Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

“Últimamente los días y las noches se parecen demasiado. Si algo aprendí en esta ciudad es que no hay garantías, nadie te regala nada. Todo podía terminar terriblemente mal… Pero este caso había que resolverlo”.

Con esas palabras comienza la canción “Crimen” de  Gustavo Cerati, un gran músico, argentino de nacimiento pero en la música no existen las fronteras.

El jueves 4 de Septiembre es un día que vamos a recordar todos los que disfrutamos de su música. A los 55 años de edad fallece este GENIO y  tal vez no sepas quién era, pero hay muchos, como yo, que crecimos escuchando su arte.

Hace 4 años atrás llegó la triste noticia. El ex líder de la banda Soda Stereo sufrió un accidente cerebro vascular (ACV) en la ciudad de Caracas, Venezuela; quedando así en coma, con la incertidumbre de si volvería a despertar o no, ya que se le diagnosticó muerte cerebral. Se sabe que desde ese instante, su madre fue quien se encargó de los cuidados de Gustavo,  con amor y el sufrimiento de no poder hacer mucho más que pedirle un milagro a Dios.

Mentiría si te dijera que fui seguidor de su carrera, aunque de una forma u otra, sus canciones llegaban a mis oídos; cuando era chico, por mis hermanas, de adolescente en la escuela, de novio, porque le dediqué una de sus canciones a quien hoy es mi esposa y aparte porque cuando un artista de gran calibre sobresale, es casi imposible pasarlo por alto.

Ni bien supe sobre su muerte, revisando las redes sociales, me encuentro comentarios diversos, de sus fans, de periodistas y colegas. Entre cada mensaje me llamó la atención el de Pablo Olivares que decía “Como te amé querido Gustavo. Dios bendiga a toda la familia Cerati. Y no pierdan la fe que papá Dios nos busca y espera a todos”.

Yo estaba a punto de comenzar mi programa de radio y la productora sugirió que si quería conversar con alguien sobre el tema, el indicado seria Pablo, que se inició en la música por admiración a Soda Stereo. De inmediato pusimos manos a la obra y logramos la esperada comunicación.

En la que Olivares nos contó sus sentimientos encontrados, tristeza con una dosis alta de alegría, sus coincidencias en el estudio de grabación  y hasta la entrevista que le hizo a la mamá de Cerati .  Aclarando lo de alta dosis de alegría, me quedé pensando, ya que Pablo hizo referencia a que nuestro Dios, es un Dios de amor y que El maneja sus tiempos. Y que en estos 4 años esperaba que el ex Soda haya resuelto su situación con Dios, también contó lo mucho que se había orado por su vida, la fe de esa madre, y cerró diciendo que espera encontrárselo en el cielo.

Y la verdad es que meditando en lo que conversábamos con Pablo, aunque últimamente los días de Cerati  se hayan parecido a las noches, con todo el corazón espero que haya resuelto su caso.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta