“En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor”. 1 Juan 4:18

El temor es aquello que sentimos cuando consideramos que algo perjudicial o negativo pudiera ocurrir Esto sucede cuando nos sentimos amenazados por algo o alguien lo cual puede llevarnos a vivir preocupados perdiendo el gozo y la paz. La falta de amor hace que el corazón se llene de miedo; deja que Dios derrame sobre tu vida su perfecto amor. Esto hará que vivas con una mayor confianza perfeccionado en amor. ¡No temas!

Por Miguel Ángel Veizaga

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta