salud Archives - CVCLAVOZCVCLAVOZ

All posts in “salud”

¿Ayudarás o mirarás?

“Jesús viajó por toda la región de Galilea enseñando en las sinagogas, anunciando la Buena Noticia del reino, y sanando a la gente de toda clase de enfermedades y dolencias. Las noticias acerca de él corrieron y llegaron tan lejos como Siria, y pronto la gente comenzó a llevarle a todo el que estuviera enfermo. Y él los sanaba a todos, cualquiera fuera la enfermedad o el dolor que tuvieran, o si estaban poseídos por demonios, o eran epilépticos o paralíticos.” Mateo 4: 23.24 (NTV)

Es impresionante la actitud de todas estas personas que escucharon el mensaje de Jesús y vieron lo que Él hacía. No esperaron con los brazos cruzados a que llegara el milagro a sus seres queridos que necesitaban ayuda, al contrario, no tardaron en transmitirles lo que habían oído y los llevaron a Él.

No les importó la distancia que tenían que recorrer, ni el tiempo que tardarían en llegar a Jesús, simplemente la compasión y el amor que tenían por sus seres queridos los impulsó a emprender ese viaje. Ellos sabían que no era en vano llevarlos a Jesús, porque Él estaba sanando a todos los que se le acercaban.

¿Acaso tú no harías lo mismo si alguien de tu familia estuviera enfermo, sabiendo que Jesús es la única solución? ¿No le dirías que Jesús puede liberarlo si tan sólo se acerca a Él? ¿Serías tan egoísta que viendo su estado, pasarías de largo?

Tristemente muchas veces actuamos mal, vemos a nuestros familiares, amigos, personas en la calle con problemas, sin esperanzas, enfermos, adictos, etc. y no somos capaces de acercarlos a Jesús. Sabemos que  “Jesucristo nunca cambia: es el mismo ayer, hoy y siempre.” Hebreos 13:8. Y que sigue sanando, restaurando y dando vida a todo el que se le acerca, pero preferimos pasar de largo y los dejamos ahí con su problema.

Olvidamos que Jesús está en todas partes y que no es necesario recorrer largas distancias para que el enfermo o necesitado llegue a Jesús, sólo basta con compartirles del amor de Dios y de lo que puede hacer en sus vidas.

Pedro y Juan, estaban de camino al templo y en la puerta un hombre cojo y  necesitado les pidió dinero; entonces Pedro le dijo: «Yo no tengo plata ni oro para ti, pero te daré lo que tengo. En el nombre de Jesucristo de Nazaret, ¡levántate y camina!». Una vez que le dijo eso, Pedro tomó al hombre lisiado de la mano derecha y lo ayudó a levantarse. Y, mientras lo hacía, al instante los pies y los tobillos del hombre fueron sanados y fortalecidos. ¡Se levantó de un salto, se puso de pie y comenzó a caminar! Luego entró en el templo con ellos caminando, saltando y alabando a Dios. (Hechos 3:1-11)

Hay muchas personas que necesitan de nuestra ayuda, si ves en tu familia, círculo de amigos o en el camino a alguien que necesita de Jesús, acércate, ofrécele tu apoyo y comparte el plan de salvación que Dios tiene para su vida.

Recuerda que nada de lo que haces para el Señor es en vano. (1 Corintios 15:58) y que todo lo que hagas por una persona, es como si  ayudaras a Jesús mismo. (Mateo 25:40)

Oremos:

Dios amado, te pido perdón por mi actitud equivocada frente a la necesidad de mi familia, amigos y personas en la calle. Perdóname por no compartirles de ti y de lo que puedes hacer en sus vidas. Por favor cambia y renueva mi corazón, lléname de tu amor que cuando vea la necesidad de las personas pueda correr y transmitirles tu palabra. Quiero ser como tú, siempre dispuesto a ayudar, en el nombre de Jesús, amén.”

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Cuál es el alimento más importante del día?

Desde los años 40 se cree que el desayuno es el alimento más importante del día. Esto se hizo popular gracias a la publicidad de las empresas que vendían cereales y otros alimentos que se consumen mayormente a primeras horas de la mañana. Con el tiempo, esta creencia se hizo famosa en todo el mundo y se quedó como un hecho verdadero. Gracias a los avances tecnológicos, los científicos determinaron que la comida y el ejercicio influyen en el peso y condición de salud de una persona; sin embargo, una reciente investigación demostró que el tiempo en el cual se come también es un factor a considerar.

Un estudio publicado en Journal of Nutrition demostró que las personas que comen tres veces al día, más dos aperitivos entre comidas, tienden a ganar más peso con el tiempo. Por otra parte, aquellos que comen una o dos veces al día están más propensos a perder peso. Asimismo, descubrieron que las personas para quienes su alimento principal es el desayuno tienen menos riesgo de volverse obesos, en comparación a los que tienen al almuerzo o cena como comida principal. Otro estudio publicado en la revista Obesity, confirmó que las personas que tienen un desayuno balanceado pueden disminuir la grasa del estómago, controlar el apetito y estabilizar sus niveles de azúcar en la sangre. Igualmente, la Asociación Americana del Corazón publicó una declaración en la revista Circulation, donde resaltan la importancia de no saltarse el desayuno, pues, este alimento ayuda a disminuir el riesgo de contraer una enfermedad cardiovascular.

Para el profesor del Departamento de Psiclogía Experimental de la Universidad de Oxford, PhD. Charles Spence, “realmente hay una serie de razones por qué el desayuno debe ser considerado la comida más importante del día. La decisión sobre si y qué comer y beber al comienzo del día ha demostrado tener algunos efectos profundos en nuestra salud, bienestar y desempeño cognitivo.” Además señala que se debe tener en cuenta que hacer del desayuno el alimento principal del día requiere proveer un balance adecuado entre el consumo de azúcar, calorías y grasa.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡A Comer más Aguacate!

El aguacate es una fruta exquisita y he leído que sus ácidos grasos mono insaturados ayudan a quemar la grasa que se nos acumula en la cintura. Es una grasa que quema grasa y la mantiene alejada.

Por otra parte tiene mucha luteína que es un antioxidante que promueve la salud de los ojos y ayuda a prevenir la degeneración macular.

Para el cerebro, dicen que previene el declive mental y promueve la memoria.

El aguacate es bueno para el corazón pues sube el buen colesterol y baja la presión sanguínea de manera natural.

Soy una apasionada por el aguacate y siempre consigo cómo agregarlo a la comida. Ya sea como ensalada, solo con sal, lo uso como recipiente para los camarones con salsa rosada (kétchup y mayonesa), me preparo sándwich de aguacate y una de mis arepas favoritas es la “Reina Pepeada” que consiste en rellenarla con pollo y aguacate…¡hummm deliciosa!

En fin, hoy le dedico este espacio al aguacate, porque aparte de exquisito, es saludable, muy saludable.

¿Sabían que en Brasil lo toman en batidos con azúcar? No me he atrevido aún a tomarlo solo como batido, pero sí lo he agregado a batidos de fruta que me he preparado y les da una textura sedosa extraordinaria.

Se los recomiendo. Hay miles de recetas que llevan aguacate, y el guacamole o la guasacaca, (término venezolano) son salsas acompañantes exquisitas.

Disfrútenlo y cuéntenme cómo les gusta a ustedes comerlo.

9 alimentos que te hacen sentirte lleno

El exceso de ingesta de comida no sólo genera la ganancia de peso desmedida, sino también ocasiona problemas de salud. Uno debe racionar sus porciones de comida y estar al tanto de la cantidad de alimentos que se ingiere, especialmente cuando se tiene hambre. Hay algunos alimentos que no proporcionan la sensación de satisfacción; por lo tanto, hacen que uno coma más de lo debido. Sin embargo, hay comidas que te hacen sentirte lleno por más tiempo y ayudan a cuidar el peso adecuado.

Un estudio del Gobierno de los Estados Unidos, llamado National Health and Nutrition Examination Survey, demostró que las personas que toman más agua sin colorantes o algún otro aditivo, consumen menos calorías diarias. Esta investigación asegura que el agua tiene ese mismo efecto en todas las personas de distintas edades y razas; por lo cual, su consumo debe ser tomado con mayor consideración.

Las frutas y verduras ricas en agua son alimentos de consumo rápido que hidratan el cuerpo, energizan y proveen una sensación de satisfacción por un largo periodo de tiempo. Además, son fáciles de consumir en pequeñas porciones, ya sea como bocadillos o como comida principal del día.

Un grupo de investigadores estadounidenses descubrió que las personas que comen huevos revueltos en el desayuno se sienten satisfechos por más tiempo en el día. Asimismo, encontraron que los huevos son ricos en proteínas y son “supresores naturales del apetito”.

Científicos de la Universidad Indiana’s Purdue y la Universidad Bastyr comprobaron que incorporar frijoles y legumbres en la dieta ayuda a perder peso con mayor rapidez. Por otra parte, un grupo de investigadores australianos revelaron que el consumo de los mismos ayuda a que uno se sienta lleno y reduzca su apetito.

El aguacate contiene grasas que benefician al cuerpo y además es una fuente rica en fibra y vitaminas. Un grupo de estudiosos de la Facultad de Medicina Albert Einstein de la Universidad Yeshiva en Nueva York, descubrieron que el aguacate contiene ácido oleico, el cual activa el área del cerebro que incrementa la sensación de satisfacción y llenura.

Según un estudio publicado en la European Journal of Clinical Nutrition, las personas que agregan 42 gramos de almendras en su dieta diaria, reducen su apetito son una buena opción para un bocadillo rápido “especialmente para aquellos preocupados por el peso”, dice Richard Mattes, profesor de ciencias de la nutrición en la Universidad de Purdue.

Un estudio publicado en la revista Nutrition, Metabolism & Cardiovascular Diseases, indicó que las personas que incluyen yogurt griego en su consumo diario tenían el 38% de probabilidades de no convertirse en obesos en los siguientes seis años. Además, confirmaron que el yogurt griego contiene calcio y probióticos.

No todo el chocolate es dañino para el cuerpo; de hecho, se ha comprobado que el chocolate negro contiene un alto porcentaje de cacao, ayuda a la digestión y proporciona una sensación de llenura. Además, restringe la producción de la hormona que estimula el hambre; por lo cual, ayuda a reducir el apetito.

Las palomitas de maíz son una gran fuente de fibra; sin embargo, no todas ellas son saludables. Las que tienen mantequilla, azúcar, o son para preparar en el microondas, son perjudiciales para la salud. De hecho, los científicos las han relacionado con la infertilidad, aumento de peso y problemas de aprendizaje. No obstante, las palomitas de maíz hechas en casa con ingredientes naturales son un bocadillo saludable que proporciona un sentimiento de satisfacción.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Solo Dios basta!

“Tres veces le he pedido a Dios que me quite este sufrimiento, pero Dios me ha contestado: Mi amor es todo lo que necesitas. Mi poder se muestra en la debilidad. Por eso, prefiero sentirme orgulloso de mi debilidad, para que el poder de Cristo se muestre en mí.” 2 Corintios 12:8-10 (TLA)

Una amiga tiene una enfermedad que le impide subir de peso y además para su tratamiento debe tomar medicación de por vida. Estas medicinas en muchos casos terminan debilitándola aún más. En este estado de quebrantamiento en su salud ella pudo reconocer que esta circunstancia, lejos de debilitarla, la hacía cada vez más fuerte, porque esto permitió que se aferrara más fuerte de la mano de Dios. Por lo tanto y al igual que ella, podemos afirmar que en Dios somos fuertes, todo lo que necesitamos es su amor, para enfrentar cada circunstancia difícil de la vida. Solo Dios basta.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Ejercicios para los que trabajan en oficinas

Hay trabajos u oficios que requieren que uno esté sentado la mayor parte del día. Alguien que labora ocho horas diarias, que después se va a casa en auto o bus, llega a mirar la televisión o comer y luego dormir, no está haciendo ningún tipo de ejercicio físico. Esta mala rutina de vida tiene consecuencias a corto y largo plazo. De hecho, el término “síndrome de oficina” ya se está haciendo popular.

Según el hospital BNH Spine Centre, el síndrome de oficina “por lo general se encuentra en los trabajadores de oficina que pasan muchas horas frente a una computadora o pantallas pequeñas. Esto puede causar dolores de cabeza, dolor en los hombros y espalda, dedos y brazos entumecidos, visión débil, y ojos secos. Para remediar esta situación, uno debe poner en práctica algunos ejercicios que son sencillos y efectivos:

Un ejercicio práctico es desviar la atención de la pantalla de la computadora a cada 30 minutos y fijar la vista en diferentes direcciones. Asimismo, se debe tomar algunos minutos para respirar profundamente: inhalar y mantener la respiración por unos segundos y luego expirar lentamente por la boca. Estos ejercicios hacen que ingrese mayor cantidad de oxígeno al cerebro, el cual incrementa la concentración y el funcionamiento cerebral.

También se debe levantar el codo hacia los costados de 5 a 10 veces por cada brazo, y luego, estirar los brazos y moverlos de atrás hacia adelante. Esto aliviará el dolor que causa estar en una sola posición durante todo el día. A esto se le debe sumar el movimiento del cuello hacia los costados de 10 a 15 veces.

Para finalizar, se debe procurar estar en movimiento la mayor cantidad posible. Por ejemplo, se puede implementar el uso de un escritorio que se pueda regular para cuando uno está parado o sentado. Otra manera es ponerse de pie a cada hora y estirar todo el cuerpo. También se debe cambiar de posición a cada 10 minutos y flexionar las rodillas 10 veces cada una. De igual forma, es importante tener una postura recta cuando se está sentado, y de esta manera, cuidar al cuerpo mientras se trabaja.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Estoy enfermo, ¿por qué Dios no me sana?

“Estoy enfermo. Le he pedido a Dios me sane, pero aún así no veo respuesta ¿Por qué?”

Ante todo, debemos entender que las enfermedades tienen diversos orígenes. Algunas son hereditarias, otras se adquieren por contagio, otras se producen por el descuido y el exceso que la misma persona comete. Por ejemplo, si uno come algo que sabe que le hará daño, es lógico que después tenga algún malestar estomacal. Cuando uno entiende el origen de la enfermedad, se puede tener una mejor perspectiva de ella.

A nadie le gusta sufrir dolor ni malestar. Todos queremos tener salud completa para realizar nuestras actividades con normalidad y sin interrupciones. Es por eso que oramos y pedimos a Dios para que elimine la enfermedad de nuestras vidas y nos dé bienestar. Sin embargo, hay momentos en los que parece como si Dios no quiere ayudarnos.

En la Biblia hay diversos versículos que ofrecen paz y esperanza a los que buscan sanidad, y a veces nos aferramos a ellas y esperamos que se apliquen a nuestra vida. Aún cuando ponemos toda nuestra fe y confianza en que Dios así lo hará, es como si nuestras oraciones se quedaran en el techo de nuestras casas y nunca llegaran a sus oídos. Esto puede llevar al desánimo y a la amargura; no obstante, hay algo que estamos olvidando.

No hay nadie más sabio y poderoso que Dios. Sus planes son mayores que los nuestros, y aunque no los entendamos, debemos ser pacientes y aceptar su voluntad. 2 Corintios 12:9 (TLA) dice: “«Mi amor es todo lo que necesitas. Mi poder se muestra en la debilidad.» Por eso, prefiero sentirme orgulloso de mi debilidad, para que el poder de Cristo se muestre en mí.” Si a Dios le place, obtendremos sanidad porque de esa manera estaremos cumpliendo con un propósito. Pero si no somos sanados, entonces es porque Él también tiene otros planes mayores para nuestra vida.

Dios no se olvida de nadie tan solo porque sufre de algún mal. Con enfermedad o sin ella, Dios tiene un propósito especial para cada uno de nosotros. Lo que podemos hacer es confesar nuestros pecados (Santiago 5:15-16), orar para alcanzar misericordia y gracia (Hebreos 4:16), pedir por paciencia y fe para comprender el plan de Dios (Romanos 8:28) y ser agradecidos (1 Tesalonicenses 5:18). Recordemos que Dios nos ama y siempre quiere lo mejor; es mejor confiar en sus planes que en los nuestros.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Revive tu sueño

“a los pobres les devuelve la esperanza…” Job 5:16 (TLA)

Ante las circunstancias duras de la vida, tales como problemas familiares, de salud o hasta de un país, uno pudiera llegar a sentir que ya no hay esperanza. Pero Dios en Su Palabra nos repite 365 veces “no temas”. Pudiéramos decir que hay un “no temas” para cada día del año. Por lo tanto y más allá de las duras circunstancias, abandona el temor, sigue luchando y recuerda que Dios tiene planes de bien para tu vida. Él puede convertir las dificultades en oportunidades para que obtengas una doble bendición. Solo cree, Dios tiene planes de bienes para tu vida y puede convertir las dificultades en oportunidad para una doble bendición.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Sabes qué son los prebióticos y los probióticos?

Los prebióticos NO son microorganismos vivos. Los probióticos si lo son.

Los prebióticos sirven de estímulo para el crecimiento de los probióticos en nuestro organismo para así poder formar la flora intestinal.

Los probióticos son microorganismos vivos que cuando se ingieren en cantidades adecuadas, pueden ser muy beneficiosos para la salud de quien los consume, pues son bacterias o levaduras que se pueden conseguir en diferentes alimentos, como medicamentos o suplementos dietéticos. Los más usados son el lactobacillus y el bifidobacterium que se usan también para conservar alimentos mediante la fermentación, como es el caso del yogurt.

Los alimentos que contienen probióticos aparte del yogurt, son el kefir, el chucrut que es una col fermentada. Dato importantísimo: el chocolate negro no contiene probióticos, pero es un vehículo MUY efectivo para ayudar a sobrevivir a los probióticos y los protege de los Ph del tracto digestivo, facilitando así su llegada al colon. Las microalgas, sopa de miso, pepinos encurtidos y el te kombucha también contienen estas bacterias de manera natural.

Los prebióticos son compuestos que el organismo no puede digerir y tiene un efecto fisiológico en el intestino estimulando el crecimiento y la actividad de las bacterias o probióticos. Se componen de una fibra especial que nuestro organismo no puede digerir, pero se fermentan en el tracto digestivo y esas bacterias se alimentan de ello.

Los alimentos con prebióticos son las alcachofas, achicoria, espárragos. El banano o cambur, la papa dulce, la cebolla el puerro o ajo porro y el mismo ajo contienen este tipo de fibra. Y por último la avena y la cebada son ricos en fibra también.

Ambos, prebióticos y probióticos contribuyen con una buena digestión y ayudan a sacar provecho de los alimentos que consumimos. Por tanto es importante incluir este tipo de fibra y alimentos ricos en ellos para nuestra salud.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Manejar ebrio = manejar deshidratado?

Los accidentes automovilísticos son, lamentablemente, una noticia muy común en la mayoría de países. La mala conducción de algunas personas causan destrozos de propiedades y muchas veces terminan con la vida de alguien. Estos accidentes son causados en su mayoría por personas que están bajo los efectos del alcohol o las drogas; sin embargo, un estudio sugiere que el consumo de agua tiene una influencia significante.

Investigadores de la Universidad Loughborough de Reino Unido hicieron un experimento con conductores de autos. Los participantes fueron sometidos a una prueba realizada en un simulador de conducción basado en un laboratorio. En dicho estudio descubrieron que las personas normalmente hidratadas tuvieron 47 incidentes al conducir, mientras que aquellos que estaban deshidratados tuvieron 101 incidentes. Esta cifra es similar a los accidentes causados por una persona ebria al conducir.

El profesor Ron Maughan, Profesor Emérito de Nutrición del Deporte y Ejercicio en la Universidad de Loughborough y Presidente del Consejo de Asesoramiento Científico del Instituto Europeo de Hidratación lideró el estudio, y aseguró que:

“Los niveles de errores de control que encontramos son de una magnitud similar a los encontrados en las personas con un contenido de alcohol en la sangre de 0,08%, el actual límite legal de conducir del Reino Unido. En otras palabras los conductores que no están bien hidratados hacen el mismo número de errores que las personas que están por encima del límite de alcoholemia al volante.”

Por otra parte, la directora del Instituto Europeo de Hidratación (EHI), Jane Holdsworth, dijo: “La evidencia anecdótica sugiere que muchos conductores evitan beber en largos viajes para minimizar las paradas en el baño, pero sabemos que incluso una hidratación leve puede causar síntomas como dolor de cabeza, cansancio y letargo.” Tras este estudio, los expertos recomiendan que todas aquellas personas que conducen cualquier tipo de transporte, consideren seriamente su hidratación como parte de las precauciones que se debe tomar al conducir. Esto ayudará a salvaguardar su propia seguridad y la de los demás.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

La importancia del lavado de manos

En la antigüedad, la importancia del lavado de manos no tenía tanta relevancia como ahora, la cual se debió a la falta de investigación en el tema. Sin embargo, en la actualidad, los expertos califican al lavado de manos como algo necesario en la vida de cada persona. De hecho, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos aseguran que “el lavado de manos es como una vacuna «hágalo usted mismo»”

¿Por qué lavarnos las manos?

Muchas enfermedades y afecciones se propagan por medio de las manos, debido a que son las partes del cuerpo que están en mayor contacto con las demás personas. Numerosos estudios han demostrado que las manos transmiten y reciben millones de microbios, los cuales hacen que uno esté expuesto a enfermarse. Sin embargo, para evitar esta situación, uno debe de lavarse las manos con frecuencia con jabón durante diez segundos como mínimo.

¿Cuándo debemos lavarnos las manos?
  • Antes, durante, y después de la preparación de comida.
  • Antes de comer.
  • Antes y después de cuidar a un enfermo.
  • Antes y después de tratar un corte o herida.
  • Después de haber tocado dinero.
  • Después de ir al baño.
  • Después de cambiar los pañales a un niño, o a un niño que ha utilizado el baño.
  • Después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
  • Después de tocar a un animal, alimentarlo o limpiar sus desechos.
  • Después de manipular alimento para mascotas.
  • Después de tocar la basura.
¿Agua caliente o fría?

Un estudio de la Universidad Rutgers publicado en Journal of Food Protection, comprobó que la temperatura del agua no influencia la efectividad del lavado de manos. “Este estudio nos muestra que la temperatura del agua utilizada no importa”, afirma Donald Schaffner, distinguido profesor y especialista en extensión en ciencias de la alimentación, “este estudio puede tener implicaciones significativas para la energía del agua, ya que el uso de agua fría ahorra más energía que el agua tibia o caliente.”

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡La soledad agrava las enfermedades!

A menudo las enfermedades tienen mucha relación con el estado de ánimo del paciente; por ejemplo, es un hecho conocido que el 60% de las enfermedades humanas son causadas por el estrés. Recientes investigaciones han demostrado que la soledad también es un factor importante.

Un estudio dirigido por el psicólogo Chris Fagunders y Angie LeRoy, reveló que la calidad de relaciones interpersonales afecta a la de salud de una persona. “La soledad pone a las personas en riesgo de mortalidad prematura y a todo tipo de otras enfermedades físicas”, afirma LeRoy. Los investigadores señalan que no importa la cantidad de amistades o familiares se tenga, sino la fortaleza del vínculo. Asimismo descubrieron que “diferentes factores psicosociales como sentirse rechazado o sentirse marginado o no tener fuertes lazos sociales con otras personas hacen que la gente se sienta peor física, mental y emocionalmente.”

El efecto de la soledad fue particularmente estudiado en las personas con resfriados. Aquellas que se sentían solas tenían síntomas más graves que aquellos que tenían una buena relación con otras personas. Después de esta investigación, los estudiosos recomiendan a los médicos y pacientes tener en cuenta los factores psicológicos al momento de hacer una evaluación de salud. Además, aconsejan que las personas se dediquen a construir relaciones personales sanas y fuertes para enfrentar mejor, no solo las enfermedades, sino también las diversas situaciones de su vida.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend