“Así que ahora ustedes tienen tristeza, pero volveré a verlos; entonces se alegrarán, y nadie podrá robarles esa alegría” Juan 16:22 (NTV).

Hay situaciones en la vida que parecen difíciles de afrontar, sentimos dolor, angustia, enojo y a veces lo expresamos con el llanto como una manera de descomprimir tanta tensión acumulada. Pero recuerda que el gozo que Dios nos da, nada ni nadie podrá quitártelo, busca ese gozo que solo Él puede darte y deja que cambie tu lamento en alabanza. Por Judith Quisbert

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.