All posts in “Dios”

Beauty smiling sport child boy showing his hand biceps muscles strength white isolated

Dame una señal

 

¿Crees que tu fe aumentaría si Dios hace un milagro en tu vida?

¿Acaso un asombroso, poderoso y milagroso evento en tu vida generaría más confianza en Dios?

Si no habías leído el éxodo por un tiempo, echa un vistazo al capítulo 16:

Los israelitas habían sido liberados de la esclavitud en Egipto y además de eso pudieron presenciar las 10 plagas que Dios había enviado,  y también tuvieron la oportunidad de caminar a través del Mar Rojo sobre tierra seca, mientras que las aguas formaban grandes murallas de ambos lados, que es algo que va mucho más allá de cualquier imaginación humana.

Después de ver semejantes milagros, me imagino que su fe estaría por encima de 100%, ¿verdad?. Pues desafortunadamente estoy equivocado.

A muchos nos ha pasado que nos encontramos en ese momento donde esperamos ver una señal o un milagro de Dios para realmente creer que él está a nuestro lado.
Nos olvidamos que el simple hecho de podernos despertar en la mañana y poder vivir un nuevo día, ya son un regalo de Dios dados por el amor y la gracia que Él tiene hacia nosotros.

Tal vez es cierto que seamos mejores seguidores de Dios que los israelitas, pero lo más probable es que no somos tan diferentes. El problema está en que nuestra fe va disminuyendo cada día que va pasando. La rutina diaria hace que el despertarse un día más sea una obligación y no una nueva oportunidad para nosotros.

Todos hemos oído hablar de esas líneas cursi en nuestras iglesias y grupos de jóvenes acerca de cómo la vida misma es un milagro. El hecho de que nuestros corazones laten y que millones de neuronas en nuestro cuerpo manden señales que nos permite caminar, hablar y pensar, es realmente un milagro. Pero a veces, nos encontramos como Gedeón pidiendo a Dios una señal especial para aclarar nuestras dudas y ayudar a nuestra incredulidad.

Los milagros, por definición, son acontecimientos inusuales. Dios usa los milagros de vez en cuando para mostrar su gloria y con ello fortalecer la fe de la gente en él, pero la fe no puede sobrevivir con sólo milagros. De hecho, se necesita tener fe para ver un milagro.

Una cura milagrosa de cáncer o de un fenómeno sobrenatural puede ser fácilmente descartado como sólo un evento al azar si alguien no ve la intervención divina de Dios en ese evento. Es por eso que Jesús en Mateo 12 se negó a dar los fariseos una señal. Después de todo, lo acusaron de curación de un endemoniado a través de poderes ocultos.

En fin, Todos tenemos momentos de amnesia cuando se trata de lo que Dios ha hecho en nuestras vidas. Incluso el milagro más espectacular es olvidado. Pero hoy quiero invitarte a que no dejes que la rutina y los problemas diarios dañen tu fe en que Dios está contigo, porque aún cuando no lo creas, Él está contigo.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

sky

Tu propio dios

He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni se ha agravado su oído para oír; pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír. Isaías 59:1-2

Lamentablemente no se presta mucha atención al tema del pecado, ni a las terribles consecuencias que éste implica. La Biblia dice que el pecado ha provocado una división inmensa entre nosotros y Dios, a tal extremo que impide que nuestros clamores sean escuchados por Él.

Es importante comprender que Dios no sólo tiene aversión ni simplemente está irritado por el pecado, ¡Dios odia el pecado! El odio es una palabra muy fuerte y es la palabra correcta para describir la reacción de Dios hacia el pecado. Un hombre de Dios decía: “si las personas vieran realmente el pecado como Dios lo ve, tomarían en serio su palabra y lucharían por no pecar”. El pecado es “hacer lo que queremos hacer en vez de lo que Dios quiere.”

En otras palabras, el pecado es cuando actuamos como si fuéramos nuestro propio dios en lugar de dejar a Dios ser Dios.
Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios. Romanos 3:23

La Biblia es muy clara en mencionar que todos pecamos. ¡No hay excepciones! Cada ser humano peca y no está a la altura de la gloria de Dios. Tu y yo estamos destituidos, expulsados, privados de su gloria ¿Entonces cómo podemos pensar en el cielo?

Porque la paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. Romanos 6:23

El precio por el pecado es la muerte, por lo cual tenemos la necesidad de un Salvador. El regalo de Dios es la vida eterna por medio de Jesucristo, quien nos salvó, pagando el precio por nuestros pecados en una cruz. ¿Si tú mueres hoy a dónde irías?

Te animo a ponerte de rodillas delante del Señor y pedirle perdón, en el nombre de Jesús, por las manchas que tienes en tu corazón y toma la decisión de luchar contra el pecado. Esto se llama santidad, no consiste en ser perfectos sino en “una lucha constante para no pecar y ser diferente”.

Recuerda que todos hemos pecado, pero sólo reciben el regalo del perdón los que se arrepienten. ¡Deja que Dios sea Dios!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

HEART

Para confiar debes…

“En ti confiarán los que conocen tu nombre, por cuanto tú, oh Jehová, no desamparaste a los que te buscaron.” Salmos 9:10

La confianza siempre viene de la mano del conocimiento, de la fe, nadie confía en alguien que no conoce.

Dios nos conoce y por eso nos dejó sus promesas, ya que somos capaces de obtenerlas, si Él confío en nosotros ¿por quédesconfiar de Él?Hay muchas razones por las que dudamos de Dios, pero no es porque Él sea alguien falible, que nos miente o quiera aprovecharse de nosotros, sino es por la falta de conocimiento de su personalidad, su carácter y esencia.

Para conocer a alguien hay que invertir tiempo, buscar ocasiones, momentos para experimentar su carácter, también suele pasar que por haber adquirido malas experiencias con personas que eran importantes para nosotros creamos una barrera de desconfianza que la aplicamos a Dios.

Y para confiar hay que buscar; Dios se revela al hombre desde el principio a través de la creación, de Jesús y también por su Palabra, la biblia.

Las muchas malas situaciones pueden aparentar que Dios no está con nosotros, que está distante; sin embargo, la Palabra dice:Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará. Deuteronomio 31:6 Seamos consecuentes en buscarlo y la confianza se desarrollará a medida que experimentemos de su respuesta fiel.

Recuerda que para confiar debemos buscar conocerlo, que hoy tu corazón anhele tener más experiencia de su Poder.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

friends

Tu mejor entorno, tu mayor influencia

Hay amigos que llevan a la ruina, y hay amigos más fieles que un hermano. Proverbios 18:24 (NVI)

La definición de amistad que Wikipedia.org da es: La amistad…es una relación afectiva entre dos o más personas. La amistad es una de las relaciones interpersonales más comunes que la mayoría de las personas tiene en la vida. La amistad se da en distintas etapas de la vida y en diferentes grados de importancia y trascendencia. La amistad nace cuando las personas encuentran inquietudes y sentimientos comunes. Hay amistades que nacen a los pocos minutos de relacionarse y otras que tardan años en hacerlo.

En la Biblia podemos encontrar un aspecto positivo de la amistad: fortalece el ánimo  “El perfume y el incienso alegran el corazón; la dulzura de la amistad fortalece el ánimo.” Proverbios 27:9 (NVI) Seguro que un momento de tu vida has recibido ayuda de un amigo y puedes corroborar este pasaje de las escrituras.

Una característica importante de un buen amigo es que te ayuda explotar lo mejor de ti, te motiva a emprender nuevos retos, y también te lleva por caminos que te convienen; aportando así a tusuperación. Pero tampoco podemos negar que hay otro tipo de “amigos”, los que son de mala influencia, aquellos quienes hacen que seas improductivo, rebelde y tomes actitudes negativas con tu familia, quienes en vez de dirigirte a que perdones la ofensa de otro a vengarte. No en vano Proverbios 13:20 (NTV) advierte “Camina con sabios y te harás sabio; júntate con necios y te meterás en dificultades.”

Recuerdo que de adolescente actué de mala manera con una amiga, debíamos salir junto con otras amigas. Le llamé por teléfono pero a ella no le dio permiso su hermana, así que le “aconsejé” que de igual manera saliera. ¡Motive a mi amiga a que se revele!. Gracias a Dios que mi hermana mayor escuchó mi conversación y me dio un gran regaño, así que no le volví a dar ese tipo de “consejos”.

Tener amigos es importante pues ellos hacen que la vida sea mejor; sin embargo, no todos los amigos son para bien, sino que al contrario se vuelven piedra de tropiezo.

Primeramente examínate si eres un modelo a seguir y después analiza a las personas que están influenciando en ti, ¿Estás y están ayudandoa ser mejor hijo/a, cristiano, conyugue profesional o estás y están alejando de lo bueno? Pues de una u otra manera somos el resultado de las personas con las que más nos relacionamos y que son de influencia.

Esto no quiere decir que debemos encapsularnos sino que trabajes en ti mismo para ser lo mejor posible poniendo a Dios en primer lugar y como tu total influencia, pues Él te ayudará a ser la mejor persona que hayas conocido y así darás lo que recibiste a otros que lo necesitan.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Kid playing with sunglasses at the beach during summer sunset

El amor incomparable de Dios

Stephen, un niño africano que fue abandonado por su madre y maltratado por sus familiares, se crió en la calle. Después de un fallido intento de suicidio ingresó en una organización terrorista.

Se le enseñó a odiar, a manejar las armas, y se le confió la misión de sembrar el terror en la población civil. La ocasión se le presentó cuando una misión cristiana organizó unas reuniones. El propósito de Stephen era lanzar algunas granadas al público.

Para ello se mezcló entre la gente. El predicador habló con convicción sobre el tema del pecado, señalando con el dedo al auditorio. Atónito, Stephen creyó que se refería a él. ¿Cómo conocía su vida? Luego el predicador habló de la gracia de Dios, de su poder para transformar vidas.

Stephen estaba tan impactado que olvidó su misión de sembrar el pánico. Se acercó al predicador y le contó su vida. Stephen comprendió que el amor de Dios podía cambiar su vida.

Por lo tanto si estas a punto de dejarlo todo, si ya no aguantas más los problemas que estás viviendo, si te sientes solo(a), si todos te fallaron, si te sientes triste y abatido, sea cual fuere tu situación. Recuerda que el amor de Dios es infinito y sin límites que sobrepasa todo; tan grande que no podemos ir arriba de él, tan profundo que no podemos ir debajo de él y tan ancho que no podemos ir fuera de él. Este amor es incomprensible, incomparable, sin barreras, tan bueno que fragmenta las tristezas, da alegría y paz en medio de la tempestad; este amor es tan inmenso y maravilloso que es capaz de hacer lo posible para que vivas en paz, siempre permanece firme ya que nunca se agota, es capaz de sacarte de los peores momentos, de aquellos que muchas veces tú crees imposible de salir. Así es el amor de Dios.

Isaías 49:15-16 nos enseña cuán grande es su amor para con nosotros, pues nos dice: ¿Puede una madre olvidar a su niño de pecho, y dejar de amar al hijo que ha dado a luz? Aun cuando ella lo olvidara, ¡yo no te olvidaré! Grabada te llevo en las palmas de mis manos; tus muros siempre los tengo presentes. (NVI)

Cuando comprendemos cuánto nos ama el Señor, nuestras vidas no pueden quedar igual a lo que éramos. Su amor es tan único y lleno de gracia que nadie podría resistirse a él; es la única esperanza y nuestra mayor preocupación debería ser descubrir el amor de Dios hacia nosotros.

Nosotros amamos a Dios porque él nos amó primero. 1 Juan 4:19 (NVI).

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

fire

Quiere destruirte

El ladrón viene solamente para robar, matar y destruir; pero yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Juan 10:10 (DHH)

Está claro que el único propósito de satanás es acabar con toda la creación de Dios, en especial contigo que has aceptado a Jesús como tu Señor y Salvador. Quiere terminar con tu vida física y espiritual. Robarte todo lo que Dios quiere que tengas: Salvación, vida nueva, comunión con Él por la eternidad, reino de los cielos para siempre y paz eterna.

Satanás es tu peor enemigo, te desprecia y quiere destruirte. Para eso buscará un punto débil para atacarte, desánimo en medio de la prueba, falta de sabiduría para resolver un problema y acusación por algún pecado que has cometido. Usará todos los medios posibles para que sigas en ese estado de comodidad, sin que busques a Dios como antes lo hacías, no habrá en ti dolor por las vidas que se pierden,  el amor a Dios y a tu prójimo cada vez será menor. Y lo peor es que creerás que estás bien. No te dejes engañar, satanás sólo quiere terminar con tu vida y mandarte al infierno.

Recuerda que fuiste creado a imagen y semejanza de Dios, con inteligencia, con razonamiento y con una persona interior que es inmortal, que se salvará o perderá; Dios te dio vida eterna y  abundante, te otorgó el derecho de ser su hijo y  te libró del poder de satanás. Él dijo: “…yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” Juan 10:10

Analiza por un momento tu vida y toma conciencia de todo lo que estás haciendo. Pregúntate, ¿Es correcto todo lo que hago delante de Dios? ¿Le agrada a Jesús que viva de esta manera? ¿Busco con frecuencia su ayuda para salir de mi problema? ¿Soy agradecido con lo que Dios me dio? ¿Le doy el primer lugar que se merece? ¿Realmente me esfuerzo por serle obediente?

“Oh Dios, examíname, reconoce mi corazón; ponme a prueba, reconoce mis pensamientos; mira si voy por el camino del mal, y guíame por el camino eterno.” Salmo 139:23-24 (DHH)

Dios es amor, no importa cuán equivocado estabas o qué pecado hayas cometido, si hoy tienes la oportunidad de acercarte a Él, ¡hazlo! Reconoce tus faltas y sé sincero con Él.

“En verdad, tú amas al corazón sincero, y en lo íntimo me has dado sabiduría. Purifícame con hisopo, y quedaré limpio; lávame, y quedaré más blanco que la nieve. Lléname de gozo y alegría; alégrame de nuevo, aunque me has quebrantado. Aleja de tu vista mis pecados y borra todas mis maldades. Oh Dios, ¡pon en mí un corazón limpio!, ¡dame un espíritu nuevo y fiel!” Salmo 51:6-10 (DHH)

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

hablar

4 cosas que aprendí un día en silencio

Nunca pensé que se iba a convertir en un desafío tan difícil estar un día en silencio. Un día completo. 24 horas.

Y me pudiera excusar en mi profesión, y en que básicamente lo que debo hacer es ser elocuente y acertada en la manera de expresar mis pensamientos y usar mis palabras. Es muy importante poder usar la voz para mi, al ser mi medio de trabajo y de vida.

Pero la verdad es que siempre lo fue. Desde bien temprana edad, cuando aprendí a hablar a los 9 meses, supe que la manera de poder cambiar las cosas, influenciar y afectar mi medio era hablando. Aunque Dios tiene un lindo sentido del humor y hace cosas como la que me paso el otro día. Un día entero sin hablar. Un día completo en silencio.

Una fuerte laringitis se había apropiado de mis cuerdas vocales hace días, y estaba forzando la voz para comunicarme. El medico me recomendó hacer reposo vocal por algunos días, y solo me aguante uno.
Esto fue lo que aprendí:

1) Es mucho mas fácil hablar que escuchar.

2) Es mejor tomarte un tiempo para pensar antes de contestar o hacer un juicio de valor. Al no poder hablar me di cuenta que podia cambiar mi opinión mientras mas pensaba en lo que me decían.

3) Es bueno poder observar mas detenidamente.

4) Hablas mas con Dios y el te responde.

Si te animas has la prueba, y me cuentas. 24 horas que pueden cambiar tu vida.

 

walking

Práctica

“Tú, que te llamas judío, confías en la ley de Dios y te jactas de tu relación especial con él. Tú sabes lo que a él le agrada, sabes bien qué es lo correcto, porque se te ha enseñado su ley.  Estás convencido de que eres guía para los ciegos y luz para los que andan perdidos en la oscuridad. Piensas que puedes instruir al ignorante y enseñar a los niños los caminos de Dios. Pues estás seguro de que la ley de Dios te da pleno conocimiento y toda la verdad.” Romanos 2:17-20 NTV

Este mensaje fue dirigido a los judíos que creían que por tener la ley de Dios recibirían un trato especial, pues ellos tenían conocimiento acerca de su voluntad y sabían cómo vivir, sólo que les faltaba lo esencial: la práctica, que es la aplicación de las enseñanzas; y Pablo los confrontó duramente:

Ahora bien, si tú enseñas a otros, ¿por qué no te enseñas a ti mismo?

Predicas a otros que no se debe robar, ¿pero tú robas?

Dices que está mal cometer adulterio, ¿pero tú cometes adulterio?

Condenas la idolatría, ¿pero tú usas objetos robados de los templos paganos?

Te sientes muy orgulloso de conocer la ley pero deshonras a Dios al quebrantarla. (Romanos 2:20-23 NTV)

Incumplían lo que enseñaban, eran hipócritas, tenían una máscara religiosa que tapaba lo que en realidad eran.

Después de leer esta palabra dije: “Pobres judíos que duro fueron encarados” luego recordé que la Biblia es un espejo y que en ese momento no estaban los judíos leyendo sino YO, así que tuve que hacer un examen de cómo en realidad estoy aplicando las instrucciones de Dios y permitir ser corregida.

Posiblemente también te has identificado, y eso es bueno, porque la exhortación de Dios no es para condenación sino para transformación.

Tenemos la primacía de tener a la mano el manual de instrucciones pero no será de provecho si no la ejercitamos.

¡Practiquemos para ser sabios!

“Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.” Santiago 1:22

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Futuro

¡Háblale a tu futuro!

“Cuando el diablo te quiera recordar de tu pasado recuerdale de su futuro.” 

Uno de los momentos en los que los cristianos nos sentimos más atemorizados es cuando recordamos el pasado. Claramente, ninguno de nosotros está capacitado para poder recorrerlo, sin encontrar fallas, o para poder transitar por esta vida, sin haberse equivocado, haber fallado o confundir el camino alguna vez.
Y PEOR AÚN, SIN PODER HACER NADA PARA CAMBIARLO DESEANDO HACERLO TODO!

Justamente, por eso es que cuando vienen los momentos difíciles en la vida, con lo primero que nos atacan es con nuestro pasado. “Si tu hiciste eso, ¿Como es que ahora puedes venir a hablar de aquello?” ”¿El que nos viene a hablar de Dios, o de que podemos ser mejores, es la misma persona que hizo aquello días atrás?”
Y las miradas, y las acusaciones por lo que pasó nos hacen ver cada vez más pequeños en este mundo que muchas veces atemoriza con su definición de nosotros mismos.

Cristo tiene tu futuro en sus manos. El Vino a poder romper con esa “condena”que te corresponde y a darte una identidad en Él. 

Somos humanos que estamos todos los días siendo transformados por el acto que hizo Jesús por nosotros. Los cuales no somos perfectos, ni estamos cerca, pero que si queremos agradar a Dios y ser cada día mejores.
No dejes que te digan quien eres. Tienes una identidad en Él.
VE HACIA TU FUTURO CONFIADO QUE ÉL ESTARÁ ALLÍ.

corazon

¿Corazón partido?


Solo con mirar a nuestro alrededor podemos darnos cuenta de que mucha de la gente que nos rodea tiene el corazón roto.

“SE QUE HAS SUFRIDO AMARGAMENTE EL DOLOR Y EL Desengaño, AMASTE A ALGUIEN Y LUEGO TE DEJO. DESILUSIONES Y MENTIRAS, HAN MARCADO TU VIDA. YO IGUAL QUE TU HE LLORADO Y NO ME HE RENDIDO.”

Así comienza la canción que sonaba una y otra vez en mi cabeza. Decidiendo ser escucha, en los últimos días pude ser el hombro de muchos de mis amigos pasando por situaciones difíciles.

Desilusiones amorosas, desengaños, problemas familiares, sentimientos de culpa, dolor, rencores y abandono, son moneda corriente en la sociedad actual. Pareciera que solo eres tu el que pasa por una situación difícil sin embargo si prestas atención a tu alrededor descubrirás que no es así.

Ayer una persona muy importante en mi vida, se enteró de una noticia de un miembro de su familia, que le cambiaría su vida. Entre lágrimas y abrazos, nos pusimos a orar, siendo lo único que se puede hacer en los momentos difíciles, cuando te sientes impotente.

Jesús dijo: “Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.” Mateo 11:28

“Estar cansando” no es sólo una condición física. ¿No es cierto que nos cansamos más de intentar seguir luchando en un mundo en el que pareciera que nadie nos entiende? ¿Tener el corazón roto una y otra vez? O ¿Seguir viviendo situaciones donde nadamos contra la corriente constantemente? ¿Tener que recibir noticias malas injustamente? Preguntarnos una y otra vez ¿“Por qué a mi?”

“SINO, QUE ESTOY DE PIE, POR MÁS FUERTES QUE FUERON LOS VIENTOS, VINIERON AGUAS TURBULENTAS Y ME GOLPEARON FUERTE CONTRA LA PARED, PERO ESTOY DE PIE. POR DIFÍCIL QUE FUE EL CAMINO, ES MAS GRANDE EN DIOS MI DESTINO , ESTOY DE PIE PORQUE CONFIE EN DIOS Y NO EN EL HOMBRE.

SE QUE HAS TENIDO MUCHAS LUCHAS Y HAS INTENTADO DEVOLVERTE, TENIENDO AÚN EN MANOS LO QUE DIOS TE PROMETIÓ, PORQUE NO INTENTAS LEVANTARTE, OLVIDANDO TU PASADO , YO IGUAL QUE TU HE LLORADO Y NO ME HE RENDIDO.

ESTOY DE PIE PORQUE CONFIÉ EN DIOS Y NO EN EL HOMBRE.”

Una sonrisa se dibujó en mi rostro al escuchar el final de la canción. Dios siempre envía algo que te haga saber que El esta allí teniendo cuidado de ti. ¿Has llorado? ¿Has querido abandonar? ¿Te has sentido que las aguas estaban a punto de voltearte?

Hoy quiero decirte a ti también, como le dije a mi amigo, que no solamente no estas solo, sino que también Dios te extiende una mano hoy.
El sabe lo que estas pasando, y para eso te dice:

“Como una madre consuela a su hijo, así te consolaré”  Isa. 66:13

Invócame en el día de la angustia; yo te libraré y tú me honrarás. Salmo 50:15

Amigo, ¡sonríe que ya tienes la victoria!

Group of young hipster friends having fun interaction and talking in subway train - Vintage filtered look with radial defocusing - Concept of youth and friendship

¡Alarmante! El número de creyentes disminuye

Hace unos días presentamos un video en el programa “El Arranke” acerca del futuro del Cristianismo; realmente era un sátira de la idea de que los robots se adueñarían de las iglesias y serían capaces de escribir mejores sermones que un pastor humano.

Sin embargo, el video comenzaba diciendo que la asistencia a las iglesias evangélicas de Estados Unidos está en descenso desde varios años, algo que suena aterrador. Curiosamente, mientras perdía tiempo chequeando mi Twitter encontré un par de artículos acerca del tema y sin dudarlo los leí completitos.

Ambos artículos fueron publicados esta semana, el martes 12 de Mayo y ambos citan un estudio llevado a cabo por “Pew Research Center”. Este organismo se encarga de investigar acerca problemáticas sociales, actitudes y tendencias en los Estados Unidos y a nivel mundial.

Una de las conclusiones del estudio llevado a cabo en términos de religión fue que aumentó el número de Estadounidenses que no están identificados con ningún tipo de fe. A este grupo lo denominaron “Nada” y es el grupo más grande que le sigue a los Cristianos Evangélicos en los EE.UU. según YahooNews.

A continuación, esta gráfica muestra el desarrollo de una tendencia a través de los años en los EE.UU. en cuanto al porcentaje de la población que es “agnóstica”, “atea”, o que no cree en nada. Desde 1928 a la década de los 80, el número de personas no creyentes subió lentamente de un 3% a un 13% podemos decir que este crecimiento es solo de un 10% y podemos pensar que es irrelevante, pero piénsalo dos veces.

 

pew

El encabezado de la grafica dice: “Los estadounidenses nacidos después de 1980 — son llamados Generación Y — y son mas propensos a no ser religiosos que los estadounidenses de más edad.”

El mensaje del encabezado es lo que nos debería alarmar, mi generación, la “Generación Y” es la esperanza de un futuro mejor y en muchos aspectos hemos sido muy criticados debido a que la tecnología nos hace más inútiles, pero una cosa es la tecnología y otra cosa es la fe.

Estas cifras debemos tomarlas muy en serio si queremos llegar a más lugares y a mas personas con el mensaje de Dios. Estas cifras hoy nos advierten de un futuro que pudiera ser catastrófico, pero estamos a tiempo de cambiar esos números y de esforzarnos el triple no solo compartiendo versículos bíblicos, orando en grupo,  cantando canciones pero dando ejemplo con nuestro estilo de vida a los no creyentes.

Poniendo la otra mejilla cuando nos cachetean, siendo amables cuando nos tratan mal y dando amor cuando nos demuestran odio.

¿Qué vas a hacer tu para que generaciones futuras crean en Dios?

iStock_000038026210_Full

Dejar que Dios, sea Dios

No me explico por qué todavía, pero por alguna razón el libre albedrío siempre nos juega esta mala pasada, tratar de ayudar a Dios de alguna manera.

Descubrir para qué nacimos es una de las experiencias más grandiosas de nuestra vida, pero cómo vamos a llegar a ello se vuelve la pregunta del millón y es ahí donde queremos tomar el control de la situación para que todo salga de la mejor forma.
Hay momentos en la vida, dónde tenemos que movernos e ir en busca de aquello que deseamos, pero hay otros, cómo en este caso, dónde tenemos que dejar que Dios, sea Dios.

“Estad quietos, y conoced que yo soy Dios” Salmos 46.10a
Imagina que estamos en un taller de artes visuales frente al gran pintor, el que cada día nos regala un amanecer y atardecer irrepetibles, y en la primera clase se nos da un lienzo en blanco donde se nos invita a pintar nuestra historia de vida, pero se nos dan dos opciones: pintarla a nuestra manera, o dejar que el artista por excelencia dibuje las líneas de nuestra historia. Qué harías tú? Seguramente me dirías que dejarías a Dios hacer su gran obra de arte contigo, pero cuando El usa un color o una textura que no nos agrada queremos darle indicaciones de cómo hacerlo, olvidando que antes de que siquiera existiéramos, ya conocía nuestro final. Como es un caballero, Él nunca va a hacer algo que no permitamos, pero mientras más queramos “meter las manos en el plato”, entendiendo aún que todo obra para nuestro bien, más se tardará en enmendar los errores.

Si ya sabemos que es lo que el Creador tenía pensado cuando nos creó, dejemos que su diseño se lleve a cabo a la perfección, sin intervención humana.

Dejar que Dios, sea Dios implica
► Soltar, dejar que El haga lo que tenga que hacer. Por inentendible que parezca ahora, siempre será para nuestro bien
► Aprender a vivir en completa dependencia de Él, y no tratar de buscar la manera de ayudarlo. Es D I O S no necesita de nuestra ayuda
► Entender que todos estamos en diferentes procesos, las comparaciones no nos llevan a ningún lado
► Esperar con la certeza de que El nunca faltará a su palabra, lo que prometió… va a cumplir.

Permanecer quietos, con esa paz que da el saber que aún lo injusto utilizará para nuestro bien, forja el carácter y nos invita a ver como en el momento menos pensado, la pincelada maestra hace que la vida se vea más hermosa de lo que ya es, porque Él nos hizo a su imagen.