En Colosenses 4:2 dice: “Dedíquense a la oración: perseveren en ella con agradecimiento”. Muchas personas son constantes en sus oraciones y esperan ver una respuesta de parte de Dios; por lo cual, el desaliento puede llegar cuando parece que Dios está en silencio.

En esta ocasión, Danilo Montero nos ayuda a entender por qué nuestras oraciones parecen no tener contestación de parte de Dios; y también nos insta a no perder la esperanza y permanecer en constante comunicación con nuestro Creador.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta