“Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.” Jeremías 17: 9-10 (RVR1960)

Muchas veces aparentamos vidas perfectas, sin embargo escondemos dentro de nosotros mentira, amargura, resentimiento y hasta hipocresía. Muchos de estos sentimientos trataran de camuflarse en nuestro corazón, daremos señales de vida, sin embargo estaremos viviendo un letargo espiritual. No permitas  que tu corazón te engañe, pídele a Dios que te examine y cree en ti un espíritu recto delante de Él. Hoy es el día para comenzar a vivir en integridad.

Por Yahany Chávez

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta