relacion Archives | CVCLAVOZ

All posts in “relacion”

100 prácticas para un noviazgo feliz

Los expertos en parejas concuerdan que se puede determinar si un matrimonio será feliz o no, por el estado actual de su noviazgo. Los errores y problemas tienen pocas probabilidades de desaparecer después de la boda; por lo que, si no son solucionadas con anticipación, pueden ocasionar incluso mayores conflictos. Para evitar que esto suceda, hay acciones que se puede tomar y poner en práctica durante el noviazgo. Éstas son algunas de ellas:

  1. Tener a Dios como el centro de su relación.
  2. Orar por su relación.
  3. Orar juntos por otras necesidades.
  4. Leer la Biblia juntos.
  5. Comunicación constante y sincera.
  6. Desarrollar su relación con Jesús de manera personal.
  7. Esperar hasta el matrimonio para tener cualquier tipo de relaciones sexuales.
  8. No ponerse en situaciones que sean de tentación.
  9. Ser fieles el uno al otro en todo aspecto.
  10. Buscar el consejo de alguna pareja con experiencia.
  11. Depender más de Dios que el uno del otro.
  12. No juzgar precipitadamente.
  13. Cuidar sus palabras y no ofender.
  14. Respetarse mutuamente.
  15. Aceptar, perdonar y olvidar.
  16. No ser egoístas y pensar en su propio beneficio.
  17. Plantearse metas.
  18. Respetar la privacidad y espacio del otro.
  19. Enfrentar retos nuevos juntos.
  20. Dar con generosidad y sin esperar nada a cambio.
  21. Ser pacientes.
  22. Respetar a la familia del otro.
  23. Cuidar que otros interfieran con su relación.
  24. Solucionar los conflictos con comunicación, amor y paciencia.
  25. Apoyo mutuo.
  26. Hacer pequeños gestos de gratitud.
  27. Dejar el pasado atrás y no recordarlo.
  28. Trabajar en la comunidad.
  29. No dejarse llevar por los chismes.
  30. Ser vulnerables.
  31. Estar atentos a las necesidades del otro.
  32. No estar enojados por mucho tiempo.
  33. Estar preparados para los cambios.
  34. Ser el mejor amigo del otro.
  35. Ejercitarse juntos o practicar algún deporte.
  36. Saber respetar los silencios.
  37. No caer en el juego de la comparación.
  38. Comprender que las personas cambian con el tiempo y la edad.
  39. Ayudarse mutuamente a desarrollar sus talentos y habilidades.
  40. Hablar sobre finanzas y crear un plan a futuro.
  41. Compartir momentos de risa.
  42. No dejarse cegar por los celos.
  43. Nunca agredirse física, verbal ni psicológicamente.
  44. Buscar la paz y no crear discusiones.
  45. Ser personas que cumplen sus promesas.
  46. Trabajar o buscar medios de sustento económico.
  47. Entender que ninguno es perfecto.
  48. Preocuparse por su condición física, mental y espiritual.
  49. Cuidar mutuamente de su salud.
  50. Decir “te amo” con frecuencia.
  51. Demostrar amor en diversas maneras.
  52. No hablar mal de la pareja cuando él o ella no esté presente.
  53. Tener amigos en común.
  54. Valorar el rol de cada uno.
  55. Cuidar de su higiene personal.
  56. Ser capaces de estar separados.
  57. Tener muestras de afecto.
  58. Hacer planes juntos y llevarlos a cabo.
  59. Alejarse de la tecnología.
  60. Saber apreciar lo que hace el otro.
  61. Disfrutar de la naturaleza.
  62. Cortar toda relación con una ex pareja.
  63. Aprender y estudiarse mutuamente.
  64. Planear salidas con sus familias.
  65. Enfrentar y solucionar sus problemas
  66. Crecer y madurar juntos.
  67. Aceptarse como son y ayudarse a mejorar.
  68. Ofrecerse para hacer un trabajo voluntario.
  69. Hacer trabajo social.
  70. Salir con sus familias de manera individual.
  71. Abrazarse con frecuencia.
  72. Arreglar los malos entendidos antes que pase más tiempo.
  73. Crear recuerdos para toda la vida.
  74. Hablar sobre su jubilación.
  75. Aprender una nueva actividad juntos.
  76. Tener citas fuera de lo común.
  77. Disfrutar de algo que a ambos les guste.
  78. Hablar de planificación familiar.
  79. Ponerse de acuerdo sobre la clase de educación que recibirán sus futuros hijos.
  80. Ser ejemplo para otras parejas.
  81. Haces cosas por otros.
  82. Organizar una cita doble con sus padres.
  83. Deshacerse de los malos hábitos y costumbres.
  84. Buscar ayuda profesional para tratar alguna adicción.
  85. No hacer promesas que no se cumplirán.
  86. Sembrar un árbol juntos.
  87. Construir sus sueños en equipo.
  88. Leer libros sobre noviazgo y matrimonio.
  89. Salir de campamento con el grupo de jóvenes o la iglesia.
  90. Buscar un mentor que pueda guiarlos en su noviazgo.
  91. Salir de su zona de confort.
  92. Hacer cosas espontáneamente.
  93. Establecer los roles y no intentar dominarse el uno al otro.
  94. Hacer que su relación crezca cada día.
  95. No ver ningún tipo de pornografía.
  96. Ayudarse a solucionar cualquier problema del pasado.
  97. Organizar un evento de caridad.
  98. Deshacerse de las cosas materiales que pueden arruinar su relación.
  99. Comprender que no hay relación perfecta y que habrán problemas.
  100. Decidir amar sin reservas, así como Cristo amó a su iglesia.

 

 

 

Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

11 tips para que él se enamore de ti

No hay receta infalible que haga que alguien se enamore. Si esa persona no es para ti, sin importar lo que hagas, jamás te verá como algo más que una amiga. Sin embargo, si esa persona está dentro de los planes de Dios, muy pronto notará tus virtudes y comenzará a verte como su futura pareja de por vida. Mientras eso sucede, puedes seguir estos consejos y aumentar las posibilidades de hacer que él se enamore de ti:

1. Ámate:

Antes de enamorar a alguien, comienza por amarte a ti misma, encuéntrate atractiva y preocúpate por ti. El Dr. Joe Fanelli dice: “sé tú misma y has las cosas que te hagan feliz” porque esto hace que incrementes tu atractivo y tengas una mejor relación con los demás, ya sea en el área sentimental, amical o laboral.

2. Cuida de tu apariencia:

Una frase popular dice “no hay mujer fea sino mal arreglada”, y es cierto. Cuando cuidas de tu higiene y te arreglas, no estás siendo orgullosa, sino demostrando amor propio. Recuerda que ningún extremo es bueno y que todo debe hacerse con moderación. Si te enfocas más en tu apariencia pero no en tu interior, estarás dando una imagen narcisista y, según la revista Scientific American, este tipo de personas no tiene relaciones sentimentales duraderas. Por otra parte, La Ciudad Universitaria de New York descubrió que el color rojo incrementa el atractivo de una mujer. Steven G. Young explicó que “los hombres heterosexuales son más sensitivos a la coloración roja en las mujeres. Comparado con una gama de otros colores, las mujeres vistas en fondos rojos o usando ropa roja son vistas como más atractivas”.

3. Ten buenos modales:

No esperes que tu pareja se comporte como un caballero o príncipe azul si tú tienes malos modales. Tu comportamiento demuestra qué clase de persona eres, tu educación, valores, principios y creencias. Un hombre te juzgará por la manera en que actúas en cada situación, y si no quieres dar una mala impresión, compórtate a la altura del momento.

4. No hables mal de otras personas:

Hablar mal de otros o chismorrear hacen que un hombre se aleje de una mujer. Un experimento reveló que los hombres pierden la confianza en una mujer cuando a ella le gusta hablar de otros a sus espaldas o se entrometen en los asuntos de los demás. Por otra parte, diversos estudiosos del comportamiento categorizan al chisme como una señal de baja inteligencia emocional.

5. Sal de tu zona de comodidad:

Las personas que tienen la mente abierta tienen más opciones de ampliar su círculo amical, y por consecuencia, de conocer a su pareja ideal. Asimismo, según los psicólogos Donald Dutton y Arthur Aron, las parejas que comparten actividades que les producen miedo, ansiedad o cualquier tipo de emoción fuerte, fortalecen su vínculo de atracción. Por lo cual, los expertos recomiendan a salir de la rutina y practicar actividades físicas que estimulen la adrenalina y la actividad cerebral.

6. Sonríe:

Un estudio publicado en la revista Cognition and Emotion comprobó que el atractivo de una persona se incrementa dependiendo de la intensidad de su sonrisa. Otro estudio demostró que el sentido de humor en una relación es fundamental porque fortalece los lazos amorosos y establece seguridad. Además, una investigación por la Universidad de Canadá reveló que los hombres se sienten más atraídos a las mujeres que se ríen de sus chistes.

7. Demuestra respeto:

Diversos experimentos científicos han demostrado que cuando se les pregunta a los hombres si prefieren amor o respeto, ellos responden lo segundo. El Dr. Emerson Eggerichs asegura que todas las personas necesitan amor y respeto, pero que Dios dio a los hombres una profunda necesidad por respeto; mientras que a las mujeres, necesidad por amor.

8. Imita su lenguaje corporal:

Aunque parezca difícil de creer, los hombres se sienten más atraídos a las mujeres que imitan su lenguaje corporal. Un estudio publicado en The Journal of Nonhuman Behavior afirma que imitar las acciones demuestran interés y crean una sensación de familiaridad, lo cual resulta en el incremento del atractivo de una pareja.

9. Míralo a los ojos:

Dos investigadores de la Universidad Radboud y la Universidad Rutgers encontraron que las personas que se miran a los ojos mientras conversan se hacen más notables y fáciles de recordar. Además, otro estudio realizado por la Universidad Aberdeen en Escocia afirma que el contacto visual hace que una persona se vea más atractiva, sonría más y esté más atenta.

10. Escúchalo:

Una investigación de la Universidad de Michigan demostró que las personas que tienen la habilidad de hablar sobre temas profundos y pueden escuchar a su pareja tienen relaciones amorosas más duraderas. Cuando converses con él, asegúrate de darle toda tu atención y esto le demostrará que te interesa y le importas.

11. Ora:

La clave para el éxito en todas las áreas de la vida es poner y amar a Dios primero. Sin Él, de nada valdrá que hayas encontrado al hombre ideal porque esa relación no durará ni será feliz. Encomienda cada uno de tus hechos a Dios y verás que estando con Él nada te hará falta.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Por qué angustiarse?

“¿Por qué voy a inquietarme? ¿Por qué me voy a angustiar? En Dios pondré mi esperanza, y todavía lo alabaré. ¡Él es mi Salvador y mi Dios!” Salmo 43:5 (NVI)

Ante las situaciones difíciles de la vida, es bastante comprensible que nos angustiemos o haya inquietud en nuestro corazón. Sin embargo el salmista nos dice, que podemos poner nuestra confianza en Dios porque Él es nuestro salvador. Especialmente en tiempos de angustia, no te inquietes ni te desesperes, levanta tu mirada por encima del problema y confía en que tu Dios tiene todo el poder y la voluntad de bendecirte. Solo espera en El y El hará.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Actitud o Servicio?

Marta y María eran dos hermanas muy diferentes. La primera era tranquila y observadora, pero la segunda era más dominante y activa.

Un día, Jesús fue a su casa, Marta quiso darle la mejor atención a su maestro por lo que fue a la cocina y se puso a trabajar; mientras  que María pensó que sería una gran oportunidad para sentarse a los pies de Jesús y escucharle hablar. Como Marta estaba sola en la cocina, cansada al no poder terminar sus quehaceres, empezó a murmurar. Lo que en un principio le pareció un servicio, al final terminó siendo una carga y se frustró mucho porque María no la estaba ayudando, tanto  que incluso intentó decirle a Jesús lo que tenía que hacer: “…Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sirviendo sola? ¡Dile que me ayude! (Lucas 10:40).

La preocupación te hace olvidar de lo que realmente importa. Fíjate en estas tres cosas:

– Marta Recibió a Jesús en su casa, pero María buscaba su cercanía.

– Marta se ocupaba de muchos quehaceres que la llevaron a afanarse, pero María escuchaba la voz de Jesús.

– Marta se frustró con lo que hacía y terminó enojándose, pero María disfrutaba la presencia de Jesús en su casa.

¿Con cuál de las dos te identificas?

A veces nos gusta llenar nuestro tiempo con muchos quehaceres, al igual que Marta, y ofrecemos a Dios actividad en lugar de adoración y no nos damos cuenta que al mantenernos tan ocupados no tenemos el tiempo necesario para escuchar lo que Él quiere decirnos.

Es verdad que hay mucho por hacer en el ministerio, pero ante todo: ¡Dios valora tu actitud más que tu servicio!

Si hasta el día de hoy creíste que servir a Dios tiene más importancia que escuchar su voz, déjame decirte que estás en un  error, porque lo que Jesús quiere contigo es una relación.

Es necesario mantener un equilibrio, entre buscar a Jesús, adorarlo con todo el corazón y cumplir con nuestro servicio.

¡No descuides tu comunión con Dios por prestar más atención a su servicio!

«Yo, el SEÑOR, sondeo el corazón y examino los pensamientos, para darle a cada uno según sus acciones y según el fruto de sus obras». Jeremías  17:10 (NVI)

Por Ruth Mamani.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

No descuides tu fe

No hace mucho recibí un correo en el que la persona decía que “había perdido la fe” y que su vida espiritual ya no era la misma. Se congregaba rara vez, oraba de vez en cuando y había dejado de leer la palabra de Dios. ¿Qué sucedió?

“Timoteo, hijo mío, te doy estas instrucciones, basadas en las palabras proféticas que se dijeron tiempo atrás acerca de ti. Espero que te ayuden a pelear bien en las batallas del Señor. Aférrate a tu fe en Cristo y mantén limpia tu conciencia. Pues algunas personas desobedecieron a propósito lo que les dictaba su conciencia y, como resultado, su fe naufragó. Himeneo y Alejandro son dos ejemplos. Yo los expulsé y se los entregué a Satanás, para que aprendieran a no blasfemar contra Dios. 1 Timoteo 1:18-20 (NTV)

En los pasajes que hemos leído encontramos a Pablo dándole instrucciones a Timoteo, en ellas menciona a Himeneo y Alejandro, dos personas que voluntariamente desobedecieron las instrucciones del Señor y distorsionaron su posición como hijos. Se habían desviado del camino, ya no tenían la misma relación con Dios que al principio y terminaron alejándose. A tal punto que blasfemaron contra Dios.

Y desafortunadamente ellos no son los únicos. Conozco personas que años atrás vivían en la fe, predicaban el mensaje de Cristo, servían al Señor con pasión, se congregaban constantemente y que hoy tristemente han dejado de hacerlo y se han olvidado de Dios.

Independientemente de cuál sea el motivo o la circunstancia por la cual una persona se aleja de Dios, tiene un problema inicial y es descuidar la fe. Ésta no es algo que se da por hecho una vez que recibas a Jesús en tu corazón y tampoco es algo que no puedes perder en el camino. Se debe alimentar por medio de la palabra de Dios para que eso no suceda. “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.” Romanos 10:9-10.

Un claro ejemplo es cuando Pablo llegó al final de su vida y le dijo a Timoteo. “… yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano. He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.” 2 Timoteo 4:6-9 (NTV)

“He guardado la fe” No hay duda de que la fe se debe alimentar, cuidar y guardar, mediante la comunión con el Señor (Orando y meditando en su Palabra). Y eso debe ser lo más importante para un hijo de Dios. Pablo, al final de su vida, no dice: “He sido un profesional exitoso, he dado mis diezmos en gran cantidad, he tenido casas y autos, he sido bueno con todos, etc.” Simplemente dice: “He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe.” Eso muestra que su principal prioridad era guardar las enseñanzas que había recibido de Jesús.

Con seguridad el apóstol Pablo iba a terminar mal y lejos de Dios si hubiese descuidado su relación con su Creador, pero decidió en su corazón obedecer todas sus instrucciones. ¿Cómo estás con relación a tu fe? Si te das cuenta que la incredulidad se ha apoderado de ti y los pensamientos de duda han invadido tu mente, has un alto en tu vida y examínate.

No descuides tu fe, porque  es lo único que te mantendrá en el camino.

Oremos:

“Dios amado, te doy gracias por todo lo que tú haces en mi vida, gracias porque lejos de juzgarme y echarme de tu presencia, me buscas para hacerme entender y mostrarme que aún puedo volver a ti. Perdóname por haberme  alejado de ti, reconozco que me dejé llevar por otras cosas y hoy me arrepiento. Quiero comenzar de nuevo con tu ayuda, dispongo totalmente mi corazón para que obres en mí, en el nombre de Jesús, amén.”

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

El aceite

El avance de la ingeniería automotriz permitió la construcción de motores cada vez más potentes obligando a los fabricantes a mejorar el chasis y la tracción de las ruedas en sus vehículos.

Estos cambios se fueron dando desde los primeros automóviles que salieron en circulación usando sistemas de correas, cadenas o cuerdas para generar movimiento en las llantas. Pero siempre se rompían con facilidad debido a los cambios de velocidad y el desgaste.

Con el tiempo se implementó el uso de engranajes cuya composición básica es la de dos discos dentados: el más grande se llama corona y el otro de menor tamaño es el piñón, el primero genera potencia y el otro transmite las revoluciones. Este último generalmente tiene una larga extensión metálica que está conectada a las llantas traseras.

Este sistema es definitivamente lo más importante en la conexión que hay entre el motor y la transmisión de las ruedas. Pero existe un serio problema. La constante fricción de los engranajes genera calor haciendo que queden completamente secos y expuestos a corrosión. La única solución se reduce al uso de un lubricante apropiado para que corrija su funcionamiento.

Juan 16:13 dice: “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.” Versión Reina-Valera 1960

Consideremos la siguiente alegoría: Supongamos que Dios es como un motor que mueve todo, Jesús es el engranaje principal (corona) y el otro más pequeño es su iglesia (piñón). Toda esta maquinaria está construida para funcionar a la perfección, pero para que la conexión sea constante y perfecta debe existir la lubricación de un aceite.

En los tiempos del Antiguo Testamento se ungía sólo a reyes y a algunos hombres para que cumplan un propósito aquí en la tierra. Pero hoy en día ya no existe esa exclusividad.

Joel 2:28 dice: “Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne.” Versión Reina-Valera 1960. El cumplimiento de esa promesa inicia en el momento que los discípulos de Jesús fueron bautizados con lenguas de fuego (Hechos 2). A partir de ese instante hasta el presente el Espíritu Santo de Dios llena los corazones de todos los hombres dándoles convencimiento de la verdad y llevándolos a una autentica relación con Jesús.

Así como la tracción de un automóvil necesita mantenimiento y aceite para su buen funcionamiento, nuestra vida necesita del Espíritu de Dios para que en Él todo funcione como un engranaje perfectamente alineado.

No esperes más y comienza buscar al Espíritu Santo hoy.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Estoy contigo todos los días

Cuando atravesamos momentos difíciles, una enfermedad, un problema económico, una desilusión amorosa, etc. A veces creemos que Dios nos ha abandonado, que no nos ama, que nos ha olvidado, y un sin fin de cosas.  ¿Has pensado de esa manera?

Este tipo de reacción en medio del sufrimiento no es de una persona que ha puesto su confianza en Dios, es de alguien que no ha conocido por completo al Señor y ahora está dudando de Él.

¿Qué hacer en ese momento donde nuestros pensamientos nos dominan y nos hacen dudar del poder y la existencia de Dios?

“Pero si oras a Dios y buscas el favor del Todopoderoso, si eres puro y vives con integridad, sin duda que él se levantará y devolverá la felicidad a tu hogar.” Job 8:5-6 (NTV)

Lo que debemos hacer es buscar a Dios y confiar en Él. Para eso es importante orar, leer su Palabra y llenarnos de su Presencia, es decir, apartar un tiempo a solas con Él.

Dios sabe cuáles son nuestros problemas y qué es lo que necesitamos. Ha prometido estar con nosotros todos los días y no abandonarnos jamás. No perdamos la fe ni la esperanza, la tribulación es temporal. Aunque ahora no veamos ninguna solución, Dios va a glorificarse por las maravillas que hará en nosotros.

“Pues nuestras dificultades actuales son pequeñas y no durarán mucho tiempo. Sin embargo, ¡nos producen una gloria que durará para siempre y que es de mucho más peso que las dificultades! Así que no miramos las dificultades que ahora vemos; en cambio, fijamos nuestra vista en cosas que no pueden verse. Pues las cosas que ahora podemos ver pronto se habrán ido, pero las cosas que no podemos ver permanecerán para siempre.”  2 Corintios 4: 17-18.

Sea cual sea tu situación, Dios tiene un propósito con ello y es necesario que la atravieses. Él sabe qué es lo que necesitas para crecer espiritualmente y quiere ayudarte acercándote más a Él. Porque a través del dolor, sin darnos cuenta, nuestra relación con Dios se hace más cercana que nunca.

Por favor, no te rindas ni dejes de creer en Dios, Él te ama y nunca te abandonará. Jesús dijo: …y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén. Mateo 28:20. (RVR1960)

Oremos:

Señor amado, gracias por tu palabra y por esta oportunidad de hablar contigo. Perdóname por desconfiar de ti y cuestionar tu poder. Por favor quita toda duda de mí, toda aquella mentira que me quiera llevar a perder mi confianza en ti y en tus promesas. A partir de hoy decido creer más en tu palabra que en mis circunstancias. Amén.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

3 hábitos que arruinan tu relación

Las relaciones amorosas, al igual que cualquier otro tipo de interacción humana, no son sencillas de mantener. El hecho de que haya amor entre una pareja, no garantiza que sean inmunes a posibles factores que puedan arruinar su relación. Es por ello que es importante que ambos estén comprometidos a trabajar en equipo. Estos son algunos hábitos comunes que deterioran y destruyen una relación:

Todos los expertos concuerdan que la principal causa de una buena o mala relación es la comunicación. Las parejas que no saben comunicarse adecuadamente están más propensas a separarse. Esto se debe comúnmente a que se habla más de lo que se escucha. La comunicación en pareja debe ser equitativa y siempre teniendo en cuenta los sentimientos de la otra persona. Comunicarse no es una batalla para acusar o probar quién tiene la razón, sino para solucionar los problemas que se presenten.

Un estudio demostró que las parejas que discuten a menudo se hacen más fuertes. No obstante, esta investigación hizo hincapié que las peleas sólo ayudan a la pareja cuando se resuelven con éxito. Ruth Graham dijo una vez que “si un esposo y una esposa siempre estaban de acuerdo en todo, ¡entonces uno de ellos no era necesario!”. Los conflictos son inevitables en una relación; sin embargo, si no se resuelven, se convertirán en una semilla que causará mayores problemas en el futuro.

La psicóloga Jay Hill, aconseja hablar con otros sobre los conflictos internos de una pareja, solo cuando se está en una relación abusiva, pero que si no es así, “como regla general, deberías hablar de tus problemas de relación con tu pareja en lugar de otras personas”. Además, ella asegura que es poco probable sentirse positivo sobre una relación si se pasa demasiado tiempo quejándose al respecto.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

No se preocupen por nada

¿Por qué vivimos preocupados si tenemos un Dios Todopoderoso? Sencillamente porque no lo conocemos en su totalidad  y nuestra relación de comunión con Él es inconstante. Vivir preocupado es dejar de creer en los planes de Dios y sus promesas.

En nuestra vida diaria nos preocupamos tanto por nuestros problemas y necesidades básicas, que terminamos perdiendo la salud de nuestro cuerpo y la vida misma porque, sin darnos cuenta, nuestras preocupaciones han ocupado el primer lugar que le pertenece a Dios y nos hemos olvidado de buscarlo.

En Lucas 12:22-31. Jesús dice: “no se preocupen por la vida diaria, si tendrán suficiente alimento para comer o suficiente ropa para vestirse. Pues la vida es más que la comida, y el cuerpo es más que la ropa. Miren los cuervos. No plantan ni cosechan ni guardan comida en graneros, porque Dios los alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que las aves? Miren cómo crecen los lirios. No trabajan ni cosen su ropa; sin embargo, ni Salomón con toda su gloria se vistió tan hermoso como ellos. Y, si Dios cuida de manera tan maravillosa a las flores que hoy están y mañana se echan al fuego, tengan por seguro que cuidará de ustedes. ¿Por qué tienen tan poca fe? No se inquieten por lo que van a comer o lo que van a beber. No se preocupen por esas cosas. Esas cosas dominan el pensamiento de los incrédulos en todo el mundo, pero su Padre ya conoce sus necesidades. Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás, y él les dará todo lo que necesiten.

Si Dios alimenta y da refugio a las aves, ¿Cuánto más a nosotros? Si Él es quien nos dice, no te preocupes por nada, búscame, dime lo que necesitas; ¿Por qué no podemos confiar en ÉL?

“Benditos son los que confían en el Señor y han hecho que el Señor sea su esperanza y confianza.” Jeremías 17:7.

No olvidemos que Dios tiene control absoluto de todas las cosas y que siempre está dispuesto a ayudarnos. Si hemos dejado de confiar en ÉL y nos hemos preocupado más por nuestras necesidades, hoy es un buen día para entregarle a Dios todas nuestras angustias y preocupaciones.

La palabra de Dios dice: “No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús.” Filipenses 4:6-7

Oremos:

“Señor, gracias por tu palabra y por orientarme. Me acerco a ti porque te necesito, he estado muy afanado en otras cosas y he dejado de buscarte. Por favor, ten misericordia de mí y ayúdame a partir de hoy a buscarte primero. Te entrego mis problemas, preocupaciones y angustias. Deposito toda mi confianza en ti porque sé que Tú tienes el poder para transformar toda situación para gloria y alabanza de tu nombre, gracias porque prometes cuidarme. Amén”

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Ventajas de estar en la “friendzone”

Según el diccionario Cambridge, la palabra friendzone se refiere al “estado de ser amigos con alguien cuando tu preferirías una relación romántica o sexual con ellos”. Aunque últimamente se ha visto como algo malo, estar en la friendzone no es tan malo como parece. Las personas han relacionado esta amistad con el rechazo; sin embargo, pensar de esta manera es una gran equivocación. Éstas son algunas ventajas de permanecer como amigos con alguien que te gusta o atrae:

1. Tienes alguien en quien confiar:

Nadie puede decir que se encuentra bien sin amigos. Todos necesitan de alguien en quien confiar y con quien compartir experiencias. Estar en la friendzone te permite incrementar tus capacidades como amigo y aprender a disfrutar del proceso. En lugar de concentrar tus esfuerzos en conquistar a esa persona, aprende a ser un buen amigo y preocúpate desinteresadamente. Eso hablará mejor de ti que cualquier palabra que puedas decir.

2. Te ayuda a reevaluar tus sentimientos:

No todos son quienes parecen ser, y eso es algo que se descubre cuando pasas tiempo con alguien. Ser amigo de esa persona te ayudará a que conozcas más a fondo su personalidad, costumbres, y hábitos. Esto puede llevarte a reevaluar tus sentimientos y darte cuenta si en realidad prefieres conservar a la amistad de esta persona, en lugar de intentar ser su novio (a).

3. Comprendes mejor a las personas del sexo opuesto:

Los hombres y mujeres son individuos distintos que no pueden ser comprendidos a menos que se les conozca. Tener como amigo a esa persona que te interesa, te ayuda a conocer mejor a las personas del sexo opuesto. Además, tendrás la oportunidad de conocer de primera mano qué es lo que les interesa o no, o cuál es la mejor manera de ganarse su confianza.

4. Siempre tienes la posibilidad de ser “algo más”:

Ser amigo de alguien abre la posibilidad a que en algún momento esta comience a verte como más que solo un amigo. Si bien no en todos los casos sucede lo mismo, nunca rechaces la oportunidad de ser amigo de alguien, ya sea que esté o no románticamente interesado en ti.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Tecnología para las parejas a distancia

Mantener una relación a distancia puede resultar un verdadero desafío. Mientras que otras parejas disfrutan de actividades juntos y tienen la oportunidad de comunicarse en persona, los que tienen a su ser amado lejos no pueden hacer lo mismo. Es por ello que es normal que las parejas a distancia sientan el anhelo de estar físicamente presentes en el mismo lugar y compartir sus ratos juntos.

Con las constantes innovaciones en la tecnología, actualmente es mucho más fácil conversar con alguien que se encuentra en otro lugar. Los mensajes instantáneos, las llamadas y vídeo llamadas, hacen que uno pueda comunicarse con otra persona de inmediato. Las parejas utilizan estas herramientas a su favor, pues, les permiten estar conectados en tiempo real. No obstante, ¿qué sucede cuando uno ansía el contacto físico? Éstas son algunos inventos que permiten que las parejas se sientan físicamente por medio de la tecnología:

¿Extrañas el abrazo de tu pareja?

En 2002, Francesca Rosella y Ryan Genz inventaron la Hug Shirt; una camisa que te permite enviar abrazos a distancia. Para utilizarlo, se debe colocar la camisa y conectar vía Bluetooth a la aplicación para celulares. Ésta graba el abrazo y la envía a la otra persona. Esta camisa tiene sensores que sienten la presión, duración y localización del abrazo, lo cual hace que el que la recibe, sienta el abrazo como si fuera real.

¿Quieres tomar de la mano a tu pareja?

Un grupo de investigadores de la Universidad Simon Fraser, liderados por el Dr. Carman Neustaedter, están trabajando en un proyecto que permite que las parejas puedan sentir el toque del otro. Su invento se llama Flex-N-Feel, son un par de guantes tienen sensores que hacen que las acciones se transmitan mientras ambos lo están utilizando. Éste trabajo aún sigue en desarrollo, pero ha abierto las posibilidades de estudio a otras investigaciones en el mismo campo.

¿Quieres besar a tu pareja?

En 2011, la Universidad Nacional de Singapore desarrolló una idea para enviar besos a distancia. Con el tiempo, continuaron trabajando en dicho proyecto, hasta que por fin en 2015 se lanzó Kissenger, un aparto que te permite enviar y recibir besos con una persona en cualquier lugar. Esta innovación recrea el movimiento de los labios y lo recrea por medio de labios artificiales; de modo que, la persona que lo recibe, puede sentirlo como un beso real.

¿Quieres sentir el latido del corazón de tu pareja?

Un grupo de ingenieros y diseñadores creó un dispositivo llamado Pillow Talk; consiste en una pulsera que viene con una especie de pequeña almohada. Éste aparato graba los latidos del corazón y lo transmite a la otra persona. De esta manera, ambos pueden dormir con el dispositivo debajo de la almohada y sentir el corazón latente de su pareja.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Es bueno agregar a tu ex en Facebook?

Las redes sociales han cobrado mucha relevancia en la vida cotidiana de las personas. Por lo tanto, no es sorprendente que también se hayan hecho parte de las relaciones amorosas. Aunque facilitan la comunicación entre las parejas, también pueden causar conflictos y divisiones; especialmente cuando uno de ellos se hace “amigo” en Facebook con su pareja anterior.

Joyce Baptist, profesora asociada de matrimonio y terapia familiar de la Universidad del Estado de Kansas, realizó un estudio con casi 7.000 parejas que utilizan redes sociales. Ella descubrió que cuando alguien se comunica con una persona a la que percibe como físicamente atractiva, crea un contacto platónico que puede llegar al límite; y el cual, puede terminar en engaño. Baptist aconseja que las parejas deben discutir y establecer qué es permitido y qué no lo es, cuando se trata de la comunicación por medio de redes sociales con otras personas.

Ella también aconseja que lo mejor es evitar mantener conversaciones con las ex parejas, pues todas las relaciones amorosas tienen altos y bajos; y la intrusión de un romance pasado podría destruir la relación actual. “Sólo porque ves que su novia o novio de la escuela secundaria está en Facebook no significa que necesitas hacerte “amigo” de ellos.”, asegura Baptist. “Cuando te encuentras con un viejo amor u otra persona atractiva en las redes sociales, la pregunta que debes hacer es: ¿La comunicación con esta otra persona realzará mi relación o la dañará?”.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend