Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Cuestiones inconclusas, ideas a medio hacer en cuadernos viejos o en un archivo digital con ingenuidades de principiante. En ese astroso talego encontré unas cosas patinadas por el tiempo y con un olor parecido al perfume de Flaño. Aquí las consigno, aunque nada más las vean tres seguidores o alguien diga con evidente despiste, “Qué poco espiritual…”

————————————————————–

¿Qué hace la soledad cuando se siente sola?

¿Cómo se llama el maquinista del viento?

Uno tiene miedo de creer en los otros, de entrar en su mundo, de tropezarse con ellos, de caer en sus brazos y aprender a amar…

Le embargaba la urgente tentación de huir, de seguir pretendiendo que esa habitación sólo existía en su imaginación. Pero era el tiempo de volver a entrar y enfrentar lo que fuera que hubiera allí escondido.

“Dejad a los poetas venir a mi y no se lo impidáis.”

…Pero ellos siguen caminando. Sólo se detienen para recoger a los que van encontrando en las puertas laterales y acompañar sus latidos angustiados.

Hay que nacer, hermano. Hay que parir idea, palabra, acción. Hay que reventar cadena y atadura. Hay que rehacer. Hay liberar. Hay que gritar.

Las palabras son picotas y palas que construyen caminos y puentes

Atraen mi atención las voces, todas las voces y los rostros de los años en que nada es verdad y las pequeñas cosas resultan penas.

Palabras, palabras tan queridas, déjenme en el alma sus murmullos infinitos, dispongan de mí como les parezca, vengan a visitarme en esta noche con una taza de té y una vela, con una pena antigua por allí escondida y por qué no, también con alguna cosa buena.

Poesía amiga, visítame otra vez con tus emociones dilatadas, con tus sugestiones tan íntimas. Poesía compañera, te quiero!

Salgamos a mortificar a las tinieblas usurpadoras, salgamos para hacer una ronda universal de pensamientos pequeñitos, como rosarios multicolores, como auroras boreales, como tardes incendiadas entre los álamos.

Ved… un libro, un arte de ser, volcado en la superficie de las planas ordenadas. Para invitar. Para incitar. Para provocar.

Estallan en fronteras invisibles nuevos mundos, se dispara la imaginación más allá de las paredes, creando universos paralelos, territorios para la vida que no reconoce límites, lugares remotos donde todos los sueños son posibles, donde la realidad se somete a la libertad, sin tiempo, sin razones, sin pausas…

(Publicado en junio de 2012)

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta