All posts in “Dios”

Bday in Paraguay

Una Sorpresa Milagrosa

Los que me conocen saben que siento cierta timidez que me impide hablar públicamente de mis experiencias. Pero en este caso se trata de mí solo porque enmarca más bien a Dios y su increíble amor por nosotros. Recuerdo cuando viajé a Paraguay a dar unas capacitaciones, y las fechas coincidían con  mi cumpleaños.  Pensé que lo iba a pasar sola en el hotel repasando mis notas o algo parecido. Apenas un año atrás había compartido mi cumpleaños rodeada de mi familia, mi mamá, y mis amigos pero de repente todo cambio. Mamá había partido con el Señor, mi familia estaba lejos y mis amigos más cercanos  también. Y aunque siempre he buscado refugio en Dios, me sentía sola. Extrañaba a mis seres queridos. Quería sentir el abrazo de mi mamá, escucharla cantándome “feliz cumpleaños” como siempre lo hacía. La quería tener ahí conmigo, pero estaba consciente de que eso no sucedería. Pensé “Si tan solo estuviera mi familia aquí, no me sentiría sola”. Y mientras divagaba en esos pensamientos, una amiga de Paraguay, que hasta ese momento solamente conocía por las redes sociales, me contactó e  invitó a salir.

Para mi sorpresa, ella había  organizado una reunión en una hermosa heladería e invitó a varias chicas que escuchan Energía Total, programa que conduzco a través de CVCLAVOZ,  para que vinieran a acompañarme. Llegaron de todas partes, una de ellas vino en autobús con su bebé en brazos. ¡Impresionante!

Sentí que el corazón se me ponía chiquito, al ver el amor de Dios reflejado en el esfuerzo y cariño de cada una de ellas.  Hablamos, comimos, reímos, y oramos, también  me trajeron una torta y me cantaron “feliz cumpleaños”.  Dios me había sorprendido lejos de casa pero cerca de Él.

Cuando regresé con el equipo de trabajo mi jefe me dijo: “Escribe lo que sentiste y publícalo”.  Por eso lo estoy haciendo.  Tal vez no hayas perdido un ser querido, tal vez te sientas solo por otros motivos como por ejemplo enfermedad, desempleo, separación, falta de comprensión sea cual sea la razón Dios te entiende. Y El tiene preparadas respuestas para cada una de tus necesidades.

La Biblia dice que toda buena dádiva, todo don perfecto viene de lo alto. ¡Las sorpresas hermosas vienen de Dios! Tal vez al contarte la experiencia de estar en un país en el cual nunca pensé estar, sentir el cariño de personas que no había conocido antes, un cariño genuino de familia, tal vez  logre que tú sientas el consuelo y amor de Dios por ti. Sencillamente porque Dios no hace acepción de personas. Él no busca reyes ni princesas, hijos de padres importantes, o personas perfectas. Él nos hace reyes y princesas, hijos adoptados y nos perfecciona  Él mismo cada día. Dios se aseguró de  rodearme de personas llenas de amor el día de mi cumpleaños por el puro afecto de su voluntad. Porque su corazón de Padre conoce nuestras necesidades y deseos, los conoce y los suple.

Hoy te invito a que confíes que tu Padre que está en el cielo, extenderá sus brazos aquí en la tierra para abrazarte y que puedas sentir su presencia. El te dice “nunca te dejare ni te desamparare”.

iStock felicidad Ok

¡Dios quiere felicidad para ti y para mi!

Decir que Dios desea mi felicidad será criticado y cuestionado por personas infectadas por un virus que viene desde la profundidad del reino del mal.  Seres humanos contaminados que defenderán por enseñanza ajena, su dolor y su desdicha permanente.  Unos cuantos dirán que estoy equivocado; que es la voluntad divina el pesar y el sufrimiento permanente que viven cada día.  Incluso se atreverán a decir que su dolor y angustia exalta el nombre glorioso del Creador.

A quién pueda pensar de esta manera, contradice el propósito original de la creación.  A esta declaración anterior argumentarán que es justo el dolor y que lo merecemos por la caída de nuestros primeros padres.  Haciendo consulta a las Sagradas Escrituras, descubro un desenlace diametralmente opuesto al pensamiento general de una gran población que se ha convencido que Dios se glorifica con nuestro pesimismo vivencial.

Oh, ahora el Rafa se puso espiritual, dirán otros.  La realidad es que para aquellos que su dios es la amargura, el resentimiento, la desesperanza, el rencor, y el desanimo, se resistirán a entenderlo. Estar convencido que Dios quiere mi felicidad se sustenta con la verdad bíblica.  El pasado editorial “Comenzaré por el principio” hace juicio justo al contenido de hoy.  Resulta que efectivamente debo empezar por entender que la dimensión de la felicidad no es sinónimo de mis circunstancias, emociones o sentimientos.

La filosofía describe el termino felicidad como: La felicidad (del latín felicitas, fértil, fecundo) es un estado emocional que se preoduce en la persona cuando cree haber alcanzado una meta deseada.  Tal estado propicia paz interior, un enfoque del medio positivo, al mimso tiempo que estimula a conquistar nuevas metas. (Fuente Wikipedia) 

Pretender limitar y restringir la ilimitada experiencia de la felicidad internamente y externamente a elementos terrestres y efímeros, es  negar la grandeza de la esencia de Dios.  El afecto de alguien, la estimada o respeto de otros, la académica o profesional, un nivel social-económico, o el poder de adquisición para bienes materiales jamás debo interpretarlo como felicidad.  No lo son, aunque merecen valor porque componen parte de mi desarrollo como individuo.

Mis desafortunados tropiezos por fatídicas decisiones me han llevado a concluir que la felicidad es el resultado de mi devoción y estrecha relación con la presencia divina. Es aceptar intencionalmente que soy un ser espiritual dentro de una naturaleza terrenal que es impactada y responde certeramente por la atención a los principios, estrategias y consejos del Reino de Dios.  Jesús dijo: “Es hora de atender y acercarse a Dios; de buscar primeramente su justicia y aplicar lo que es justo en su gobierno; todo lo que necesiten lo obtendrán” (paráfrasis de Mt 6:33).

Puntualizo que la felicidad no dependerá de lo que me suceda, pueda tener o pueda lograr.  Es mi decisión de vivir plenamente sabiendo lo que dice la Palabra de Dios respecto a mi persona y a su deseo de que tengamos comunión perpetuamente.  Esa conexión con El me mantendrá vivo, aunque moriré; me alegrará aunque lloraré; me inspirará aunque dudaré; me animará aunque enfermaré y me levantará aunque pueda caer.  Muy bien lo dijo el escritor brasileño Paulo Coello: “La felicidad a veces es una bendición, pero generalmente, es una conquista”. 

Puedes ver todo lo que hacemos en El Antivirus apretando aquí: http://cvclavoz.com/shows/el-antivirus/chat-antivirus/

¡Lo mejor de la vida para ti y los tuyos!

tu mismo 123

Ser tú mismo no tiene precio.

¿Le producen admiración esas personas que andan tranquilas por la vida simplemente siendo ellas mismas? Es envidiable, cierto?

Ser honrado y auténtico comienza contigo mismo. Si estás viviendo la vida con esa sensación de estar en el lugar equivocado. Haz algo y hazlo urgentemente. Es tu vida. Nadie la va vivir por ti. No te mientas. ¿Estás desempeñándote en un trabajo que no te gusta? ¿Tus ingresos no te satisfacen? ¿Haces o estás haciendo cosas por simplemente darle gusto a los demás?

Cuando no estás cómodo contigo mismo eso se refleja y de la misma manera no permite el fluir natural de las cosas que tú crees merecer. Te queda un poquito difícil al pez treparse a un árbol. No es su ambiente natural. Valórate. Valora tu tiempo. No te quedes en situaciones que te atormentan.
Aquellas personas que transpiran autenticidad ya tienen un sello personal en la vida. Son poseedoras de un estilo y una manera particular de hacer las cosas. Su actitud es el producto de quererse a sí mismas tal y como son. Por eso parece que vivieran sin miedo a absolutamente nada.

Si te has querido lo suficiente para ser tú mismo, comprenderás que es uno de los sueños más deseados por los seres humanos, por tanto ser tú mismo implica que eres capaz de respetar y valorar a las demás personas en su individualidad.

Confía en tu don personal, lo que tienes para dar también sirve para aportar a tu lugar de trabajo o la sociedad en sí misma. Quien tiene esa autenticidad marcada muestra en los actos de su vida coherencia y cohesión. La persona auténtica posee una clara unidad entre pensamientos, palabras y acciones. También tiene claro que se puede equivocar y lo asume con auto respeto y dignidad.

Esa enorme tranquilidad de ser tú mismo, no tiene precio. De hecho es un valor agregado.

¿Es racional y lógico vivir una vida de constante autoengaño? Cuando te mientes, tarde o temprano se reflejará en alguno de los aspectos de tu vida y tendrás que enfrentar las consecuencias. Entre más rápido ubiques este conjunto de situaciones que no te traen felicidad y no te permiten la posibilidad de ser tú mismo, empezarás a encontrar los caminos viables para encontrar el propósito y destino de tu autenticidad.

Recuerda Dios te creo único, sé tú, conforme al llamado de Dios en tu vida… Los resultados en tu vida serán invaluables.

 

lo-terminare-de-una-vez OK

¡Terminaré de una vez!

Hace unos días me encontré con un artículo publicado por un estimado colega en el ministerio eclesiástico.  Reflexionando sobre el contenido acerca de las “Distracciones”, fui motivado a presentarte hoy parte de su enseñanza,  combinando mi punto de vista.  Al terminar de meditar en lo que mi amigo pastor escribió, he sido impulsado a retomar asuntos que yo he dejado de lado sin terminar.

La voluntad de Dios es dirigirte diariamente y revelarte su plan perfecto para ti.  Su Palabra es tu guía o brújula.  Eso lo declara el Salmos 37:23, “Por Jehová son ordenados los pasos del hombre, y Él aprueba su camino”.  Su deseo es que recibas ayuda y que no pretendas hacerlo solo.  Por tal razón te ha dado su Espíritu para guiarte cada día hacia tu destino de bienestar y prosperidad. Es vital e importante que oigas su voz y obedezcas para seguir su dirección.

En este camino por la vida, llegarán malas intenciones, obstáculos, y tentaciones de distintas categorías que van a influir para que abandones tu sueño, tu meta o tu objetivo.  Llegarán desafíos gigantes para que te rindas y no puedas lograrlo.  Te encontrarás distracciones para que pierdas el tiempo y no alcances lo mejor de Dios para ti y aún para los tuyos.  Nunca olvides que con las distracciones no se juega.  Hay que eliminarlas porque  ellas te retrasan, y te desgastan.  Todo aquello que te desenfoque de tu propósito divino debes evitarlo y olvidarlo.

Estas distracciones te  desvían, te llevan por otro rumbo, por otra camino. No necesariamente te apartan de Dios o de las verdades bíblicas, pero si del perfecto plan para tu existencia.  En casos extremos detienen tu paso a otro nivel como ser humano.  Muchas veces, en los momentos de oración, Dios te muestra algo que hay que cambiar en tu vida; a alguien que debes perdonar o una situación que hay que restaurar.  La distracción no permite que puedas atender al plan divino revelado.  Es imperativo no dejar los procesos de Dios en tu vida por la mitad, y más si te ayudarán a perfeccionarte como individuo.  La idea es enfocarte en la visión de Dios, que a su vez ella te revela las cosas a realizar paso por paso. Ejercitando la disciplina y confianza obtendrás la victoria para tu espíritu, la victoria para tu alma, y la victoria para tu familia.  Con inspiración en la Palabra de Dios, serás de influencia sobre la tierra y alcanzarás las mejores oportunidades de la vida.

Es hora de terminar lo que empezaste y estuvo detenido hace mucho. No permitas que las distracciones te priven de lo mejor  en lo que aún falta del 2014.   Puedes  disfrutar de la excelencia que Dios ha establecido para tu vida. Por eso es importante que tomes las decisiones correctas y en el momento correcto. Elije lo mejor, lo productivo, lo sobresaliente. Atrévete a conquistar, a ganar, a llegar a la meta y no te quedes mirando a los lados mientras se realiza tu razón de ser en el planeta.

Puedes ver todo lo que hacemos en El Antivirus apretando aquí: http://cvclavoz.com/shows/el-antivirus/chat-antivirus/

¡Lo mejor de la vida para ti y los tuyos!  

lo buenoooo 22

Escoge lo bueno.

Vivimos en tiempos donde se llama a la malo bueno y a lo bueno malo. Excusamos nuestra falta de carácter y rectitud, escudándonos en que nuestra corrupción se justifica porque hay otras personas igual o más despreciables que nosotros. La avaricia, la pereza, el orgullo, la inconsciencia o incluso la ignorancia se han convertido en el motor de la sociedad, olvidando que la historia nos enseña que sólo el íntegro deja un legado digno de ser imitado; que nuestras atrocidades y sus consecuencias tarde o temprano nos alcanzan. Creemos, tontamente, que saldremos librados de nuestros atropellos y olvidamos que la paz interior, el respeto de terceros y la aprobación honesta de nuestra descendencia, jamás la obtenemos a través de actos incorrectos. Hacer lo correcto, aunque no sea lo normal, siempre nos dará un mejor pago en el largo plazo.

Es por esto que debemos preocuparnos por hacer lo que está bien, no lo que hace la mayoría. Actuar rectamente, interesarnos en las actividades de nuestros hijos, ponerles límites, educarlos nosotros; ser fieles a nuestro cónyuge, pagar impuestos; cumplir nuestros compromisos en el trabajo y ser honestos son, tristemente, actividades en peligro de extinción en un mundo corrompido como el nuestro. Sin embargo, sé que muchos hombres y mujeres se mantienen fieles a valores humanos dignos aunque otros no les vean; pues saben perfectamente que es muy fácil engañar a los demás con una fachada artificial de rectitud, pero ¿cómo mentirnos a nosotros mismos? La Biblia es clara y nos enseña lo bueno y lo malo, por eso Dios pone delante de ti un camino bueno y sus bendiciones y uno malo y sus consecuencias; cuando tengas que pensar en qué hacer cuando te encuentres en medio de dos caminos a optar, recuerda el concejo de Dios escoge la Vida. Deuteronomio 30:15-19

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

lulu

Un empujoncito a Dios

Un día Dios prometió  a Abram un  hijo, pues él ya era de edad avanzada y aún no había tenido un descendiente que era su mayor anhelo. (Génesis 15)

Pero como Sarai la mujer de Abram era ya mayor, se desesperó y le dijo a su esposo: “Ya ves que Jehová me ha hecho estéril; te ruego, pues, que te llegues a mi sierva; quizá tendré hijos de ella. Y Abram atendió al ruego de Sarai” (Génesis 16:2 RVR  1960).

Nació Ismael, el primer hijo de Abram, pero esto trajo problemas, rencillas y envidias cuando se cumplió la promesa de Dios y  nació su hijo Isaac.  El ambiente en la casa del patriarca se volvió más tenso,  ya que ambas mujeres defendían a sus hijos y para Abram esta situación se convirtió en  un dolor de cabeza.

Por todos los problemas que tenían,  Abram,  por órdenes de Dios y con todo el dolor de su corazón, tuvo que despedir a su hijo Ismael y a su madre para que fueran a vivir a  otro lugar.

Por supuesto que Dios no se olvidó de Ismael, lo bendijo y de él nació una nación. Sin embargo, y lamentablemente,  la nación de Isaac y la de Ismael  desde ese entonces hasta nuestros tiempos siguen en guerra.

El producto de una mala decisión de parte de Sarai y Abram trajo serias consecuencias que hasta ahora inocentes están pagando. Si Sarai no hubiese desesperado  y, por el contrario, hubiera esperado el tiempo de Dios, las cosas serían diferentes.

En nuestros tiempos existen muchas Saras que se desesperan porque Dios no responde en el momento que ellas quieren y buscan formas de cómo ayudar a Dios a que se cumpla la petición que le han hecho.

Algunos, cuando están enfermos y Dios no los sana en ese momento, buscan a brujos que los sanen, pero al acudir a estos métodos están hundiéndose más en su enfermedad. Otros, cuando no pueden mejorar en su economía se van por el mal camino y se alejan de Dios.

Tal vez esos ejemplos no son tu caso, pero puede ser que de otra forma estés tratando de darle un empujoncito a Dios. Él no necesita que lo ayudemos pues  es Poderoso y obra en el momento exacto.

Si tú piensas que Dios te ha abandonado no es así, Él está esperando a que tú le creas y sigas esperando su tiempo. Si estás pasando por pruebas o enfermedad no te desanimes ni te desesperes, busca a Dios y confía en sus promesas, que en el momento exacto Él te ayudará.

“Dios no llega antes ni después, llega  justo a tiempo” (Anónimo)

“Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará”. Deuteronomio 31:6(RVR1960)

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

oración por ellos

Ora por ellos

“Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos” Efesios 6:18(RVR1960)

La oración es un elemento fundamental en la vida de una persona. ¿Cuántos de nosotros oramos por el futuro de nuestros hijos?  Estoy consciente de que educarlos, corregirlos y cuidarlos es una parte fundamental en la vida de ellos, pero orar también es muy importante. Gracias a nuestras oraciones Dios nos puede dar la victoria cuando estamos en medio de una batalla.

¿Por qué debemos orar?

Porque el enemigo desea que ellos fracasen y quiere destruirlos. La oración es la clave para llegar al corazón de Dios y es el único medio para lograr que nuestros hijos puedan vencer todas las batallas que tengan.

La madre de Pablo Olivares nunca dejó de orar por él, aun cuando éste estaba muy alejado de Dios ella perseveró e intercedió por su hijo, salvándole así la vida. Un día mientras ella oraba, a Pablo le estaban apuntando con una pistola para asesinarlo pero la oración eficaz de su madre logró salvarlo.

Como padres también somos los sacerdotes que intercedemos por ellos proclamando la palabra sobre sus vidas. Al igual que Moisés, cuando el pueblo de Israel peleó contra el ejército de Amalec, mantuvo las manos levantadas todo el tiempo en señal de intercesión, de la misma forma nosotros debemos pelear contra el enemigo con el escudo de nuestra fe, pues así seremos más que vencedores.

La oración la podemos hacer en la mañana cuando ellos se despierten y declarando que ellos serán bendecidos ese día, podemos orar junto a nuestros conyugues y así nuestros hijos pueden ver la unidad que hay en el hogar. También podemos orar por ellos mientras duermen pues aunque estén dormidos ellos sienten el poder de la oración sobre sus vidas.

Dedica por lo menos cinco minutos a orar y bendecir a tus hijos, pues tú no sabes de qué podrías estar protegiéndolos.

“Al orar por nuestros hijos podemos descansar en la  esperanza de que la gracia y la misericordia de Dios estén sobre ellos” Jeffrey de León.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

a reir 2

¡Vivir sonriendo!

Contrario a lo que se cree, la risa no produce arrugas, sino que con ella movilizamos toda la musculatura facial.  Producimos estiramiento  de los músculos lo que ejerce un efecto tonificante y antiarrugas.  Una sonrisa es un rayo de luz en el rostro, dice Catalina Cáceres, colaboradora semanal de El Antivirus.

Una persona contenta nunca es pobre, la descontenta, nunca es rica.  Siempre es oportuno el momento para incrementar la risa en nuestra vida.  Creo que por ser cristianos debemos reírnos más y evitar andar con caras largas.  El reírnos no nos quita espiritualidad y el ser demasiado serios no la aumenta tampoco.  Hay citas en la Biblia que nos invitan a reír, a alegrarnos, a ser felices.  He aquí algunos ejemplos:

*“El gozo del Señor es nuestra Fortaleza” -Salmos 51: 6-12

*“El corazón alegre es buen remedio, mas el espíritu triste seca los huesos” -Proverbios 17:22

*“Alégrate con la mujer de tu juventud” -Proverbios 5:18

*“El corazón alegre hermosea el rostro” -Proverbios 15:13

*“Mis labios se  alegrarán cuando cante a ti, y mi alma, la cual redimiste”-Salmos 71:23

*“Aún llenará tu boca de risa, y tus labios de júbilo”-Job 8:21

*“Entonces  nuestra boca se llenará de risa, y nuestra lengua de alabanza”-Salmos 126:2

Incluso cuando recibimos disciplina de parte de nuestro Señor deberíamos alegrarnos, porque  eso indica que nos ama y quiere lo mejor para nosotros. Es una triste realidad el hecho que se abusa del humor en los medios masivos de comunicación.  No podemos ocultar que se han corrompido en muchas ocasiones, y gran parte de su contenido es vulgar, sexual y ofensivo.  No perdamos el sentido del humor.  No permitamos que el enemigo nos robe nuestra facultad de reír y ver el lado divertido de la vida.  Estoy convencida que el mismo Jesús  se rió y no pocas veces.  Los niños  se le acercaban.  Ellos no se arriman a ninguna persona que no les infunda confianza.

Riamos e irradiemos por donde vayamos la alegría que nos debe caracterizar. Ofrezcámosle a ese mundo hostil que nos rodea otra cara del cristianismo.  Abandonemos el germen de la amargura que a veces nos acompaña y enferma a otros.  Que nuestra risa haga el equilibrio en un mundo de dolor, queja y pleitos.  La vida es bella.  Que nuestro rostro alegre y risueño lo demuestre.  A pesar de los problemas reales, el Cristo resucitado nos da un gozo perpetuo.

Dejen que el Señor llene su boca de risa.  Sonrían siempre, y desde lo alto el Creador les sonría complacido al ver su Paz en ustedes.

Pope francis

Papa Francisco pide perdón a evangélicos por persecuciones de católicos

En el viaje que realizó el papa Francisco este lunes a la ciudad italiana de Caserta, pidió perdón por las persecuciones cometidas por parte de católicos a los evangélicos. Ahí se reunió con su amigo y pastor evangélico Giovanni Traettino.

“Entre las personas que han perseguido a los pentecostales también hubo católicos: Yo soy el pastor de los católicos y os pido perdón por aquellos hermanos y hermanas católicos que no han comprendido y han estado tentados por el diablo”, afirmó.

Esta visita es calificada como histórica, pues se trata de la primera salida que realiza un papa desde el Vaticano fuera de Roma expresamente para encontrarse con un pastor protestante, informa EFE.

Francisco se reúne con la comunidad de Caserta y celebra un encuentro con unos 350 evangélicos provenientes de todas partes del mundo.

Según medios locales, el Papa instó a los cristianos a estar unidos en la diversidad.

“El Espíritu Santo crea diversidad en la Iglesia. La diversidad es bella, pero el propio Espíritu Santo hace también la unidad, para que la Iglesia esté unida en la diversidad: para usar una palabra bella, una diversidad reconciliadora”, señaló.

El líder de la Iglesia católica también pidió a los cristianos que ayuden a los débiles y a los necesitados, y que caminen, dijo, al lado de Dios.

“No comprendo a un cristiano que está quieto, el cristiano debe caminar. Hay cristianos que caminan por al lado de Jesús, pero en cierto momento no caminan a la presencia de Jesús. Esto es porque son cristianos que confunden el caminar con el andar, son errantes”, subrayó.

Tras el acto, que ha durado cerca de hora y media, el papa ha almorzado con la comunidad, indicó el Vaticano en un comunicado.

Al llegar a Caserta, el papa se dirigió a la casa del pastor donde compartió varios minutos con él.

Luego, ambos religiosos fueron en coche a la Iglesia Evangélica de la Reconciliación de Caserta, donde algunos fieles curiosos aguardaban la llegada de Francisco.

Los evangélicos y los encuentros con el Papa

Entre los participantes del encuentro estaba el pastor argentino Jorge Himitián, promotor de encuentros entre católicos y evangélicos en Buenos Aires en los últimos años. “Dios está produciendo una unidad, no institucional, no discutiendo teología, sino a través de la experiencia común, que es ser verdaderos cristianos, vivir las enseñanzas de Cristo, recibir el Espíritu Santo, tener una experiencia con Cristo resucitado”, decía Himitián al valorar su participación en este encuentro en una entrevista concedida a InfoBae.

El pastor aclaraba además que el encuentro con el Papa tiene un carácter “personal” dado que “ni Giovanni Traettino está representando las instituciones evangélicas, ni el Papa está haciéndolo en nombre de la institución Iglesia Católica”.

En efecto, son cada vez más las ocasiones en las que pastores y representantes de entidades de peso en el ámbito evangélico internacional mantienen encuentros con el Papa Francisco.

La mayoría de estos encuentros se producen de forma “personal”, es decir, por iniciativa propia de Francisco o de los pastores; así ha sido el caso de las reuniones entre Francisco y un grupo de líderes religiosos norteamericanos, entre los que se encontraba Joel Osteen , o el encuentro que mantuvo hace algo más de un mes con Geoff Tunnicliffe (secretario general de la Alianza Evangélica Mundial), Kenneth Copeland y otros líderes, como el recientemente fallecido Tony Palmer.

En un reciente artículo, Leonardo de Chirico, vicepresidente de la Alianza Evangélica Italiana, expresa que los evangélicos italianos están sorprendidos “por la forma en que los evangélicos en todo el mundo se relacionan con la Iglesia Católica Romana y el Papa Francisco en particular. Algunos análisis se basa en impresiones personales o el lenguaje aparentemente evangélico del Papa (…) Hay mucha ingenuidad y superficialidad”, expresa el pastor.

niña

¿En quién colocas tu confianza?

Hace unos días mi hija se encontraba enferma y tenía una fiebre muy alta. Le di su medicamento pero a las pocas horas la temperatura volvió a subir.

Junto a mi esposo pasamos toda la noche tratando de controlar la fiebre, pero al ver que ésta no cedía y que mi hija estaba muy mal me preocupe muchísimo. En ese momento le rogué a Dios que amaneciera rápidamente para así llevarla al pediatra.

A primera hora del día  la llevé rápidamente al doctor y me dieron medicamentos para controlar su fiebre y lo que la causaba. En ese momento, mi hija se encontraba mejor y la temperatura había cedido, pero a las pocas horas subió con mayor intensidad. Al ver esto me desesperé y no supe qué hacer hasta que vino a mi mente el siguiente pasaje Bíblico:

“Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión; Teme a Jehová, y apártate del mal; Porque será medicina a tu cuerpo, Y refrigerio para tus huesos”. Proverbios 3:5-8

Al notar mi error, junto a mi esposo nos pusimos a orar y pedirle perdón a Dios por colocar nuestra confianza en el médico y no en Él, le pedimos por la salud de nuestra hija y luego nos pusimos a adorarlo.

Al cabo de pocas horas el semblante de mi pequeña comenzó a mejorar, la temperatura empezó a bajar,  por la noche ella durmió tranquila y la fiebre no volvió más. Mi hija estaba completamente sana y jugando como siempre.

Cuando ella se encontraba enferma yo coloqué mi confianza en el doctor, pensando que él tenía la solución. Permití que la desesperación se apoderara de mí y no puse mi confianza en el único que podía sanarla.

A veces, cuando nos encontramos desesperados porque algo no está saliendo bien o si algún ser querido se encuentra enfermo, lamentablemente colocamos nuestra fe en los médicos  e incluso hay quienes buscan brujos  para solucionar sus problemas.  Pero muy pocos buscamos a Dios y  si Él es el dueño de la vida y del dinero  ¿Por qué colocar nuestra confianza en otras personas?

El salmista David cuando se encontraba afligido, en persecución y aun enfermo siempre colocaba su confianza en Dios y obtuvo buenos resultados. Entonces, ¿Por  qué nosotros no podemos hacer lo mismo?

Ya no busques en otras personas  lo que puedes encontrar en Dios, pues Él se encuentra muy cerca de ti, esperando a que tú le pidas, sólo debes doblar rodillas, decirle lo que sientes y necesitas, con fe, creyendo que  Dios tiene la solución a tu problema.

“Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto”. Jeremías 17: 7-8

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

imagen

Cosas de la imagen

Quisiera ensayar hoy unas divagaciones sobre la imagen cuando se refiere a la divinidad. Es una mirada en general, así que advierto a los puristas hipersensibles que no rasguen vestiduras creyendo que es un ataque a sus sagradas figuras espirituales.

Todo intento por definir o caracterizar a una divinidad termina siempre, según veo, en una forma de idolatría. No hay manera de pensar en cualquier dios sino imaginándolo, esto es, formando una imagen. Imagen que será venerada con palabras o acciones. Imagen cuyos adoradores menosprecian o se disgustan con los que creen en otros dioses – o incluso con aquellos que tienen una idea distinta del mismo dios. Imagen que se considera intocable y única.

Desde antiguo las personas se han empeñado en encapsular en atributos y conceptos la imagen de un dios que, en realidad, no podría estar sujeto a una forma ni constreñido en manera alguna a las formulaciones de la mente humana. Todo intento que haga alguien por establecer la identidad de un dios, sea a partir de una idea propia o de un texto escrito, necesariamente está influido por el entorno en que se encuentra: la cultura, la política, la economía, los movimientos sociales, en fin. Su reflexión está determinada además – y en muchos aspectos – por su propia historia familiar, educacional, afectiva, psicológica.

Conscientes de la considerable fuerza con la que los hechos suelen confrontar sus afirmaciones, quienes nos han legado sus ideas acerca de cómo es su dios reclaman haber tenido un tipo de inspiración sobrenatural que está más allá de la razón y del discernimiento, una revelación. Este argumento parece imbatible porque no sería posible resistirlo racionalmente. Aquellos que no la han tenido están obligados a aceptarla. El tema es que la certeza y la convicción de aquella supuesta experiencia sólo es posible para el que la vivió. El resto sólo puede creer que existió… o no.

Como sea, lo que prevalece es la imagen. El hecho – es decir, el dios mismo – es imposible de objetivar. Porque en el momento que fuera posible objetivarlo o materializarlo tendríamos que admitir que ya no es un dios. Y mucha gente no puede vivir con el misterio. Les acomoda bien y mejor la tranquilidad que les proporciona la imagen.

Para otros, queda el misterio, la pregunta, la búsqueda interminable, la a veces insoportable dolencia de no saber.