cvc | CVCLAVOZ

All posts in “cvc”

Es mi pastor…

La imagen de un amado pastor con su rebaño, es una muestra apropiada para comprender el amor de Dios hacia nosotros. En esta oportunidad quisiera compartir la importancia de tener a Dios como: “Pastor”, por medio del Salmos 23 (RVR 1960).

La Palabra del Señor dice:

“Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma; me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.” Salmos 23:1-3

El pastor suple las necesidades de sus ovejas, elige los pastos más delicados para que no se enreden en arbustos o se lastimen; además,  las ovejas se cansan y se pierden con facilidad,  por eso el pastor las guía.

“Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento.” Salmos 23:4

La disciplina que da, ayuda a las ovejas a tomar el camino indicado y forja una nueva esperanza en ellas. Aunque enfrentemos terribles problemas, no tendremos miedo, porque estaremos a lado del Pastor.

“Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.” Salmos 23:5

Él será nuestra provisión y protección contra nuestros enemigos. El pastor nos consagrará, nos ayudará a vivir una vida de santidad, para recibir su bendición con abundancia.

“Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa de Jehová moraré por largos días.” Salmos 23:6

Generalmente pedimos en oración la bendición y misericordia del Señor para nuestra vida, lo interesante es que aquel que tenga a Dios como su pastor, no necesitará pedir estas cosas porque ellas lo van a seguir y, además, recibirá su promesa de vivir con Él por la eternidad.

En esta ocasión me gustaría hacerte una pregunta: ¿El Señor es tu pastor? Recuerda que el pastor proporciona descanso, refrigerio, renovación, dirección, liberación del temor, consuelo, seguridad y victoria sobre el enemigo, por tanto, es posible que te estés perdiendo de muchas bendiciones.

Si te has apartado de su redil, te animo a volver al camino correcto y permitirle que Él sea quién gobierne tu vida.

¡Entrégale tu corazón y reconoce al Señor como tu dueño!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Eres reflejo de Dios?

“Vino a él un leproso, rogándole; e hincada la rodilla, le dijo: Si quieres, puedes limpiarme. Y Jesús, teniendo misericordia de él, extendió la mano y le tocó, y le dijo: Quiero, sé limpio. Y así que él hubo hablado, al instante la lepra se fue de aquél, y quedó limpio”. Marcos 1:40-42 (RVR1960)

Este hombre, cuyo nombre no aparece, estaba enfermo de lepra, una enfermedad incurable y muy contagiosa. La persona que llegaba a tenerla quedaba terriblemente marcada porque poco a poco iba perdiendo su aspecto humano.

Debido a que era una enfermedad contagiosa, quien la padecía era separado de su familia y de toda la sociedad. Por esta razón, habitualmente eran compañeros de los muertos y de los endemoniados en las tumbas.

Y al tratarse de una enfermedad incurable en esos días y cuyo fin era la muerte, se entendía que un leproso era un muerto en vida. Pero una de las cosas que me apasiona de este corto relato es la actitud de Jesús a la petición de un hombre sin esperanza: “si quieres puedes limpiarme”.

Contrariamente  a lo que habría hecho cualquier rabino o persona de su tiempo, Jesús no se alejó de él, sino que permitió este acercamiento, e incluso, cuando llegó el momento, también Él se acercó al leproso al punto de tocarle para sanarle: “Quiero, sé limpio”.

Jesús es un ejemplo de amor incondicional, nunca repudió al leproso por su condición y situación, al contrario, tuvo compasión y comprendió que no era fácil estar aislado de su familia y de la sociedad por esa cruel enfermedad que lo deformaba.

Más allá de ese hermoso milagro que Jesús hizo y de los muchos que están escritos en su Palabra, la actitud de Jesús con todos los que se acercaban a Él nos enseña que no debemos ignorar a las personas por su condición. Jesús recibió a todos los que decidieron acercarse y con seguridad lo seguirá haciendo, porque Dios no hace excepción de personas.

Muchas veces nosotros ignoramos a un desahuciado, un enfermo, a personas en situación de calle, religiosas, etc. y esa no debe ser nuestra actitud. La palabra de Dios nos manda a poner en práctica el amor:

“Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu fuerza y con toda tu mente” y Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Lucas 10:27.

“Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros.” Juan 13:34.

“El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.” 1 Juan 4:8 (RVR1960)

Ese amor  debe llevarnos a cubrir multitud de faltas, darnos la valentía para llevar el evangelio a los necesitados sin importar su situación y condición. Si hasta hoy no hemos puesto en práctica el amor, es un buen día para empezar a hacerlo, comienza por tus seres queridos.

“Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”.  Efesios 2:10  (RVR1960)

Oremos:

“Señor amado, hoy aprendí que tu amor me llama a cuidar de aquellas personas a quienes el mundo rechaza, enfermos, pobres y marginados, por favor lléname de ti para amar a todos por igual y perdóname si hasta hoy he ignorado a alguien. Quiero ser un canal de tu amor, en el nombre de Jesús, amén.”

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Sobre qué estás edificando tu vida?

Los huracanes, las inundaciones y los tornados han causado grandes pérdidas materiales y humanas en países que han experimentado estos desastres. Por esta razón algunos constructores han decidido edificar casas que son como fortalezas, con ventanas que pueden resistir grandes vientos, fuertes clavos para techos que sólo pueden ser cortados y muros que no sean movidos por los desastres naturales.

Algo similar sucede con nosotros, cada área de nuestra vida  es una casa por construir. Cuando se presentan los problemas, es cuando vemos qué tipo de cimiento tenemos en cada una de ellas.

¿Sobre qué estás edificando tu vida? ¿Sobre tu experiencia, inteligencia, sabiduría humana o sobre la Roca?

Si llevas una vida inestable y sientes que no hay respuesta ni cambio en ningún área, es porque estás edificando tu casa sobre la arena. Tal vez te desanimas fácilmente cuando llegan los problemas y sientes desfallecer, pensando que huir de esa situación es tu mejor salida.

El fruto que das, es el que refleja el cimiento en el que está construida tu vida:

“Las obras de la naturaleza pecaminosa se conocen bien: inmoralidad sexual, impureza y libertinaje; idolatría y brujería; odio, discordia, celos, arrebatos de ira, rivalidades, disensiones, sectarismos y envidia; borracheras, orgías, y otras cosas parecidas. Les advierto ahora, como antes lo hice, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.”

(Gálatas 5:19-21 NVI)

Para que tu vida sea edificada sobre un cimiento fuerte, debes tomar decisiones radicales que te permitan crucificar todo lo que ofende a Dios. Esto podría llevar tiempo porque hay que cavar hondo y se necesita de disciplina para tener estabilidad, pero si quieres subir un nivel más, deberás crear hábitos espirituales: La oración, la meditación de su Palabra y el congregarse; así cuando vengan los vientos de problemas puedas estar firme en tu fe.

Es hora de trabajar en un sólido proyecto de vida, en el que escribas tus metas y definas cómo las vas a lograr. Analiza dónde estás parado, si tu vida está edificada sobre la roca o sobre la arena, porque que tus sueños se hagan realidad, dependerá del cimiento sobre el que los construyas.

“Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante. Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca.” Lucas 6:47-48 (RVR).

Por Ruth Mamani.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

El fruto de la obediencia

“Vayas donde vayas y en todo lo que hagas, serás bendito.” Deuteronomio 28:6 (NTV).

¿A quién no le gustaría que todo cuanto hiciere le salga bien y donde vaya sea un éxito, verdad? Tal vez muchos nos esforzarnos por hacer lo mejor que está en nuestras posibilidades para alcanzar el éxito, pero en realidad no sólo se trata de esfuerzo sino también de obediencia. ¿Quieres ser exitoso? Obedece la palabra de Dios, porque las más grandes bendiciones vienen por el cumplimiento a ella.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Buen futuro

¿Hay alguien que sabe todo de ti? Tus gustos, la manera que ves la vida, o qué emociones te invaden cuando pasas por alguna situación difícil o los pensamientos que tienes con respecto a tu futuro.

Alguien que conozca la más mínima cosa de ti, tal vez podrías nombrar a un familiar o un amigo, pero ninguno más que Dios tendrá conocimiento a detalle de toda tu vida y lo que será de ti en el día de mañana.

El rey Salomón inicia el Salmo 139 con estas palabras: “Oh Jehová, tú me has examinado y conocido. Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; Has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposo, Y todos mis caminos te son conocidos. Pues aún no está la palabra en mi lengua, Y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda.” versos 1-4 Declara a Dios como el único que tiene absoluta noción de su andar.

Tal vez ahora crees que nadie sabe ni entiende cómo estás ahora, posiblemente tienes temor al cómo será tu futuro por los problemas que estás pasando. Por eso quiero recordarte que más allá de conocerte, Dios también quiere ser quien te brinde la ayuda que necesitas, la fortaleza para vencer la prueba que estás pasando, la esperanza para seguir adelante y la provisión en este tiempo de escases.

Con la Omnisciencia de Dios tenemos la plena certeza de que saldremos victoriosos en medio de la aflicción o incertidumbre porque Él está preparando salidas y soluciones para tu bienestar. Por eso pídele que te guíe hacia su perfecta voluntad: “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; Y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno.” Salmos 139:23-24

¡Confía que en Dios tu vida está en buenas manos!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Estoy junto a ti

“Entonces habló Isaac a Abraham su padre, y dijo: Padre mío. Y él respondió: Heme aquí, mi hijo. Y él dijo: He aquí el fuego y la leña; mas ¿dónde está el cordero para el holocausto?  Y respondió Abraham: Dios se proveerá de cordero para el holocausto, hijo mío. E iban juntos.” Génesis 22:7-8  (RVR1960)

Me encanta este versículo, porque Isaac le dice a Abraham: “Padre mío”, y nosotros como hijos de Dios podemos usar esas palabras en medio de nuestra dificultad, estando plenamente seguros que Él nos responderá del mismo modo: “Heme aquí, mi hijo” dando tranquilidad a nuestro corazón, seguros de que Dios proveerá todo para nuestras necesidades, nos protegerá y sacará en victoria, como lo hizo con el hijo de Abraham. Te animo a confiar como Isaac y tendrás gozo, paz, fe y la seguridad que Dios está siempre contigo en medio de la prueba.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Cambio

La dinamita es una sustancia volátil muy potente compuesta principalmente por nitroglicerina, un líquido inestable que al ser absorbido en un medio sólido se convierte en un explosivo. Su inventor fue Alfred Nobel en el año 1866, en ese entonces la dinamita sustituyó rápidamente a otros compuestos en la excavación de montañas, la construcción de carreteras, demoliciones y en general cualquier obra pública que requiriera el movimiento de masas rocosas.

Sin embargo su uso como arma de guerra no se dejó esperar. La dinamita se utilizó por primera vez en el año 1870 durante el enfrentamiento franco-alemán y pronto se extendió a las revoluciones hispanoamericanas.

Desde ese momento los combates armados nunca más fueron iguales. La invención de un explosivo pequeño, fácil de manipular y con un gran poder de destrucción, lo cambiaría todo.

La Biblia también habla de un evento que cambió radicalmente la vida de un puñado de hombres y la historia de la humanidad.

Hechos 2:2-4 dice: “Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.” Versión Reina-Valera 1960

Cualquiera en ese entonces podía decir que Jesús hizo un trabajo poco eficiente en la vida de sus 12 discípulos: uno se suicidó, otro lo negó y todos salieron huyendo. Parecía todo un fracaso hasta que vino sobre ellos el Espíritu Santo.

Muchos ministerios a lo largo de la historia de la humanidad no comenzaron verdaderamente a tener un impacto con la predicación de la Palabra de Dios sino hasta después de recibir la promesa del Espíritu Santo.

No fue el compromiso o la motivación de sus integrantes, ni las buenas ideas o las intenciones que tenían, no fueron sus recursos o la gran cantidad de contactos que poseían, fue Espíritu de Dios actuando a través de ellos.

Los discípulos por ejemplo pasaron de cobardes a ser hombres aguerridos y dispuestos a predicar la resurrección de Jesús sin miedo a la muerte.

Hechos 2:14 dice: “Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó la voz y les habló diciendo: Varones judíos, y todos los que habitáis en Jerusalén, esto os sea notorio, y oíd mis palabras…” Versión Reina-Valera 1960

Así como la pólvora cambió la forma de hacer la guerra, el potente toque del Espíritu Santo de Dios puede cambiar definitivamente a un hombre en su forma de ver la vida y de enfrentar al mundo.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Elegido

“Después de estas cosas, designó el Señor también a otros setenta, a quienes envió de dos en dos delante de él a toda ciudad y lugar adonde él había de ir”. Lucas 10:1 (RVR1960)

Jesús llamó a setenta hombres, los designó porque tenían cualidades diferentes al resto de las personas, y les dio autoridad sobre todo. En sus corazones ardía la pasión por las almas; lo que los hacía diferentes era su compromiso con la obra de Dios y no con el hombre. ¿Tienes cualidades que te hacen diferente?

Por Miguel Ángel Veizaga

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Pruebas

Se cuenta del gran artista Doré que estando de viaje en el sur de Europa perdió su pasaporte. Cuando llegó a la frontera y el oficial le pidió su documento, el pintor respondió:

       – Lo he perdido, pero no importa, yo soy Doré, el artista, por favor permítame el paso.

      – ¡No! – dijo el oficial – Hay muchas personas pretendiendo ser este o aquel gran hombre. Y si les permitimos el paso nos exponemos a ser castigados. Deseo pruebas, aquí hay lápiz y papel, si usted es Gustavo Doré pinte aquí mismo un cuadro.

Doré tomó el lápiz y el papel y dando unos golpes maestros  dibujó algo del paisaje en derredor.

Entonces el oficial le dijo:

       – Estoy convencido, porque nadie pudiera haber hecho esto, sino Doré.

Lo mismo sucede en nuestras vidas, podemos gritar a los vientos que somos cristianos, publicar en nuestras redes sociales, usar adhesivos en los autos o poner letreros y cuadros en nuestras casas y negocios pero si la gente no ve en ti un ejemplo vivencial de lo que dices, no tiene sentido.

La gente quiere ver con ejemplos claros aquello que tú dices y predicas, quieren verlo en tu vida y eso se hace día a día.

Probablemente nunca lleguemos a saber cuánta gente nos está observando atentamente, verificando si es verdad aquello que predicamos.

“para que nadie pueda criticarlos. Lleven una vida limpia e inocente como corresponde a hijos de Dios y brillen como luces radiantes en un mundo lleno de gente perversa y corrupta”. Filipenses 2:15 (NTV)

¿Cómo es tu diario vivir? ¿Eres diferente a los demás o te comportas como todos? Cuando llegan los problemas, ¿Cómo reaccionas?, ¿Pones tu fe en acción? ¿Te quejas de todo? ¿Eres agradecido? ¿Honras a tus padres? ¿Amas a tu prójimo como a ti mismo? ¿Cuál es el testimonio que estás dando?

Pocas personas leen la Biblia y, lamentablemente,  aún menos son las que ponen en práctica las Sagradas Escrituras; sin embargo, nuestras vidas están al alcance de todos y pueden ser el único evangelio que la gente vea, por eso mismo es que debemos cuidar nuestro testimonio.

Recuerda que nuestras vidas son credenciales de presentación, nuestras acciones dicen quiénes somos realmente, por eso, probar que somos seguidores de Cristo no se reduce a saber versículos de memoria o en ir a la iglesia, sino que se trata de vivir como Él.

Busca cada día ser un poco mejor, que todos vean en ti algo diferente y anhelen tenerlo.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Ama aunque no te amen

“No deban nada a nadie, excepto el deber de amarse unos a otros. Si aman a su prójimo, cumplen con las exigencias de la ley de Dios” Romanos 13:8 (NTV)

Resulta fácil amar a quien te ama pero, ¿qué pasa si no eres correspondido de la misma forma? Dios nos pide amar a todos sin excepción, quizás te sea difícil hacerlo con aquellas personas que te lastiman o desprecian pero es necesario para que puedas vivir en paz y en obediencia a Dios

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿El amor puede acabarse?

El mundo de hoy registra altos índices de divorcios y un factor común entre ellos que se resume en: “Ya no siento lo mismo que al comienzo”, estas palabras reflejan una realidad desastrosa en los matrimonios.

Debemos preguntarnos ¿El amor puede acabarse? Lamentablemente sí, cuando se deja de alimentar en el matrimonio, cuando la rutina, la infidelidad y otros factores más toman el control de la relación.

Desde tiempos antiguos y en la actualidad la iglesia enfrenta este problema, cuando las personas que decían “Amar a Dios” se alejan olvidando o perdiendo el Primer Amor que conocieron Pero tengo una queja en tu contra. ¡No me amas a mí ni se aman entre ustedes como al principio!  ¡Mira hasta dónde has caído! Vuélvete a mí y haz las obras que hacías al principio. Si no te arrepientes, vendré y quitaré tu candelabro de su lugar entre las iglesias” Apocalipsis 2:5 (NTV).

Te preguntarás ¿Cómo sé si estoy perdiendo mi Primer Amor?

Dejar la oración y la palabra

Dejar de Congregarnos o Servir

El no dedicarle Tiempo a Dios

Volver al pecado del que fuimos rescatados y perdonados.

¿Algo de lo mencionado está pasando en tu vida? Quizás la rutina, el pecado, el cansancio, los afanes, las responsabilidades, etc. pueden haber dañado tu relación con Dios o están atentando contra ella, por lo que hoy quiero animarte a tomar estos consejos:

“Mira hasta dónde has caído” estás palabras te llaman a reflexionar acerca de tus acciones y a arrepentirte sinceramente, reconoce donde estás porque esto te ayudará identificar el problema.

“Vuelve” si el pecado te ha alejado de la presencia de Dios es tiempo de retornar, no importa lo que hiciste solamente decide volver.

“Haz las primeras obras” Cuando uno está enamorado tiene ese deseo de conocer y pasar tiempo con la persona que ama, lo mismo sucede con Dios, vuelve a enamorarte de Él en medio de la oración, de la meditación de su palabra y cuando congregas.

La tarea del enemigo (satanás) es hacer que tu relación con Dios no funcione, pero de ti depende que esa relación crezca y se fortalezca. La palabra dice que Él nunca dejará de amarnos ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?” Romanos 8:35 (RVR1960).

Dios te ama con un amor eterno e incondicional y ¿Tú?

Por Judith Quisbert.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Libro de instrucción

“Estudia constantemente este Libro de Instrucción. Medita en él de día y de noche para asegurarte de obedecer todo lo que allí está escrito. Sólo entonces prosperarás y te irá bien en todo lo que hagas.” Josué 1: 8 (NTV).

A veces tenemos la intención de estudiar la Biblia, pero nos encontramos con el obstáculo de no entender todo lo que leemos. Sin embargo, las cosas son diferentes cuando pedimos sabiduría al Espíritu Santo para comprender la Palabra. Una vez que entendemos lo que estudiamos, el siguiente paso es aplicarlo en nuestra vida, ya que obedecer las instrucciones de Dios traerán gran bendición a nuestras vidas.

Por Cesia Serna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend