse culpable cuando no lo eres es un sentimiento que te consume y no te deja avanzar. ¡No creas esa gran mentira! No hay nada que el ser humano pueda hacer para anular el propósito de Dios.

Repite con cada versículo a continuación estas actividades una y otra vez hasta sentirte mejor y la culpa se irá.

  • Lee uno por uno todos los versículos bíblicos acerca del sentimiento de culpa.
  • Siente el consuelo de Dios mientras los lees.
  • Medita en lo que lees.
  • Personaliza las promesas de Dios.
  • Recibe Sanidad mientras meditas en cada uno textos bíblicos.
  • Se libre de la mentira de la culpa sobre el autismo y otras enfermedades.
  • Repite en voz alta el versículo bíblico sobre la culpa que más te ayudó.
  • Memoriza el texto bíblico que más te identificaste.

La Palabra de Dios te sana de la culpa

Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad, Y en cuyo espíritu no hay engaño.

Salmos 32:2 (RVR1960)

El día en que temo, yo en ti confío. En Dios, cuya palabra alabo, en Dios he confiado, no temeré. ¿Qué puede hacerme el hombre?

Salmos 56:3-4 (LBLA)

Pero yo cantaré de tu poder; sí, gozoso cantaré por la mañana tu misericordia; porque tú has sido mi baluarte, y un refugio en el día de mi angustia.

Salmos 59:16 (DHH)

Alma mía, espera en silencio solamente en Dios, pues de Él viene mi esperanza.

Salmos 62:5 (NTV)

He aquí que Jehová hizo oír hasta lo último de la tierra: Decid a la hija de Sion: He aquí viene tu Salvador; he aquí su recompensa con él, y delante de él su obra.

Isaías 62:11 (RVR1960)

Sean avergonzados y humillados los que buscan mi vida; sean vueltos atrás y cubiertos de ignominia los que se complacen en mi mal.

Salmos 70:2 (LBLA)

Entonces en su angustia clamaron al Señor, y Él los libró de sus aflicciones.

Salmos 107:6 (NVB)

Dios te restaura

Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié contra vosotros.

Joel 2:25 (RVR1960)

Yo buscaré la perdida, y haré volver al redil la descarriada; vendaré la perniquebrada, y fortaleceré la débil; mas a la engordada y a la fuerte destruiré; las apacentaré con justicia.

Ezequiel 34:16 (RVR1960)

He aquí que Jehová el Señor vendrá con poder, y su brazo señoreará; he aquí que su recompensa viene con él, y su paga delante de su rostro. Como pastor apacentará su rebaño; en su brazo llevará los corderos, y en su seno los llevará; pastoreará suavemente a las recién paridas.

Isaías 40:10-11 (RVR1960)

En vez de estar abandonada y aborrecida, tanto que nadie pasaba por ti, haré que seas una gloria eterna, el gozo de todos los siglos.

Isaías 60:15  (RVR1960)

En tu experiencia, ¿Alguna vez sentiste culpa por el autismo o por alguna otra situación? Escribe debajo tus comentarios. Recuerda que la persona más importante para ayudar a tus hijos, eres tú. ¡Tú puedes!

Si sospechas que tu hijo está dentro del espectro autista, consulta con tu pediatra urgente. Envíame tus preguntas al WhatsApp +1 305 968 6180, (menciona en tu texto hablemos de autismo).


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1

Reactions

2
1
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta