Cuando algo nos está pasando y nos encontramos enfrentando una prueba, tendemos a ahogarnos en un vaso de agua, pues nos alejamos del cuerpo de Cristo, nos aislamos y nos creemos independientes, pudiendo así perder la oportunidad de salir de la aflicción.

Según lo que conocemos de la historia, los apóstoles Juan y Pedro después de que habían hecho grandes obras y llegado a varias personas con el evangelio de Cristo, fueron perseguidos, amenazados y presos. En el libro de Hechos podemos observar cómo después de haber sido liberados, lo primero que hicieron fue ir hacia los suyos, la iglesia, para darles a conocer todo lo que les había pasado. No corrieron a buscar qué hacer, no idearon técnicas, no huyeron, sino que fueron a los suyos y le contaron todo.” Y puestos en libertad, vinieron a los suyos y contaron todo lo que los principales sacerdotes y los ancianos les habían dicho.” Hechos 4:23 (RVR-1960)

Ellos sabían que podían encontrar consuelo, fortaleza y compañerismo en los hermanos de la iglesia. Tuvieron la confianza de compartir todo con los demás.

Muchas veces en nuestras vidas no queremos compartir con los demás lo que estamos pasando y perdemos la bendición que podemos recibir a través de ellos; desgraciadamente muchas veces lo hacemos por orgullo, timidez o desconfianza en los demás.

Te interesa:  Hacia la cruz

Debemos entender que somos uno en  Cristo y que nos necesitamos unos a los otros. Esto es lo que dice Pablo: “Ni el ojo puede decir a la mano: No te necesito, ni tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros. Antes bien los miembros del cuerpo que parecen más débiles, son los más necesarios.” 1 Corintios 12:21-22 (RVR-1960)

Es por eso que Dios nos invita a tener compañerismo y amor a los demás, el abrir tu corazón y permitir recibir ese apoyo no te hacen menos, ni débil, al contrario, te hace una persona fuerte para enfrentar los problemas.

Abre los ojos y el corazón, que hay varias personas alrededor tuyo que están dispuestas a ayudarte y ser un instrumento de Dios.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

1 Comentario

  1. Gracias Dios… necesitaba mucho de este devocional de hoy…. y me da mas confianza en lo que ha de hacerse…

Dejar una respuesta