Andrés,

Estoy a punto de dar a luz a mi primer bebé y no sé si continuar trabajando o quedarme en casa ya que se me iría como un 40% de mi sueldo en guardería. ¿Cuál es tu opinión?

Sandra,
Des Moines, IA

Hola Sandra,

Esta pregunta es como una moneda, tiene dos caras: una financiera y otra moral. Es como si me preguntaras si le compras a tu hijo ropa o juguetes. Ambos son necesarios en la vida de un niño, pero la decisión está marcada por prioridades. Por un lado, está la seguridad financiera de tu hijo y, por el otro, su necesidad emocional. Quedarte en casa con tu hijo es un lujo que no todos se pueden dar. La mayoría de las veces no es porque no ganen suficiente, sino porque han comprometido mucho de su sueldo en deudas, tratando de sostener un nivel de vida que requiere de los dos sueldos para sobrevivir.

Si están en aprietos económicos, te recomiendo que continúes trabajando porque las cosas se ponen muy feas cuando cortas un ingreso que todavía es necesario. Aunque se te vaya el 40% de tu sueldo en guardería, siguen teniendo ese otro 60% para cubrir gastos. Si tu meta es quedarte en casa, entonces usen el tiempo que les queda antes de que se termine tu descanso por maternidad para hacer todos los recortes necesarios y eliminar de una manera superacelerada todas sus deudas, excepto la casa. Si tienen un carro que no pueden pagar por completo de aquí al día del parto, les recomiendo que lo vendan. La meta sería que puedan cuadrar un presupuesto con el ingreso de tu marido únicamente. A la hora de hacer el presupuesto, recuerda incluir al nuevo miembro de la familia y sus necesidades.  Desde pañales, la leche y la ropa hasta las visitas al médico y vacunas, si no lo cubre tu seguro. Lo anterior es la parte financiera.

Te interesa:  Pregúntale a Andrés - ¿Debería firmar mi hermano por mí?

La otra parte, la parte emocional, más que una recomendación es mi opinión y experiencia personal. Cuando pongo en la balanza estar con tu bebé y mantener tu nivel de vida, para mí, la balanza se carga para el lado del bebé. Ya que mi esposa y yo tomamos la decisión de que ella se quedara en casa con el bebé, sé que es una de las mejores decisiones que hemos tomado, aunque en ese tiempo fue necesario reducir nuestro nivel de vida. El bebé solo será pequeño unos cuantos años y ya después entran a la escuela y puedes volver a trabajar, pero ese tiempo no lo tendrás nunca más. Yo soy una persona de fe y realmente creo que Dios bendice cuando uno escoge familia sobre lujos; y creo que esa bendición se puede manifestar de muchas maneras, desde un incremento de ingresos para tu marido (como sucedió conmigo y con muchas otras familias a quienes he aconsejado), hasta la multiplicación de los recursos. He visto cómo, de repente, todo alcanza y sobra cuando uno escoge el lado de la familia.

Lo bonito de esto es que, si se ponen en una condición económica para lograr esto y cambian de parecer, en seis meses o un año puedes volver a trabajar; pero si no lo haces, creo que siempre tendrás ese sentimiento de culpa por no haber estado con tu baby.

Andrés.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta