Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

El titular expresa lo que muchos están repitiendo sin cesar. Nadie entiende por qué están pasando tantos eventos terribles tan seguidos. Estos acontecimientos han hecho a muchos dudar. Otros simplemente piensan que ya Dios tiró la toalla con nosotros, que ya no quiere protegernos, pero por favor, veamos los sucesos desde la perspectiva de quienes creemos en Jesús. Porque si estás teniendo esas dudas y haciendo esas preguntas, ¡no estás creyendo en Él!

La Biblia fue la guía que nos dejó Dios; y los que creemos, sabemos que este mundo y lo que vivimos aquí, es pasajero, es como un suspiro al lado de la ETERNIDAD que Él nos prometió. Los que tenemos fe sabemos que no importa cuánto acontezca en este mundo, al partir de aquí estaremos a Su lado y viviremos eternamente, y volveremos aquí pero en Su reino sobre la tierra.

Si no me estoy explicando lo suficientemente claro, recuerda que la Biblia es la Palabra de Dios y ya en ella Él nos había advertido que todas estas cosas pasarían. Puedes decirle a tu Pastor que quieres un estudio acerca del Apocalipsis en la Biblia, pues ahí está lo que va a ocurrir cuando Jesús regrese.

En Mateo 24:4-8 leemos: “No dejen que nadie los engañe,  porque muchos vendrán en mi nombre y afirmarán: “Yo soy el Mesías”, y engañarán a muchos.  Oirán de guerras y de amenazas de guerras, pero no se dejen llevar por el pánico. Es verdad, esas cosas deben suceder, pero el fin no vendrá inmediatamente después.  Una nación entrará en guerra con otra, y un reino con otro reino. Habrá hambres y terremotos en muchas partes del mundo.  Sin embargo, todo eso es solo el comienzo de los dolores del parto, luego vendrán más”.

Allí encontramos explicación a muchas de las cosas que están pasando.

Y también en Lucas 17:26-26-37: »Cuando el Hijo del Hombre regrese, será como en los días de Noé. En esos días, la gente disfrutaba de banquetes, fiestas y casamientos, hasta el momento en que Noé entró en su barco y llegó el diluvio y los destruyó a todos. »El mundo será como en los días de Lot, cuando las personas se ocupaban de sus quehaceres diarios —comían y bebían, compraban y vendían, cultivaban y edificaban hasta la mañana en que Lot salió de Sodoma. Entonces llovió del cielo fuego y azufre ardiente, y destruyó a todos. Sí, será “todo como siempre” hasta el día en que se manifieste el Hijo del Hombre.  Ese día, la persona que esté en la azotea no baje a la casa para empacar. La persona que esté en el campo no regrese a su casa.  ¡Recuerden lo que le pasó a la esposa de Lot!  Si se aferran a su vida, la perderán; pero si dejan de aferrarse a su vida, la salvarán. Esa noche, dos personas estarán durmiendo en una misma cama; una será llevada y la otra, dejada.  Dos mujeres estarán moliendo harina juntas en un molino; una será llevada, la otra será dejada”. Los discípulos le preguntaron: ¿Dónde sucederá eso, Señor? Jesús les contestó: Así como los buitres, cuando se juntan, indican que hay un cadáver cerca, de la misma manera, esas señales revelan que el fin está cerca.

Es difícil tener palabras de consuelo para las familias de las personas envueltas en las tragedias. Pero más que palabras, ellos lo que necesitan es amor, apoyo, y si, por supuesto los va a ayudar el que les digamos que tienen un Dios que los ama infinitamente y que nos prometió vida eterna a Su lado. Podemos contarles la esperanza que nosotros tenemos de volvernos a encontrar con nuestros seres queridos en ese lugar maravilloso que Jesús nos prometió, porque sabemos que Él ha cumplido todas Sus promesas. Oremos sin cesar por el mundo, por las personas que quedamos aquí y por que cada día haya más personas que conozcan la maravillosa verdad de Jesús para que entiendan, para que sepan la verdad y no pierdan las esperanzas.

Dios nos ampare y proteja de todo mal.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.