Dios | CVCLAVOZ

All posts in “Dios”

El hombre propone

“El hombre propone y Dios dispone”

Un nuevo año significa 365 oportunidades y nuevos planes y proyectos; muchos nos encontramos pensando y proponiendo metas para este nuevo tiempo que comenzó. Como seres humanos soñamos grandes cosas en la familia, para el  trabajo, en los estudio, etc. y algunos quizás imaginamos más de lo que podríamos lograr.

Proponerse grandes cosas no es malo, pero sí debemos considerar la posición de Dios con respecto a nuestros planes.

Proverbios 16:1 dice: “Podemos hacer nuestros propios planes, pero la respuesta correcta viene del Señor” (NTV).

Nosotros podemos planificar y caminar hacia el objetivo que nos hemos propuesto pero en el momento, Dios es quien tiene la última palabra, solamente Él abre oportunidades y puertas para que nosotros, sus hijos, logremos ese sueño.

¿Ya planificaste? ¿Cuántos de esos proyectos los haz puesto ante Dios? Muchos al momento de hacer planes dejamos que nuestra imaginación y corazón hablen tan fuerte que dejamos de oír la voz de Dios y no consideramos su opinión.

Sueña con libertad pero siempre ten presente en tu mente y corazón estás palabras “Si es voluntad de Dios”. Quizás algunos de tus proyectos no se cumplirán de la manera y en el tiempo que querías, pero ten por seguro que los propósitos de Dios son buenos y perfectos para cada uno y tiene preparadas cosas maravillosas que el hombre no ha visto, “(…) Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente ha imaginado lo que Dios tiene preparado para quienes lo aman” 1 Corintios 2:9 (NTV).

Considera a Dios y su palabra en todos tus planes y verás su protección y provisión en todo tiempo.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Supera esta crisis

Supera esta crisis

La crisis emocional se puede definir como un estado de desequilibrio con ansiedad y estrés que afecta el funcionamiento general como persona y está presente en todos en algún momento de la vida.

En algún momento de  nuestra existencia pasaremos por esta crisis emocional, que en muchas ocasiones nos encontrará desprevenidos, sin saber cómo actuar.  Cuando uno está dispuesto a servir a Dios y a obedecer su Palabra, pero viene una prueba, como pasó con Abraham en Génesis 22:1  “Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí”.

En el versículo podemos notar que  él estaba disponiendo su vida para obedecer, y Dios quería examinar cuan verdadera era su respuesta y comenzó a probarlo. Pasaron días donde  todo se había salido de su control porque Dios le dio la orden de ofrecer a su hijo en sacrificio.

Muchas veces queremos que la crisis tenga un tiempo corto de duración, pero es un periodo donde uno necesita acercarse más al Padre y adorarlo,  aunque todo parezca de color gris y nos encontremos sin salida.

“Entonces dijo Abraham a sus siervos: Esperad aquí con el asno, y yo y el muchacho iremos hasta allí y adoraremos, y volveremos a vosotros”. Génesis 22:5

Si en algún momento dispusiste tu vida en obediencia a Dios,  Él necesita verificar que tan genuino es tu compromiso, cada día vas a ser probado y puede que todo  salga fuera de tu alcance  pero lo mejor que puedes hacer es rendirte ante su presencia y adorarlo, así serás librado de la angustia; confía que Dios tiene todo bajo su control.

“Me invocará, y yo le responderé; Con él estaré yo en la angustia; Lo libraré y le glorificaré”. Salmo 91:15

Por Miguel Ángel Veizaga

 
El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Me esta hablando a mi

¿Me está hablando a mí?

“Y el ángel de Jehová se le apareció, y le dijo: Jehová está contigo, varón esforzado y valiente.” Jueces 6:12

No eran buenos tiempos para Israel, la Biblia dice que empobrecían por causa de Madián, su enemigo y cada vez que estaban a punto de cosechar, venían los madianitas y se llevaban todo el fruto, no dejando que comer en Israel.

Una situación preocupante, triste y decepcionante a la vez, porque no se veía salida posible, solo decidirse a enfrentar al enemigo de una vez por todas. Y para esto, Dios tenía en su mira a un hombre, que a sus ojos era “varón esforzado y valiente” pero en realidad, estaba haciendo cuevas para esconder el trigo, para al menos, tener algo que comer.

Algo llamativo de esta historia, radica en la gran diferencia entre como Gedeón se veía a sí mismo y como lo veía Dios. El ya veía un valiente, un líder, un guerrero que llevaría al pueblo de Israel a liberarlo de la opresión de los madianitas. Sin embargo el concepto que Gedeón tenía de si mismo era muy pobre: “Entonces le respondió: Ah, señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo el menor en la casa de mi padre.” (Jueces 6:15)

Gedeón se sentía muy pequeño, tal vez incapaz o débil para semejante misión. Si recordamos otros pasajes bíblicos por ejemplo hubo razonamientos parecidos en la vida de Moisés. Es como si Gedeón le estuviera diciendo a Dios, te equivocaste de persona, ¿no sabes quien soy? Y tal vez a los ojos del mundo el tuviera la mirada correcta, pero a los ojos de Dios era un esforzado y valiente conquistador.

¡Cuántas veces tenemos situaciones parecidas en nuestra vida!. Nos sentimos incapaces, pequeños, pensando que hay otros más preparados o mejores. O al igual que Gedeón, recordamos nuestra familia, o una historia personal llena de carencias llegando a la conclusión que no podemos.

Tendemos a justificarnos al igual que Gedeón, disculpándonos tratando de que otro lo haga o tome la responsabilidad.

Pero fíjate que le responde Jehová: “Ciertamente yo estaré contigo, y derrotarás a los madianitas como a un solo hombre.”  (Jueces 6:16)

Como diciendo, Gedeón, ¿de que te preocupas?, si no va a ser en tus fuerzas sino en las mías. Y como Jehová estaba con él, finalmente pudo vencer. Si pudiéramos comprender y creer este concepto tan simple para nuestras vidas, yo creo que dejaríamos de vernos con tantas limitaciones y comenzaríamos a confiar en que Dios usa gente común para resultados extraordinarios.

Te invito a que hoy, hagas un pequeño ejercicio, el de verte como El te ve. Porque no es en tus fuerzas o capacidades, sino en las de El, no temas y cree que en El podrás hacer proezas.

Por Daniel Zangaro

 
El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Padre extraordinario

Padre extraordinario – hijo extraordinario

En las redes sociales puedes encontrar una infinidad de imágenes y frases, algunas de ellas graciosas, otras dolorosas o groseras y algunas que te hacen pensar, como esta: “Las personas no cambian solamente se moderan para lograr su objetivo” ¿Cuán cierta puede ser esta frase?

Pablo antes conocido como Saulo de Tarso era un cazador de cristianos, un día recibió su llamado a predicar y fue ese el punto de inicio de Pablo como apóstol y siervo de Jesucristo, se convirtió de perseguidor a predicador y muchos de los que lo conocían no creían su cambio.

Hechos 9:26 dice: “Cuando Saulo llegó a Jerusalén, trató de reunirse con los creyentes, pero todos le tenían miedo. ¡No creían que de verdad se había convertido en un creyente!” (NVT).

Muchos de los creyentes hemos llegado a los pies de Cristo a cierta de edad, cuando ya hemos hecho o dicho cosas vergonzosas y ahora que conocemos el amor de Dios, hemos sido transformados pero algunas de las personas que nos conocen no creen en nuestro cambio o no podemos creer que alguien que vivió una vida libertina haya cambiado.

¿Cuántas veces has sido juzgado en base a tu pasado? A muchos de nosotros nos han señalado y condenado por el pasado que tuvimos y hemos llegado al punto de dudar de obra transformadora de Dios en nuestra vida.

Cuando te juzguen recordando tu pasado o el enemigo te susurre al oído lo que hiciste, recuerda esta verdad “Dios te transformo y no eres una persona común, sino que eres hijo de un Rey”.  Hechos 10:15 dice:Pero la voz habló de nuevo: —No llames a algo impuro si Dios lo ha hecho limpio” (NTV), Dios te limpió del pecado y te santificó, aunque los demás lo duden o no lo crean, tú cree y vive conforme a lo que Dios hizo en ti.

“No eres común, eres una persona extraordinaria”

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Tienes mas capas que

¡Tienes más capas que la cebolla!

Shrek, era un ogro muy temido por todas las personas del lugar, donde iba aparentaba fortaleza e inspiraba temor, sin embargo su amigo el burro lo confronta sabiamente diciendo: “Estás tan envuelto en tus capas cebollita que ocultas tus sentimientos” Shrek no quería que nadie vea como en realidad se sentía y por eso se disfrazaba aparentando ser un terrible y espantoso ogro ¿No te ha pasado?

Muchas veces nos ponemos capas que nos ayudan a protegernos de los demás y a encerrarnos en nosotros mismos, esto hace que seamos incapaces de expresar nuestros sentimientos. No está mal buscar protección, lo malo es que esas capas no nos permiten ser nosotros mismos, ya que impiden que los demás descubran lo que realmente hay dentro nuestro. Tenemos tanto miedo a que nos lastimen, que nos cerramos para no permitir que alguien nos vuelva a herir…

Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón. – 1 Samuel 16:7

Cuando el profeta Samuel fue a buscar al elegido de Dios para gobernar, todos estaban esperando una figura fuerte, que haga intimidar de tal modo que enfrente cualquier adversidad en el reino. Nadie se imaginaba que se trataba de un joven sencillo como David, ni siquiera su propio padre, a tal punto que ni siquiera lo mandó a llamar, recién lo hizo cuando se convenció que sus otros hijos no eran los escogidos…

La verdad es que las personas pueden lastimarnos si escuchamos palabras necias, sin embargo, lo importante no es lo que ellos piensen de ti, sino lo que Dios piensa, porque solo así, aunque los demás no lo crean, llegarás lejos. Dios quiere que todos sepan quién eres, ya que detrás de ese ogro, se encuentra un ser sensible, un padre dulce, un jefe humilde, un esposo cariñoso, un amigo…

Entonces me dijo: Daniel, no temas; porque desde el primer día que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios, fueron oídas tus palabras; y a causa de tus palabras yo he venido. Daniel 10:12

Si te cuesta expresar tus sentimientos delante de los demás, la buena noticia es que no tienes que fingir delante de Dios. Ahora mismo, puedes disponer tu corazón y orar  siendo sincero con él. Deja de llevar tus cargas solo, reconoce ante su presencia tus imperfecciones, errores, fallas, tristezas. Dios escuchará tu oración, a él no le importa que tan fuerte te veas por fuera, o que parezca que tengas el control, a él le importas tú.

Si hay un lugar seguro para abrir tu corazón y mostrarte tal cual eres, es en la presencia de Dios. En su presencia hay plenitud de gozo.

 
El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Recuperando lo que es mio

Recuperando lo que es mío

“El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” Juan 10:10

Jesús se sacrificó en la cruz por cada uno de nosotros, para que seamos libres y felices. Es decir para que vivamos una vida abundante, por eso es necesario que nos preguntemos… ¿estoy viviendo realmente la vida abundante que Dios preparó para mí? Si la respuesta es “No”, entonces, ¿dónde quedó el sacrificio que Jesús hizo por cada uno de nosotros?

“Vino, pues, David con los suyos a la ciudad, y he aquí que estaba quemada, y sus mujeres y sus hijos e hijas habían sido llevados cautivos. Entonces David y la gente que con él estaba alzaron su voz y lloraron, hasta que les faltaron las fuerzas para llorar.” 1 Samuel 30:3-4

“Las dos mujeres de David, Ahinoam Jezreelita y Abigail la que fue mujer de Nabal el de Carmel, también eran cautivas. Y David se angustió mucho, porque el pueblo hablaba de apedrearlo, pues todo el pueblo estaba en amargura de alma, cada uno por sus hijos y por sus hijas; mas David se fortaleció en Jehová su Dios.” 1 Samuel 30: 3-6

David, también sufrió un terrible robo por parte de su enemigo, cuando volvía a su casa junto con sus hombres.  Después de una gran victoria, tuvo una terrible decepción al ver todo lo que había pasado. El enemigo había destruido sus hogares, robando todo y dejando a su gente en extrema pobreza. Es interesante analizar los nombres de estas dos mujeres que fueron llevadas cautivas: Abigail significa “fuente de alegría” y Ahinoam  “gracia y belleza” ¡El enemigo también se había robado la alegría y la gracia de David!

“Y David consultó a Jehová, diciendo: ¿Perseguiré a estos merodeadores? ¿Los podré alcanzar? Y él le dijo: Síguelos, porque ciertamente los alcanzarás, y de cierto librarás a los cautivos.” 1 Samuel 30:8

La decepción hizo que todo el pueblo reaccionara con amargura, y de manera equivocada, en cambio David a pesar de esto, no fue a luchar con sus propias fuerzas. El sabía que necesitaba de Dios, lo buscó y Él le aseguró la victoria, ¡Por que donde esta Dios hay libertad! No pienso que estoy le haya resultado fácil, pues es duro levantarse de la amargura y peor aún de una decepción, pero tenía que hacerlo si quería ver resultados…

 “Y no les faltó cosa alguna, chica ni grande, así de hijos como de hijas, del robo, y de todas las cosas que les habían tomado; todo lo recuperó David.” 1 Samuel 30:19

¡Al final David recuperó todo! Puede ser que el enemigo no te haya robado algo material precisamente, sino, la paz, la libertad, la felicidad, él no desea que vivas, ni creas lo que Cristo hizo por ti en la cruz, por eso, es  importante que no te des por vencido. El enemigo ha venido para destruirte, pero Jesús vino a cambiar las cosas.  Si sientes que hay cosas que te han robado, llámese paz, finanzas, matrimonio, familia, buen nombre, te animo a apoyarte en Dios, confiar en El para que al igual que David puedas recuperar lo que es tuyo.

¡Solo Dios es capaz de dar fuerza en donde no queda ninguna cuando creemos en él!

 
El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

plan

El plan

Volviendo a mi flagelante costumbre de meterme en líos quisiera ofrecer algunos pensamientos sobre aquello de que “Dios tiene un plan para tu vida”. Menudo conflicto, porque la mayoría de los evangélicos sostiene esto con una fortaleza evidentemente más emocional que conceptual.

Esta convicción se sostiene en una variedad de versículos de prueba, costumbre bastante arraigada en nuestros círculos, esto es, sustentar una idea en apoyos de versículos aislados en vez de una fundamentación que se sostenga en todo el texto.

Cuando era estudiante universitario, cumplía horario como administrador de una biblioteca de la Facultad de Ingeniería. A veces me tocaba pasar a máquina los apuntes de los profesores. En el área de Administración de Empresas se enseñaba PERT/Camino Crítico, Carta Gantt y SOP (Study Operation Plan). Eran sistemas de control de avance de los proyectos. La idea era entrenar a los ingenieros para que aseguraran el cumplimiento del plan operativo, fuera construir una represa o desarrollar un sistema de información para una fábrica de carrocerías para buses de pasajeros. Todos estos conceptos provienen de la mentalidad estadounidense o europea. Es casi imposible hallar el origen de estos conceptos en las culturas africanas, orientales o latinas. Es un atributo propio de los “occidentales”.

Esta orientación a la rigurosidad en el cumplimiento de un proyecto fue introducida – según yo – a la teología y la enseñanza bíblica. El numen occidental no pudo sino atribuir a un plan todo lo que Dios hace, convirtiéndolo así en una especie de súper manager, un gerente estelar que se pasa el día chequeando cómo va desarrollándose el plan que tiene con cada uno de sus hijos y también con el mundo entero.

Soy consciente de cuánto puede molestar a la audiencia que cuestione una doctrina considerada intocable. Es tan reconfortante saber que todo está orquestado y definido por una mente perfecta y que todo lo que sucede es ni más ni menos que el desarrollo del plan que a cada uno le ha sido asignado.

Me parece que así la espontaneidad, el descubrimiento, la sorpresa, la novedad y el aprendizaje que le da sentido a lo humano – entendido como imagen de Dios – todo ello se licúa en la continua y estricta verificación de que el plan se está cumpliendo y en la intervención soberana del administrador para corregirlo cuando se sale del curso previsto.

Para pensar, no para armar una guerra…

manos c regalo navidad

¡Feliz Cumpleaños Jesús!

Y llegó la Navidad.

Tiempo de felicidad, de alegría, de bondad.

 

Qué belleza…la grandeza vino al mundo.

¡Majestad!

 

Tan precioso, Rey hermoso;

Su pureza sin igual.

 

Sacrificio por los vicios, los pecados, la maldad.

 

Y tu amor es asombroso, Rey glorioso.

Tus promesas, Tu verdad…

 

Por tu creación amada, tan perdida, tan cegada

Que no vieron tu Deidad.

 

Sin embargo no hizo mella, Tu cumpliste, tu vida diste

Por tu amada humanidad.

 

Reviviste la esperanza y una hermosa relación.

Diste al mundo redención, y un mensaje:

¡Amor y paz!

 

Feliz Navidad a todos.

Mas alla de tus capcacidades

Más allá de tus capacidades

El profeta Samuel fue en busca del sucesor del rey Saúl, y como estaba en los planes de Dios ese nuevo rey debía salir de la casa de Isaí  y aunque el mismo padre de David no lo consideró apto para ser rey, Dios lo escogió para gobernar a su pueblo  porque no vio su capacidad física o intelectual sino que miró su corazón.

Pero el Señor le dijo a Samuel: No juzgues por su apariencia o por su estatura, porque yo lo he rechazado. El Señor no ve las cosas de la manera en que tú las ves. La gente juzga por las apariencias, pero el Señor mira el corazón 1 Samuel 16:7Nueva Traducción Viviente (NTV).

Muchas personas sueñan y anhelan lograr grandes cosas en su familia, en su profesión u oficio y en el ministerio, pero a veces se encuentran con obstáculos que los desaniman y los enfocan en sus falencias provocando el temor a fracasar y con ello dejan de soñar y luchar por alcanzar sus anhelos.

Quizás te hayan rechazado o tú mismo te hayas descalificado ante una excelente oportunidad porque viste y pensaste que no estás preparado para hacer aquello que se te ha encomendado, recuerda esta gran verdad Dios no ve tus capacidades, sino la disposición de tu corazón, no tengas temor, porque si Dios te llamó para hacer y algo grande que quizás supera tus fuerzas y expectativas, ¡Arriésgate! y toma la oportunidad, pues si Dios te llamó también te capacitará y te apoyará en todo lo que debes hacer.

No escuches lo que otros dicen de ti (si podrás o no podrás) porque la opinión más importante y determinante es la de Dios.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Constructor

Constructor

Furnarius Rufus, es el nombre científico del ave popularmente conocida como “Hornero”. Esta especie es propia de Sud América y es bastante conocida principalmente porque construye su hogar en forma de un horno de piedra.

Pasada la temporada de lluvias, éste pajarito aprovecha que el agua ha mojado la tierra y tiene disponible el material para empezar su trabajo: barro, paja, raíces y otras ramas, son unidas hasta formar una masa arcillosa que luego es esculpida hasta formar un pequeño horno.

La estructura es construida en pocas semanas y después de secar completamente, puede llegar a ser tan sólida que es capaz de soportar climas adversos y permanecer en buen estado durante varios años. Por esto, el Hornero es considerado el mejor de los arquitectos dentro del reino animal.

Lo que llama la atención es que este animalito nunca ha sido instruido en el arte de la construcción, entonces ¿de dónde recibe el adiestramiento para edificar junto a su pareja un hogar en lo alto de la copa de un árbol?

La ciencia suele llamar a este tipo de comportamiento instinto. Sin embargo, Dios mismo quien creó a todas las especies de la tierra, les da instrucciones y ellas obedecen Su voz, Apocalipsis 19:17.

Job 38:41 nos muestra que Él oye el clamor de su creación: “¿Quién prepara al cuervo su alimento, Cuando sus polluelos claman a Dios, Y andan errantes por falta de comida?” Versión Reina-Valera 1960. De hecho los capítulos 38 y 39 del libro de Job, hablan de cuán atento está Dios a toda la naturaleza.

Ahora bien, Jeremías 8:7 dice: “Aun la cigüeña en el cielo conoce su tiempo, y la tórtola y la grulla y la golondrina guardan el tiempo de su venida; pero mi pueblo no conoce el juicio de Jehová.” Versión Reina-Valera 1960

¿Será posible que el hombre es de todo lo creado, quien más se aparte de la voluntad de Dios? El Hornero recibe instrucciones de lo alto para construir su casa y nosotros como seres humanos, deberíamos imitar esa actitud.

Mateo 7:24-25 dice: “Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.” Versión Reina-Valera 1960

Hoy en día la alarmante cifra de divorcios ha subido a niveles escalofriantes incluso dentro de la iglesia. Hagamos un alto a la lógica y al sentido común, y comencemos a vivir de acuerdo a la sabiduría de Dios porque si Él le da instrucciones a un ave para que construya un resistente hogar de barro, definitivamente podrá ayudarnos a edificar familias fuertes porque nosotros valemos más, Mateo 6:26.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

fuertesfe

Características de los que son fuertes en la fe

La fe no se puede medir en cantidades; sin embargo, las personas pueden desarrollar mayor madurez, fe y obediencia como resultado de su compromiso con Dios. Es así como se puede decir que alguien es fuerte en la fe (Romanos 15:1-6). Éstas son algunas prácticas que podemos realizar para llegar a ser como ellos:

1. No ser egoístas:

El conocimiento de cualquier tema relacionado con Dios o que ayude a conocerlo mejor, debe ser compartido. De nada vale acumular estudios si éstos no son de utilidad para otros. Los fuertes en la fe saben que no todos tienen la oportunidad de adquirir conocimientos, por lo tanto, están más que gustosos en ayudar a los demás.

2. No menospreciar a otros:

El saber algo que otros desconocen, no nos otorga el poder de degradar a los demás. Es fácil criticar y señalar los errores de otros, pero las personas maduras nunca se creen más que los que lo rodean.

3. Apoyar a los demás:

No basta con solo dejar de criticar. También se debe prestar ayuda a los que fracasan. Los que son fuertes en la fe saben que nadie está seguro y que todos podemos equivocarnos. Así que prestar apoyo sin juzgar, es una práctica digna que debemos imitar.

4. Ser humildes:

Los que son fuertes en la fe no se jactan de ello, sino que son humildes y prefieren darle la honra a quien verdaderamente se lo merece: Dios.

5. Seguir el ejemplo de Jesús:

Ser cristiano no implica imitar a un líder o pastor. Ser cristiano es seguir el ejemplo de Jesús y tener completo entendimiento de que para ello necesitamos de Dios. Si quieres ser fuerte en la fe, deja que Jesús sea tu modelo de vida y no te dejes influenciar por aquellos que digan lo contrario.

6. Promover la unidad:

Debemos ser pacificadores y no destructores. Ser maduro es estar consciente de que un grupo de personas siempre tendrá diferencias por el simple hecho de que todos somos distintos. Los fuertes en la fe son sabios al momento de promover la unidad y mantener paz en tiempos difíciles.

7. Vivir en esperanza:

Es importante vivir con la certeza de que este mundo es pasajero y que nuestro verdadero hogar nos espera en el cielo. Al comprender esta verdad, podrás afrontar cualquier adversidad y vivir en esperanza, así como muchas otras personas fuertes lo hacen.

grateful

¿Eres agradecido con Dios?

Haz el siguiente ejercicio: Escribe una lista de las cosas que recibes diariamente, desde el aire que respiras hasta el buen o mal clima laboral. Al terminar te darás cuenta que disfrutas de muchas bendiciones de parte de Dios, pero como los tienes, olvidas ser agradecido por ellos.

Decir gracias no es suficiente. Hay que ser agradecidos con Dios cada día y éstas son algunas maneras en las que puedes serlo:

1. Pasando tiempo con Él:

“No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús.” Filipenses 4:6-7

Dedica un momento especial en donde puedas hablar con Dios y leer la Biblia. De esta manera lograrás una relación íntima con Él y podrás decirle lo mucho que significa para ti todas las cosas que Él hace. Este tiempo especial debe ser diario y personal: una reunión especial entre Dios y tú.

2. Perdonando a otros:

“Sean amables unos con otros, sean de buen corazón, y perdónense unos a otros, tal como Dios los ha perdonado a ustedes por medio de Cristo.” Efesios 4:32

Parte de ser agradecidos con Dios es compartir a otros lo que Él hace por nosotros. No se puede aceptar su perdón si no se hace lo mismo por los demás. Cuando perdonas a los que te ofenden también estás honrando y agradeciendo a Dios.

3. Entregándole tus dones y talentos:

“Y todo lo que hagan o digan, háganlo como representantes del Señor Jesús y den gracias a Dios Padre por medio de él.” Colosenses 3:17

Las habilidades que tienes provienen de Dios, y ¿qué mejor forma de agradecerle si no es siendo útil para Él? Nuestro Creador puede darte aún más capacidades de las que te imaginas si tan sólo se lo pides y eres agradecido con Él.

4. No concentrándote en lo negativo:

“Estén siempre alegres. Nunca dejen de orar. Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús.” 1 Tesalonicenses 5:16-18

Dios no nos promete una vida libre de problemas y malas circunstancias; en cambio, su promesa es estar con nosotros cuando lo necesitemos. Así que aprende a verle el lado bueno a la vida y disfruta cada momento ¡Dios siempre está a tu lado!