“Has sido constante, y has sufrido mucho por mi causa, sin cansarte. Pero tengo una cosa contra ti: que ya no tienes el mismo amor que al principio”. Apocalipsis 2:3-4  (NVI)

Dios conoce tu esfuerzo, dedicación y el arduo trabajo que has realizado sin cansarte. Las múltiples tareas que realizamos cada día hace que muchas cosas solo las hagamos por cumplir, perdiendo así el ingrediente principal que es el amor. Si esto ha sucedido en tu vida, hoy te animo a que vuelvas a poner el componente que le da vida a todo lo que haces. La Biblia nos enseña que podemos hacer muchas cosas sumamente grandiosas pero que nada tendría sentido si no tenemos amor.

Por Miguel Ángel Veizaga

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta