“Por tanto, para que sean borrados sus pecados, arrepiéntanse y vuélvanse a Dios, a fin de que vengan tiempos de descanso de parte del Señor” Hechos 3:19 (NVI)

¿Quieres alivio para tu alma? Si le has fallado a Dios y sientes que su mirada ya no está sobre ti. Lo que debes hacer es arrepentirte y regresar a sus brazos te hará recibir un descanso que no se compara con nada. Es necesario que cambies tu forma de actuar para que puedas entrar en tiempos de refrigerio y así deleitarte en su presencia.

Por Miguel Ángel Veizaga

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta