La educación que los padres brindan a sus hijos repercute en la manera en que ellos guían sus vidas y la forma en que criarán a sus futuros descendientes. Las palabras que se les dice causa un gran impacto en ellos; es por eso que se debe evitar la repetición de frases negativas. La psicóloga PhD Erica Reischer, afirma que “Usar la vergüenza, la culpa o el miedo eventualmente se volverá contraproducente porque estas estrategias no se enfocan en el problema real (comportamiento) e implican, en cambio, que su hijo es el problema.”

Éstas son algunas frases que los padres no deberían decir a sus hijos:

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta