“Si fuéremos infieles, él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo”. 2 Timoteo 2:13

La fidelidad es una virtud por la cual una persona cumple con lo que ha prometido. La fidelidad se encuentra relacionada con la confianza y la incondicionalidad hacia Dios. Si reflexionamos sinceramente sobre cómo hemos vivido, nos daremos cuenta que en ocasiones hemos sido infieles a Dios. Pero aún a pesar de todas las equivocaciones cometidas, Dios ha permanecido fiel, su amor no cambia porque te ama sobre todas las cosas y la mayor prueba fue dar a su hijo en la cruz por ti. ¡Él es fiel en todo tiempo!

Por Miguel Ángel Veizaga

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta