Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Ahora que se nos va el Mundial Brasil 2014 tengo algunas cosas por las cuales reflexionar y tratar de ver en perspectiva…

Sino hubiese sido por el Mundial Brasil 2014 mis redes sociales no hubiesen tenido tanta vida y movimiento, llegue a mas de 150 tuits en menos de un mes y a decenas de status de fb por cada partido y a veces por cada minuto de partido.

Acepto que estuve más emocionada durante los primeros días, comenzando con el partido inicial que fue Brasil-Croacia donde el arbitraje dio mucho de que hablar por lo terrible e imparcial que fue; y me sorprendió muchísimo por ser el partido inicial y como que le dio a uno la sensación de cómo sería el resto del mundial.

Las sorpresas surgían a cada rato con selecciones jóvenes y nuevas que le daban guerra en la cancha a selecciones con mayor experiencia e historia amplia de mundiales pasados, jugadores estrellas, técnicos bien preparados, varios empates en los partidos, todo esto le daba más vida al mundial.

Todo iba bien para mi hasta que mi equipo perdió y fue en el encuentro Uruguay-Italia. Después del partido no me quedo mucha emoción de seguir viendo y participando activamente en las redes sociales. Parte de ello, porque vi a una Italia que solo jugó los últimos 10 minutos del partido, el pésimo arbitraje y por la famosa e inolvidable mordida de Suarez a Chiellini que no fue castigada durante el partido y me pareció un abuso. Después fue que vino el merecido castigo a Suarez y cuando era oficial muchos decían que se le paso la mano a la FIFA, y entonces? Si es castigo, tiene que ser completo, no?

Cuando medio me emocioné de nuevo a apoyar a otra selección, me refiero a Colombia, la cual es vecina de mi país natal Venezuela, veía un equipo súper unido, súper animado, humilde y entusiasmado, pero en los cuartos de final en el partido Brasil-Colombia al ver las injusticias, el juego sucio de parte de Brasil y el mal arbitraje me confirmo una vez más que esto del mundial es puro negocio y del sucio!

Ya en semifinales, no me provoca apoyar a ningún equipo, siento que cada equipo al que apoyo le va mal y de paso no podemos ni imaginar quien ganara después de la goleada monumental que recibió Brasil de parte de Alemania en su propio patio, un 7-1 que dejo a muchos con boquiabiertos y a otros satisfechos ya que había un sentimiento de que Brasil tenía todo arreglado para ganar en su casa.

A pocas horas del segundo partido de semifinal entre Argentina-Holanda, muchos empiezan a hacer sus pronósticos, los Argentinos confían en su selección, otros los desaniman o los tratan de conectar a la tierra dado que Holanda es un equipo intachable… Yo ni quiero pensar, ni imaginar un resultado, veamos que sucede, eso sí, solo espero que sea un partido limpio y justo.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta