Please log in or register to like posts.
Blog

Busco en las Biblias clásicas en español la palabra valores. El buscador me dice: “Cero resultados para “valores” (en toda la Biblia)

Hago lo mismo con la palabra principios y los resultados – todos – sólo se refieren a este vocablo como sinónimo de comienzo o comienzos (en toda la Biblia)

Tenía un viejo profesor en la universidad en Suiza (sí, me he referido a él varias veces aquí) que solía decirnos que cuando empezamos a usar el lenguaje de la cultura predominante y el lenguaje de los medios ya tenemos perdida la mitad o más de la guerra conceptual.

Me llama la atención cómo tan fácilmente los cristianos, sin darse cuenta alguna, usan el lenguaje instalado políticamente para tratar asuntos fundamentales relacionados con la verdad bíblica que se supone que defienden.

Son muchas las veces que escuchamos predicaciones y entrevistas o leemos artículos sobre gente cristiana que promueve y defiende los principios y valores cristianos. No se han dado cuenta (porque no pueden según mi experiencia) que están usando palabras inexistentes en Biblia, porque son inventos de la modernidad para evitar el uso castizo y potente de la palabra verdad, que aparece 407 veces en el texto.

Para referirse a lo que Dios dice sobre su pensamiento, la Biblia usa palabras como verdad, precepto, juicio, ley, camino, estatuto, mandamiento. Dios nunca habla de “Sus valores” o “Sus principios”.

La palabra principios tiene una cierta fortaleza mayor que valores porque hace referencia a algo que sucede siempre; pero salió de la ciencia, no de la palabra de Dios. Valores es completamente relativa; no apunta a algo único. Es una palabra suave, blanda, adaptable. Imagínense lo aterrador que es oír a un cristiano hablando de los valores éticos y morales, una frase completamente alineada con la relatividad reinante. De nuevo, no hay ninguno de esos vocablos en la Biblia.

Alguien de la amable audiencia quizá pensará que peco de quisquilloso o purista. “Al fin y al cabo uno sabe lo que cree”, dirá. Pero no sé si la mayoría de la gente que proclama su cristianismo sabe exactamente lo que cree y por qué lo cree, más allá de la experiencia y de las emociones. De otro modo no se puede uno explicar por qué a veces hay tanta coincidencia entre los contenidos cristianos y el lenguaje de la cultura.

Debe ser porque hace tiempo que estamos usando el diccionario oficial de las palabras.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Reactions

Deja un comentario