“Dios jamás permitirá que sufras daño alguno. Dios te cuida y nunca duerme” Salmos 121:3

Muchas veces se nos olvida que Dios en todo momento nos cuida, protege y que envía a sus ángeles para librarnos de todo mal. Esta es una hermosa palabra, si te sientes desprotegido, recuerda que no es así, pues Él te dice: “cuido de ti” Descansa en esta promesa.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.