Dios | CVCLAVOZ

All posts in “Dios”

Artillería pesada

Artillería pesada

1 Samuel 17, relata la épica batalla entre David y Goliat. Aunque la referencia más común que se hace sobre esta historia es la del pequeño muchacho logrando la proeza de vencer a un gigante, la realidad es que tal afirmación podría ser desatinada.

Para empezar, Goliat era un hombre gigante que medía cerca de 3 metros, llevaba una armadura tremendamente pesada, una lanza, un escudo, una espada e iba acompañado por un escudero. Estos datos nos dicen que este guerrero era parte de la tropa de infantería, cuya cualidad principal era la lucha cuerpo a cuerpo.

En ese entonces había una tradición: el mejor guerrero de un ejército salía a retar a otro guerrero del ejército rival con la finalidad de medir fuerzas. Eso es precisamente lo que pasó en el valle de Ela, pero como sabemos, ningún hombre del ejército de Israel se atrevía a enfrentarlo. El Filisteo había terminado intimidando a todos por su altura, su brillante armadura y por sus palabras.

En ese momento apareció David: un muchachito que se dedicaba a cuidar las ovejas de su padre. Al oír las amenazas del gigante se ofreció a sí mismo como voluntario para pelear contra el gigante y, aunque al principio hubo resistencia, al final fue enviado.

Aparentemente parecía estar en desventaja, pero no era así. Aunque no tenía la altura, la armadura o la espada de Goliat, David tenía una honda que en ese entonces era un arma tremendamente devastadora. Hoy en día sabemos que un profesional en el uso de este artefacto de cuero puede llegar a derribar un ave en pleno vuelo, ya que la velocidad a la que puede llegar una piedra lanzada es de 35 metros por segundo, semejante al disparo de una pistola calibre 45.

Cuando David tomó la honda en sus manos, se convirtió automáticamente en un miembro de la tropa de la artillería pesada, cuya cualidad es el uso de armamento pesado para la lucha a larga distancia.

Goliat era de la Infantería (lucha cuerpo a cuerpo) y David era de la artillería pesada (lucha a distancia). El pequeño pastor no necesitaba acercarse demasiado para girar su honda sobre su cabeza por unos cuantos segundos y disparar una piedra para herir de muerte al gigante. Considerando la velocidad a la que salió volando el proyectil, el Filisteo no tuvo tiempo para esquivar el impacto. Por si eso no fuera poco, David peleaba en el Nombre de Jehová.

“Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado.” 1 Samuel 17:45 Versión Reina-Valera 1960

Basándonos en estos datos, ¿Quién tenía la ventaja real en esta lucha? Sin duda alguna podemos decir que David.

Dios ya había entrenado hace mucho tiempo atrás a ese pequeño pastorcito y no tenía que intervenir demasiado en esa batalla. Él ya había preparado un paladín que haga respetar Su Nombre y el de su ejército.

Recuerda que los gigantes no son lo que parece: su brillante armadura y sus enormes armas, no son nada si buscamos otra alternativa de lucha y sobre todo, si peleamos respaldados por Dios.

“Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel.” 1 Samuel 17:46 versión Reina-Valera 1960

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

dos chicas asombradas x noticia

¿Es Todo Esto Juicio de Dios?

Cuando vemos las noticias, los acontecimientos, uno detrás de otro, no nos deja de sorprender. Primero la cantante Christina Grimmie el sábado, cuyo asesino, le disparó mientras  daba autógrafos luego de su concierto en Orlando. Después, la masacre del club Pulse, donde se celebraba la “Noche Latina”, y en la que murieron 50 y aún hay 53 en el hospital, luego el tiroteo en el Walmart de Amarillo, Texas y por último el cocodrilo que atacó al pequeño en un lago de Disney y al que ni su padre pudo arrancar de la boca del animal.

Al haber esta serie de terribles eventos seguidos, no falta quien diga que tienen que ver con un juicio, sumado a los eventos meteorológicos que han ocurrido en todo el centro de los Estados Unidos. Incendios terribles, inundaciones, caídas de granizo enorme y tornados.

Es natural que las personas puedan pensar eso, más aún cuando sentimos que este país le está dando la espalda a Dios. Han sacado la Biblia de las escuelas, el tiempo de oración que se hacía antes de comenzar las clases ya no existe y en los juicios también están queriendo eliminar la Biblia como lugar donde colocaban la mano derecha para jurar decir solo la verdad. Quieren quitar incluso el lema de “En Dios Confiamos” o “In God We Trust” que sale en las monedas.

Siendo que esta nación fue construida sobre principios cristianos y aún existe lo que llaman “La Correa de la Biblia” o “Bible Belt, que abarca los estados de Alabama, Arkansas, Mississippi, Georgia, Tennessee, Kentucky y Carolina del Norte, esperemos que la fuerza de la oración logre que nuestro Creador sea misericordioso y nos guarde de todo mal.

Por otra parte, los que creemos en el arrebato de la iglesia previo al juicio, no tomamos estos acontecimientos como tal, pues aún el arrebato no ha ocurrido.

Lo que insisto es en decir que necesitamos orar cada vez más, por protección, por la presencia de Dios, por que Sus ángeles guardianes estén protegiendo a todos los inocentes y que paralice a todas las personas que puedan estar tramando eventos tan terribles como estos pasados.

Dios nos ayude. Mucha oración, por favor.

Administrador

Administrador

Muchos pasajes de la Biblia describen a Jesús como siervo. Uno de ellos es Filipenses 2:5-8 que dice: “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.” Versión Reina-Valera 1960

La pregunta es: ¿Podemos decir que esta definición de siervo también se ajusta a nosotros? Es decir, ¿nos despojamos de nuestros intereses personales y actuamos constantemente en obediencia a Dios?

Uno de los versículos que más me han hecho pensar con relación a las formas en las que estamos llamados a servir dentro del Reino de los Cielos es Colosenses 1:16 que dice: “Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.” Versión Reina-Valera 1960

El versículo no se refiere únicamente a todo lo creado en el principio y detallado en Génesis 1, sino también a todo lo que hoy podemos ver. En realidad todo le pertenece a Dios y existe porque Él así lo ha permitido. Ni siquiera nuestro cuerpo nos pertenece, 1 Corintios 6:19.

Si todo le pertenece a Dios, nosotros nos convertimos automáticamente en administradores. Esta realidad es reforzada con la parábola de los talentos relatada por Jesús, en la cual menciona a un hombre (Dios) que dejó sus bienes a sus siervos y se fue, pero al volver les pidió cuentas, Mateo 25:14-30.

Esto quiere decir que no sólo el diezmo le pertenece a Dios sino todo el dinero, no sólo el domingo sirve para alabar su nombre sino que todos los días, no deberíamos disponer sólo un poco de tiempo al día para un devocional y orar, sino que deberíamos meditar en su palabra de día y de noche. Incluso nuestro cuerpo debe ser administrado de mejor manera con ejercicios y con comida más saludable.

Pero no te confundas. No es que Dios no quiere que vayas de vez en cuando al cine y que comas algo sabroso con tus amigos, que sepas comprar buena ropa para vestirte y que procures ahorrar para realizar algún viaje de vacaciones. Es más, a Él le interesa que prospere tu vida así como prospera tu alma, 3 Juan 1:2.

Pero ahora que conoces esta realidad, procura ser buen administrador de todo lo que se te ha entregado, incluso de tu tiempo, porque algún día tendrás que rendir cuentas por todo.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Perdón

Te perdonará

Los perdonaré por haberme abandonado;  les daré el regalo de mi amor. Mi furia contra ellos ha desaparecido. Oseas 14:4 (PDT)

Todo hombre y mujer comete faltas más de una vez en la vida, a veces leves y otras graves. Es ahí donde muchos toman la decisión de alejarse de Dios pensando que Él no les perdonará nunca.

Pero hoy quiero que sepas sobre su inmenso amor hacia nosotros, ese amor que excede nuestra imaginación, que es Perfecto. Que no te saca en cara tus fallas, no te recrimina, ni te aparta de Él, al contrario, te levanta, sacude el polvo, sana tus heridas y te da nuevas oportunidades.

Quizá estás alejado de Dios pensando que te ha dejado o te dejará de amar, Dios jamás lo hará, ¿Sabes por qué? Porque su amor hacia tu vida es eterno y no cambia, sigue amándote de la misma manera que cuando te encontraste por primera vez con Él, cuando andabas perdido y sin rumbo en este mundo.

Y es que a veces pensamos que Dios nos deja de amar, creemos que somos tan malos y Él decidió no amarnos más, pero estas promesas de Él dicen lo contrario:

Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana. Isaías 1:18.

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. 1 Juan 1:9.

Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro. Hebreos 4:16.

Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios. Salmos 51:17.

No dejes que tus pensamientos dominen tu vida y la guíen. Confía en la palabra de Dios y sus promesas de amor por ti. La Biblia dice en Lamentaciones 3:22 que por su misericordia no hemos sido consumidos, tanto nos ama que cada día nos da la oportunidad de reivindicarnos con Él.

Dios siempre está dispuesto a perdonar, no importando cuantas veces hayas caído y alejado de Él.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

En cada detalle

En cada detalle

Entrégale a Dios tu amor, y él te dará lo que más deseas. Salmos 37:4 (TLA)

Hay muchas cosas que nos hacen felices, un obsequio, una comida especial, una llamada telefónica y estar con nuestros seres queridos, entre otras cosas. También existen ciertos detalles que nos sorprenden y alegran nuestro corazón de manera especial.

¿Algún deseo íntimo que tuviste ha sido realizado de una manera inesperada? Quiero pensar que sí, y te comparto que hace unos días tuve una grata sorpresa: encontré, en medio de la calle, un pequeño peluche de un conejito que dice: “I love you” (Te amo) cuando tocas un botón.

Puede parecer que no es de valor o de gran importancia, pero para mí sí lo es, ya que  días antes, en medio de una charla, recordé que tengo gusto por los pequeños peluches y que hace tiempo no tenía uno. Estoy segura que Dios concede nuestros anhelos aunque parezcan insignificantes para recordarnos que nadie más que Él conoce nuestro corazón, nuestros deseos y lo que necesitamos.

¿Por qué Dios concede nuestros anhelos? Por amor y para su gloria, Él debería ser suficiente para nuestra felicidad constante. Charles Spurgeon escribió algo al respecto: “…Que haya un Dios es motivo suficiente para hacer que el hombre más infeliz sea feliz si tiene fe. Las naciones se derrumban, las dinastías caen, los reinos se tambalean, qué importa, puesto que hay un Dios… ¡Jehovah es Rey! Venga lo que venga…Para nosotros que conocemos nuestra insensatez, que Él sea sabio debe ser motivo de gozo. Para los que temblamos a causa de nuestra debilidad, que Él sea todopoderoso debe ser causa de regocijo. Que Él sea eterno debe ser siempre el tema de nuestra música, cuando nos damos cuenta que somos hierba y nos secamos como la hierba verde. Que Él sea inmutable debe darnos una canción, pues nosotros cambiamos cada hora y no somos los mismos por mucho rato. Que Él esté lleno de gracia, que desborde gracia y que en el pacto, Él nos haya dado esta gracia, que sea nuestra, nuestra para limpiarnos, nuestra para guardarnos, nuestra para santificarnos, nuestra para perfeccionarnos, nuestra para llevarnos a la gloria, todo esto debería impulsarnos a deleitarnos en Él.”

Los anhelos que Dios nos concede no se comparan a lo que Él mismo es, su majestad, amor, poder y gracia son más que cualquier otra cosa en este mundo.

Dios te ama y te lo recordará con cada detalle que sea necesario, sólo debes estar atento.

“Que nuestro Señor Jesucristo mismo y Dios nuestro Padre, quien nos amó y por su gracia nos dio consuelo eterno y una esperanza maravillosa, los conforten y fortalezcan en todo lo bueno que ustedes hagan y digan.” 2 Tesalonicenses 2:16-17 NTV

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Para tener éxito

Para tener éxito

Una de las preguntas más comunes en la vida de un cristiano es: ¿Cuál es la voluntad de Dios para mi vida? A primera vista pareciera que es una consulta responsable, madura y lógica; después de todo, cualquiera que quiere vivir para Dios desea servirle y siempre es mejor hacerlo estando seguro de lo que uno tiene que hacer.

Pero la realidad es que esa pregunta no está bien formulada. Una vez alguien dijo: “Las preguntas incorrectas, siempre tendrán respuestas incorrectas.” Eso es precisamente lo que normalmente suele ocurrir cuando uno trata de buscar su propósito usando esta lógica. Lo correcto sería: ¿Cuál es la voluntad de Dios?

La Biblia y la voluntad de Dios, no son algo que deben ajustarse a mi vida, sino que debo ser yo quien me ajuste a Su voluntad.

Juan 5:19-20 dice: “Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente. Porque el Padre ama al Hijo, y le muestra todas las cosas que él hace; y mayores obras que estas le mostrará, de modo que vosotros os maravilléis.” Versión Reina-Valera 1960

El énfasis está en las palabras de Jesús cuando dice: “No puede el Hijo hacer nada por sí mismo.” Los que nos está diciendo es que Él no hace su propia voluntad, ni toma decisiones basadas en su experiencia, ni actúa según sus propias ideas, sino que ve lo que hace Dios Padre y se une a ese mismo trabajo. Esa es la razón del éxito de todo su ministerio.

Al igual que Jesús, nosotros también debemos procurar una relación íntima y personal con Dios Padre, guardando su palabra y viviendo bajo la dirección de su Santo Espíritu. Así podremos ver lo que está ocurriendo alrededor nuestro y actuar de acuerdo a su voluntad, de lo contrario estaremos expuestos a una vida de fracaso.

Un ejemplo Bíblico es el pueblo de Israel. Después de haber sido liberados de la esclavitud de Egipto por el poder de Dios, caminaron hasta llegar a Canaán. Estando allí surgió un problema cuando 10 de los 12 espías que envió Moisés regresaron incrédulos y asustados, y sólo 2 (Josué y Caleb) fueron más optimistas.

El pueblo escuchó más a esos 10 hombres pesimistas y comenzaron a murmurar deseando volver a Egipto. Tal actitud hizo que Jehová se irritara contra ellos y aunque Moisés intercedió, finalmente su castigo fue permanecer errantes durante 40 años en el desierto. Sólo perdonó a los que no habían pecado con sus murmuraciones.

Al día siguiente todos en el campamento se levantaron muy de mañana y tercamente decidieron ir al lugar que Dios les había mostrado y pese a las advertencias de Moisés igual marcharon armados, pero fueron derrotados y muchos murieron. Números 13 y 14.

Ambos capítulos mencionan reacciones y acciones del pueblo Israelí contrarias a los deseos de Dios, lo que los llevó al fracaso.

Familia, ministerio, amistades, trabajo, economía, estudios, pareja, etc. Son áreas muy importantes en la vida de una persona y Dios lo sabe, y está trabajando en todo ello porque a Él le interesa darnos lo mejor. Pero si uno no busca la dirección del Espíritu Santo en determinado momento, lo más seguro es un fracaso en cualquier emprendimiento.

Recuerda: La voluntad de Dios no se ajusta a nosotros, nosotros debemos ajustarnos a Su voluntad.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

El engañador

El engañador

“Ni deis lugar al diablo…” Efesios 4:27 Versión Reina-Valera 1960

El apóstol Pablo escribe una carta a la iglesia de Éfeso advirtiéndoles que no debían dejar que el diablo se entrometa en su andar con Dios. ¿Pero cuál es la razón?

Hagamos un repaso rápido por varios momentos en los que el maligno logra causar daño: Adán y Eva caminaban todo el tiempo con Dios, hasta que la serpiente los engañó para que comieran el fruto prohibido y pecaran. Abraham, amigo de Dios, pecó con su esclava para que le diera un hijo aunque Dios ya le había prometido un heredero propio con su esposa Sara. David fue tentado para adulterar con Betsabé y terminó cometiendo asesinato. Varios reyes de Israel fueron arrastrados por una profunda idolatría que negaba por completo a Dios. Judas fue tentado por su codicia para vender a Jesús por 30 monedas de oro, etc. La lista de personas engañadas para ir en contra de las obras de Dios es interminable.

La Biblia incluso nos cuenta que llegará un día en el que satanás será encerrado durante mil años y Jesús reinará con justicia sobre la tierra, pero al cumplirse ese periodo de tiempo, el enemigo será liberado de su prisión y engañará a tantas personas que el número será similar a las arenas del mar, Apocalipsis 20:7-8. A través de este pasaje bíblico podemos comprender que su sagacidad para engañar no tiene límites.

Ahora bien, la única charla amistosa con el diablo registrada en la Biblia está en Job 1. En esa ocasión vinieron a presentarse todos los hijos de Dios entre los cuales también estaba satanás. En el relato se puede notar su arrogancia y soberbia, pero también la tranquilidad y pasividad de Dios en cada respuesta.

Muchos años después, Dios Hijo en forma de hombre fue llevado por el Espíritu Santo al desierto para ayunar, entonces el príncipe de las tinieblas se acercó para tentarlo, pero esta vez Jesús no trató de charlar como en la historia de Job, tampoco trató de entablar una batalla verbal, sólo respondió con firmeza usando la escritura. Lucas 4:1-13

Si Jesús, siendo el Ungido Hijo de Dios, no usó argumentos propios para contrarrestar las mentiras de satanás, sino que en cada respuesta empleó la Palabra Viva de Dios, cuánto más nosotros debemos tener la misma actitud en el momento de enfrentar sus engaños y maquinaciones.

Cuántas veces sus mentiras hicieron que dudemos de las promesas de Dios o nos engañó para que tropezáramos con el pecado o hizo que pongamos cualquier cosa antes que a Jesús o nos provocó para que digamos algo que no era correcto. Quizás se vienen a tu mente varios momentos en los que fallaste. Realmente el diablo nos engañó, pero para ser justos fuimos nosotros quienes decidimos darle lugar y tomamos la decisión final de escucharlo a él y no a Dios.

La buena noticia es que tenemos perdón y una nueva oportunidad todos los días. Pero no podemos confiarnos porque satanás anda como león rugiente viendo a quien devorar. Sus mentiras siempre tratarán de engañarnos, pero si nos resguardamos en Él y usamos la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios, podremos vencer.

“Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.” Santiago 4:7 Versión Reina-Valera 1960

 
El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

chicas orando juntas

El Poder de la Oración Conjunta

 

Muchas veces desestimamos o nos olvidamos del gran poder de la oración. Evidentemente no hablo de que sea un poder que nosotros tenemos. Es el poder que proviene de la conexión con Dios, de la fe que ponemos en ese maravilloso Creador que sabemos que tiene el poder para hacer lo que Él desee. Y como es lo que Él desee, también llega en Su tiempo y de acuerdo a Su voluntad.

A mi me gusta dedicarle tiempo a Dios todos los días. Me encantaría poderlo escuchar claramente, Su voz…como hay personas que dicen escucharla, pero me da mucha paz, me hace sentir bien y eso hace que mi día, cada día sea mejor.

Cuando comencé en mi iglesia, Calvary Chapel Miami, nos estuvimos reuniendo por mucho tiempo para orar cada mañana a las seis de la mañana, y eso me dejó acostumbrada. Me levanto conversando con Él. Primero que nada agradeciendo Su bondad y tantas bendiciones que nos otorga a diario. Si tengo alguna inquietud, la pongo ante Él, la dejo en Sus manos. Tenemos ese privilegio de conectarnos directamente con Él desde que se rompió el velo del templo cuando Jesús entregó Su vida por nosotros.

Uno de los pasajes Bíblicos que siempre que lo leo o lo escucho me impacta es el de Esther, cuando pide a su pueblo que ayunen y oren por ella, y su frase de cierre: “¡Y si perezco, que perezca!” Es maravilloso tener esa prueba del amor de Dios por Su gente. Somos Su gente, Somos Su pueblo, somos Sus elegidos. Debemos confiar en Él. Cuando pedimos algo en oración, debemos estar conscientes del poder de Dios. Y convencidos de que si Dios no da la respuesta que esperamos es porque va a dar una mejor.

Hay motivos por los que oramos y pareciera que pasan los años y no hay cambios. Dios tiene Sus razones para no responder. Más adelante es posible que nosotros también nos enteremos del por qué había que esperar.

El amor es lo mas importante

El amor es lo más importante

“…y si tuviera una fe que me hiciera capaz de mover montañas, pero no amara a otros, yo no sería nada.” 1 Corintios 13:2 (NTV)

Comprendí que el verdadero significado de la vida está en amar a Dios y al prójimo. No importa quién sea o cuántos logros haya tenido en la vida, ni qué haya hecho por alguien durante toda mi existencia; sino comprendo la importancia de amar, de nada me sirve. Jesús, en Marcos 12:30-31 dijo lo siguiente: “Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas y Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Ningún otro mandamiento es más importante que estos. Marcos 12:30-31(NTV)

¿Comprendes lo que Jesús nos está enseñando? Que lo más importante en la vida es el amor, primeramente a Dios y luego al prójimo. Es decir que la vida consiste en amar.

Puede que seas una persona consagrada a Dios, que no se pierde los cultos de la semana, que le canta a voz en cuello en las alabanzas, que trata de cumplir todos los mandamientos y estatutos escritos en la Biblia, pero si no hay amor en lo que haces de nada te sirve. En 1ª Corintios capítulo 13 el Señor nos habla que el amor es fundamental y primordial en todo lo que decimos y hacemos.

Por lo tanto, debemos reflejar el amor en todo tiempo, no sólo en la Iglesia y con los hermanos de la fe, sino también en casa y con las personas que aún no conocen a Dios.

El apóstol Juan dijo: “Queridos amigos, sigamos amándonos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama es un hijo de Dios y conoce a Dios;  pero el que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.” 1 Juan 4:7-8 (NTV)

¿Amas a Dios con todo tu ser, a tal punto de no avergonzarte de Él cuando tus amigos o familiares preguntan por tu fe? ¿Amas a tu prójimo cómo Cristo te ama? Muchas veces decir que amamos y conocemos a Dios solamente son palabras porque en realidad nuestros actos niegan lo que decimos.

No podemos afirmar que amamos a Dios si no obedecemos y ponemos en práctica sus instrucciones. No podemos decir que lo conocemos si seguimos dudando de su existencia y desconfiando de su poder. Peor aún si no perdonamos las ofensas de los demás  y no mostramos amor a las personas que nos rodean.

El amor es lo más importante en nuestra vida, pide a Dios que te llene más de su presencia y te ayude a amarlo y amar a tus seres queridos.

Tres cosas durarán para siempre: la fe, la esperanza y el amor; y la mayor de las tres es el amor. 1 Corintios 13:13 (NTV)

 
El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Oponente

Oponente

Androctonus australis, es el nombre científico para el escorpión de cola gruesa, llamado también escorpión corteza. El ejemplar más grande encontrado hasta hora mide 10 cm. de longitud, su cuerpo es generalmente amarillo y su cola se va tiñendo poco a poco de color marrón hasta llegar a la punta de su aguijón.

Este escorpión se vuelve realmente peligroso cuando desenrosca su cola para inyectar su veneno. Para darnos una idea, su picadura puede matar a un perro del tamaño de un pastor alemán adulto en sólo diez minutos. Es bastante escurridizo y habita en lugares desérticos.

Los estudios que se han realizado dicen que su veneno afecta directamente al sistema nervioso central y al sistema circulatorio, provocando contracciones musculares y dolor en todo el cuerpo. En el peor de los casos, se ha comprobado que puede llegar a producir insuficiencia respiratoria y posterior muerte.

A primera vista parece un insecto espantoso, sobre todo si uno se pone a observar sus características y la rapidez que tiene al atacar. Pero para sorpresa de la ciencia resulta que, de entre todos los animales de la creación, un roedor es su enemigo mortal.

Una especie de ratón llamado “ratón saltamontes” es inmune al veneno del escorpión. En una pelea entre estos dos animales, el roedor puede recibir múltiples picaduras del escorpión sin sufrir ningún daño. La clave se encuentre su sistema nervioso cuyas neuronas reaccionan al veneno provocando una sensación de inmunidad, es decir, después de una picadura ya no siente más dolor.

Este es sólo un ejemplo del equilibrio de la naturaleza. Ningún animal por más peligroso que parezca es totalmente invencible ante otro rival. Por ejemplo: algunas especies de delfines realizan verdaderos banquetes al encontrar un grupo de pirañas, en Australia existen avispas que se comen todo tipo de tarántulas sin importar que sean o no venenosas, en África hay palomas que devoran las avispas gigantes como si fueran palomitas de maíz, el terrible tiburón blanco con todos sus dientes no es rival para la orcinus orca (ballena asesina), etc.

Pero no sólo en el reino animal, en realidad todo lo que existe dentro y fuera del planeta tiene una fuerza opuesta que es capaz de hacerle frente: el agua y el fuego, la luz y la sombra, colores oscuros y colores claros, rivales en el futbol o en cualquier otro deporte, contrincantes políticos, ideas que se oponen, filosofías que se enfrentan por tener la razón, el bien y el mal, la carne y el espíritu, etc.

Todo tiene un opuesto antagónico que intenta vencer sobre a su adversario. Pero por sobre todo, sólo existe uno que no tiene rival que se le oponga: Dios.

“No hay semejante a ti, oh Jehová; grande eres tú, y grande tu nombre en poderío.” Jeremías 10:6 Versión Reina-Valera 1960

Alguno creerá que el adversario de Dios es el diablo, pero él fue derrotado en una batalla en los cielos cayendo estrepitosamente sobre la tierra como un rayo y fue nuevamente derrotado en la Cruz del calvario por nuestro Señor Jesús. Satanás se reveló creyendo que tenía una oportunidad, pero fue vencido.

¿Estás atravesando algún problema? Puedes confiar en Dios, Él nunca ha sido vencido y no tiene adversario. Su palabra es definitiva y sus promesas firmes como roca. En Él podemos depositar toda nuestra fe.

“¡No hay dios comparable a ti, Señor! ¡No hay nada que iguale a tus obras! Oh Señor, tú has formado a todas las naciones, y ellas vendrán a ti para adorarte y para glorificar tu nombre. Porque sólo tú eres Dios; ¡tú eres grande y haces maravillas!” Salmos 86:8-10 Versión Dios Habla Hoy

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

MARCOS-BRUNET

Marcos Brunet nos comparte ¿cómo hacer para tomar nuestro lugar de hijos?

¿Te cuesta a veces sentirte completo? ¿Te falta a veces animo para esperar la materialización de las promesas de Dios? Con motivo de la conferencia Toma tu lugar, Camilo y Johanna conductores del programa Energía Total tuvieron la oportunidad de conversar con Marcos Brunet sobre el significado de ser hijos de Dios, y como esa identidad nos transforma, permitiendo que lleguemos a sentirnos plenos.
Le preguntamos a Marcos en primer lugar ¿cómo empezar a vernos como hijos de Dios? ¿qué cosas nos impiden vernos como hijos? ¿cómo lidiar con las diferentes etapas de espera en la vida? Y ¿cómo tener una comunión intima con el Espíritu Santo?. La profundidad de sus respuestas te motivara nuevamente a creer que Dios esta esperándote para compartir contigo y llenarte de su presencia a un nivel mucho mayor del que esperas. Al esperar en Dios estarás elevando tu expectativa, la expectativa es una espera activa.
Tendrás la certeza de que esforzarte en lo humano no da los resultados que esperas, pero depender de Dios si los da. Y que la dependencia empieza con un humilde y sincero reconocimiento de que necesitamos la intervención de Dios en nuestras vidas.
Te invitamos a escuchar la entrevista completa y a participar con Marcos Brunet de lo que Dios quiere hacer en nuestras vidas.

Travy Joe 3

Lanzamiento mundial de Travy Joe

Esta semana en el programa tuvimos el lanzamiento mundial del nuevo tema y video de Travy Joe “Tu amor no falla”

Según Travy, él estaba en blanco al momento de componer junto a Sergio González, productor de Marcos Witt. Poco a poco, las ideas empezaron a fluir para crear esta canción que trata de como Dios se presenta diariamente con milagros.

Escucha más detalles de la canción y de la gira de conciertos de Travy aquí:

El video de “Tu amor no falla”