Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Nuevo estudio reveló que Persia habría ayudado al renacimiento de Jerusalén, tras su destrucción de parte de los babilonios.

Dos sellos antiguos recientemente encontrados son las pruebas de la reconstrucción de Jerusalén después de su destrucción por las fuerzas babilonias hace unos 2,600 años.

Ambos artefactos fueron hallados en una casa quemada a la que las personas habían regresado tras la destrucción de la ciudad. Los arqueólogos creen que ellos indican la restauración de la administración en la ciudad avasallada.

Historia

Jerusalén sobrevivió como la capital del reino de Judea por unos 400 años; hasta que fue capturada alrededor del año 597 a. C. por los babilonios; entonces Nabucodonosor nombró rey a Sedecías.

Sin embargo, este se rebeló contra el gobierno babilonio central y la represalia de Nabucodonosor fue brutal. Se dice que asesinó a todos sus descendientes, les sacó los ojos y que los babilonios; y bajo el mando de su rey, capturaron a las élites judías y quemaron Jerusalén y su templo en el año 586 a.C. aproximadamente. El malestar no cesó y probablemente por miedo a más demostraciones de ira babilonia, los demás residentes huyeron.

Entonces los persas ascendieron y tomaron la región. En algún momento de su historia, el gran rey Ciro liberó a los judíos, los dejó regresar a sus hogares y reconstruyó su templo.

La evidencia de que Persia ayudó al renacimiento de Jerusalén

Hasta ahora esto solo estaba escrito y no había pruebas científicas, a pesar de que Jerusalén lleva unos 150 años siendo excavada e investigada arqueológicamente. Sin embargo, se acaban de encontrar dos pequeños artefactos; un sello babilonio y otro local que parecen ser exactamente eso: pruebas de la ciudad resurgiendo de sus ruinas en los tiempos de Esdras y Nehemías, cuyos libros bíblicos describen los favores de Ciro.

Así dice Ciro, rey de Persia: “El Señor, el Dios de los cielos, me ha dado todos los reinos de la tierra, y Él me ha designado para que le edifique una casa en Jerusalén, que está en Judá. El que de entre todos ustedes pertenezca a Su pueblo, sea su Dios con él. Que suba a Jerusalén, que está en Judá, y edifique la casa del Señor, Dios de Israel; Él es el Dios que está en Jerusalén”.

Esdras 1:2-3 (RVR1960)

Los dos artefactos se encontraron intactos, debían haber pasado así unos 2.600 años, según dicen los arqueólogos de la Autoridad Arqueológica de Israel. Los hallaron dentro de las ruinas carbonizadas de un edificio de la época de la destrucción por los babilonios en la Ciudad de David, al sur del monte del Templo. La probabilidad de que daten del período persa es alta, dicen los investigadores.

Los sellos se usaron durante miles de años para marcar y sellar literalmente documentos o contenedores; desde cartas hasta recipientes de cerámica que contenían vino o productos agrícolas recolectados como impuestos, por ejemplo. Su propósito era mostrarle al destinatario que el documento o frasco había permanecido sellado en ruta hacia su destino.

Para más información, visite: www.fuentelatina.org


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta