¿Alguna vez has enfrentado una situación inesperada y te congelaste por unos segundos?

Cuando estamos frente a situaciones nuevas, en nuestro cerebro ocurre algo inusual. La amígdala envía la señales al lóbulo frontal, quien es la encargada de la resolución de problemas, y este proceso le toma el doble de tiempo de lo normal pues es una experiencia nueva de la cual el cerebro no tiene registro. Esto resulta en una señal de pánico enviada a todo el cuerpo, el cual no sabe cómo reaccionar. Es por ello que se cometen muchos errores o aciertos al reaccionar por miedo. Sin embargo, hay una manera de minimizar el tiempo de reacción del cuerpo ante cualquier situación y superar el miedo. Éstos son algunos consejos útiles que puedes seguir:

1. Fija metas pequeñas:

En vez de fijarte en culminar un suceso en su totalidad, hazlo fijándote metas cortas y alcanzables. De esta manera no te sentirás frustrado ni con mayor temor al no ver progreso. Recuerda que se termina una carrera cuando se da paso tras paso.

Te interesa:  ¡Comenzaré por el principio!
2. Imagina el acontecimiento:

Si vas a afrontar una situación desconocida, visualiza que lo estás haciendo una y otra vez. Así estarás acostumbrando a tu cerebro a la acción y te sentirás más relajado cuando aquello ocurra.

3. Dedícate palabras positivas:

Las personas suelen tener pensamientos negativos cuando enfrentan situaciones difíciles, pero el hablar con uno mismo y decirse palabras de aliento es una excelente manera para mantenerse motivado. Practica este consejo y sé optimista en todo momento.

4. Controla tu respiración:

El cuerpo reacciona de mala manera cuando la respiración es agitada; por lo tanto, modera tu respiración y mantén la calma. Esto te ayudará a concentrarte y relajará tus músculos, de tal modo podrás salir victorioso de cualquier situación.

5. Ora:

Dios está en todo lugar y siempre dispuesto a escucharte. Él promete darnos paz y echar fuera el temor, de modo que si hablas con Él, el temor no tendrá espacio en tu mente ni corazón (Juan 14:27).

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta