“No tengas miedo, María; Dios te ha concedido su favor —le dijo el ángel—. Quedarás encinta y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús.” Lucas 1:30-31 | NVI |

Fue una gran sorpresa para Maria recibir la noticia de que pronto se convertiría en madre aún sin haber conocido varón. Quizá un sin fin de pensamientos pasaron por su mente: “no estoy preparada para hacerlo”, ¿Qué dirá José (su prometido) y qué dirán los demás? Muchos temores por enfrentar la esperaban, porque ante todo ello, en su vientre llevaría al Salvador de este mundo. Pero el ángel del Señor le había dicho que tenga calma, porque de todos sus temores Dios se encargaría de resolveros.

¿Cuántas veces Dios nos ha sorprendido con grandes retos por enfrentar en nuestras vidas? ¿Cuántas veces has perdido grandes bendiciones a causa del temor? Hoy quiero animarte a poner todos tus miedos en las manos de Dios. Es posible que por temor pienses que el mal ya te está alcanzando, sin embargo la Biblia dice lo contrario, que el bien y la misericordia nos seguirán todos los días de nuestras vidas y en la casa de Dios habitaremos por mucho tiempo. (Salmo 23:6 Parafraseado). No permitas que el temor detenga los sueños que Dios ha puesto en ti.

Te interesa:  Quiere destruirte

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.