relacion | CVCLAVOZ

All posts in “relacion”

Parejas: 16 ideas para celebrar el Día del Amor

“El mejor uso de la vida es el amor. La mejor expresión del amor es el tiempo. El mejor momento para amar es ahora.” – Rick Warren

Regalar flores, chocolates, globos, y peluches en el Día del Amor se ha convertido en una tradición; así como también salir al cine o cenas románticas. Aunque estas prácticas son excelentes maneras de demostrar amor, existen otras formas con las cuales se puede celebrar este día.

Para aquellas parejas que quieran salir de la rutina y hacer algo diferente, aquí hay algunas ideas para pasar este día de una manera no convencional:
valentines1

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

10 metas anuales para parejas

“La palabra «romance» de acuerdo al diccionario, significa emoción, aventura, y algo extremadamente real. El romance debería durar toda la vida”. — Billy Graham.

Las parejas que se conforman con vivir una rutina pronto se ven estancados en la monotonía y terminan por no encontrarle sentido a su romance. Para que esto no suceda, se debe trabajar en equipo y ayudar a que su relación crezca cada día. Una buena manera de lograrlo es estableciendo metas que se puedan alcanzar en el año. Éstas son algunas sugerencias:

1. Compartir actividades juntos:

Debido a las diferentes actividades que realizamos en el día, a veces puede ser un poco difícil encontrar tiempo en pareja; sin embargo, compartir momentos es esencial para cualquier relación. Para ello pueden buscar actividades que ambos puedan disfrutar y aprovechar el tiempo, no sólo para estar juntos, sino también para desarrollar sus habilidades individuales.

2. Poner tus necesidades en segundo lugar:

Es importante darse cuenta si en la relación solo se habla de uno mismo. Si esto ocurre, entonces no existe amor. El verdadero amor pone las necesidades de la otra persona por encima de las propias y siempre busca el bienestar ajeno. Esto se logra cuando se hacen pequeñas acciones diarias y significativas.

3. Demostrar amor diariamente:

Demostrar amor no significa necesariamente dar regalos sino mostrar pequeños gestos de cortesía y que demuestren los sentimientos hacia la otra persona. No basta con decir “te amo” cada día, sino realizar acciones que prueben que su relación está más allá de las palabras.

4. Comunicarse mejor:

Todas las personas que están casadas por muchos años saben que el secreto para una relación duradera y feliz es la comunicación efectiva. El peor error que cometen algunas parejas es guardar sus pensamientos y no decírselos a la persona amada de una manera correcta. El resultado son las peleas que terminan con las relaciones. Para evitar este hecho se debe aprender a decir las cosas con sabiduría y siempre con el objetivo de hallar una solución y no de agrandar el problema.

5. Ser más pacientes:

Por más que dos personas parezcan compartir gustos similares, nadie es igual a otra; por lo tanto se debe ser paciente y entender que no todos reaccionan de la misma manera que uno. Antes de enojarse o actuar de manera precipitada, respira profundamente y sé paciente. Recuerda que un factor importante para una relación amorosa saludable es la tolerancia.

6. Perdonar y olvidar:

No existe una pareja que tenga la relación perfecta. Todos atraviesan momentos difíciles que deben superar y de los cuales deben aprender; por lo que después de un conflicto es importante perdonar y olvidar. Traer de vuelta un tema que se ha superado en el pasado equivale a retroceder y no a avanzar; así que, este año propónganse a dejar de hablar del pasado y enfocarse en su presente y futuro.

7. Mantenerse sanos:

Hacer ejercicio y compartir comidas saludables juntos es una idea conveniente para obtener beneficios personales y compartir momentos en pareja. Darle importancia a la salud es una manera de demostrar amor, pues quien no se ama a sí mismo, no puede amar a los demás.

9. Aprender y estudiarse mutuamente:

Sin importar cuánto tiempo conozcas a tu pareja, nunca dejes de analizar sus gustos, costumbres, alegrías, tristezas, etc. El aprendizaje lleva al mejor conocimiento sobre algo, y en las relaciones ocurre de la misma manera; por lo tanto, nunca dejes de estudiar a tu pareja y saber sobre él o ella como si fuera la primera vez que se conocen.

10. Revivir la llama del amor:

Encuentren maneras de enamorarse mutuamente y demostrar con acciones lo que se pronuncia en palabras. Revivan aquellos recuerdos especiales que les unió y creen nuevos momentos de los cuales puedan hablar cuando pase el tiempo. Recuerden que cada pareja es única y por lo tanto deben tener maneras exclusivas de celebrar su amor, en lugar de tratar de imitar a otros.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Sabes Cuál es tu Propósito?

Desde que recibimos a Jesús en nuestros corazones, y entendemos que Su sacrificio fue por cada uno de nosotros, inmediatamente queremos servirlo, retribuirle de muchas maneras ese amor tan inexplicable que Él tiene por nosotros, siendo tan terriblemente imperfectos.

A mi me pasó: que comencé a orar para que Dios usara mis talentos para Él. No solo oré, también tomé acción: envié mis fotografías y currículum a todas las productoras de cine que conseguí que hacían películas cristianas. Yo he sido actriz por casi cuarenta años y pensaba que participando como actriz en una de esas producciones, lograría el objetivo que yo me había puesto.

Ahí estuvo el primer error. El primer consejo que te doy es que no tenemos que decidir cómo le vamos a servir. Debemos orar y permitir que Él nos dirija, que Él nos indique cómo quiere que le sirvamos. Así, esperando y no presionando, sino de corazón rindiéndome a Su voluntad, pronto me llamaron para trabajar en yesHEis, pero no solo como actriz. También escribí, dirigí, produje y si, actué en algunos de los videos que realizamos aquí. Y vienen los retos con servirle, porque puede que saquemos cuentas, pero luego vienen los cambios y lo que pensábamos ya no es lo que va a ser. Es entonces cuando tenemos que confiar ciegamente, apasionadamente en nuestro Dios. Si de veras queremos servirle y las circunstancias económicas cambian, recordemos siempre que Él sabe nuestras necesidades y las va a cubrir.

Te recomiendo una vez más tener una verdadera relación con Él. Es lo que Él mas desea. Lee Su palabra y conversa con Él en todo momento que puedas. Yo lo hago, muchas veces cuando voy caminando a hacer algo, cuando voy en el auto, pongo música y lo alabo y le agradezco y le cuento mis inquietudes. No tengas miedo de hacerlo. A mi no me importa que me crean loca. Si Él hizo esa inigualable locura de ser sacrificio por todos nosotros aún siendo pecadores ¿cómo no voy yo a amarlo con locura?

Muchas veces sentimos temor. Cuando no tienes paz con una decisión, es porque probablemente no viene de Dios. Cuando Él te hace un llamado, vas a sentirlo, vas a entender que Él realmente quiere que hagas eso y te vas a sentir muy bien por dentro. ¿Piensas que no estás preparado? Dios no buscó gente preparada para Sus maravillas. Él preparó a la gente que mandó a hacer Sus obras. Y lo mismo hará contigo. Así que pídele a Dios que te muestre cuál es tu propósito y cómo puedes servirle. Ten paciencia y lee mucho Su palabra, estrecha tu relación con Él y verás que Él te va a poner Su deseo en tu corazón.

25 preguntas que enriquecerán tu relación

Estas preguntas te ayudarán a fortalecer tu relación amorosa y también a evaluar la estabilidad de ambos. Después de contestar estas interrogantes, compara tus respuestas con la de tu pareja; al final, la comunicación que esto genere, enriquecerá su relación.

  1. ¿Confías plenamente en tu pareja?
  2. ¿Cuál fue la última vez que le dijiste “te amo”? Si ha pasado mucho tiempo ¿por qué?
  3. ¿Sonríes cuando piensas en él o ella?
  4. ¿Qué te gusta de tu pareja?
  5. ¿Te sientes de la misma manera que cuando iniciaron la relación?
  6. ¿Cambiaste algo para bien por influencia de tu pareja?
  7. ¿Cuán a menudo ríen juntos?
  8. ¿Tu pareja es tu mejor amigo (a)?
  9. ¿Puedes decir el momento en el que te enamoraste?
  10. ¿Alguna vez consideraste el engaño? ¿Por qué? ¿Por qué no?
  11. ¿Cuál fue la último gesto romántico que compartieron?
  12. ¿Te molesta que tu pareja tenga amigos del sexo opuesto?
  13. La última vez que hablaron del futuro ¿compartían las mismas ambiciones?
  14. ¿Pueden comunicarse sin necesidad de palabras?
  15. ¿Cuándo tuvieron la última conversación sobre algún tema profundo?
  16. ¿Tu pareja sabe las cosas que te molestan o incomodan?
  17. ¿Cuáles son los temas sobre los cuales discuten con frecuencia, y qué están haciendo para remediarlo?
  18. ¿Es necesario que sepas todo el pasado de tu pareja?
  19. ¿Te disculparías con tu pareja aún sabiendo que no es tu culpa?
  20. ¿Guardas algún secreto que no quieres compartir con tu pareja?
  21. ¿Cuán importante es que su relación tenga la aprobación de sus familias?
  22. Si pudieras escoger tu pareja de nuevo, ¿escogerías a la misma persona?
  23. ¿Crees que su relación ha contribuido a la madurez de ambos?
  24. ¿Cuán importante es la fe en su relación?
  25. ¿Qué sacrificios estás dispuesto (a) a hacer por tu pareja?

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Atrapado!

Muchas jóvenes escriben pidiendo asesoramiento por haber avanzado demasiado en una relación, empezaron con tomarse de la mano, abrazos, posteriormente caricias y besos hasta encontrarse en una situación donde les resulta difícil poner un alto o retroceder.

¿Tomará el hombre fuego en su seno sin que sus vestidos ardan? ¿Andará el hombre sobre brasas sin que sus pies se quemen? Proverbios 6:27-28

La realidad es que jugar con fuego es peligroso, grandes bosques se han incendiado simplemente por una pequeña chispa que fue encendida en ignorancia. El ser humano, como hombre, presenta diferentes debilidades y en su falta de conocimiento o madurez le gusta jugar con ellas; lo que no se dan cuenta es que continuar arriesgándose puede tener terribles consecuencias.

Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. Mateo 5:29-30

En este pasaje el Señor no nos está llamando a auto-mutilarnos, sino a ser radicales; es decir, exagerados en las medidas que tomemos para apartarnos de ese pecado.

Si tienes una debilidad que ha avanzado; ya sea la pornografía, dependencia al alcohol o drogas, una relación que no está caminando conforme lo que Dios ordena o no es aprobada por Él, o cualquier otra, es preciso que tomes medidas extremas si quieres salvar tu alma.

Te pondré un ejemplo: si tu debilidad es haber ido demasiado lejos en una relación, es preciso que por un tiempo dejen de salir a solas, que no se encuentren en lugares oscuros o aislados. Si es una relación que no es aprobada, entonces tendrás que cambiar de número, no frecuentar lugares donde puedan encontrarse, eliminar todas las cosas que puedan recordarte a esta persona.

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. Josué 1:7

Ser radical no es fácil, pero Dios te pide que te esfuerces y seas valiente. Si estás luchando contra algo o has permitido que tu debilidad avance a tal punto que piensas que no podrás vencer, escribirnos, nos gustaría acompañarte en este proceso porque ¡Nada es imposible para Dios!

 
El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Inseparable

¿Alguna vez te has sentido lejos de alguien querido a pesar de tenerlo cerca? ¿De tus amigos, hermanos, novio o cónyuge? La sensación es triste, porque a pesar de que están presentes físicamente están distantes emocionalmente o afectivamente. Entre muchos de los factores está la falta de comunicación efectiva; y a ésta se define como: el proceso de compartir información, ideas y sentimientos entre las personas a través del habla, la escritura o el lenguaje corporal. La comunicación efectiva se extiende al concepto de exigir que el contenido transmitido sea recibido y entendido por alguien de la manera que se esperaba.

La separación de personas ocurre por un transcurso de sucesos, como una gota que va cayendo sobre una roca que poco a poco se va creando un hueco que podría separarla por completo. En ese entendido debemos estar siempre atentos de mantener relaciones sanas, con mucha empatía, con disposición de tener buena comunicación y sin egoísmo.

Tengamos presente también que no sólo pasa eso con nuestros seres queridos sino también con nuestro Creador. Elalejamiento de Dios con elhombre no estaba planificado, por el contrario, desde el principio Él estableció una comunicación efectiva; pero el ser humano ha quebrantado esa relación, creando así un muro. Pero recordemos que en Génesis 3 vemos que Dios llamó a Adán después de su desobediencia al tomar del fruto del árbol, y preguntó dónde estaba, pues quería escucharlo, saber de su propia boca qué es lo que había pasado, ya que de todos modos el Señor ya lo sabía.

Es así que Dios nos busca para restablecer el vínculo, a pesar de nuestros errores e incluso de nuestro propio alejamiento de su cobertura, hay unos brazos extendidos llenos de amor que aguardan abrazarnos y reanudar la relación de Padre a hijo.

¡Ya no esperes más, vuélvetealguien que es inseparable de Dios!

“El Señor está cerca de los que tienen quebrantado el corazón; él rescata a los de espíritu destrozado.” Salmos 34:18 NTV

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡La Decisión es Tuya!

Hay muchas personas que cuando de Dios hablamos, no pueden creer que: ¡Dios se ponga bravo con quienes deciden a conciencia hacer algo que no está bien! Que quede claro: Él se molesta, y a veces también castiga, sí, ¡para que aprendamos!

Si alguien nos hace daño con intención, acaso ¿no nos molestamos? Por supuesto, sólo que en el caso de Dios, no se molesta porque le hagamos daño a Él. No podemos hacerle daño a Él. Se molesta, porque nos estamos haciendo daño nosotros mismos. Lo que viene después, no es castigo divino. ¡No! Lo que viene después es la consecuencia de nuestras decisiones, de nuestras acciones. Tenemos que tomar responsabilidad por lo que hacemos. Ya basta de culpar a Dios o de buscar a quién culpar. Dios nos dio libre albedrío. De eso se trata. Él nos deja y si no consultamos con Él, si decidimos hacer algo que sabemos le puede disgustar, lo más probable es que luego sintamos las consecuencias. Esas consecuencias pueden ser rebote directo de nuestras acciones y también pueden ser cosas que Dios permita que pasemos, como una dura prueba, para formarnos.  A Dios nadie lo burla ni lo confunde. Nosotros sabemos muy bien cuando estamos haciendo algo incorrecto. Desde que lo pensamos ya lo sabemos. Está en nosotros tomar acción para detenernos nosotros mismos. Eso es el auto control, la madurez. Eso es lo que voluntariamente nos hace decidir lo correcto, lo que nos hace controlar nuestros impulsos, nuestra carnalidad. Así como un fuego comienza con una pequeña chispa y un aguacero con una gota de agua, nuestras malas acciones comienzan con un pensamiento, con un deseo. Si queremos complacer a nuestro Padre, apenas vemos que vamos a resbalar, nos tenemos que arrepentir y pedirle perdón y hasta solicitar Su ayuda para no caer.

Nuestro Dios es muy claro en lo que está bien y en lo que no. Y nos dejó Su guía para enterarnos, la Biblia. Leerla a diario nos fortalece, nos llena de conocimiento, sabiduría y prudencia.

Hoy día no dejo de leerla, pues es el libro que nos aleja del pecado, y por eso, el malvado nos quiere alejar de ese libro. No lo dejes. A través de la Biblia nos comunicamos mejor con nuestro Creador, lo conocemos más; y al final, eso es lo que Él desea, que tengamos una relación estrecha diaria con Él. No una “religión”.

Podrías estar mejor

¿Sabías que depende ti el hecho de que tus emociones dominen o no tu vida?

Te puedes sentir muy bien ahora y muy mal en un rato, nadie te puede garantizar cómo te sentirás. Puedes irte a dormir de muy buen humor, pero a la mañana siguiente sin ningún motivo te levantas irritado, no quieres ir a trabajar, no quieres ver a nadie.

Tienes que tomar una decisión: ¿vas a seguir tus sentimientos para ser negativo y amargado, o vas a escoger dominar tus emociones y decidirte a ser feliz sin importar nada?

La verdad es que no podemos evitar tener sentimientos negativos, así que tenemos que aprender a controlarlos en vez de permitir que ellos nos dominen. Deberíamos entender que sólo porque nos sentimos  un poco molestos no significa que tenemos que enojarnos. Si vivimos en el nivel más bajo y nuestra carne siempre se sale con la suya, entonces siempre vamos a estar de mal humor, diciendo cosas que no sentimos y eso repercute en nuestra relación con la familia, los amigos y sobre todo con Dios.

Cuando eso sucede tendemos a hacer lo más fácil, o sea lo que sentimos, por ejemplo nos resentirnos en lugar de perdonar. Siempre buscamos lo más fácil para nosotros en lugar de hacer lo que Dios nos manda.

La Biblia dice: “Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte. Y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad.” Proverbios 16:32 (RVR-1960) El dominio propio es como se oye, tú te controlas a ti mismo. En otras palabras,cuando sientes que las emociones se elevan y te dan ganas de ofender a alguien, ejerces dominio propio y mantienes la boca cerrada, si te levantas un domingo y no tienes ganas de congregarte, ejerces tu dominio propio y vas a la Iglesia, etc.

Si comenzáramos a dominar nuestras emociones incluso se evitarían el estrés, las enfermedades, las malas relaciones. No estaríamos perdiéndonos la vida de gozo que Dios nos ofrece.” Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.” 2 Timoteo 1:7 (RVR-1960)

Está en nuestras manos la decisión, deja de vivir por sentimientos y has lo que sabes que está bien.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Intimos

Conocemos a Dios como el Creador del Universo, el Hacedor de milagros, el Todopoderoso, el Proveedor, el Eterno, el Omnipresente y los demás nombres que están escritos en la Biblia y por las cuales se revela a nosotros.

Entre todos estos nombres destaco uno en particular porque refleja mucha cercanía, confianza e intimidad hacia él. Es Abba Padre, que traducido es Papito. En la costumbre judía mostraba una relación íntima y cariñosa que un hijo tenía con su padre. Jesús se dirigía a Dios de esta forma y también como hijos suyos nos invita a acercarnos de la misma manera.

En Romanos 8:16-17 nos dice: Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: Abba, Padre! El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.

Estos versículos reflejan una hermosa verdad para nosotros porque nos da una apertura a una relación estrecha con nuestro Creador, a una intimidad especial y única, donde podemos mostrarnos tal cual somos, sin necesidad de protocolos. Contarle todo lo que nos pasó y nos pasa sin temor a ser juzgados, y expresarle lo que sentimos por él con palabras de amor y ternura.

Es un privilegio que podemos disfrutarlo cada día, cuando en oración, nos acercamos a Él.

¿Cómo es la relación que tienes con Dios, tu Padre Celestial? ¿Es formal, distante o has entendido la maravillosa posibilidad que posees, con libertad, de decirle palabras cariñosas, de expresarle tus más profundos secretos?

En cada situación que nos encontremos recordemos siempre esta gran verdad “Él es nuestro Padre, nosotros somos sus hijos.”

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿En verdad, crees en Dios?

Enoc fue otro hombre de fe, que vivió trescientos sesenta y cinco años andando en íntima comunión con Dios y agradándolo. Fue ascendido al cielo sin morir; desapareció, porque Dios se lo llevó. Si hoy partiéramos a la presencia de nuestro Señor, ¿de cuántos de nosotros se podría decir lo mismo?

Si bien sabemos que debemos andar por fe y no por vista, solo cuando enfrentamos alguna prueba es cuando ponemos en práctica este principio; porque una cosa es decir y otra muy distinta es hacer. Son precisamente estos momentos los que el enemigo aprovecha para confundirnos, perturbarnos y hacernos dudar del amor de Dios, pero nosotros no debemos creer esas mentiras sino más bien pedirle al Espíritu Santo que cuide nuestra mente y corazón para no pecar contra nuestro Padre Celestial y que nuestra fe no nos falte para seguir confiando en Él.

El Señor respondió: —Si tuvieran fe, aunque fuera tan pequeña como una semilla de mostaza, podrían decirle a este árbol: “Desarráigate y échate al mar”, ¡y les obedecería! Lucas 17:6 (NTV)

Si te encuentras desanimado y sin fuerzas para continuar, recuerda que Dios aún tiene el control de tu situación y es capaz de transformar tus circunstancias. Sólo necesita que le creas y le permitas obrar en tu vida con total libertad. Deja de tomar decisiones por tu propia cuenta e intentar llenar el vacío que sientes con otras cosas y personas. Comparte con Él cada uno de tus anhelos y metas, para que conforme a sus planes y tiempo, se hagan realidad.

Hoy es un buen día para meditar en el tipo de fe que tenemos, porque de nada nos sirve decir que creemos en Dios cuando en realidad seguimos dudando de lo que Él es capaz de hacer en nuestras vidas. Dejemos de buscar otras alternativas para resolver nuestros problemas, recurramos al único que puede revivir nuestros sueños y darnos una nueva esperanza, Jesús.

De hecho, sin fe es imposible agradar a Dios. Todo el que desee acercarse a Dios debe creer que él existe y que él recompensa a los que lo buscan con sinceridad. Hebreos 11:6 (NTV)

Nuestra fe no solo debe servirnos para un momento y lugar específico sino que tenemos que reflejarla y activarla cuando estamos solos o con otras personas; en nuestro hogar, trabajo, colegio, universidad, iglesia, etc.

Fe, es agradecer antes que ocurra un milagro. Es sentir en el corazón paz, sabiendo que Dios no nos va a fallar.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Por qué no quieres un compromiso?

Una joven mujer se enamoró perdidamente de un hombre quién le juró que la amaba con todo el corazón. Lamentablemente, él nunca quiso presentarla a su familia, no la incluía en sus metas futuras y por tanto, nunca fijaba fecha para la boda. Hasta que un día ella se cansó, esperó por mucho tiempo que este joven tomara la decisión de madurar y establecer una familia, pero descubrió que él solamente quería una relación, no un compromiso.

Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí. Mateo 15:8

Seguramente que en su tiempo, aquella joven le reclamó a su pareja diciendo: ¿Por qué me dices que me amas, sino quieres comprometerte conmigo? Así como cualquiera de nosotros en su lugar lo haría ante alguien que dice amar pero no lo demuestra. Del mismo modo, debes saber que Dios hace una pregunta parecida, nuestro Señor nos hace un reclamo, y nos dice:

¿Por qué me llaman ustedes “Señor, Señor”, y no hacen lo que les mando hacer? Lucas 4:46

Son muchas las personas que dicen ser “Seguidores de Cristo”; sin embargo, ser un verdadero cristiano es más que simplemente “creer”, significa ser discípulo de Jesús, encontrarse en una constante lucha para cambiar y parecernos más a Cristo, conocer su palabra y obedecerla, incluso dar la vida por ella. ¡Llevar su mensaje para que más personas se salven!

El Señor declaró:

 “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos” Mateo 7:21

En la actualidad son realmente muchos, los que sólo le dicen -“Señor, Señor”- pero pocos los que “Hacen la voluntad del Padre”.Muchos dicen y no hacen, por tanto, no todos se irán al cielo. Por eso, pregúntate: ¿Por qué no quieres un compromiso? Examinemos nuestra vida, si realmente nos hemos comprometido con Dios o solamente somos como aquel hombre que mantiene una relación superficial.

¡Dile a Dios que lo amas con actos, no con palabras!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.