Los estereotipos son cosas que muchos criticamos, y detestamos, pero aun así usamos. Aunque nos queramos escapar, nos ayuda la televisión, los medios,  los comentarios de nuestros amigos y las miradas de los extraños.

Por ejemplo cuando definimos algo como “lindo” o “feo”, como “inteligente” o “tonto” etc, cualquier adjetivo que usemos para describir a una persona estará impregnado de un estereotipo y de nuestros “Juicios previos” sobre él o ella, o la situación.

Hay una película, que muestra una pareja nueva, de una mujer con pelo negro, piel blanca y exitosa en el trabajo y un hombre exitoso, gracioso, divertido, capaz, rico, y de baja estatura.

¡Si! Mi sorpresa fue la misma, ¿Por qué tenía que ser enano? Se pregunta la audiencia, a la que se le permite presenciar la lucha de enamorarte de alguien al cual no puedes aceptar.

En este caso el director pensó en un enano, una persona de menor estatura, para que nos ayude a darnos cuenta como todos tenemos estereotipos y todos tenemos algo que otros podrían señalar. La única diferencia es que en este caso se ve más.

Te interesa:  Perro mundo

Pero eso no nos hace exentos. Todos, y cuando digo todos me incluyo a mi y a ti, tenemos esas cosas que otros pueden señalar.

Mi oracion es que la vida no nos encuentre eligiendo nuestros amigos, nuestros líderes, nuestros novios o novias, por seguir un estereotipo. Date el  tiempo y la posibilidad de conocer a la gente, y que ellos te conozcan a ti.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta