Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Asistí hace poco a un encuentro donde frecuentemente se hizo alusión en una pantalla gigante al lema It’s all about Jesus (algo así como Todo es acerca de Jesús o Todo tiene que ver con Jesús). Hubiera querido entonces hacer algunos cuestionamientos pero no hubo lugar.

Esta mañana se me hizo más patente la inquietud sobre lo mismo al comenzar a leer el libro de Daniel. Consideren por un momento a aquellos cuatro muchachos que debieron – a la fuerza – aprender el idioma, la literatura y las ciencias de la primera potencia mundial de entonces y que no sólo superaron en diez veces a sus pares sino se hicieron cargo de los asuntos públicos de la ciudad más poderosa del reino.

Si la Biblia está escrita para ser leída y entendida toda, queda más que claro que Dios tiene que ver no solamente con la salvación de las almas para conducirlas directo al cielo. Es evidente que el Dios Padre, el Dios Hijo y el Dios Espíritu Santo también tienen que ver muchísimo con la política, la economía y la cultura de los pueblos; no sólo mucho que ver sino mucho que hacer a través de sus hijos.

La expresión Todo tiene que ver con Jesús casi siempre hace referencia a su obra salvadora personal, a la consiguiente santificación y preparación de los creyentes para el cielo. No se hace cargo ni expresa relación alguna con las responsabilidades sociales de los creyentes. Jesús queda así reducido a un canal para llegar al cielo.

Por cuanto agradó al Padre que en él (Jesús) habitase toda plenitud, y por medio de él, reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos… (Colosenses 1:19-20). ¿Qué serían todas las cosas que están la tierra? ¿Sólo almas de potenciales salvados por Jesús? ¿No incluirían también los asuntos públicos, las relaciones sociales, el cuidado de la creación? ¿No querría Dios, a través de sus hijas e hijos, reconciliar consigo, en la medida de lo posible, también esas otras cosas?

Es decir, ¿no querrá Dios que entendamos que Jesús tiene que ver con todo?

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta