Nos preocupamos en lograr muchas cosas en la vida, pero Dios es el único que sabe hasta cuándo viviremos. La reflexión está basada en 1 Reyes 8:58 y nos insta a ser motivados por nuestro Creador.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.