Dios | CVCLAVOZ

All posts in “Dios”

Olor fragante

Olor fragante

Un estudio de la universidad de Cambridge en el Reino Unido, logró determinar la forma en la que algunos animales reconocen sus crías dentro de una numerosa manada.

Tras varios meses de observación, la respuesta fue obtenida a través del comportamiento de las ovejas: Cuando tiene lugar el alumbramiento, la madre comienza a lamer a la cría, acción que tiene como resultado la ingestión de gran parte de los líquidos amnióticos que impregnan el pelaje del cordero, logrando que la madre alcance una conexión olfativa y gustativa con su cría. Aun después de este evento, la madre sigue lamiendo al pequeño corderito y a algunos miembros de su mandada, con el fin de fortalecer sus relaciones afectivas.

Sin embargo, en ese mismo estudio se tomó otra oveja y justo después del parto le retiraron la cría, la limpiaron por completo y cuando la regresaron con su madre, no la reconoció y la rechazó por completo. (Si estás hablando de “la cría” ¿no deberían tener el mismo género el resto de los artículos?)

Resulta muy interesante la forma que tienen las ovejas para reconocer a los miembros de su mandada a partir del olor que cada uno pueda tener. La Biblia hace una referencia similar a los que son de agrado a Dios y a los que no lo son.

“Nuestras vidas son la fragancia de Cristo que sube hasta Dios, pero esta fragancia se percibe de una manera diferente por los que se salvan y los que se pierden. Para los que se pierden, somos un espantoso olor de muerte y condenación, pero para aquellos que se salvan, somos un perfume que da vida…” 2 Corintios 2:15-16 versión Nueva Traducción Viviente

La Biblia siempre elogia a quienes tienen humildad en el corazón, a los que sirven, a los honestos, a los que viven una vida recta delante de Dios, a los que guardan sus mandamientos, a los que viven en santidad, etc. Todas estas acciones de justicia suben hasta el trono de Dios como olor fragante, pero también hay acciones malas que pueden ser desagradables.

Amós 5 relata la rebeldía de Israel. Ellos no escuchaban a los hombres enviados por Dios y comenzaron a vivir deshonestamente los unos con los otros. Su vida de egoísmo los privó de amar su prójimo, eran injustos con los más necesitados y callaban a los que trataban de corregirlos.

A éstos Dios les dijo que no recibiría sus sacrificios ni escucharía sus alabanzas, porque al igual que el holocausto de Caín, sus vidas eran la ofrenda de un fruto despreciable. Pero el versículo 24 de Amos 5 dice: “…que fluya como agua la justicia, y la honradez como un manantial inagotable.”

¿Quieres que Dios te escuche en tus momentos de alabanza y oración? Que el aroma de tus acciones sean la obediencia y fidelidad, para que destilen un olor agradable que llegue hasta Su trono en los cielos.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Manos cediendo a Dios

Que Se Haga Tu Voluntad

¡Cuán difícil es ceder las riendas! Nosotros los seres humanos en principio queremos estar siempre en control, y luego, sentimos que podemos arreglar mejor las cosas que otros…muchas veces  hasta pensamos que las podemos arreglar mejor que Dios. Asombroso como pueda sonar, cuántas veces no hemos escuchado a la gente una y otra vez decir que no entienden cómo Dios permite algo. Al cuestionar de esa manera, están implicando que si ellos fueran Dios no lo harían así. ¡Piensan que lo harían mejor!

Más aún cuando nos va muy mal económicamente o cuando se nos muere alguien a quien queremos mucho y nos duele tanto. Ahí es cuando más nos cuesta ponernos en manos de Dios y simplemente decirle: “Hágase Tu voluntad”. La nuestra definitivamente no habría sido esa, no hubiéramos querido que nuestra persona amada muriera, no hubiéramos querido pasar por crisis económicas, por rupturas de relaciones, en fin…

Pero tenemos que analizar esa voluntad nuestra y dejarla a un lado y entender que Sus pensamientos son más altos que los nuestros como dice la Biblia en Isaías 55:9.

Ejerzamos nuestra maravillosa fe, mediante la cual hemos sido salvos y por la cual creemos en ese maravilloso Dios, y demos las riendas a Él sin cuestionarlo.

Aunque no lo entendamos, aunque no nos guste, soltemos las riendas, pues Él es Dios y nosotros no.

Olimpiadas

Olimpiadas

Cuando un atleta logra ganar una medalla de oro, generalmente corre a abrazar a su entrenador, a sus amigos y a los familiares que lo hayan acompañado. La emoción es evidente durante esos segundos, pero quizás la explosión completa de alegría llega cuando sube al podio para recibir su premio.

Como todos sabemos, se empieza a repartir las medallas de oro, plata y bronce, entre el primer, el segundo y el tercer lugar respectivamente. Después llega otro momento emotivo: el himno nacional del país al que representa el ganador de la presea dorada es entonado. Muchos hombres y mujeres que llegaron ese momento no pueden contener la emoción y simplemente lloran, conmovidos recordando el camino que han recorrido hasta llegar a ese instante.

Kerri Lee Walsh, una voleibolista profesional estadounidense, refiriéndose a ese momento dijo durante una entrevista: “No existen suficientes palabras bellas para describir la satisfacción… Toda la gratitud que uno siente en ese momento. Es algo que brinda humildad también. Es la culminación de una etapa. Son cuatro años u ocho o toda una vida para  llegar a ese momento… Pienso en todas las personas que me han ayudado y han estado ahí para mí a lo largo del camino y los llevo conmigo al podio. El mejor agradecimiento que puedo darles es haber ganado…”

Podríamos comparar ese momento de premiación, aunque en una medida mucho menor, con el momento de recibir el galardón en los cielos: Apocalipsis nos describe los instantes en los que recibiremos una corona de oro y la paga por nuestras obras realizadas en la tierra, también entonaremos una canción de alabanza a Dios por su regalo de Salvación e incluso la Biblia dice que Él mismo enjugará las lágrimas de nuestros rostros.

En las olimpiadas hay gente que se prepara toda su vida para llegar a ese instante, muchos se sienten satisfechos por haber quedado entre los 10 o 5 primeros lugares del mundo, pero el objetivo siempre es ganar la medalla de oro y ser el número 1. El apóstol Pablo nos anima a esforzaron por ese primer lugar en la carrera de la fe.

“Ustedes saben que en una carrera todos corren, pero solamente uno recibe el premio. Pues bien, corran ustedes de tal modo que reciban el premio. Los que se preparan para competir en un deporte, evitan todo lo que pueda hacerles daño. Y esto lo hacen por alcanzar como premio una corona que en seguida se marchita; en cambio, nosotros luchamos por recibir un premio que no se marchita.” 1 Corintios 9:24-27 Versión Dios Habla Hoy

Sigue luchando y sigue adelante, sabiendo que Dios está preparando un galardón para premiar tu trabajo y tu fidelidad.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Unknown-1

3 Pasos para vivir en paz

Hoy en Energía total, el Pastor Rey Matos nos hablo de que es vivir en la Paz de Dios, y como podemos en siglo XXI experimentarla, también nos explico cuales son los ladrones de la PAZ y por que algunos la experimentan y otros no…

Te invitamos a escuchar el audio, para que reflexiones y vivas en la verdadera PAZ, que Dios nos da.

Volvera la bendición

¡Volverá la bendición!

“El grano volverá a amontonarse en los campos de trillar y los lagares desbordarán de vino nuevo y aceite de oliva. El Señor dice: «Les devolveré lo que perdieron a causa del pulgón, el saltamontes, la langosta y la oruga. Fui yo quien envió ese gran ejército destructor en contra de ustedes. Volverán a tener toda la comida que deseen  y alabarán al Señor su Dios, que hace esos milagros para ustedes. Nunca más mi pueblo será avergonzado.” Joel 2:24-26 NTV

Considero que todos queremos que nos vaya bien en los estudios, el trabajo, con la familia, amigos, noviazgo, matrimonio y también en los negocios; definitivamente en todo. Eso es normal porque nadie espera el fracaso, somos seres que buscamos alcanzar el  éxito y la felicidad.

El problema es que, a veces,  tomamos decisiones equivocadas, caminos incorrectos basados en nuestras emociones, egoísmo, orgullo, ignorancia, avaricia, odio y entonces sucede que nos llenamos de frustración por lo mal que nos va.

Sin embargo, y de acuerdo a lo que dice: Joel 2:12-14 NTV “Por eso dice el Señor: «Vuélvanse a mí ahora, mientras haya tiempo; entréguenme su corazón. Acérquense con ayuno, llanto y luto. No se desgarren la ropa en su dolor sino desgarren sus corazones». Regresen al Señor su Dios, porque él es misericordioso y compasivo, lento para enojarse y lleno de amor inagotable. Está deseoso de desistir y no de castigar. ¿Quién sabe? Quizá les suspenda el castigo y les envíe una bendición en vez de esta maldición. Quizá puedan ofrendar grano y vino al Señor su Dios, como lo hacían antes.”

¡La bendición es activada por el arrepentimiento! Entendiendo por tal, el cambio de dirección o de actitud de un corazón dolido por la falta. Piensa por un momento, ¿qué es lo que te llevó a estar en esta situación?, pero piensa en ti, no en lo que otra persona hizo, o dejó de hacer, ¿Qué paso? ¿Mentiste? ¿Fuiste grosero/a? ¿Orgulloso? ¿Tu autoestima baja?, etc.

En el libro de Joel, hay frases que el Señor dice que quiero resaltar: “Les devolveré lo que perdieron”,  “volverán a tener” y  “nunca más mi pueblo será avergonzado” Dios desea bendecirnos de acuerdo a su plan.

Sea lo que sea y sin dejar de lado el dolor que a veces padecemos, como consecuencia de nuestras malas decisiones, es necesario resaltar, que ahora Dios quiere devolverte lo que has perdido:  la esperanza, el amor, tu casa, tu empleo, tu familia, tu esposo/a, tus hijos… todo.

Activa tu bendición dando hoy mismo un primer paso que depende sólo de ti: “el arrepentimiento”, Dios como Padre amoroso, tiene sus brazos extendidos para recibirte. No te demores.

 
El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

VALIENTE

Valiente

Una historia de la mitología Griega cuenta cierto conflicto entre dos reinos poderosos: Paris, el hijo menor del rey de Troya se había robado a escondidas a la esposa de Menelao, rey de Esparta. Cuando todo se descubrió comenzó el enfrentamiento de ejércitos entre estas dos ciudades.

Troya era un país rodeado de muero y cuando el ejército Espartano los rodeó, exigieron que el príncipe saliera a luchar para limpiar la ofensa que había cometido.

Aunque Paris tenía cierta destreza con el arco y la flecha, en el combate cuerpo a cuerpo era muy descoordinado y no poseía ninguna habilidad. Su padre el rey lo sabía y enviaba guerrero tras guerrero en nombre de su hijo para pelear por él, pero un hombre llamado Aquiles terminaba venciéndolos a todos. Posteriormente, alguien tuvo la idea de hacer un enorme caballo de madera para concretar la invasión a la ciudad fortificada y como sabemos, todo funcionó según el plan. Los soldados Espartanos invadieron Troya.

Según el relato, durante el asalto a la ciudad, Paris estaba escondido tras un balcón asomándose tímidamente tratando de disparar flechas a los soldados invasores. En ese afán vio a Aquiles entre la multitud a quien intentó matar, pero la flecha que disparó fue desviada por un dios llamado Apolo, haciendo que llegara justo a su talón e hiriéndolo irremediablemente.

Esta es la historia mitológica del Caballo de Troya en la que Paris, el hijo del rey, quedó como un muchacho cobarde al que proteger significaba encubrir sus errores y ayudar, significaba que alguien más debía enfrentar sus responsabilidades

La Biblia también cuenta la historia de varios guerreros entre los cuales podemos destacar a David, un muchachito sin más experiencia en batalla que la que adquirió al cuidar las ovejas de su padre. Incluso 1 Samuel 17:35, menciona que cuando un león o un oso se llevaba a una oveja, lo perseguía para quitárselo de la boca y si el animal volvía a atacarlo, lo agarraba y lo golpeaba hasta matarlo. Posteriormente sabemos que derrotó al más grande y fuerte de los soldados Filisteos, demostrando su valentía y confianza en Dios.

Toma en cuenta las diferencias: Paris todo el tiempo estaba escondido y al final logró derrotar a Aquiles porque alguien más desvió la flecha que lanzó, pero en los relatos Bíblicos todos los guerreros de Dios fueron llamado a ir al frente de batalla. Es verdad que en muchas ocasiones ellos no hicieron nada más que obedecer cierta orden y Dios fue quien hizo todo el trabajo, pero el común denominador es que debían ser valientes y estar siempre al medio de la batalla. Pero ninguno estaba escondido mientras todos se resolvía de alguna manera, Jehová no enviaba a otro soldado a pelear sus batallas y en el caso de David, no usó su poder para desviar la piedra que le había lanzado a Goliat.

Los héroes de la Biblia siempre son mencionados con nombre y genealogía, pero los cobardes casi nunca aparecen más que como personajes sin identidad.  Nunca se menciona elogios para gente que no se atreve a luchar, más bien podemos leer capítulos enteros dedicados a relatar historias de hombres y mujeres valientes, que tomaron una promesa o palabra de Dios, enfrentaron una dificultad, encararon el conflicto y que estuvieron dispuestos a creer.

“Tengan valor y firmeza; no tengan miedo ni se asusten cuando se enfrenten con ellas, porque el Señor su Dios está con ustedes y no los dejará ni los abandonará.” Deuteronomio 31:6 Vieron Dios Habla Hoy

No seas como Paris viviendo escondido creyendo que el rey va a enviar a otros a pelear tus batallas, más bien aprende de David, desarrollando nuevas habilidades al enfrentando los retos que tengas hoy y creyendo que el poder de Dios puede actuar a través de ti.

 
El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

matrimoniotb

Textos bíblicos para fortalecer tu matrimonio

C. S. Lewis dijo “Este es el milagro del amor: nos permite ver más allá de los encantos, y aún así no caer en el desencanto.” El amor en el matrimonio no dura si no se tiene a Dios como centro de todo. Estos versículos bíblicos te ayudarán a valorar el matrimonio como creación especial de Dios.

Marcos 10:9

“Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.”

Jeremías 29:11

“Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor —, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.”

1 Pedro 4:8

“Sobre todo, ámense los unos a los otros profundamente, porque el amor cubre multitud de pecados.”

Efesios 4:32

Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo.”

Romanos 8:28

Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito.”

Hebreos 13:4

“Tengan todos en alta estima el matrimonio y la fidelidad conyugal, porque Dios juzgará a los adúlteros y a todos los que cometen inmoralidades sexuales.”

Eclesiastés 4:12

Uno solo puede ser vencido, pero dos pueden resistir. ¡La cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente!”

CIELO E INFIERNO

¿Van a Enseñar en las Escuelas Públicas Acerca de Satanás?

 

Hablo de los Estados Unidos, porque cuando la Corte Suprema dice que los clubes religiosos pueden tener encuentros en los terrenos de la escuela, se refieren a todas las religiones.

Leí que el Templo Satánico está ofreciendo actividades para después de clases a los alumnos de escuelas públicas que quieran saber más acerca del demonio.

Es evidente que cuando la Corte Suprema decidió hacer esa ley, estaba pensando más en reuniones para estudiar la Biblia, pero a todo le dan la vuelta.

Sin embargo, dependiendo de la enseñanza que les den acerca de Satanás y del infierno, es posible que sea un aprendizaje que los lleve a NO QUERER IR ALLÍ al morir. Es un tema que incluso a las iglesias no les gusta tocar porque sienten que los feligreses no van a querer ir, pero teniendo en cuenta que todo lo que está escrito en la Biblia ha ocurrido, cuando vemos que se habla del infierno, y sea la “interpretación” que le quieran dar, creo que todo preferimos el otro lugar del que habla la Biblia, donde no habrá más lágrimas, dolor o enfermedades ni muerte. Como dice en Apocalipsis 21:3-4 «¡Miren, el hogar de Dios ahora está entre su pueblo! Él vivirá con ellos, y ellos serán su pueblo. Dios mismo estará con ellos. Él les secará toda lágrima de los ojos, y no habrá más muerte ni tristeza ni llanto ni dolor. Todas esas cosas ya no existirán más». 

Creo que los chicos son inteligentes, y si los ponemos a escoger entre esto y lo que ofrece el infierno. En la Biblia se presenta al infierno como un lugar real donde los malvados sufren la ira de Dios. Así se expresó Jesús acerca del infierno: Mateo 25:41  »Luego el Rey se dirigirá a los de la izquierda y dirá: “¡Fuera de aquí, ustedes, los malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus demonios”! y en Mateo 25:46  »Y ellos irán al castigo eterno, pero los justos entrarán en la vida eterna”. Y por último en Apocalipsis 20:15 leemos “Y todo el que no tenía su nombre registrado en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego”.

Así que, como siempre recomiendo, a orar por nuestros hijos, a orar por todo, por el mundo, por todo y recordemos siempre que es mayor, mucho mayor, increíblemente mayor el poder del que está en nosotros, nuestro Creador, que el poder del que rige a muchos en la tierra. No teman, Dios está en control, y todo obra para bien de quienes lo aman, y eso lo pueden leer en Romanos 8:28

No tengo nada

No tengo nada que darte

¿Alguna vez te has sentido insignificante por tener poco que dar? Al compararnos con otras personas y observar nuestras propias carencias podemos sentirnos pequeños y débiles. La pregunta es: ¿Cómo te mira Dios?

Oyéndolo Jesús, se apartó de allí en una barca a un lugar desierto y apartado; y cuando la gente lo oyó, le siguió a pie desde las ciudades. Y saliendo Jesús, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban enfermos.

Cuando anochecía, se acercaron a Él sus discípulos, diciendo: El lugar es desierto, y la hora ya pasada; despide a la multitud, para que vayan por las aldeas y compren de comer. Jesús les dijo: No tienen necesidad de irse; dadles vosotros de comer. Y ellos dijeron: No tenemos aquí sino cinco panes y dos peces. Él les dijo: Traédmelos acá.

Entonces mandó a la gente recostarse sobre la hierba; y tomando los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, bendijo, y partió y dio los panes a los discípulos, y los discípulos a la multitud. Y comieron todos, y se saciaron; y recogieron lo que sobró de los pedazos, doce cestas llenas. Y los que comieron fueron como cinco mil hombres, sin contar las mujeres y los niños. Mateo 14: 13-21

Estaba oscureciendo y  por esta razón los discípulos querían despedir a la gente prontamente para que  pudieran comprar comida; pero Jesús, teniendo compasión de las personas, quiso darles alimento. Los discípulos se asustaron, puesto que la gente era mucha, pero, Él solamente les pidió que entregaran lo que tenían, en este caso, cinco panes y dos peces, con los cuales ocurrió el milagro.

Jesús hizo un milagro con lo poco que tenía el pueblo de Dios para dar, Él bendijo esto y se hizo el milagro. A veces, nos sentimos pequeños, débiles y pensamos que tenemos muy poco para dar Dios, pero olvidamos que Él quiere mostrar su poder por medio nuestro.

Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte. 2 Corintios 12:10

En una ocasión fuimos con algunas personas a hablar de Dios a un hospital, entre ellos se encontraba un amigo, quien manifestaba ser nuevo y tener poco conocimiento como para predicar. Uno de los lideres le dijo: “comparte sólo lo que tienes” Él recordó el único versículo que sabía (Juan. 3:16) y comenzó a predicar, las personas al escuchar este mensaje tan claro y sencillo se pusieron a llorar y pedir que se manifieste el amor de Dios.

Dios conoce tus debilidades, sufrimientos, necesidades, así que no escapes de su presencia, Él no quiere que te alejes, al contrario, te pide que le entregues solamente lo que puedes dar porque en sus manos es muy valioso y sucederán milagros.

¡No te sientas débil o pequeño porque con Cristo eres invencible!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Mirando al suelo 1

¿Mirando al suelo?

Los cerdos son animales que pertenecen a la familia de los mamíferos artiodáctilos, cuya cualidad principal es que tienen un número par de pezuñas en cada pata. Entre las especies más conocidas de este grupo están el camello, la llama, las vacas, los ciervos, las jirafas, las cabras, etc.

Este animal doméstico es uno de los que se puede encontrar en casi todas las granjas del mundo debido al provecho que se puede sacar de su carne en varios productos de consumo popular. Además, su alimentación no es la más complicada porque son herbívoros y alcanzan la madurez en poco tiempo, lo que le permite a cualquier granjero tener rápidamente una camada numerosa.

Sin embargo, una curiosidad de este animalito es que no puede levantar la cabeza. La estructura fisiológica que tiene sólo le permite ver levemente al horizonte, pero normalmente tiene la mirada puesta en suelo.

Definitivamente es un defecto que restringe mucho su perspectiva visual y afecta su forma de vivir. Quizás por esa razón es de los animales más nerviosos y asustadizos que existen: al escuchar un ruido estrepitoso sale corriendo en dirección indeterminada chocando con todo lo que encuentre a su paso.

Es interesante porque clínicamente hablando, una persona suele tener ese mismo comportamiento cuando está centrada en sí misma. Cuando hablamos de trastornos emocionales como el narcisismo o el egoísmo, el individuo suele tener algunas reacciones atípicas: una llamada de atención provoca su enojo, cuando escucha susurros o risas cercanas cree que es por él o tiene la sensación de que es el único que tiene problemas. También podemos destacar la constante actitud defensiva hacia las personas que lo rodean porque cree que está siendo atacado y su carácter agresivo, como profesión por miedo ser dañado.

¿Te sientes identificado con alguna de esas sensaciones? Entonces lo que te hace falta realmente es una dosis grande del Amor de Dios, porque lo contrario al miedo provocado por una vida centrada es uno mismo, es el amor, y ese antídoto sólo se consigue pasando tiempo con Él.

Ven a la libertad que Dios te ofrece, expande tu perspectiva más allá de tus circunstancias, experimenta el verdadero Amor y echa fuera todo temor.

“En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo. En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.” 1 Juan 4:17-19 Versión Reina-Valera 1960

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

esperanza

Versículos bíblicos para los que necesitan esperanza

En nuestro diario vivir no todo es alegría y felicidad. A veces sentimos que la esperanza se desvanece, y no podemos ver la luz al final del camino. Sin embargo, no debemos olvidar que Dios está en todo momento con nosotros, y pase lo que pase, su amor incondicional nunca nos dejará. Estos versículos bíblicos traerán consuelo a tu vida:

1 Juan 3:1

“¡Fíjense qué gran amor nos ha dado el Padre, que se nos llame hijos de Dios! ¡Y lo somos! El mundo no nos conoce, precisamente porque no lo conoció a él.”

Salmos 3:2-4

“Y muchos los que de mí aseguran: «Dios no lo salvará.» Pero tú, Señor, me rodeas cual escudo; tú eres mi gloria; ¡tú mantienes en alto mi cabeza! Clamo al Señor a voz en cuello, y desde su monte santo él me responde.”

1 Pedro 1:3-6

“¡Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo! Por su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo mediante la resurrección de Jesucristo, para que tengamos una esperanza viva y recibamos una herencia indestructible, incontaminada e inmarchitable. Tal herencia está reservada en el cielo para ustedes, a quienes el poder de Dios protege mediante la fe hasta que llegue la salvación que se ha de revelar en los últimos tiempos. Esto es para ustedes motivo de gran alegría, a pesar de que hasta ahora han tenido que sufrir diversas pruebas por un tiempo.”

Job 11:18-19

“Vivirás tranquilo, porque hay esperanza; estarás protegido y dormirás confiado. Descansarás sin temer a nadie, y muchos querrán ganarse tu favor.”

Mateo 6:26-30

Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas? ¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida? »¿Y por qué se preocupan por la ropa? Observen cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni hilan; sin embargo, les digo que ni siquiera Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos. Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe?”

 

no te rindas

¿Te rendirás?

En Colosenses 1, Pablo se dirige a la gente que está en Colosas, a los que habían creído el evangelio de Jesucristo, dicen los versículos 21 al 23 (NTV): “…antes estaban lejos de Dios. Eran sus enemigos, separados de él por sus malos pensamientos y acciones; pero ahora él los reconcilió consigo mediante la muerte de Cristo en su cuerpo físico. Como resultado, los ha trasladado a su propia presencia, y ahora ustedes son santos, libres de culpa y pueden presentarse delante de él sin ninguna falta.

Pero deben seguir creyendo esa verdad y mantenerse firmes en ella. No se alejen de la seguridad que recibieron cuando oyeron la Buena Noticia. Esa Buena Noticia ha sido predicada por todo el mundo, y yo, Pablo, fui designado servidor de Dios para proclamarla.”

El Apóstol Pablo, les recuerda a los colosenses cómo era su vida pasada y cómo pasaron a ser santos, libres de culpa y aptos para presentarse delante de Dios por medio del sacrificio de Jesús pero además los insta a cumplir una obligación: “deben seguir creyendo y mantenerse firmes”

En un momento de desesperación o de problemas que nos dejan debilitados nuestra reacción puede llevarnos a cuestionar nuestra fe en Dios, en la transformación que está realizando, su poder para ayudarnos, incluso perdemos la fe en nosotros mismos.

Es importante tener presente que más allá de todo lo malo que ocurra a nuestro alrededor no debemos rendirnos. Si hoy estás desanimado y sin fuerzas, vuelve a creer en la grandeza, misericordia, gracia, justicia y todos los atributos que Dios tiene para con sus hijos.

La batalla aún no termina, Dios está de nuestro lado y no dejará que nos rindamos hasta que haya terminado su obra perfecta en nosotros.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.